Diario de Sesiones 99/2021, de fecha 9/11/2021
Punto 6

10L/PO/P-2079 PREGUNTA DE LA SEÑORA DIPUTADA DOÑA MARÍA DEL RÍO SÁNCHEZ, DEL GRUPO PARLAMENTARIO SÍ PODEMOS CANARIAS, SOBRE AVANCES PRODUCIDOS EN EL PROCESO DE DESPRIVATIZACIÓN DE LA SANIDAD A LO LARGO DE ESTA LEGISLATURA, DIRIGIDA AL SEÑOR CONSEJERO DE SANIDAD.

El señor PRESIDENTE: Continuamos con la siguiente pregunta, que formula la diputada doña María del Río Sánchez, del Grupo Parlamentario Sí Podemos Canarias, sobre avances producidos en el proceso de desprivatización de la sanidad a lo largo de esta legislatura, dirigida al señor consejero de Sanidad.

Tiene la palabra la señora Del Río.

La señora DEL RÍO SÁNCHEZ (desde su escaño): Buenos días, señor consejero.

En nuestro acuerdo de pacto de Gobierno decimos literalmente: defendemos el modelo de sanidad pública y universal, trabajando para reforzar y mejorar los recursos humanos e infraestructuras públicas que permitan ir reduciendo paulatinamente los servicios sanitarios actualmente privatizados, garantizamos su adecuada financiación a través de los presupuestos.

La pandemia de la COVID ha puesto de manifiesto, una vez más, que la protección de la salud y de la población y la defensa de la sanidad pública constituyen una seña de identidad de nuestra sociedad. En los momentos más difíciles de la crisis sanitaria, la salud y sostenibilidad de nuestra población pendió de nuestras estructuras públicas, expresión de la solidaridad social y del personal sanitario, en muchos casos trabajando en situaciones y en condiciones difíciles, pero sin escatimar esfuerzos, atendiendo a toda la población sin exclusión. En ese sentido, las conclusiones para la reconstrucción social y económica, aprobadas por el pleno del Congreso el 29 de julio de 2020, reafirmaron los principios básicos a los que responde la sanidad pública: universalidad, igualdad, no discriminación, accesibilidad, equidad, solidaridad y calidad, proponiendo que el incremento de la inversión pública se destinara a la sanidad pública de gestión directa -propuesta 1.1 y 73 del apartado Sanidad y Salud Pública-.

Hay que aprovechar esta oportunidad para ir cambiando la concepción de la sanidad como un negocio y recuperar la gestión directa, y esto no es un capricho, nos sobran razones, que además vienen avaladas por distintos estudios internacionales, estatales, como de Canarias también. Apostamos por la sanidad pública de gestión directa porque ofrece, uno, calidad en el servicio y calidad en el empleo. La gestión privada implica ratios de profesionales inferiores a los de la gestión pública. Esto afecta tanto al personal sanitario como a pacientes. Un ejemplo conocido son los tratamientos de fisioterapia, sin ir más lejos, la diferencia de los tiempos que se dedican a pacientes, las empresas privadas concertadas, o cuando se hace desde la empresa pública. Una pena que se invierta tanto dinero en estos conciertos y menos en aumentar las plantillas para superar las listas de espera.

Hablamos también de la transparencia en la gestión. No han sido pocos los escándalos de corrupción relacionados con procesos de privatización.

Y hablamos también de mejores resultados, por tanto, en equidad, en eficacia y en eficiencia.

En coherencia con nuestro acuerdo, por eso defendemos una sanidad pública y universal y queremos saber cuál es el avance que se ha hecho en cuanto a la desprivatización aquí, en Canarias, en este...

El señor PRESIDENTE: Gracias, señora diputada.

Señor consejero.

El señor CONSEJERO DE SANIDAD (Trujillo Oramas) (desde su escaño): Gracias, señoría.

Vamos a ver, la asistencia sanitaria en nuestra comunidad autónoma básicamente se hace con recursos públicos. Eso no obsta, como bien conoce usted, que con la normativa que tenemos de la Ley General de Sanidad existan unos recursos complementarios que presta la sanidad concertada, a la cual hay que usarla de manera eficaz y eficiente siempre, como marca la propia norma, como complemento de la sanidad con recursos públicos.

Más que hablarles de frases, de palabras, probablemente es mejor hablar con hechos o con números, decisiones, que además han adoptado ustedes aquí en los dos últimos años, por ejemplo, en los que me corresponde a mí responder de la gestión de este servicio público esencial.

En los dos últimos ejercicios presupuestarios que ustedes han aprobado aquí, si se aprueba ahora el proyecto de ley que estamos tramitando, habremos subido nada más y nada menos que los recursos públicos de la sanidad un 10,22 %, el conjunto de los recursos de la sanidad. Ahí dentro está también el artículo 25, que es el artículo que financia los conciertos con el exterior.

¿Cuál es la evolución de esa partida? Pues, la evolución de esa partida es prácticamente que ha quedado en la misma cantidad que ha tenido en estos ejercicios, de tal manera que no supone o supone alrededor del seis y medio por ciento del conjunto de los recursos que nosotros dedicamos al sistema. Es decir, el esfuerzo que en todos estos años, no son solo estos dos, ha hecho esta comunidad autónoma, sobre todo desde las transferencias de la competencia, en promover, proveer y dotar de un sistema de protección a la salud de nuestros ciudadanos de máximo nivel, y evidentemente descansa, como no puede ser de otra manera, en los recursos públicos, es digno de analizar, de verdad. Si lo comparáramos, que no es el caso, ni nos viene en este momento para nada, pero si lo viéramos con otro tipo de políticas que desarrollamos, donde hay un modelo similar, de una complementariedad con recursos que no son públicos, desde luego el servicio de protección a la salud...

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señor consejero.

La siguiente pregunta va dirigida a la consejera de Educación, que no... debe ser que está... Doña Sandra, perdone un segundo, no tengo noticias... En un atasco. Bueno, si le parece, doña Sandra, discúlpeme, vamos a continuar con la siguiente pregunta, porque la señora consejera está cerca de la sede del Parlamento, llegando, por algún problema de, en fin... Para no dejarla sin formular la pregunta, ¿de acuerdo?

La siguiente también es del señor Déniz para la consejera.

Vamos a continuar con la siguiente, que también es para la consejera, así que, doña Nayra, también esa es para la consejera; la siguiente es para mañana. La pregunta siguiente la debería formular el diputado don Manuel Jesús Abrante, que no está... Ah, pues, sí, sí está. Muchas gracias, señor diputado. Dejen que tome asiento tranquilamente. No, no, no, no se preocupe. Tampoco está.

Bueno, pues, no lo sé, de verdad, si continuar o hacemos un receso. Vamos a hacer un receso de cinco minutos.

Muchas gracias.

(Se suspende la sesión a las once horas y diez minutos).

(Se reanuda la sesión a las once horas y quince minutos).

El señor PRESIDENTE: Sí, señorías, por favor, ocupen sus escaños. Ocupen sus escaños. Vamos a reanudar, vamos a reanudar la sesión plenaria. Les ruego a sus señorías que tomen asiento.

Y. antes de reanudar la sesión y darle la palabra a la señora Domínguez Hormiga, me gustaría, como presidente del Parlamento, trasladarle al Gobierno que la Cámara hace un esfuerzo permanente, como no puede ser de otra manera, para adaptar... (Rumores en la sala). Ruego a sus señorías silencio y que tomen asiento.

Decía al Gobierno que la Cámara hace un esfuerzo, comprensible y lógico en las actuales circunstancias y por las que hemos transcurrido, para adaptar, obviamente, la actividad parlamentaria a las necesidades y urgencias del Gobierno, pero hay cuestiones que obviamente no son demasiado gratificantes a la hora de continuar con la actividad parlamentaria. Yo le pido, por tanto, al Gobierno que sea recíproco en el esfuerzo que hace la Cámara para poder mantener las sesiones plenarias con una actividad y un ritmo que es el correcto y el correspondiente.