Diario de Sesiones 94/2021, de fecha 29/9/2021
Punto 8

10L/PNLP-0369 PROPOSICIÓN NO DE LEY, DEL GRUPO PARLAMENTARIO NACIONALISTA CANARIO (CC-PNC-AHI), SOBRE CATÁLOGO DE PRESTACIONES Y SERVICIOS DEL SISTEMA PÚBLICO DE SERVICIOS SOCIALES DE CANARIAS.

El señor PRESIDENTE: Continuamos el orden del día, señorías, con la proposición no de ley, a propuesta del Grupo Parlamentario Nacionalista Canario, sobre catálogo de prestaciones y servicios del sistema público de servicios sociales de Canarias.

Tiene la palabra el Grupo Nacionalista. Señora Valido.

La señora VALIDO GARCÍA: Buenos días de nuevo, señorías.

Antes de empezar quiero dar la bienvenida al colegio de trabajadores sociales de esta provincia, también al colegio de psicología, a la Coordinadora de Acción Social de Canarias, en representación de otros colectivos que hoy no están presentes, porque, como todos ustedes saben, hay limitaciones respecto de las invitaciones por motivos del protocolo COVID. Han decidido que fueran estas tres personas las que representen a la asociación de cuidadores de enfermos o de personas con dependencia, a los colegios de trabajadores sociales y psicología de Las Palmas, a Cermi Canarias, también al colegio -al colegio no, bueno, sí, ya son colegio- de educadores sociales y a otras entidades, que nos hicieron llegar un texto, que no es de Coalición Canaria. Creo que lo comenté con algunas personas, no están votando en contra de una propuesta de Coalición Canaria, están votando en contra de un texto, una propuesta de los profesionales especializados del sector social. ¿Ustedes se imaginan un plan de acción en materia de erupción de un volcán con los vulcanólogos en contra?, ¿verdad que no? Pues lo que nos estamos encontrando en la actualidad es un Catálogo de Servicios y Prestaciones, de la Ley de Servicios Sociales en vigor, aprobada por unanimidad en mayo del 2019, que no aceptan, que no apoyan, que no respaldan los profesionales que cada día trabajan con las personas que son las principales destinatarias de esos servicios y de esas prestaciones, que van a tener que... (Rumores en la sala).

El señor PRESIDENTE: Perdone, señora Valido.

Señorías, por favor, silencio.

La señora VALIDO GARCÍA: ... quienes van a tener que rellenar los documentos, dar fe, firmar, solicitar que se cumpla el derecho que la ley otorga a las personas. Entre otras cosas denuncian que ni siquiera aparecen algunos servicios que ya existen y que incluso son obligatorios por leyes sectoriales. Las leyes sectoriales especializadas otorgan unos derechos, unos servicios, unas prestaciones que en este borrador de catálogo no están. Han pedido una comisión de trabajo para que se atiendan las muchas propuestas y alegaciones que han hecho y que no se han recogido. La respuesta ha sido: lo aprobamos así y luego hay dos años para modificarlo, porque la ley establece que cada dos años se puede revisar.

¿Ustedes creen que se puede aprobar lo que es la columna vertebral de la Ley de Servicios Sociales, la que garantiza el cumplimiento del derecho, sin el apoyo de quienes más saben, sin el apoyo de quienes la van a ejecutar y, además, decirles "no se preocupen, que, como la ley dice que en los siguientes dos años se podrá modificar, luego la cambiamos"? Y hasta que se cambie esa ley, si se cambia, dentro de dos años, ¿ustedes saben los servicios que quedan en el limbo, sin financiación garantizada, los derechos que recoge esa ley que dejan de ser derechos en ese catálogo?

Miren, insisto, el catálogo es el garante del cumplimiento de la ley. Yo antes les decía: concertación social, votación en contra del colegio de trabajadores sociales de ambas provincias; renta ciudadana, Catálogo de Servicios y Prestaciones, columna vertebral. Miren, la concertación social es la que da la estabilidad y la financiación y garantiza la cantidad de servicios que la Administración pública ofrece a la ciudadanía a través del tercer sector. La renta ciudadana era una herramienta nueva, moderna, diferente, palabras de los colegios de trabajadores sociales, y lo que han presentado es una PCI ampliada más difícil de tramitar. Lo dicen los trabajadores sociales, no lo dice Cristina Valido. Pregúntenles a ellos, que lo han dicho públicamente.

La ley, el catálogo, la concertación, la renta... Lo que les pedimos es que paren. Yo me comprometo a no exigirle a usted que tenga el catálogo aprobado en diciembre, lo que le pedimos, lo que pide este texto que han elaborado los que más saben es que se sienten con ellos, que no tengan que acudir a pedir hasta en dos ocasiones al presidente -que bastante tiene ya con lo que tiene- que intervenga porque no ven ninguna posibilidad de resolverlo en la consejería. Yo le pido que pare, que se siente, que no estamos hablando de asociaciones independientes que a lo mejor surgieron el otro día. ¡Dios mío!, ¿no tienen legitimidad y autoridad los colegios y las entidades de las que estoy hablando?, ¿no tienen conocimientos?, ¿no tienen mayor especialización que ninguno de nosotros?, ¿no tienen miles de colegiados que están todos los días viendo a gente llorar delante de ellos para que les resuelvan las cosas?

Lo que pide esta PNL, que parece que van a votar en contra, es que paren y se sienten a trabajar con ellos. No pide otra cosa. No les ponemos plazo; si no es en diciembre, será en enero y, si no, será en febrero, pero es importante que el catálogo sea un catálogo que responda a la ley, que cumpla con lo que la ley mandata, que sea útil, que mejore las cosas y no que las complique, y no que haga que la ley no haya servido para nada, ni en financiación ni en derechos ni en cambios estructurales del sistema, del que tanto nos quejamos.

Yo no sé qué consideración tienen ustedes a los autores de este documento, que hoy nos acompaña una representación, pero ahora, en este momento, todavía quiero guardar un poco de esperanza para que me den la sorpresa de apoyar lo que nos están pidiendo... (se produce el corte del sonido por el sistema automático de cómputo del tiempo y la Presidencia le concede un tiempo adicional) que no va a ser fácil porque así me lo han transmitido y han armado ya sus discursos para defender esa posición. Yo creo que la petición que estamos haciendo es más que razonable y que, si fuera necesario, incluso estaríamos dispuestos a un receso, a que ustedes hablaran con quienes están ahí arriba y luego ellos nos digan cuál es la situación. Hasta ese punto llego para que podamos entre todos sacar un acuerdo y para que quienes trabajan con los que más lo necesitan día a día no salgan hoy de aquí pensando que su experiencia y su conocimiento no les importan nada.

Ya les digo que se ha aceptado una frase que ha incorporado, en el tercer punto del acuerdo, el Partido Popular, que refuerza y no modifica el objetivo último. Y, por tanto, el texto queda como estaba con la incorporación de esta frase, que es la...

El señor PRESIDENTE: Gracias, señora Valido.

Permítame, señora Valido, la broma. Entiendo que le pediría el receso a la Presidencia para... Vale, vale.

Tiene la palabra, señor Suárez.

El señor SUÁREZ NUEZ: Gracias, presidente.

Una vez más, bienvenidos a esta Cámara, al colectivo que representa hoy a todos esos colectivos, valga la redundancia, que se han manifestado en contra o que quieren mejorar ese documento que presenta el Gobierno sobre el Catálogo de Servicios y Prestaciones.

Dicen: chapuza, inviable, perjudicial, poco ambicioso, restrictivo, vacío de contenido... Son algunos de los calificativos que ha recibido el catálogo. Y, ojo, porque estas palabras no están dichas por los poderes fácticos a los que, como suelen decir ustedes, les molesta que Podemos esté en el Gobierno, tampoco están dichas por los medios de comunicación afines a Coalición Canaria, ni mucho menos las han dicho esos señores malos del Ibex 35; estas palabras las han dicho varias entidades sociales y colegios profesionales, que digo yo que no serán sospechosos de nada, si acaso de ser un sector afectado por este documento, no en vano son una de las partes que tendrá que aplicarlo y ponerlo en marcha.

No solo es que hayan mostrado sus críticas por la propuesta que ha hecho la Consejería de Derechos Sociales, es que además han mostrado su malestar por el caso omiso que se les ha hecho en el proyecto de decreto. Tanto es así que han roto las relaciones con la consejería y han pedido la intervención del presidente Torres, hasta en dos ocasiones, porque, según sus propias palabras, la continuidad del rumbo establecido resulta inviable y perjudicial para la salud de los servicios sociales de Canarias.

Qué pena que estas cosas no se digan, porque, si bien decimos lo bien que lo hacemos, también tenemos que decir y reconocer que hay gente que no nos dice que está todo bien, todo lo contrario.

En este caso concreto, hablamos de las aportaciones tanto de las entidades como de los colegios profesionales, que han quedado excluidos del documento dando lugar así a un texto restrictivo, vacío de contenido y con vicios en los servicios sociales.

También, por ejemplo, el presidente del Cabildo de Tenerife, por citar a una Administración, ha presentado alegaciones. Digo yo que tampoco el Cabildo de Tenerife, gobernado por el Partido Socialista, el partido principal de este Gobierno, será sospechoso de nada. O quizás sí. Pues dicen sus compañeros socialistas en el Cabildo de Tenerife, los de Pedro Martín, que el documento tiene muchas lagunas, y leo: El catálogo no contempla servicios que están siendo prestados por los cabildos en el desarrollo de sus competencias y, al revés, plantea nuevos servicios que no están siendo prestados por los cabildos. Sigo: Se atribuye a los cabildos insulares servicios que no son de su competencia y se atribuyen a la comunidad autónoma en exclusividad competencias que son de los cabildos insulares. También se plantean dudas sobre la aportación del gasto de las corporaciones locales o se desconoce cómo se ha calculado la distribución del incremento del gasto. Y ya ni le voy a echar en cara el hecho de que no se haya tenido en cuenta ni siquiera el lenguaje inclusivo, de género, en este catálogo. Si es que lo dice la propia viceconsejera de Derechos Sociales, quien ha reconocido que ha habido una barbaridad de alegaciones al texto.

Yo lo que le pido desde aquí al Gobierno es que recapaciten y dejen a un lado el orgullo político. Creo que hoy hemos aprobado un buen texto en la moción anterior, donde venimos a decirle al Gobierno que el Parlamento de Canarias insta al Gobierno de Canarias a la creación de comisiones de trabajo recogidas en el reglamento del Consejo General de Servicios Sociales, toda vez que se ha renovado recientemente dicho órgano, y mantener las reuniones de trabajo con las entidades sociales y los colegios profesionales de trabajo social para incorporar sus propuestas y sugerencias, en la medida de lo posible, así como las de los cabildos insulares y ayuntamientos, para la aprobación definitiva del Catálogo de Servicios y Prestaciones... (se produce el corte del sonido por el sistema automático de cómputo del tiempo y la Presidencia le concede un tiempo adicional). Por lo tanto, habiendo aprobado este texto con anterioridad, estamos diciéndoles a los colectivos que los vamos a escuchar, que vamos a sentarnos con ellos, que vamos a intentar recoger y llegar a un consenso, que es lo que necesita este documento. No necesita más, escuchar, oír, consensuar y después traerlo aquí. Yo desde luego ya anuncio que si, el día de mañana, cuando se traiga este documento -el señor presidente, que me mira-, no está consensuado con los colectivos, entienda que desde luego el Partido Popular no lo va a apoyar.

Nosotros exigimos, como así estamos dando y estamos aportando, consenso con los colectivos. Traigamos el mejor documento, traigamos el mejor documento, porque son ellos los que lo van a poner en marcha. No les demos la espalda.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señor Suárez.

Señora Valido, para posicionarse sobre la enmienda.

La señora VALIDO GARCÍA (desde su escaño): Presidente, como dije, se acepta, se ha incluido y la Mesa tiene ya el texto tal cual queda con la inclusión.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señora Valido.

Turno ahora para los grupos no enmendantes.

Grupo Mixto. Señora Espino, tiene la palabra.

La señora ESPINO RAMÍREZ: Gracias, presidente.

Señorías, cuando llevamos tanto tiempo esperando por un documento, pues, uno tiene la esperanza de que ese trabajo va a estar bien hecho, que es riguroso, que está trabajado al detalle, que cuenta además con un amplio consenso y la sorpresa, la sorpresa de todos ha sido que, cuando hemos conocido por fin este proyecto de decreto del catálogo de servicios sociales, que tenía que estar aprobado desde finales del 2019, cuando conocemos el proyecto tanto tiempo después, no le gusta a nadie, no contenta a nadie. Nadie está satisfecho, ni las asociaciones ni los colegios profesionales ni incluso algunos cabildos, que piden lo que traslada esta proposición no ley, reformular el documento. Y el malestar es profundo, se habla de documento vacío, sin proyección de futuro, farragoso, confuso, con notables carencias, ya que no define con claridad ni las prestaciones ni los perfiles profesionales, ni tampoco quedan claras las competencias de cada administración, lo que en un futuro podría generar un enorme problema para su desarrollo.

Algunos lo califican de chapuza e incluso de retroceso. Y a mí, si algo me ha llamado la atención, es que, por ejemplo, no contempla, el catálogo no incluye la atención temprana, que necesitan nada menos que nueve mil niños en Canarias y que aprobamos una PNL precisamente en esta Cámara todos los grupos, a propuesta del Grupo Mixto, para impulsar la atención temprana. Esa es la sensibilidad de la Consejería de Derechos Sociales con los niños que más lo necesitan en Canarias, a los que ni siquiera incluyen en este catálogo.

La queja principal de todo el mundo es que la señora Santana, que la consejería, no los escucha, que no hace caso a sus recomendaciones. Sí que la consejera ha conseguido un hito, que es poner a todo el mundo de acuerdo, a todos los sectores, en el desastre que supone este catálogo de prestaciones sociales. Y si ya hemos esperado podemos seguir esperando, pero para hacer las cosas bien y que de una vez la señora Santana haga el trabajo que es de su competencia y que lo haga de una forma mínimamente aceptable, y que, una vez más, no tenga que salir el presidente Torres al socorro de la Consejería de Derechos Sociales y, en este caso, del catálogo de prestaciones.

Gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señora Espino.

Turno para el Grupo Parlamentario Agrupación Socialista Gomera. Señora Mendoza.

Adelante, señora Mendoza, tiene la palabra.

La señora MENDOZA RODRÍGUEZ: Gracias, presidente. Buenas tardes ya, señorías, buenas tardes también a la señora consejera nuevamente.

Señorías, a nosotros nos consta, y creo que es así, que existe consenso entre los ayuntamientos, los cabildos y la Consejería de Derechos Sociales para sacar adelante este documento, porque quien haya escuchado este debate parece que nadie está de acuerdo con este documento sino solo el Gobierno y no es cierto. Pero también es verdad que somos conscientes de que las administraciones que he nombrado, cabildos, ayuntamientos y Gobierno, no engloban a todos los agentes implicados y a todos los que nos gustaría que apoyasen esta aprobación. Pero no nos engañemos tampoco: sacar adelante un trabajo tan complejo como este por mayoría absoluta, no es imposible, por supuesto que no, pero es bastante complejo, y además es una vía a la que no hemos renunciado en ningún momento. Ha sido intención de este Gobierno, y de la consejería en particular, desde el minuto uno, que este documento se apruebe con el mayor consenso posible. Por eso también se ha dilatado en el tiempo la aprobación de este documento. Y no renunciamos porque, además, es que aún estamos a tiempo de llegar a acuerdos y a entendimientos, porque tampoco creo que existan diferencias tan grandes que no podamos solventar, porque, además, el objetivo de todos los que estamos implicados es el mismo, es la mejora de la calidad de vida de las personas más vulnerables de nuestras islas.

De verdad que, entre otras entidades, en particular no nos gustaría que este documento tan importante y tan esperado por la ciudadanía canaria saliese adelante, por ejemplo, sin el apoyo del colegio de trabajadores sociales, que reconocemos y sabemos que es una pieza fundamental en los derechos sociales. Por eso, desde nuestra formación política, hacemos un llamamiento a todos los implicados para hacer el esfuerzo necesario que nos permita llegar a acuerdos.

Y somos conscientes, señora Valido, de que este documento es la columna vertebral de la ley y por ello se está intentando sacar adelante el mejor catálogo posible. De eso creo que no debe caberle duda. Y por ello además tampoco podemos olvidar que en este documento están trabajando más de doscientos técnicos de servicios sociales de las distintas administraciones públicas, porque quien la escucha en su intervención parece que el catálogo lo estamos haciendo los políticos y no es cierto.

Miren, nosotros de verdad que creemos que solo valdrá la pena el trabajo que se está realizando por profesionales si todos somos capaces... (se produce el corte del sonido por el sistema automático de cómputo del tiempo y la Presidencia le concede un tiempo adicional), somos capaces de no perder de vista el objetivo principal, que es la mejora, como he dicho, de la vida de nuestra gente, sobre todo de la gente, señorías, que más lo necesita.

Y, para finalizar, decirle al señor Suárez que le aseguro, señor Suárez, que en un asunto como este sobra decir que no existe orgullo político ninguno. Por encima de partidos y de siglas, este Gobierno ha demostrado en varias ocasiones que por encima del orgullo político están los canarios y las canarias.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señora Mendoza.

Turno para el Grupo Parlamentario Sí Podemos Canarias. Señora Del Río.

La señora DEL RÍO SÁNCHEZ: Voy a intentar ser breve, para ver si me da tiempo de decir las ideas más importantes.

A ver, el catálogo es la norma a aprobar más importante de esta legislatura seguramente, reconocido por todas las entidades y por todas las administraciones públicas, dadas las afectaciones que tiene y los derechos que están consagrados en la ciudadanía. Eso es lo primero. El catálogo, por tanto, es un documento muy complejo porque define servicios, prestaciones y las competencias que tiene cada uno de los profesionales a la hora de la dedicación para la prestación, la ficha económica, etcétera. Esta complejidad ha hecho que los trabajos no hayan sido fáciles y han requerido su tiempo, pero, a pesar de todo esto, se ha avanzado con un borrador, siempre susceptible de mejorar y de recoger las aportaciones de las entidades. Por favor, que no se olvide esto. Para dicha elaboración se ha contado con un trabajo muy intenso del personal municipal y de cabildos, consejo social y muchas otras entidades. Es de destacar la participación de los municipios a través de la Fecam, con la participación de más de doscientos técnicos y técnicas municipales. Las entidades sociales han presentado también muchas aportaciones, que se están estudiando y que también se estarán estudiando de forma conjunta con los cabildos y los ayuntamientos. Todas las respuestas a todas las aportaciones se harán de manera acordada entre cabildos y ayuntamientos y el Gobierno de Canarias, como así lo pone la ley, tal y como lo recoge la Ley de Servicios Sociales, tanto para la financiación de los servicios sociales municipales y de los especializados de los cabildos, con el nuevo porcentaje que hay que decidir de financiación establecido y que tiene que estar aprobado dentro del Catálogo de los Servicios y Prestaciones.

Además de ello, y esto ha sido muy reciente, en reuniones conjuntas con la Fecam y la Fecai, el 8 de septiembre, y de la Conferencia Sectorial de Servicios Sociales, máximo órgano de coordinación de las administraciones públicas en materia de servicios sociales, se pone de manifiesto el apoyo unánime de los tres niveles -por favor, es que esto es muy importante y hay que recordarlo, apoyo unánime-, comunidad autónoma, cabildos y ayuntamientos, a finalizar los trabajos de cara a la aprobación en el menor plazo posible de dicha norma. Por tanto, no ha lugar a pedir atrasos, sí a seguir negociando y seguir hablando. Dicho de otro modo, los cabildos y ayuntamientos son las instituciones más interesadas en que se apruebe este catálogo, porque esto supone una ampliación sin precedentes de la financiación autonómica. Y más allá de posibles mejoras que necesite el catálogo, que entendemos y que estamos dispuestas a aceptar, cualquier institución insular o municipal que vote por la paralización del mismo estaría tirando piedras sobre... (corte del sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo).

El señor PRESIDENTE: Concluya.

La señora DEL RÍO SÁNCHEZ: Es por ello que no se puede asumir una paralización del catálogo, sí una incorporación de las propuestas de las entidades sociales en función de lo que, de mutuo acuerdo, se acuerde entre ayuntamientos, cabildos y el Gobierno de Canarias. Aquí no hay nada cerrado, además de las renovaciones de cada año, pero todavía, si hay consenso, si hay acuerdo, ayuntamientos, Fecam, Fecai, Gobierno de Canarias, se podrán aceptar las propuestas que se consideren oportunas. Yo creo que lo importante es que lo saquemos y que lo saquemos bien.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señora Del Río.

Turno para el Grupo Parlamentario Nueva Canarias. Señora Hernández Jorge.

La señora HERNÁNDEZ JORGE: Gracias, señor presidente. Buenos días a todos y a todas y al público que nos acompaña de los colegios profesionales.

Bueno, para empezar, decir que aprobar o no el catálogo de prestaciones no es un tema secundario, pasan muchas cosas si no lo aprobamos. Lo digo porque ha habido algunas intervenciones donde han dicho "no pasa nada". Sí pasa, pasa mucho y pondré algún ejemplo.

Llevamos dos años los ayuntamientos trabajando intensamente con la Consejería de Derechos Sociales para aprobar un catálogo que precisamente responda a las necesidades y a la sociedad canaria de este momento. Se han creado diecisiete grupos de trabajo, de todos los municipios canarios, con más de doscientos trabajadores y trabajadoras sociales de toda Canarias. Que además, si hablamos de legitimidad, honestamente, creo que no hay nadie con más legitimidad para apoyar y para opinar sobre lo que necesita la población canaria que aquellas personas que cada día están trabajando con esas personas a través de las unidades de trabajo social, a través de los barrios y a través del territorio. Es decir, que la opinión de los ayuntamientos aquí no es una opinión más. Me van a permitir que, en nombre de los municipios, diga que es una opinión muy relevante, porque son los que materializan las políticas sociales a través de las unidades de trabajo social. Y son ellos, esos más de doscientos trabajadores, que hemos quitado del trabajo cotidiano de las concejalías y los hemos mandado a esos grupos de trabajo, los que han estado aportando e intentando sacar el mejor decreto posible. ¿Mejorable?, seguramente, es un borrador. Yo estoy de acuerdo con la ponente en que hay que escuchar a todos los sectores, también evidentemente a los colegios profesionales. Yo entiendo que los colegios también han sido escuchados a través de sus colegiados, no olvidemos que los trabajadores sociales, estos doscientos, la inmensa mayoría son miembros de los colegios profesionales. Por tanto, eso no significa que no sea mejorable, que no se puedan incorporar nuevas propuestas, pero eso es una cosa y otra es tirar a la basura dos años de trabajo y todo el sacrificio que ha significado para esos trabajadores sociales, que han dejado a un lado la actividad cotidiana en sus concejalías para volcarse en esta actividad.

Y, por otro lado, ¿qué efecto práctico tiene? Muchísimo. Hay servicios importantísimos, como, por ejemplo, el servicio sin hogar, que algunos ayuntamientos, para las personas sin hogar, estamos teniendo dificultades de poner en marcha por la indefinición de la ley, porque la ley no define con claridad quién es el competente. Por tanto... (se produce el corte del sonido por el sistema automático de cómputo del tiempo y la Presidencia le concede un tiempo adicional) urge tener el catálogo, es una urgencia, y este es un mensaje que traslado porque es el que me han trasladado a mí. Yo he hecho una consulta en los municipios, en la Fecam, y están rotundamente en contra de aprobar esta PNL, pero además con rotundidad, además han usado esta expresión. El proceso participativo con los ayuntamientos canarios para redactar este catálogo ha sido ejemplar.

Dicho esto, dicho esto, no significa... Bueno, pero aquí el dilema no puede ser... (Rumores en la sala).

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señora diputada, se acabó su tiempo.

Turno para el Grupo Parlamentario Socialista.

Sí, gracias, señorías. Señorías, les ruego, por favor, que no se interpelen desde los escaños. Gracias.

Señora González, tiene la palabra.

La señora GONZÁLEZ VEGA: Gracias, presidente. Buenos días... (Prosiguen los rumores en la sala).

El señor PRESIDENTE: Un segundo, señora González.

Un momento, señora González. Silencio, señorías. Gracias.

La señora GONZÁLEZ VEGA: Gracias, presidente. Buenos días de nuevo, señorías.

Señorías, como ya hemos hablado en numerosísimas ocasiones en esta Cámara, la Ley de Servicios Sociales de Canarias establece la obligatoriedad de aprobar el Catálogo de Servicios y Prestaciones del Sistema Público de Servicios Sociales en el plazo de seis meses desde la entrada en vigor de dicha ley y para la elaboración y aprobación se establece que la consejería competente elaborará dicho catálogo con la participación de los cabildos insulares, la Federación Canaria de Municipios y el Consejo General de Servicios Sociales, como máximo órgano de consulta y participación social. Por eso, la Consejería de Derechos Sociales está coordinando el desarrollo de este importante y complejo documento, con la participación de más de doscientos técnicos, de trabajadores y trabajadoras sociales de todas las administraciones, y recogiendo las aportaciones de las entidades del tercer sector y otros interlocutores.

La tramitación de este documento, que requiere de un amplio consenso de todas las administraciones afectadas, se encuentra en este momento en la recta final para su aprobación definitiva, tras la exposición pública del decreto y recogida de las alegaciones que se han presentado, que están siendo analizadas en este momento. Por ello, resulta sorprendente que los mismos grupos que llevan dos años atacando al Gobierno por el retraso en la aprobación de este imprescindible catálogo y exigiendo que se cumplan los plazos de la ley pidan hoy que se paralice su tramitación y que se empiece de nuevo.

Esta PNL, que intenta retrasar la aprobación de este importantísimo catálogo, es una grave irresponsabilidad y grave falta de respeto al trabajo de esos más de doscientos profesionales de servicios sociales de todas las administraciones canarias y también de los agentes sociales que han participado en el proceso de la tramitación.

Desde el Grupo Socialista votaremos en contra de esta PNL porque consideramos que la aprobación de este catálogo es urgente e inaplazable para cumplir la ley y para garantizar los mejores servicios sociales en Canarias, por lo que debemos pisar el acelerador, no el freno, y... (se produce el corte del sonido por el sistema automático de cómputo del tiempo y la Presidencia le concede un tiempo adicional) y solicitamos, por supuesto, que se mantenga la participación y se siga escuchando de forma activa a los colectivos para que podamos alcanzar el mayor consenso para poder tener el mejor catálogo y que garantice los derechos y las prestaciones que merecen las canarias y los canarios, en el mismo sentido del acuerdo que se acaba de aprobar en la moción que acabamos de aprobar en esta Cámara y que contradice, esa moción, los acuerdos adoptados, lo que se trae aquí...

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias. Muchas gracias, señora diputada.

Señorías, hemos finalizado los turnos de intervención... (El señor Suárez Nuez solicita intervenir). (Rumores en la sala).

Sí, señor Suárez. Silencio, señorías.

Señor Suárez.

El señor SUÁREZ NUEZ (desde su escaño): Gracias, presidente.

Desde el Grupo Popular solicitamos la votación por separado. El punto 1 por un lado y el 2 y el 3 juntos.

Gracias.

El señor PRESIDENTE: El punto 1 y el 2 y el 3 aparte. Eso entiendo que no hay inconveniente por parte de... (Asentimiento).

Bien, señorías, llamo a votación, por favor, ocupen sus escaños. (Suena el timbre de llamada a la votación. Pausa).

Gracias, señorías. Vamos a proceder en primer lugar a la votación del punto 1 de la propuesta. Votamos, señorías. (Pausa).

Gracias, señorías.

66 votos emitidos: 19 votos favorables; 47 votos en contra.

Queda rechazado el punto 1.

Votamos ahora, señorías, los puntos 2 y 3. (Pausa).

Gracias, señorías.

66 votos emitidos: 32 votos a favor; 34 votos en contra.

Quedan rechazados.

Continuamos, señorías, por tanto, con el orden del día.

Más información
Otros formatos
  • Formato PDF Formato PDF
Iniciativas tratadas
  • 10L/PNLP-0369 Sobre Catálogo de Prestaciones y Servicios del Sistema Público de Servicios Sociales de Canarias.