Diario de Sesiones 95/2021, de fecha 13/10/2021
Punto 24

10L/C/P-0788 COMPARECENCIA DE LA SEÑORA CONSEJERA DE DERECHOS SOCIALES, IGUALDAD, DIVERSIDAD Y JUVENTUD, SOBRE EL DIAGNÓSTICO Y CONCLUSIONES DE LAS SUCESIVAS MEJORAS Y MODIFICACIONES DE LA PRESTACIÓN CANARIA DE INSERCIÓN, A PETICIÓN DEL GRUPO PARLAMENTARIO SÍ PODEMOS CANARIAS.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Dávila Mamely): Turno del Grupo Sí Podemos Canarias, nueva comparecencia... (Rumoresen la sala. Pausa).

Si no me equivoco hemos tratado la de violencia de género, he seguido la intervención. Ahora el grupo proponente es Sí Podemos Canarias. Exacto. Es lo que he dicho. El Grupo Sí Podemos Canarias para la consejera también de Derechos Sociales, Igualdad, Diversidad y Juventud, sobre el diagnóstico y conclusiones de las sucesivas mejoras y modificaciones de la prestación canaria de inserción. Era correcto lo que estaba diciendo. Bien, bien.

Pues, por tiempo de cinco minutos, señora Del Río.

Adelante. Cuando quiera.

La señora DEL RÍO SÁNCHEZ: Gracias, señora presidenta. Buenas tardes de nuevo, señora consejera.

Esta mañana hemos hablado un poquito de la PCI en relación con La Palma, pero el objetivo de esta comparecencia no es otro que tener un balance de cómo ha evolucionado la PCI en estos dos años en que está usted al frente de la Consejería de Derechos Sociales.

Queremos profundizar un poco en las modificaciones que se han ido haciendo con este Gobierno y la repercusión que estos cambios suponen para las familias más vulnerables de Canarias, que son las receptoras. Estoy pensando, por ejemplo, en familias como Nuria Calvo, que ha agotado el plazo máximo de percepción de la PCI y se quedaba sin nada, en las mismas condiciones que habían motivado su solicitud pero sin ninguna cobertura. Y sabemos que aún estamos lejos de llegar a cubrir las necesidades de toda la población, pero también que estamos en el camino y avanzando, y que no vamos a cejar en el empeño de seguir mejorando mientras haya personas y familias necesitando ayuda para cubrir necesidades básicas. Por eso hemos pedido este diagnóstico y conclusiones de las sucesivas mejoras y modificaciones de la prestación canaria de inserción.

Voy a enumerar y hacer un breve repaso sobre cada una de las modificaciones que desde nuestro grupo consideramos en la línea de avance y espero que usted nos pueda dar datos para desarrollar mejor cada uno de estos apartados.

Hablamos de la renta económica de inserción de las personas que no tienen ingresos y en estos dos años escasos se ha conseguido, uno, la permanencia de la familia con hijos a cargo; segundo, la permanencia mientras no se les otorga el ingreso mínimo vital y, en ese caso, no deben devolver el dinero; tercero, aumentar 50 euros por hijo a cargo; y, cuarto, mejora para agilizar las renovaciones. Esto nos parece también muy importante, se agilizan los plazos y se reducen los trámites.

En relación con las renovaciones, se establecen dos novedades: se permite que los ayuntamientos puedan presentar de oficio las solicitudes de renovación que hayan quedado fuera de plazo, si subsisten las circunstancias de vulnerabilidad de la familia, y se agilizan las renovaciones de aquellas familias que no han cambiado sus circunstancias mediante un informe social y declaración responsable. El resultado de esto es que tenemos un aumento de un 40 % más de familias que perciben la PCI.

Se ha dado protección hasta ahora, si yo tengo los datos bien, a unas ocho mil quinientas familias de forma continuada durante esta etapa, lo que supone el incremento de un 40 % con respecto al comienzo de esta legislatura, donde se protegía a 3500 familias.

Sin duda hemos mejorado la PCI, tanto cuantiosamente como cualitativamente. Por eso es interesante conocer la evolución de estos datos. Pero ¿es suficiente? -nos preguntamos-. No. En este momento sabemos que hay personas en situaciones difíciles a las que no conseguimos llegar, que una prestación temporal con límite en el tiempo no es suficiente para superar de manera definitiva la situación de exclusión social en la que viven muchas familias en Canarias. Por eso habría que hacerse también esta pregunta: ¿cuántas personas están recibiendo en la actualidad el ingreso mínimo vital en Canarias?

Tenemos algunos datos sobre el ingreso que implican un avance, cuando veníamos, claro, de la nada, pero necesitamos más, necesitamos caminar hacia un cambio de modelo que revierta los efectos de las dos crisis que llevamos en poco menos de una década. No obstante, si sumamos a las familias protegidas por la PCI y las que ya están recibiendo el ingreso mínimo vital, gestionado por el Estado, y que a la fecha de septiembre dan unas ocho mil familias, aproximadamente, a pesar de los retrasos, estaríamos hablando de que en Canarias estarían recibiendo protección algo más de dieciséis mil familias. Nunca antes es verdad que se había protegido a tanta gente, aunque, insistamos, siga siendo insuficiente. Porque, cuando aún no nos habíamos recuperado de los efectos perversos de las políticas austericidas con las que se abordó la crisis anterior, nos encontramos de nuevo inmersas en una crisis mundial provocada por la pandemia del coronavirus. Menos mal que en esta ocasión han sido otros los gobiernos y otras las medidas que se han tomado. Aun así, la situación en la que se encuentra una parte de nuestra población es preocupante y los retos a los que nos enfrentamos para dar respuesta son importantes.

¿Hacia dónde vamos? ¿La PCI dejará de existir cuando se ponga en marcha la renta ciudadana? ¿Cómo será esa transición? ¿Las personas que cobran la PCI pasarán de forma automática a cobrar la renta ciudadana? ¿Qué ventajas sobre la PCI nos traerá la renta ciudadana? Nos consta que una de las demandas sobre la PCI, y que desde nuestro grupo apoyábamos, desde hace cuatro años, era que fuera compatible con las rentas del trabajo. ¿Podemos afirmar que si bien esta modificación no pudo incorporarse en la PCI sí será una realidad en la renta ciudadana? Esas son preguntas que nos interesan mucho y que sabemos que hay personas perceptoras de la PCI que están interesadas en saber la respuesta, si nos la puede aclarar.

En la segunda parte abordaremos otros aspectos más de la situación de las personas que están en exclusión social.

Muchas gracias.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Dávila Mamely): Gracias, señora diputada.

Turno para el Gobierno. Por tiempo de siete minutos, señora consejera.

La señora CONSEJERA DE DERECHOS SOCIALES, IGUALDAD, DIVERSIDAD Y JUVENTUD (Santana Perera): Muchas gracias, señora Del Río. Creo que estos debates sobre una prestación social básica nos ayudan sobre todo a poder contrastar los diferentes modelos que pueden existir a la hora de dar una atención social a la ciudadanía.

Cuando nosotras llegamos al Gobierno, en agosto de 2019, se había construido un modelo en el que la prestación social básica era algo secundario, de complicado acceso y con enormes trabas, en especial para las familias con niñas y niños a cargo. Los datos hablan por sí solos: cuando nosotras llegamos había 5687 personas protegidas, en apenas dos años hemos superado ocho mil ochocientas. Esto decía en mi papel, ya me trasladaba, hace unos minutos, el director general que ya hemos incorporado más de nueve mil personas a la prestación canaria de inserción y, como ya adelanté hace escasas semanas en este Parlamento, esperamos, de aquí a final de año, superar las 10 000 personas que estén cubiertas por la prestación canaria de inserción. Una herramienta que, bajo nuestro punto de vista, con estas modificaciones, cada vez resulta más útil, pero que está ahora mismo el modelo en proceso, por así decirlo, en proceso de transición, porque la realidad es que nosotros queremos sacar adelante ese mandato que nos hace el Estatuto de Autonomía y también la propia Ley de Servicios Sociales, que es la renta de ciudadanía.

En esta revolución de los derechos sociales, en la cual no solo la gente va a tener para cubrir esas necesidades la renta de ciudadanía sino también por parte del Estado el ingreso mínimo vital, lo que se está haciendo es generar ese paraguas social que proteja a la ciudadanía y especialmente a la ciudadanía más vulnerable.

En este periodo de transición este Gobierno le ha hecho cuatro mejoras a la prestación canaria de inserción, algunas de ellas usted ya las ha nombrado. Que pudieran permanecer en el sistema las familias con hijos a cargo; no solo eso, sino también ese complemento para esos niños y niñas, porque especialmente queremos proteger a la infancia en riesgo. Eso para nosotros es una prioridad y sé que usted ha sido una luchadora en este sentido, y de hecho ha sido de las principales alentadoras para que la consejería tomara esta decisión que hoy en día es una realidad.

Otra mejora ha sido asegurar la permanencia y esa compatibilidad con el IMV, cuando una familia solicitaba el IMV y hasta que no fuera resuelto este positivamente. Esto en comparación con otras comunidades autónomas, que lo que han hecho es simplemente decirles a las familias que soliciten la prestación estatal y no atender con una prestación autonómica, como sí se ha seguido haciendo en Canarias.

Por otro lado, ya dijo usted, agilizar las renovaciones; el poder cubrir a aquellas personas a las que no estábamos llegando por falta de recursos humanos.

También incorporar de aquí a final de año a más de cuarenta personas a la dirección general para que puedan hacer estas labores. Por eso estoy tan segura y afirmo que vamos a llegar a más de diez mil expedientes de aquí a que finalice el año.

Darle también el complemento extraordinario de 250 euros, no solo a la prestación canaria de inserción, sino también a las pensiones no contributivas, y ya anuncio que en este año también volveremos, un año más, a dar ese complemento a pensiones no contributivas y prestación canaria de inserción. Creo que esto lo que ha hecho es intentar mejorar, aunque sea un poco, las circunstancias en las que estas familias desarrollan, desarrollan su vida.

Hemos anticipado, hemos previsto y hemos tomado decisiones para mejorar lo que sabíamos que era una herramienta que estaba de paso, porque tenemos ese mandato de poner en marcha la renta ciudadana, pero no podíamos dejar a la gente desamparada en el mientras tanto. Por lo tanto, hemos actuado, hemos tomado decisiones y también anuncio que vamos a seguir tomando decisiones y que esperamos, de aquí a final de año, volver a tomar otra nueva decisión de modificación de la prestación canaria de inserción mientras que llega la renta de ciudadanía, que en breve se abrirá su debate en el Parlamento y esperamos que su aprobación definitiva sea en el primer semestre del próximo año.

Me hacía varias preguntas sobre el ingreso mínimo vital y la prestación canaria de inserción.

Me decía si las personas que a día de hoy están percibiendo la prestación canaria de inserción tenían que volver a iniciar todos los trámites para solicitar la renta de ciudadanía. Por lo menos en la propuesta que hace la consejería no es así, ya luego veremos qué emana del Parlamento, pero la propuesta que lanza la consejería es que todas estas personas que están a día de hoy metidas en el sistema de prestación canaria de inserción pasen de oficio a ser beneficiarias de la renta de ciudadanía.

Me preguntaba también si es compatible con las rentas del trabajo. Hay diversos complementos que va a tener la renta de ciudadanía: complementos al estudio, complementos a la vivienda y complementos también a las rentas del trabajo. Y lo vamos a hacer por etapas, porque indudablemente es una revolución en el sistema que no se puede hacer de un día para otro, pero sí, ese es un objetivo, el que sea compatible con las rentas del trabajo, y más conociendo la precariedad laboral de la que adolece nuestra tierra.

En el segundo turno podré seguir ampliándole la información.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Dávila Mamely): Gracias, señora consejera.

Turno para el Grupo Mixto. Señora Espino.

La señora ESPINO RAMÍREZ: Gracias, presidenta.

Señora Santana, mire, cuando ustedes llegaron a la consejería, cambiaron el nombre de la misma y pasó a denominarse, en lugar de Consejería de Asuntos Sociales, de Derechos Sociales. Algo que a mí me pareció bien, acertado, pero ya creo que a estas alturas de la legislatura podrían ustedes ya cambiarse el nombre de Derechos Sociales por "excusas sociales del Gobierno de Canarias", porque a eso es a lo que se dedica su departamento, a dar excusas. Llevamos ya media legislatura y solo escuchamos promesas que no se cumplen, anuncios de cosas que no ocurren y excusas por no haber cumplido con las promesas electorales. (La señora vicepresidenta segunda, Dávila Mamely, abandona su lugar en la Mesa. Ocupa la Presidencia la señora vicepresidenta primera, González González, María Esther).

Ustedes anunciaron a bombo y platillo que este Gobierno aprobaría de manera urgente una renta de ciudadanía, que establece el artículo 24 del Estatuto de Autonomía, dirigida a sufragar los gastos básicos de quienes se encuentran en situación de pobreza o vulnerabilidad económica. ¿Y a qué llaman ustedes urgente, señora Santana?, porque llevamos, como digo, dos años de legislatura y nada se sabe de esa renta ciudadana.

Ustedes han engañado, han defraudado a los más débiles y a los más vulnerables de Canarias. A esos que ustedes decían que venían a defender pero que han dejado tirados en la cuneta. Usted presume de que han aprobado 8500 PCI reconocidas en 2021 frente a las 6000 del año 2019, pero se calla lo que ya le han dicho aquí públicamente, que en el año 2018 se aprobaron 11 599 y en 2017, 13 525, y que todo eso se hizo con menos, mucho menos personal del que tiene usted ahora, y eso es algo que solo se explica, señora Santana, desde la incompetencia de su departamento.

Pero es que es más, usted también anunció a bombo y platillo que el ingreso mínimo vital iba a ser también la panacea que vendría a sustituir la PCI, y cito textualmente sus palabras: La llegada del ingreso mínimo vital es una buena noticia para Canarias, al ser uno de los territorios más afectados por la pobreza y por la exclusión social; esta nueva prestación no solo ayudará a reducir la pobreza severa sino también a la mejora de los datos de pobreza relativa. La realidad es que somos la comunidad autónoma donde más ingresos mínimos vitales, donde más solicitudes se han rechazado, señora Santana, más del ochenta por ciento.

Y usted no me ha contestado a la pregunta que le hice en el pleno anterior: ¿por qué en el País Vasco, con la misma población prácticamente que Canarias, y aquí donde tenemos el triple de pobreza que en el País Vasco, se paga prácticamente el mismo número de ingresos mínimos vitales? Señora Santana, ¿qué está haciendo su departamento para resolver esa desigualdad?

La realidad a día de hoy cuál es: que tenemos a 380 000 personas... (se produce el corte del sonido por el sistema :utomático de cómputo del tiempo y la Presidencia le concede un tiempo adicional). Gracias, presidenta.La realidad a día de hoy cuál es, señora Santana: que tenemos a 380 000 personas que necesitan ayuda, el 16,5 % de la población de Canarias, que se ha disparado la pobreza en las islas.

Y visto el desastre que ha sido el ingreso mínimo vital, usted ahora dice que la gran arma contra la pobreza es la prestación canaria de inserción. Una ayuda que solo llega a 8000 personas, cuando hay que ayudar a 380 000.

Seguimos, señorías, en la inacción de este Gobierno de Canarias, en la improvisación, en las ocurrencias, en el fracaso de la gestión. Y no es por falta de fondos y de recursos, porque se dispone de más recursos que nunca. Se han enfrentado ustedes con los trabajadores sociales, con los profesionales que tienen que ayudar a la gente, se han enfrentado a las ONG, se han enfrentado a todo el mundo menos a su propio fracaso. Rectifiquen.

La señora VICEPRESIDENTA PRIMERA (González González): Turno para la Agrupación Socialista Gomera. señora Mendoza, por tiempo de tres minutos.

La señora MENDOZA RODRÍGUEZ: Buenas tardes, señorías. Buenas tardes de nuevo, señora consejera.

Señoría, yo creo que lo más importante es que a día de hoy más de nueve mil familias canarias reciben la prestación canaria de inserción. Y la pregunta es, ¿estamos satisfechos como Gobierno? La respuesta es clara, la respuesta es que no estamos satisfechos. Y no vamos a estar satisfechos hasta que la reciban todas las personas de nuestra comunidad autónoma que aún están a la espera de recibirla y cuando logremos también que se reciba en tiempo y forma.

Señoría, desde la consejería, desde el primer momento en que asumieron la responsabilidad de esta área, conscientes de lo importante que es esta prestación como medida de protección y de inclusión de las familias más vulnerables, uno de los objetivos, sin duda alguna, era mejorar esta prestación. Y han sido varias las mejoras y las modificaciones que se han llevado a cabo. Modificaciones, como dijo la señora consejera, como por ejemplo la realizada el año pasado a través de la ley de presupuestos generales de Canarias, que permite que las familias con menores a cargo puedan volver a pedir esta prestación; o la modificación para facilitar su convivencia con el ingreso mínimo vital, que permitió que las familias puedan seguir cobrando la PCI hasta que reciban el ingreso mínimo vital estatal. Otra modificación importante es que no se contabilizan las pensiones alimenticias, entendiéndose como un derecho de la infancia.

Además, por otro lado, quiero recordar también, como ha hecho la señora consejera, que este Gobierno aprobó una ayuda extraordinaria de 250 euros a favor de personas beneficiarias de pensiones de jubilación e invalidez en sus modalidades no contributivas y es una buena noticia que este acto se vuelva a repetir, porque estamos hablando de los sectores más vulnerables de nuestra sociedad.

Además, en el presente año aprobamos en esta Cámara también otra modificación que mejora la PCI, en el sentido de que ha permitido agilizar el proceso de renovación de la PCI y, especialmente, se ha logrado dotar a las familias con personas, con personas menores de edad, de un incremento de 50 euros mensuales, una medida de la que se han beneficiado también más de tres mil ochocientas familias.

Con todos estos datos creo que no podemos decir que no se ha avanzado y que no se han hecho modificaciones en el porvenir o con la finalidad de mejorar la PCI que nos encontramos actualmente cuando llegamos al Gobierno.

Concluyo.

Señora consejera, como recientemente el Consejo General de Servicios Sociales ha validado el anteproyecto de renta ciudadana, nosotros le queríamos preguntar qué plazos se barajan para que la renta ciudadana ya sea una realidad. Usted, en su primera intervención, ha anunciado que espera que sea en el primer semestre del próximo año. Nosotros también esperamos que sea...; esperemos que no se cumplan los seis meses del primer semestre del año y que llegue lo antes posible, pues llevamos un tiempo hablando de esta renta y hay muchas personas pendientes de que les llegue esa bolsita de oxígeno.

Y, además, también quería decirle que me parece acertado que la consejería agilice la tramitación de las nuevas solicitudes y las renovaciones de la PCI de los ciudadanos y de las ciudadanas de La Palma por la situación de vulnerabilidad en la que se encuentran actualmente. Cualquier gesto en estos momentos de tanta dificultad es de gran ayuda para hacer frente a la desgracia y a la tragedia por la que están pasando.

Muchas gracias.

La señora VICEPRESIDENTA PRIMERA (González González): Gracias, señora Mendoza.

Turno ahora para el grupo de Nueva Canarias. Señora Hernández, por tiempo de tres minutos.

La señora HERNÁNDEZ JORGE (desde su escaño): Gracias, señora presidenta.

Bueno, desde que nace esta prestación económica, que es una prestación para la inserción social y laboral, más allá de una prestación económica, nació ya con problemas en su gestión, en los plazos, hasta el punto de que hay una queja sistemática por parte de los trabajadores sociales, de las trabajadoras sociales y de los perceptores de que llegaba tarde y, además, había un gran problema, que es que no se podía renovar, como máximo se podía renovar dos años y se daba la circunstancia de que las familias que no habían mejorado su situación de vulnerabilidad perdían cualquier tipo de prestación. Hoy el escenario es totalmente distinto: primero, se puede renovar; segundo, los plazos para resolverla y para que el ciudadano o la ciudadana la reciba se han acortado; se ha mejorado la gestión administrativa; se ha reforzado la ayuda a las mujeres, que en su mayoría, muchas de las personas que perciben esta prestación son mujeres con menores a su cargo, y se ha reforzado esta prestación con 50 euros; se ha acogido, además, una propuesta de los ayuntamientos que era que se pudieran presentar de oficio las solicitudes, esto venían pidiéndolo los municipios desde hace mucho tiempo; y, además, se ha aprobado esa ayuda extraordinaria de 250 euros para paliar las situaciones dramáticas de insuficiencia económica de las personas que cobran la prestación no contributiva.

Por tanto, negar el avance es no querer reconocer lo evidente que reconoce todo el mundo, que, o bien porque necesita de esta prestación o bien porque gestiona esta prestación, reconoce. ¿Eso significa que estamos totalmente satisfechos? Pues, yo estoy totalmente de acuerdo con la proponente que me antecedía, doña Melodie: mientras haya un ciudadano o ciudadana que tiene el derecho a recibir esta prestación y no lo reciba, no podemos estar como Gobierno tranquilos ni contentos y tenemos que seguir trabajando para mejorar. Pero, sin duda, se ha dado un avance importantísimo, de una ley que está a punto de extinguirse y de la que deberíamos aprender algunas cosas. Por ejemplo, la futura renta ciudadana no se puede convertir solo y exclusivamente en una prestación económica. Debemos tener elementos, herramientas, instrumentos para que también sea una política de inclusión social y de inclusión laboral, para acompañar a las personas que van a recibir esta renta a tener oportunidades de empleo, a desarrollar su proyecto de vida de manera autónoma, a empoderarse, es decir, que esa prestación, además de dignificar su vida, también les dé nuevas oportunidades, les abra nuevos caminos.

Gracias.

La señora VICEPRESIDENTA PRIMERA (González González): Gracias, señora Hernández.

Turno ahora para el Grupo Popular. Señor Suárez, por tiempo de tres minutos.

El señor SUÁREZ NUEZ: Gracias, presidenta.

Cualquiera que oye a los que me han antecedido en la palabra es que no se ha hecho nada con respecto a la prestación canaria de inserción en los años anteriores. Se ha hecho y mucho, pero es verdad también -es verdad también- que ahora hay que reconocer que se ha mejorado en algunos aspectos que, como decía la señora Hernández, los ayuntamientos venían reclamando.

Yo voy a intentar hacer un ejercicio de pedagogía a ver si usted, señora consejera, es capaz de entender nuestra intervención sin que se rasgue las vestiduras.

Desde el Grupo Parlamentario Popular no negamos los números porque son los que son. Es que es real y a nadie se le escapa que casi ocho mil quinientas prestaciones canarias de inserción abonadas en el último año son más que las 5700 que se abonaban en julio de 2019, 2800 más, para ser exactos. Tampoco nadie les niega las mejoras que se han hecho. No las negamos porque también todos en esta Cámara, todos en esta Cámara, apoyamos esas medidas con la aprobación del decreto ley: permanencia de familias con hijos a cargo, mejora para agilizar las renovaciones, los complementos de 50 euros por menor a cargo, la permanencia mientras no se otorgue el ingreso mínimo vital. Pero voy a utilizar una regla de tres o un silogismo, si se me permite, y me explico: aumenta el número de prestaciones canarias de inserción, aumenta el número de canarios en situación de pobreza, aumenta la gente que se queda sin protección. ¿Lo entiende? Igual que yo le reconozco el aumento de 2800 PCI, usted tendrá que reconocer aquí hoy el aumento de la pobreza severa en Canarias. Lo tiene que reconocer, como así además -no es un dato que doy yo-, así lo ha certificado el último informe de la Red Europea de Lucha contra la Pobreza y Exclusión Social: un 49 % más en un año, primera comunidad autónoma con mayor porcentaje de población en pobreza severa, 373 000 personas, 132 000 más que en 2019 en pobreza severa.

Con estas dramáticas cifras y con la nefasta gestión del ingreso mínimo vital, lo cierto es que el escudo social del que usted y su Gobierno presumen solo alcanza al 10 % de las familias que peor lo están pasando. (Palmoteos). Y no es que lo diga yo tampoco, lo dice el representante de la Asamblea Canaria por el Reparto de la Riqueza, que tilda de buena campaña de publicidad el ingreso mínimo vital y sobre la PCI dice que deja a muchas personas fuera. Y remata diciendo: ni la ayuda estatal ni la autonómica son suficientes para acabar con la pobreza.

Mire, pongámonos en contexto. Ambas ayudas solo han sido aprobadas para 25 500 personas, 8500 PCI más 17 000 expedientes del ingreso mínimo vital aprobados. Una cantidad ridícula si tenemos en cuenta que más de doscientos mil canarios viven en extrema pobreza y 40 000 familias sobreviven sin ningún tipo de ingreso.

Mire, le voy a decir otra cosa. ¿Qué pasa con las renovaciones que aún quedan por resolverse? Lo dicen hasta los técnicos municipales, que, por cierto, yo quiero agradecer el trabajo que hacen desde los ayuntamiento, porque son los encargados de tramitar esos expedientes. Ustedes resuelven, de la misma manera que alguien de su consejería critica a los ayuntamientos para una cosa, que se reconozca también el trabajo...

La señora VICEPRESIDENTA PRIMERA (González González): Gracias, señor Suárez.

Turno ahora para el Grupo Nacionalista Canario. Señora Valido, por tiempo de tres minutos.

(Rumores en la sala).

¡Por favor...!

La señora VALIDO GARCÍA: Buenas tardes, señorías.

Señora consejera, le aseguro que sin acritud, pero creo que es bueno reconocer que la herencia recibida no la puede uno seleccionar según le conviene, aquello que me conviene contar y lo que no me conviene contar.

Usted sabe perfectamente, o debería saberlo, que cuando se aprobó la Ley de Servicios Sociales en esta Cámara se introdujo, motivo por el que usted ha podido luego a través de un decreto ley modificar la PCI, que las familias con menores a cargo no salieran del sistema. Igual que se recogía que no se les contabilizaran determinadas pensiones por alimentos. Esas decisiones las tomó el Parlamento en el mandato anterior en un acuerdo al que llegamos con todos los grupos porque ese año salían muchas familias con menores y teníamos que cambiarlo. No disponíamos de decretos leyes, nos obligaban a modificar la ley, y por eso pedimos introducirlo en la Ley de Servicios Sociales y así se aprobó. Eso también es herencia recibida y gracias a eso se ha podido hacer ese decreto ley de forma tan rápida.

La he visto a usted negándole a Vidina Espino los datos de la PCI de 2017 y de 2018, que está en los presupuestos lo que se abonó -bueno, yo también se lo traeré, yo también se lo traeré-, pero las familias que cobraron PCI en 2017 fueron 13 525 -bueno, después me deja el cuadro que le han dado-, 13 525, y en 2018, 11 500, 2000 menos, casi doce mil. Y en 2019, efectivamente, se produce un bajón en la PCI que se debe a esos dos motivos, primero, a que familias con menores habían vencido su plazo -y por eso lo introdujimos en la ley- y a una mejora económica en ese momento que supuso que entre el año 2016 y el año 2019 más de doscientas mil personas consiguieran empleo. En el año 2015, cuando empezó el mandato anterior, había un 32 % de paro en Canarias; en el 2019, un 20 %: 12 puntos menos, doscientos mil parados menos. Y de eso es de lo que hay que alegrarse, que haya menos parados, que haya más empleo y menos gente que necesite la PCI.

Analicemos el contexto actual: un 49 % más de pobreza, una crisis de caballo con la pandemia... ¿Y usted presume de que tiene 2500 más de las que tenían en el año 2019, con un 20 % de paro, con los datos que hay en la actualidad? Yo creo que no se puede presumir de tener 2500 más con dos años terribles como los que estamos viviendo y con los datos que usted tiene, de pobreza, de paro, de pandemia, de parón. ¿Solo 2500 personas se han incorporado al sistema?, ¿se puede presumir de eso? Yo creo que no se puede presumir de eso... (Se produce el corte del sonido por el sistema automático de cómputo del tiempo y la Presidencia le concede un tiempo adicional).

Mire, efectivamente, entre el año 2016 y 2019 se pasó de abonar 42 millones en PCI a 64 millones de euros. Una subida muy importante incluso en aportación a los ayuntamientos y a equipos para intervenir con las familias. No me venga diciendo que usted tiene un modelo diferente, que el anterior no servía, que esto para nosotros era secundario. Ese discurso a estas alturas de la película no vale y la gente no se lo compra. Usted no se ha preocupado más que yo ni más que las consejeras anteriores, los presupuestos han sido los que han sido, hemos tenido que cambiar la ley, y en una coyuntura complicada teníamos más familias recibiendo la PCI de las que hay hoy.

Mire, no voy a entrar en un debate de cifras por mucho que gesticule. Los presupuestos y el dinero invertido y las familias están, le pediré ese cuadro a ver de dónde saca esos datos. Pero en cualquier caso... (Rumores en la sala).

La señora VICEPRESIDENTA PRIMERA (González González): ¡Por favor!

Turno para el Grupo Parlamentario Socialista, por tiempo de tres minutos.

¡Señorías...!

La señora TEJERA RODRÍGUEZ: Gracias, presidenta. Buenas tardes, señorías.

Señorías, afortunadamente, mucho ha llovido desde que más de la mitad de los solicitantes de la prestación canaria de inserción pasaba más de un año con su expediente en el limbo. La persona solicitante cumplía con los requisitos, pero la comunidad autónoma no disponía de dinero suficiente para abonarla, aunque su materialización estuviera supeditada a las limitaciones de las consignaciones presupuestarias.

La prestación canaria de inserción fue concebida como una medida imprescindible para luchar contra las desigualdades sociales de nuestra sociedad. Desde su aprobación en el año 2007, varias han sido las modificaciones que se han realizado en esta ley, pero, sin duda, las modificaciones que más han contribuido a ampliar la protección social a los más débiles han sido las realizadas en los últimos años. Enumero algunos avances porque la señora consejera ha concretado con datos.

Importante, el suplemento económico a favor de las familias con personas menores de edad a cargo. Señorías, apoyar a las familias es esencial, ya que son el principal elemento de protección de nuestra infancia.

Se ha agilizado la gestión administrativa para las renovaciones, posibilitando estas renovaciones de oficio hasta dos meses después de finalizado el percibo de la prestación, aunque no se hubiera solicitado dicha renovación en plazo.

Se ha mejorado la financiación de la gestión municipal, se ha facilitado la ampliación de los perfiles profesionales en los equipos de la prestación canaria de inserción, que permiten no solo la necesaria gestión administrativa de la prestación sino el seguimiento de la inserción sociolaboral de los beneficiarios. Esta medida da respuesta a una demanda histórica de los ayuntamientos.

Desarrollo de la disposición final segunda de la Ley de Servicios Sociales, mediante la cual se amplía la protección social mediante la modificación de la naturaleza, alcance y duración. De esta forma la prestación canaria de inserción se orientará a la inclusión social de las personas y no exclusivamente a la inserción laboral.

Tenemos que decir dos colectivos beneficiados: familias con menores a cargo y personas que no hayan finalizado su itinerario de inserción sociolaboral han podido prolongar la prestación más allá de los dos años.

Señorías, estas últimas medidas nos acercan cada día más a la renta de ingresos mínimos que nos recomienda la Comisión Europea desde el año 1999. No hay recetas mágicas para abordar la pobreza estructural de nuestra comunidad autónoma, es necesario abordarla desde todas las áreas de gobierno. Sin duda, garantizar unos ingresos mínimos que permitan a las personas cubrir sus necesidades mínimas es una medida esencial para paliar la pobreza de esta región y poner en la senda de la inclusión social a las personas en situación de vulnerabilidad social.

Y todo ello sin olvidar que contamos además con la futura ley de renta ciudadana, que deseamos que llegue lo más rápido posible ya que intenta dar respuesta a las familias que se han quedado fuera del ingreso mínimo vital del Estado y para quienes la prestación canaria de inserción resulta insuficiente. Un escudo social ampliado que debería mejorar las vidas de muchos hogares de nuestras islas.

Muchas gracias.

La señora VICEPRESIDENTA PRIMERA (González González): Muchas gracias.

Turno ahora para el grupo proponente, el grupo Sí Podemos Canarias, por tiempo de siete minutos.

La señora DEL RÍO SÁNCHEZ: Gracias, señora presidenta.

En estos días estamos rematando el dictamen de la Comisión de Estudio sobre la situación de la infancia y adolescencia en Canarias, que esperamos que sea aprobado el próximo viernes. Han sido muchas las personas expertas que han intervenido en esta comisión y los temas abordados en profundidad, pero de ellos podríamos destacar dos que además, desgraciadamente, la pandemia ha agravado y sacado a la luz con mayor crudeza: la pobreza infantil, que es ni más ni menos que la expresión de la pobreza de las familias, para la cual la PCI y futura renta ciudadana son herramientas imprescindibles que deben llegar a cubrir los mínimos necesarios para muchas familias, y la salud mental, una de nuestras asignaturas pendientes en general y de forma particular cuando hablamos de la población infantil y juvenil.

El pasado 10 de octubre, hace unos días, celebrábamos el Día Mundial de la Salud Mental. ¿Y por qué hablo de esto en una comparecencia sobre la PCI? Pues porque cuanto más profundizamos y conocemos las causas desencadenantes o trastornos relacionados con la salud mental, más evidente resulta la relación que tiene con la pobreza y la exclusión social. Y cuando hablamos de la PCI estamos hablando de incluir, de insertar, de una renta de inserción. Las causas psicosociales en trastornos, en enfermedades mentales nos obligan a replantearnos un abordaje integral e interdisciplinar, no solo aprobando leyes de salud mental, como el proyecto de ley que a instancias de Unidas Podemos recientemente ha sido admitido a trámite en el Congreso y también aprobado aquí, en una PNL, por unanimidad, en el Parlamento de Canarias. Lo que necesitamos urgentemente es aumentar la ratio de profesionales de psicología y psiquiatría para poder actuar desde los distintos frentes que se han abierto, diagnosticando y tratando las secuelas psicológicas que ha dejado la pandemia, la enfermedad, las pérdidas personales, el tiempo de confinamiento, el cambio de los hábitos, pero también la crisis económica y social, y las voy a estar relacionando todo el tiempo, porque creo que hay que abordarlas así, de forma integral.

Por ello toca abordar de manera decidida y valiente, poniendo voluntad y presupuesto, la lucha contra la pobreza y la exclusión social de manera integral, y esto es algo que no se cura solo con medicamentos. Es difícil gestionar las emociones cuando la vida se transforma en un lugar hostil, sin trabajo, con dificultades para mantener una vivienda, para dar de comer a tus hijas o hijos, para cuidar de la salud. No hay medicina ni terapia que haga milagros para superar la angustia de no tener una vivienda o de no poder llenar la nevera con los alimentos necesarios para dar de comer a tu familia, más cuando hay niñas y niños pequeños. Lo que la población necesita son empleos dignos, con salarios que permitan salir de la pobreza, y mientras estos llegan PCI, ingresos mínimos vitales o rentas ciudadanas para cubrir lo urgente, sin dejar de luchar por lo necesario. Es duro ver cómo pasan meses, muchas veces años, sin ver la luz al final del túnel, sin horizonte, sin esperanza. Ansiedad, estrés, tristeza, depresión, adicciones, obesidad y tantas otras enfermedades de origen psicosocial que anidan y se ensañan con las personas más vulnerables, que se transmiten además a través de la familia, que se heredan y se contagian en determinados contextos, a los que no llegamos ni prestamos la atención suficiente. Tristeza y depresiones que no se arreglan con pastillas, insistimos, porque su causa no es endógena. Que además tienen género, como la pobreza tiene rostro de mujer, porque son las mujeres las que más las padecen y en una mayor proporción, y que precisan urgentemente de políticas públicas, insistimos, tanto desde el ámbito social, vivienda, empleo, escuelas infantiles, atención a la dependencia, como en el de la salud, tanto física como mental, más en estos momentos pos-COVID, que quisiéramos pensar que ya son pos-COVID definitivamente, en los que la atención y el apoyo psicológico se hacen más necesarios que nunca.

Numerosos estudios realizados por profesionales de psicología y psiquiatría nos alertan del incremento de personas con problemas de salud mental, con el alarmante aumento del índice de suicidios. En la otra crisis anterior se suicidaban por temas de vivienda, ahora se suicidan por todos juntos y también porque es verdad que hay que profundizar en las secuelas de la pandemia, las que nos ha dejado, con todo lo que en estos años nos ha robado, en este año y medio de vida, porque hay duelos pendientes de un balance de pérdidas que aún no hemos abordado con la perspectiva suficiente. Cuidado con esta otra pandemia silenciosa, la de los trastornos mentales, con la fatiga crónica, con la hipersensibilidad, que nos hace más vulnerables, con la depresión y la tristeza, de la que nadie estamos libres y para la que todavía no tenemos vacuna. Es urgente que tomemos medidas, que pongamos en marcha los recursos necesarios y los dotemos de los presupuestos adecuados, que aumentemos las ratio de profesionales de psicología y psiquiatría, pero no solo; también es necesario luchar contra el estigma -y quería hablar de esto y hacer hincapié-, que podamos salir a la calle, a espacios públicos, sin sentir miedo ni vergüenza por estar sufriendo, por sentirnos más frágiles, por estar en lucha permanente por no rompernos.

Y quiero acabar mi intervención reivindicando justamente eso: la lucha contra el estigma, aquí y ahora, en este Parlamento, en nombre de todas las personas que lo están pasando mal y luchan cada día como pueden por superarse y por superarlo. Creo que nos toca hacer un esfuerzo y dar ejemplo, porque además, señorías, esto es algo que sí está en nuestras manos y depende de nuestra voluntad. No es una cuestión de presupuesto, sino de sentimiento. Y es también una cuestión de coherencia, no pidamos a la sociedad, a la ciudadanía en general, a los gobiernos, lo que nosotras no estamos dispuestas a dar en esta Cámara.

Y termino citando un pequeño texto de un artículo que leí hace un par de días, en Infolibre, titulado La salud mental de sus señorías. El psicólogo destaca que los perfiles que suelen triunfar en política son aquellos que no sienten tanto las emociones y no muestran empatía. En política muchas veces estás obligado a pisar a los demás para que no te pisen a ti. Qué triste y qué mal ejemplo. Aviso a navegantas.

Algunas decidimos dedicar unos años de nuestras vidas a la política para cambiar las cosas, porque nos parece urgente y necesario mejorar la vida de la gente, pero no para dejar que la política nos cambiara a nosotras. Nos mueve la pasión y a veces nos domina la emoción. Podemos equivocarnos, pero ni mentimos ni traicionamos. Y no duden de que vamos a seguir remando en esa línea, en poner el máximo empeño en promover y potenciar la capacidad de resiliencia tanto hacia fuera como hacia dentro. Si tropezamos, si nos caemos, a tender la mano y ayudar a levantarnos. Pero tengan por seguro, no todas somos iguales: antes de convertirnos en una cínicas o en unas hipócritas preferimos dejar el acta y volvernos a casa, porque ni el fin justifica los medios... (corte del sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo), porque entendemos...

La señora VICEPRESIDENTA PRIMERA (González González): Gracias, señora Del Río.

Para cerrar, turno para el Gobierno, por tiempo de siete minutos.

La señora CONSEJERA DE DERECHOS SOCIALES, IGUALDAD, DIVERSIDAD Y JUVENTUD (Santana Perera): Una se queda estupefacta de algunas afirmaciones que se han dicho en las intervenciones de los portavoces, que casi me culpabilizan a mí, a este Gobierno, de haber generado el paro, de haber generado el desempleo, de haber incluso conspirado para poner en marcha una pandemia sanitaria mundial, y ahora entiendo mejor el artículo de un reconocimiento periodista de Canarias que decía que pronto ustedes no dudarán de culpabilizarme del asesinato de Lincoln o Kennedy, porque es que la verdad es que es bárbaro, señorías.

Miren, la competencia de esta consejera es atender a las personas que están en situación de pobreza. Hay circunstancias que han hecho que a día de hoy haya más pobres en Canarias, claro, hemos pasado por una crisis sanitaria que ha paralizado completamente el motor de nuestra economía, que es el turismo. Y, a pesar de eso, ¿qué ha hecho este Gobierno?, proteger a las personas. No como se hacía anteriormente, abaratando el despido, criminalizando a las personas y desahuciándolas de sus casas para proteger a las entidades financieras o a los fondos buitre frente a las personas... Es verdad, la respuesta es bastante diferente a la que dieron ustedes. Y mi competencia es proteger a las personas pobres y si hay más pobres llegar a más, y lo estamos consiguiendo, lo estamos consiguiendo. En el mes de octubre le decía que habíamos superado las nueve mil, en concreto 9180 personas, expedientes que ya se encuentran en la consejería para cubrir la prestación canaria de inserción, y vamos a superar las diez mil, estoy segura, porque vamos a seguir avanzando, vamos a seguir protegiendo y vamos a seguir legislando para seguir protegiendo a la ciudadanía.

Vuelvo a escuchar, la verdad, con enorme sorpresa, a algunas de las personas representantes de las fuerzas políticas aquí presentes, decir que fracasamos desde las políticas sociales si no acabamos de golpe con toda la pobreza de Canarias, y me sorprende porque no escucho nunca a esas mismas fuerzas políticas hablar, por ejemplo, de emprender reformas fiscales más justas. Eso sí, a lo mejor abaratar los impuestos. No sé entonces de dónde pretenden pagar la educación, pagar esas prestaciones canarias de inserción, pagar el ingreso mínimo vital, pagar nuestra sanidad, poder otorgar un parque de vivienda público decente a la gente, no sé de dónde pretenden sacar el dinero, si crece de los árboles o qué, para ustedes, porque la realidad es que sin una fiscalidad justa y progresiva no vamos a poder atender a la gente que peor lo está pasando, y eso es una realidad. Tampoco les escucho hablar nunca del cambio de modelo productivo, que seamos tan dependientes del turismo. Muchas veces incluso nos han achacado a Podemos de perros flauta, de ser involucionistas por creer en un modelo diferente y sostenible de turismo, en vez del modelo depredador que ha reinado en esta tierra, que parecía a veces el salvaje oeste, barra libre para todos sin respetar muchas veces siquiera la regulación del suelo existente. La verdad es que sorprende, sorprende. Tampoco les escucho hablar de las necesarias reformas laborales para poder proteger a los trabajadores y trabajadoras, para generar empleo, para que haya menos precariedad laboral en esta tierra.

Yo lo tengo claro: la gente, si puede elegir, no quiere recibir. ¡Hablen ustedes! Es que yo creo que ustedes, como yo, hablan con las personas, es decir, nosotros no vivimos en una burbuja, en la calle la gente dice que no quiere recibir una prestación social, la gente lo que quiere es trabajar, trabajar dignamente y recibir un salario justo. Y por eso estamos trabajando, por eso está trabajando nuestra ministra Yolanda Díaz. Por eso los datos de empleo cada vez son mejores, especialmente en nuestra tierra, especialmente en Canarias, y además vamos a seguir luchando para emprender la reforma laboral necesaria. Y ya lo ha dicho nuestra ministra: si ella no consigue sacar adelante la reforma laboral que necesita este país, ella abandonará su puesto, porque no conseguirá los objetivos que se había marcado.

Y otra cosa es lo que nos diferencia, que lo decía ayer la señora Del Río: hay quien está aquí para calentar sillón, para recibir un salario público y para hacerse autobombo y hay quien está aquí, la mayoría de nosotros, para hacer un trabajo digno, para poder desarrollar políticas que ayuden a mejorar la vida de la ciudadanía, y no en beneficio propio sino en beneficio colectivo, y eso es una realidad, por mucho que duela.

Y, de verdad, señora Valido, me decía usted que la Ley de Servicios Sociales, que aprobamos por unanimidad, recogía esa permanencia de las familias con niños y niñas a cargo en el sistema de prestación canaria de inserción, y tiene usted toda la razón, pero un estatuto de autonomía que se aprobó a finales del año 2018, y usted salió del Gobierno en julio del 2019...; usted podía haber hecho y sacado adelante un decreto ley, como lo ha hecho este Gobierno, y no lo hizo. Pues, no sé, cuestión de prioridades, supongo.

Por otro lado, hablan del ingreso mínimo vital. El ingreso mínimo vital es verdad que es muy mejorable, de hecho en los próximos presupuestos generales del Estado se replantean esas modificaciones que hay que hacerle al ingreso mínimo vital, pero la realidad y los datos otra vez se les estampan en la cara, y hay 17 000 resoluciones aprobadas del ingreso mínimo vital. Por lo tanto, si hablamos de 17 000 resoluciones del ingreso mínimo vital y 9180 prestaciones canarias de inserción, estamos hablando de más de veinticinco mil personas protegidas; cuando nosotros llegamos, 5600. Y esa es una realidad que aunque duela, que aunque les escueza, es irrefutable... (se produce el corte del sonido por el sistema automático de cómputo del tiempo y la Presidencia le concede un tiempo adicional), porque está en los datos.

Igual que decía el señor Suárez: los ayuntamientos hacen gran parte del trabajo. Y nosotros lo aplaudimos, lo apoyamos y lo reconocemos, señor Suárez. ¿Y por qué? Mire, cuando nosotros llegamos, cuando nosotros llegamos, ¿sabe cuánto se les daba a los ayuntamientos para, entre otras cosas, poder desarrollar sus labores y su gestión de la prestación canaria de inserción?: 6 909 857. ¿Cuánto se les da hoy, en el 2021?: 12 millones de euros. ¡Ustedes sigan alzando la voz, pero la realidad les da un bofetón en la cara! (Manifestaciones del señor Suárez Nuez desde su escaño).

La señora VICEPRESIDENTA PRIMERA (González González): Señorías, queda... (Prosiguen las manifestaciones del señor Suárez Nuez desde su escaño).

Señor Suárez, por favor, señor Suárez, estamos todavía en el pleno; cuando termine y salgan de aquí, ya podrán pelearse lo que quieran.

Se da por suspendida esta sesión. Mañana comenzaremos a las nueve de la mañana.

Gracias. Buenas noches.

(Se suspende la sesión a las veinte horas y treinta y un minutos).