Diario de Sesiones 109/2022, de fecha 8/2/2022
Punto 32

10L/C/P-0936 COMPARECENCIA DEL SEÑOR CONSEJERO DE SANIDAD, SOBRE LA SITUACIÓN EPIDEMIOLÓGICA ACTUAL EN CANARIAS, CON MOTIVO DE LA COVID-19, A PETICIÓN DEL GOBIERNO.

El señor PRESIDENTE: Vamos a continuación con la comparecencia acumulada del señor consejero de Sanidad, sobre los detalles y el desarrollo de la pandemia por COVID-19 en Canarias, a petición del Grupo Parlamentario Socialista Canario, la del señor consejero de Sanidad, sobre la situación de la sexta ola de la COVID, a petición del Grupo Parlamentario Popular y la del señor consejero de Sanidad, a petición propia, sobre la situación epidemiológica actual en Canarias con motivo de la COVID-19, a petición del Gobierno.

Comenzamos, primer turno de intervención del Gobierno, con un tiempo de quince minutos, a continuación irán los grupos proponentes con un tiempo de siete minutos cada uno, luego el turno de fijación de posiciones de los grupos no proponentes con cinco minutos por cada turno, turno de réplica de siete para los grupos proponentes y turno de cierre para el Gobierno por tiempo de diez minutos.

Comienza, por tanto, tiene la palabra el señor consejero del Gobierno. Adelante.

Ruego un poco de silencio, señorías.

Gracias, señorías. Silencio, por favor.

El señor CONSEJERO DE SANIDAD (Trujillo Oramas): Señor presidente. Señorías, buenas tardes.

A mitad de diciembre comparecía aquí a petición de dos grupos parlamentarios para hablar de la situación pandémica en aquel momento en nuestra comunidad autónoma.

Como recordarán, en aquel momento estábamos con las incidencias acumuladas a 7 días en 117 casos, a 14 en 217 y las islas registraban, pues, tanto a 7 días como a 14 la quinta y sexta más baja incidencia de todo el conjunto de España, todas las islas estaban en riesgo medio, Fuerteventura en riesgo muy algo y el riesgo de El Hierro era en circulación controlado. Los indicadores de capacidad asistencial situaban a las islas en riesgo bajo o muy bajo excepto Gran Canaria que se encontraba en riesgo medio. Y en ese momento la variante delta era el 99,2 % de casos probables que teníamos en nuestra comunidad autónoma, todo el resto de las cepas, incluida la ómicron, llegaban al 1 %. ¿Qué ha ocurrido en estos dos meses, desde esa comparecencia hasta aquí, es decir, del 15 de diciembre hasta los datos cerrados del 3 de febrero?

A mediados de diciembre el número de nuevos casos de COVID-19 aumentó de manera exponencial como consecuencia de la irrupción de la ómicron que tiene, como saben, mayor capacidad de trasmisión. Desde Canarias notificamos los dos primeros casos de esta cepa el 7 y el 9 de diciembre, un mes después, solo un mes después, del 17 al 23 de enero, en esa semana, la variante ómicron en nuestra comunidad autónoma, como en el resto de las comunidades autónomas, ya era predominante en un 98,5 %, la mayor movilidad de la población en todas esas fechas, la mayor relajación por parte de la población en sus comportamientos pues favoreció, sin duda, la mayor circulación de esta variante que, como digo, tiene mucha mayor trasmisión.

Podemos distinguir dos etapas claras en este periodo, desde el punto de vista epidemiológico, entre el 14 de diciembre y el 17 de enero se contabilizó el mayor número de casos de estos 2 años de pandemia, en concreto 115 492, lo que ha venido a denominarse la sexta ola y que provocó incluso un cambio a nivel nacional en lo que es la estrategia de detección y seguimiento de los casos del COVID, fundamentalmente con el objetivo de priorizar a los vulnerables. Pasamos en estos casos semanales de 10 000, 10 342, a 32 636 en la semana del 11 al 17 de enero, pasamos de una positividad del 14 % a una positividad del 40,9 %. Y entre los días 11 y 17 de enero, para que se hagan una idea, realizamos 93 085 pruebas diagnósticas en Canarias con un promedio de 13 300 pruebas diarias. Las incidencias acumularon a 7 días 1499,9 casos, a 14 días 2903. El aumento porcentual de ambas tasas se registró de manera mayor del 14 al 20 de diciembre donde respectivamente aumentaron un 186 y 123 %. En esa semana Canarias reportaba la novena tasa de incidencia a 7 días más alta de España, pero la más baja, la sexta más baja a 14 días. A 17 de enero era la sexta comunidad autónoma con incidencias a 7 días y la cuarta con incidencia a 14 más baja de España.

La presión asistencial, tanto en atención primaria como posteriormente en atención hospitalaria, comenzó a incrementarse de modo que en la semana del 10 al 17 de enero ya la ocupación de camas convencionales y de UCI entraba en riesgo alto, esta es la primera etapa. Es a partir de la semana del 18 al 24 de enero cuando el número de casos comienza a descender de manera clara, tendencia que se ha ido confirmando en este periodo hasta el día de la fecha, de tal manera que hemos sufrido, en el buen sentido, una reducción del 44,8 % del promedio diario de casos, de nuevos casos; la incidencia a siete días se ha reducido hasta los 431 casos y la incendia a catorce a 1246,7. En estos momentos hemos pasado, en esta nueva etapa, de aquel 40,9 % de pruebas diagnósticas positivas a un 24,6 y, sin embargo, la evolución de la capacidad asistencial del 25 al 31 de enero respecto a la interior presenta una evolución distinta; ustedes saben que aquí una de las cuestiones básicas de este proceso es que van apareciendo los casos y detrás van apareciendo las incidencias de la capacidad asistencial.

El promedio diario de camas ocupadas se mantiene en riesgos muy altos y el de camas UCI en riesgo alto con un 23 % de ocupación y estamos un par de puntos por encima de la media nacional, si bien, la tendencia de nuevas hospitalizaciones se disminuye casi en un 30 % y se sitúa en riesgo medio, lo cual forma parte de este proceso de casos, hospitalizaciones y luego ir, con las altas, ir liberando camas.

A fecha de ayer, 7 de febrero, tenemos una incidencia a siete días de 249 casos y a catorce días de 799 casos, y los porcentajes de camas ocupadas por COVID y de UCI desciende a riesgo alto desde hace cuatro días con un 13,9 y un 19,4 %, respectivamente.

Este descenso de casos se aprecia en toda España y Canarias en estos momentos se sitúa como la segunda comunidad autónoma con las incidencias, tanto a 7 como a 14 días, más bajas del conjunto del país. Sin embargo, como les acabo de comentar, esta bajada de incidencias no se traduce, precisamente por esa evolución que les explicaba, en una bajada tan rápida en la ocupación de camas COVID, convencionales o en UCI.

Come ven, la evolución de esta situación epidemiológica de estos dos meses merece un análisis pausado, del que se deduce que se produjeron tantos casos en las cinco primeras olas como en los dos meses de esta sexta ola con la predominancia de la variante ómicron, y esto conlleva, consiguientemente, al incremento de fallecidos, que, por cierto, permítanme que transmita las condolencias del Gobierno tanto a sus familiares como amigos y allegados.

Evidentemente es muy importante aclarar los datos.

Sin ómicron, que es, aunque sea menos lesiva que la delta pero sí más transmisible, se han registrado más contagios y más fallecimientos en un periodo relativamente corto. Para entenderlo con datos: en las cinco primeras olas tuvimos 99 782 casos con un total de 1036 fallecidos, en esta sexta ola hemos tenido 145 472 casos, es decir 336, en todo caso muchos menos fallecidos en relación a los casos que en la anterior ola. Evidentemente aquí juega un papel muy importante la protección que confieren las vacunas. Por lo tanto este es un dato importante. Y también tenemos que tener en cuenta que la sexta ola afecta fundamentalmente a personas en torno a una media de edad de 81 años y con patologías previas.

No podemos olvidar, en cualquier caso, que a pesar de estos datos Canarias continúa siendo la segunda comunidad autónoma con menor letalidad de todo el Estado.

¿Qué medidas hemos adoptado para disminuir la presión asistencial que ha sido muy afectada por esta situación? Evidentemente hemos ido revisando todos los niveles de alerta de todas las islas hasta el punto que, como saben, en estos momento tenemos Tenerife y Gran Canaria en el nivel 4 y el resto de las islas en el nivel 3. En todo caso, ante esta situación se han tomado medidas en dos frentes: uno para evitar la alta transmisión, dos para priorizar la atención de los vulnerables COVID frente a los casos leves y de paso aliviar la carga de trabajo de nuestros profesionales en un momento delicado por coincidir un número importante de efectivos de baja a principio de año con el periodo de disfrute de libranzas a las que tienen derecho y toda vez que además en cualquier caso habíamos reforzado, como saben, las plantillas de los trabajadores con cerca de siete mil, de los cuales casi dos mil se han incorporado desde finales de octubre. Nuestra comunidad autónoma, además, como saben, es de las pocas que ha mantenido, y de ahí la discusión que tuvimos en el presupuesto, el personal de refuerzo y por eso se contempló en dicho proyecto de ley.

Por un lado, para frenar la alta transmisibilidad, además de las medidas generales y específicas de horarios, aforos, etcétera, que ustedes conocen, se restableció desde el 1 de diciembre los cribados nacionales de viajeros a los viajeros nacionales, desde el 1 de diciembre; se puso en marcha desde el 10 de diciembre el certificado COVID voluntario y desde el 25 de diciembre para las islas que estaban en niveles 3 y 4 pusimos el certificado COVID obligatorio.

Por otro lado, para aliviar la presión asistencial en la atención primaria se han puesto en marcha, en la atención primaria hospitalaria, los planes de contingencia en función de las capacidades de cada uno de los centros, de sus recursos, y priorizando evidentemente los urgentes y los casos oncológicos, porque evidentemente no solo todo, como veces me han escuchado, es el COVID.

En cuanto a atención primaria, se ha puesto en marcha más de una decena de medidas para mejorar su capacidad asistencial.

Una, la adaptación de la estrategia nacional de detección y seguimiento de COVID-19, para evidentemente priorizar los casos vulnerables frente a los leves e informar a la ciudadanía de cuáles eran los procesos en sus resultados positivos y negativos y en función de que fueran leves, negativo con síntomas, contactos estrechos, etcétera.

Se han prorrogado todos los planes de tratamiento, para evitar la asistencia a consultas para renovar lo que son las recetas habituales.

Se han puesto en marcha nuevas herramientas para aliviar la presión asistencial, como por ejemplo la expedición de los certificados COVID en colaboración con los colegios oficiales de farmacia el 10 de enero y la supervisión y notificación de los autotest realizados en las propias oficinas de farmacia, un proyecto que comenzará a funcionar esta misma semana después de integrar los sistemas de información.

Estos proyectos complementan las herramientas puestas en marcha durante el mes de enero, como la página web micertificadocovid, que también permite los autotest en relación con el sistema para realizarle lo que son las notificaciones en función de cuál es la situación de cada uno de los pacientes. Con esta medida además se agiliza el proceso de obtención de la incapacidad temporal, que como... (ininteligible) ustedes saben también era otro de los elementos reclamados por el sistema. Y, por lo tanto, reducimos además encima lo que es la presión de la línea 900 y las consultas directas en los centros de salud, línea 900 que además durante este proceso hemos estado obviamente reforzando.

Se ha ampliado con carácter excepcional el plazo a diez días para la autorización de las bajas retroactivas por inspección de salud laboral, que como saben es de... (ininteligible) días.

Puesta en marcha de un proceso automatizado de la incapacidad temporal, para aliviar las consultas médicas de esta gestión administrativa, que se ha creado además un grupo de apoyo centralizado, formado por 48 médicos de gestión de incapacidades temporales, fuera del ámbito de la atención primaria precisamente para descargar a los facultativos de atención primaria de todas estas tareas administrativas.

Se ha priorizado la consulta telefónica, evidentemente dejando a criterio del especialista la consulta presencial.

Se han reforzado los puntos de realización de PCR.

Se han mantenido los equipos de vacunación todos los días.

Se han reforzado los servicios de urgencias y puntos de atención continuada en fines de semana y festivos.

Se han reactivado los equipos COVID.

Se ha hecho una comunicación al paciente por SMS, como saben ustedes, del resultado de prueba diagnóstica de infección activa, con el enlace de una guía para seguir lo que es el procedimiento que tiene que llevar en función de que sea resultado positivo o negativo.

Y además hemos incrementado la campaña de comunicación.

En cualquier caso, me gustaría también decirles -y queda un minuto- que no hemos descuidado en absoluto la asistencia o la prestación asistencial a los no COVID.

En el ámbito de la atención hospitalaria, en el mes de diciembre se atendió 9063 ingresos hospitalarios, 6838 ingresos urgentes, 2225 ingresos programados y también se contabilizaron más de 10 850 intervenciones quirúrgicas, de las cuales 1219 fueron urgentes. En total se realizó un 2,6 % de intervenciones más en diciembre de 2020 que en la misma fecha del año pasado, y además se atendieron 212 147 consultas totales y se realizaron 62 449 pruebas complementarias.

La atención en las urgencias hospitalarias también se ha incrementado en cincuenta y tres mil... (Corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo).

El señor PRESIDENTE: Concluya.

El señor CONSEJERO DE SANIDAD (Trujillo Oramas): Sí.

... atendidas acercándose a cifras anteriores a la pandemia, cuando se alcanzaron los 56 573 altas en 2019.

Entre diciembre y enero se realizaron 3 609 942 consultas en atención primaria, de las que medicina de familia contabilizó 1 885 872 consultas, pediatría 264 973 y 1 459 000 las consultas de enfermería. En definitiva, se realizaron 1,2 millones de consultas más entre diciembre y enero que respecto a los mismos meses del año anterior.

Y en cuanto al área de urgencias, medicina de familia atendió 376 728 consultas y enfermería 241 103. En total 202 340 urgencias más que el mismo periodo...

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señor consejero.

Turno para los grupos solicitantes. En primer lugar Grupo Parlamentario Socialista.

El señor HERNÁNDEZ GUILLÉN: Gracias, presidente, buenas tardes, señorías, señor consejero.

Agradezco la cantidad y minuciosidad de los datos que nos ha aportado en la tarde de hoy, creo que, además, era importante, y efectivamente el mes de diciembre, a mediados del mes de diciembre, tuvimos una... en este mismo plenario, tuvimos la posibilidad de hablar y trasladar cada uno de los grupos aquellas consideraciones con respecto a la pandemia de COVID-19, y cierto es que de esas fechas hasta el momento actual las circunstancias han sufrido, yo digo que de forma lamentable, variaciones. Variaciones que, de la misma forma que ha habido... ha sufrido variaciones el virus con la variante ómicron, que a mediados de diciembre era aún, digamos, testimonial, o por lo menos con una incidencia tan... no tan presente como la variante delta.

Por tanto, de diciembre aquí, lógicamente, ha habido cambios, usted ya ha ido relatando algunos de ellos. Varios indicadores, en estos momentos, en esos momentos resultaban satisfactorios en cuanto a la incidencia acumulada o a la capacidad asistencial, por poner dos indicadores clave y básicos a la hora de ir analizando esta pandemia. Pero, transcurrido el mes de diciembre, al final de este, los casos de COVID-19 alcanzaron un nivel de contagiosidad, con la presencia, como decía antes, de la variante ómicron, que se convirtió en la principal cepa de contagio. Sabemos que aumentó considerablemente el número de pruebas, y me gustaría en esta comparecencia, aunque creo que adelantó algunos datos, pero sobre todo eso, qué, qué, cuántas... la resultante de las pruebas que se han ido desarrollando, porque considero que, claro, a más incidencia me imagino que el número de pruebas ha ido aumentando de forma considerable. O también la afectación asistencial, que usted yo creo que, bueno, ha relatado alguna cuestión, pero sobre todo si, si... de qué forma esa presión asistencial, sobre todo en lo referente al riesgo de aumento de las camas UCI, que es otro indicador para nosotros sumamente importante a la hora de hacer un seguimiento.

Señor consejero, esta sexta ola, siendo menos letal, que yo creo que hay que decirlo con rotundidad, gracias a los procesos de vacunación, de eso no cabe ninguna duda, pero, desde luego, menos letal pero sí más contagioso, y esta contagiosidad levantó muchas alarmas en el conjunto de la sociedad y por eso también nos gustaría saber esas medidas concretas puestas en marcha desde su consejería para afrontar esta nueva situación epidemiológica, y no menos importante, señor consejero, en esta crisis sanitaria es conocer, sobre todo, la afectación que han tenido los servicios de urgencia, y en todo caso qué actuaciones se han llevado a cabo para minimizar los posibles efectos sobre estos servicios.

Lo digo porque, claro, al final los servicios de urgencia no dejan de ser, digamos, la puerta de entrada que muchos usuarios hacen uso, a veces de forma no tan debida, y genera esos colapsos, claro, cuando atendiendo al número de contagios entenderemos que algún tipo, digamos, de presión asistencial se ha producido también sobre los servicios de urgencia hospitalaria.

Como hemos hablado y reflexionado en muchas ocasiones, son las circunstancias provocadas por la pandemia las que pueden alterar la actividad asistencial, eso que denominamos, digamos, la actividad asistencial no COVID, como lo hemos ya denominado. Los datos que manejo, señor consejero, usted también ha adelantado algunos, no sé si el conjunto de ellos, pero, bueno, si puedo incidir algo más, los datos que manejo me indican que no se ha visto afectado, o por lo menos no se ha visto sumamente afectada, pero me gustaría que esos datos, si los tiene, pues bueno, nos permita dar una respuesta, en este caso, en esta comparecencia, que nos facilitara datos sobre las pruebas realizadas en los momentos de aumento de casos, así como ha podido afectar a esa presión asistencial, como decía anteriormente.

Lo que creo firmemente es que, a pesar del contratiempo que ha significado esta pandemia, señor consejero, nuestro sistema público de salud en nuestra comunidad autónoma ha dado una respuesta muy satisfactoria. Me parece que es de razón, y de recibo, mencionarlo. Lo digo porque luego hablamos de los magníficos profesionales que tenemos, pero es que los magníficos profesionales están dentro de un conjunto, de un sistema, que entre todos se da una respuesta yo creo que muy valiosa en un momento de una crisis sanitaria desde luego sin precedentes para los que tenemos cierta edad, bueno, y seguro para el conjunto, porque epidemias de estas características no se producían hace... desde el siglo pasado.

Por tanto, ese reconocimiento a los profesionales va por delante. Y la otra motivación de esta comparecencia, señor consejero, es saber también de primera mano los datos actualizados sobre el proceso de vacunación. Me parece también importante resaltarlo, es decir, estamos en esta nueva situación donde empieza también a la población infantil a suministrarse las nuevas dosis, incluso algunos ya con las dosis de refuerzo, según los grupos etarios, sería importante también recalcar, resaltar, cómo va ese proceso de vacunación, que, sin duda, nos ha permitido dar una respuesta sanitaria adecuada y, sobre todo, evitar muchísimos fallecimientos.

Bien es verdad que no todos se han podido evitar, lamentablemente, pero no me gustaría tampoco pensar que si este nivel de contagio se da en las primeras fases de la primera ola no sé cómo hubiésemos tenido respuesta suficiente para atender a esta demanda sanitaria.

En todo caso, señor consejero, yo quiero también en nombre del Grupo Parlamentario Socialista agradecerle también la disposición en la comparecencia en nombre del Gobierno, porque me parece que es una forma también de mitigar cualquier duda o suspicacia que se pudiera generar y creo que además viene asociado a un elemento de transparencia en cuanto al trabajo y a la gestión que se le otorga en este caso como máximo responsable de la consejería.

Muchísimas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señor Marcos Hernández.

Turno para el Grupo Parlamentario Popular, señor Ponce.

Adelante.

El señor PONCE GONZÁLEZ: Muchas gracias.

Bueno, señor consejero. Todo ha ido maravilloso, todo ha ido bien, los datos se ha hecho un montón de cosas... yo le pregunto a usted si usted cree que los canarios están contentos con los resultados que hemos tenido en esta sexta oleada, si hablamos con la gente en la calle, todas esas personas que llaman al teléfono COVID y no se lo han cogido, que les dan cita quince días después para el médico de atención primaria.

Se le olvidó comentar, para empezar, que Canarias ha estado entre las primeras comunidades del país con más casos importados de ómicron y con más casos de ómicron, es decir, de las primeras comunidades donde ómicron tuvo los mayores porcentajes. Es importante tenerlo en cuenta.

En segundo lugar, también es de las comunidades, comparativamente con otras porque gracias a la vacuna -por supuesto en eso coincidimos- la mortalidad se ha minimizado, con mayores niveles de mortalidad y de ingresos hospitalarios, que son datos publicados por el Ministerio de Sanidad.

Los resultados de esta sexta oleada han sido demoledores, la OMS nos avisó en el mes de noviembre del nacimiento de esta variante, que nació, hay que explicárselo a los ciudadanos, por entre otras cosas, aparte de la infravacunación de los países del tercer mundo, que desgraciadamente por su pobreza no tienen acceso a la vacuna, sino por los países también europeos donde la vacunación no llegó en algunos casos al 60 %. Es una pandemia, se mueve el virus por el mundo y llegó, Canarias por el turismo de invierno tuvo una llegada masiva, y acuérdese lo que insistimos desde el Partido Popular en los controles en los aeropuertos. Hubiera sido una medida que hubiera minimizado el impacto. Es verdad que no nos vamos a librar del COVID en Canarias, pero hubiera sido una medida muy interesante.

De alguna manera ha habido una especie de gestión de la crisis donde se ha permitido convivir con un aumento de contagios de la ómicron como si fuera algo inevitable ante la incapacidad de los gobiernos central y autonómicos de frenar la curva de contagios.

Mire, el Partido Popular propuso algo que hubiera sido maravilloso, un pacto de estado por una ley de pandemias que hubiera evitado el bochorno y los bandazos a los que hemos estado sometidos de cara a la población con nuestras autoridades judiciales en cuanto a la aplicación de determinadas medidas. Yo le propongo que haga una encuesta a la población canaria, ¿sabría cuántos canarios saben hoy lo que es el nivel 4, el nivel 3, el nivel 2? Ya nadie sabe lo que son los niveles, ya la gente se lo toma un poco... esto ya es algo que ya es un lío tremendo. Una ley de pandemia hubiera generado un marco jurídico -y usted en esto sabe mucho más que yo- que nos hubiera permitido evitar esos bandazos, esos bandazos, esa falta de orden en las normativas ha calado en la calle, la gente, los pacientes nos lo dicen en la consulta, han perdido credibilidad y eso ha hecho que el negacionismo incluso crezca, desgraciadamente, esa pérdida de credibilidad, esos bandazos, esos mensajes totalmente contradictorios, que si un día de la mascarilla que si sí que si no, que si el pasaporte COVID obligatorio que si no, que si la vacuna un mes o a cinco meses... ha sido tremendo, auténticamente tremendo, y estoy hablando del Gobierno autonómico y del Gobierno central.

Usted ha dado los datos, yo me sumo a las condolencias a las casi mil quinientas personas en Canarias que han muerto por esta pandemia, y de verdad que no haya nada de autocrítica, de verdad que yo creo que no es de recibo.

Mire, el otro día el señor Torres hablando de que si las muertes nosotros las contabilizamos de una manera, de otra, de si con COVID, de si por COVID. Mire, señor consejero, yo he visto en mi hospital pacientes que desgraciadamente han fallecido que han ingresado por una quimioterapia, un paciente neoplásico, y que por brotes hospitalarios que hemos tenido, y muy severos, han cogido el COVID y eso ha hecho que la evolución de la enfermedad vaya a peor. Es decir, no podemos hablar de muertos de primera o muertos de segunda, al final son mortalidad por este puñetero virus que queremos todos que efectivamente se acabe.

Por otro lado también hoy mismo el señor Torres hablando de que "dígame usted, demuéstreme usted que no se han suspendido cirugías", ¿pero cómo que no se han suspendido cirugías, pero si se han suspendido un montón de quirófanos de cirugía precisamente por el COVID?

Yo a lo que voy, señor consejero, es que creo que es bueno poner en valor también las cosas que no se han hecho bien, porque este virus no ha acabado, tenemos todavía, bueno, evidentemente, la situación es mejor, hay un índice de vacunación mayor, por cierto, también, no lo ha dicho, se lo ha preguntado su propio compañero, ¿por qué Canarias está a la cola en la tercera dosis de vacunación junto a Baleares?, eso hubiera sido otra medida muy interesante y esa autocrítica hay que hacerla porque a lo mejor hay que acelerar esa tercera vacunación cuanto antes, ya no hablamos de cuartas y de quintas, que eso es un debate diferente, pero la tercera dosis es tremendamente importante.

Mire, diferentes cuestiones que el Partido Popular le ha comentado y que pueden justificar estos resultados en ingresos y en mortalidad. Canarias ha sido, como digo, de las comunidades con más casos importados por COVID. Dada la posibilidad de casos, evidentemente, ha habido un colapso sanitario, un colapso sanitario que también repercute en la asistencia, tenemos que decirlo, hoy mismo hemos estado hablando del Hospital Insular; la tercera dosis; la desconfianza de la población por los bandazos que he comentado; la relajación de la población por el triunfalismo político de los mensajes como poco más o menos lo recordamos que, bueno, que esto ya iba todo bien, que tranquilos, que no sé qué, que no sé cuántos; el elevado y el excesivo contagio de los profesionales sanitarios, que no se han dado los datos de todos los profesionales sanitarios que se han contagiado; la pobre política, ¿recuerda aquella medida que propusimos en este Parlamento para que se hicieran los test en las farmacias que hubiera evitado los colapsos de los centros de salud?, no se hizo caso y se aprobó en este Parlamento; nula política en cuanto a ventilación de locales y medidores de CO2, de eso no se ha hablado; y, evidentemente, y, evidentemente, sobre todo, desde nuestro punto de vista, ya digo, los mensajes contradictorios.

Señor consejero, esta sexta oleada dejaba a nuestra sanidad tremendamente herida, tenemos que mantener la prudencia todavía porque, como bien sabe, tenemos algunas variantes fruto todavía de un cierto negacionismo vacunal y en este sentido luego, en la segunda intervención que voy a tener le voy a proponer, como siempre hacemos desde el Partido Popular, algunas medidas y, además, una muy especial que luego le comentaré.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señor Ponce.

Turno para los grupos no proponentes, para fijación de posición, Grupo Mixto.

La señora ESPINO RAMÍREZ: Gracias, señor presidente. Señorías.

Quiero empezar mi intervención mostrando mis condolencias a todos aquellos que han perdido a un ser querido debido al COVID, sobre todo en estos últimos meses.

También quiero mostrar mi agradecimiento, una vez más, al personal sanitario que llevan muchísimo tiempo sufriendo este virus en primera línea y creo que también merecen nuestro reconocimiento, señor consejero.

Y usted siempre es prudente en sus mensajes, yo eso se lo agradezco y se lo pongo en valor porque usted es una persona siempre prudente cuando habla de la pandemia, pero no lo hacen así otros miembros de su Gobierno y hace solo unos días, por ejemplo, el viceconsejero de Presidencia, el señor Olivera, afirmaba que somos la segunda comunidad con mejores datos de España que indican que la desescalada debe empezar en Canarias, recordemos que es la misma persona que siendo director del Servicio Canario de Salud en el año 2020 dijo aquello de que el COVID había desaparecido en las calles de Canarias. Con lo cual creo que los mensajes sobre la pandemia, los que se refieren al ámbito sanitario deben darlos, en todo caso, la Consejería de Sanidad porque otras están muy despistadas.

Y no se entienden este tipo de mensajes triunfalistas con respecto a cómo vamos con el virus cuando los datos nos están diciendo lo contrario. Y me gustaría que vieran la gráfica de fallecidos por meses y ese pico enorme que ven ahí de 278 fallecidos es el mes de enero de este año, estamos hablando que en el mes de enero se triplicaron prácticamente las muertes con respecto a los peores meses de la pandemia, como fueron, por ejemplo, agosto o enero del año pasado (la señora diputada utiliza medios audiovisuales). Y el Gobierno de Canarias sigue sin dar una respuesta científica, una respuesta a por qué está este mayor número de fallecidos, porque dice el presidente, hombre, como se ha contagiado tanta gente pues muere más gente, pero si esto es una variante que se supone que es menos agresiva y si nos comparamos con el resto de comunidades autónomas con respecto a nuestra población es que nuestro índice de mortalidad también es mucho mayor y más preocupante, señor consejero. Y esa explicación que han dado de los muertos por COVID, muertos con COVID incluso insinuando o dando a entender que el resto de las comunidades autónomas están contabilizando mal las muertes y que nosotros somos los que contabilizamos más los fallecidos y por eso nos salen más, yo creo que es una irresponsabilidad y es echar balones fuera. Puede que tenga algo que ver en esto, lo que apuntaba el doctor Ponce, que vamos con retraso en la vacunación, estamos a la cola de todo el país y sabemos que las personas que más fallecen son las que no están vacunadas o no tienen la pauta completa. Y nosotros estamos, a nivel de vacunación, estamos, señor consejero, pues, tengo por aquí el dato, sí, en un 77 % de la población en pauta completa frente al 84 % de la media nacional, estamos a la cola.

Yo creo que es importante que usted haga un esfuerzo para retomar también el diálogo con el personal sanitario, yo creo que con los momentos que estamos viviendo con esta pandemia no podemos tener el conflicto que hay en el Hospital Insular, no se le puede a especialistas, que hay ciudadanos que van a poner sus vidas en manos de esos médicos, si esos médicos no se sienten preparados porque la especialidad de urgencias es muy específica, no todo el mundo está preparado para atender las urgencias, obligarles a atender a unos pacientes para lo que ellos no se siente preparados, ni siquiera sus seguros les cubren para atender a estos pacientes... Creo que hay que retomar el diálogo con el personal del hospital insular.

Tenemos médicos que también se están marchando del hospital Doctor Negrín o dimitiendo, sabemos que cuatro oncólogos del Doctor Negrín también han dimitido y, claro, cuando usted dice "no es que hemos contratado todo lo contratable porque no hay más sanitarios", pero si los que están se marchan, señor consejero, o protestan de esta manera será porque algo no se está haciendo bien y creo que hay que retomar el diálogo con ellos.

Y luego creo que es necesario crear una enmienda que yo presenté a la ley de presupuestos, que no tenía prácticamente coste y que ustedes rechazaron, que es crear un registro de personas que tienen COVID persistente. Esto fue una petición que nos hicieron los propios afectados, en una comparecencia en la Comisión de Sanidad, que nos pedían que se creara este registro para que hubiese constancia de sus casos, se calcula que unas nueve mil personas en Canarias pueden tener COVID persistentes con doscientos síntomas, y necesitamos tenerlos registrados, poder estudiar estos casos, que tengan una atención integral, señor consejero, y me gustaría que usted valorara esta propuesta que yo hice, no salió en la ley de presupuesto pero podemos intentarlo impulsar de otra manera.

Y, consejero, prudencia, diálogo, diálogo y diálogo.

Gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señora Espino.

Turno para el Grupo Parlamentario de la Agrupación Socialista Gomera, señor Ramos Chinea.

Adelante.

El señor RAMOS CHINEA: Gracias, señor presidente. Muy buenas tardes, señor consejero.

Bueno, creo que los datos demuestran que se está encauzando esta sexta ola, aun así no podemos negar que los datos que tenemos actualmente están aún por encima de esos datos que teníamos en las anteriores olas, pero yo creo que sí hay algunos aspectos que han provocado que vayan descendiendo los casos o, en este caso, los contagios.

Yo creo que el primer sin duda es la vacunación masiva. Es verdad, y decían algunas personas que me han antecedido en la palabra, que podríamos mejorar esos porcentajes, pero al final de todo también tenemos que apelar a la responsabilidad de cada uno de nosotros, tampoco podemos obligar a vacunar. Pero creo que también ha sido importante de que se haya ampliado el rango de edad hasta los 5 años en la vacunación, yo creo que eso también ha permitido de alguna manera que vayan descendiendo estos casos, de hecho vemos que en los colegios se está produciendo un gran número de contagios de ahí la importancia de aumentar la vacunación en los niños.

El segundo de los motivos yo creo que también el que se haya obligado otra vez de alguna manera al uso de la mascarilla en exterior, yo creo que eso también ha ayudado a prevenir.

El tercer motivo yo creo que ha sido la petición del certificado COVID para acceder a determinados locales. Yo creo que esto ha hecho a muchas personas plantearse la vacunación y de esta manera incidir en ella. Y, por supuesto, yo creo que también a la responsabilidad colectiva, es verdad que siempre hay casos de irresponsabilidades pero creo que a nivel general podemos hablar de que la sociedad canaria es una sociedad responsable.

Y sin duda, y yo creo que uno de los aspectos más importantes es el trabajo que realizan nuestros sanitarios, que desde aquí quiero, en nombre de la Agrupación Socialista Gomera, mandarle nuestro reconocimiento y agradecerles ese trabajo tan exhaustivo que realizan.

Pero sin embargo hay algunas cuestiones que nos preocupan, señor consejero, pues hemos oído que en los últimos días se está dando un vuelco a las políticas de prevención de contagio y se está optando por eliminar otra vez el uso de la mascarilla y en quitar la exigencia del certificado COVID, a mí me gustaría preguntarle si está basado en criterios científicos que ha tomado el comité, o preguntarle también si no nos estaremos quizás precipitando a la hora de hacer esa desescalada que podría provocar una futura nueva ola, los datos es verdad que van mejorando pero aún no son nuevos, y creo que han demostrado ser dos herramientas eficaces contra la prevención del contagio de esta pandemia. Se lo decimos también porque, como usted sabe, aunque el porcentaje de personas hospitalizadas y ocupando UCI es menor que en las anteriores olas, el número ha sido tan abundante que obviamente se han visto de alguna manera colapsado esa... o han tensado de esa manera la asistencia sanitaria.

Es cierto que la ómicron, como variante del coronavirus, está siendo mucho menos lesiva en cuanto a los efectos que produce, pero es verdad que al ser mucho más contagiosa nos hace que sigamos teniendo precaución sobre las posibles consecuencias que puede acarrear. Por eso pedimos prudencia en esta desescalada, señor consejero, y que obviamente se escuche a los sanitarios, por supuesto también ese comité que toma las decisiones, y obviamente estoy seguro que se tomarán las mejores decisiones para encontrar un equilibrio obviamente entre nuestra economía y nuestra salud, yo creo que eso es fundamental.

Me gustaría también hacerle alguna serie de preguntas, alguna de ellas ya usted las contestó, señor consejero, sobre la presión asistencial si había repercutido en algunos otros aspectos. Ya nos ha dicho usted que aún así se han seguido teniendo citas.

Y me gustaría también si esa alta presencia de casos que se han visto desbordados a la hora de, pues, cuando se hace un seguimiento de esos contagios si se ha visto repercutida de forma negativa.

También cómo ha funcionado el servicio de teléfonos y las vías telemáticas.

Y luego también nos han dicho algunos ciudadanos tienen algunas dudas sobre la bajada de días de aislamiento. A algunos se les ha acabado estos días de aislamiento, pero a la próxima prueba aún siguen siendo positivos y vemos que hay...

Simplemente treinta segundos, señor presidente. (Corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo).

El señor PRESIDENTE: (Ininteligible).

El señor RAMOS CHINEA: ... presión por parte de algunos sectores empresariales para incluso rebajar esos días de baja. Creemos que no sería razonable, todo lo contrario.

Y un último asunto que nos preocupa es conocer cómo está siendo el abastecimiento de vacunas en las islas, saber si siguen a buen ritmo, si el frenazo es porque no nos llegan vacunas o simplemente por la decisión de las personas a no querer vacunarse.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señor diputado.

Turno para el Grupo Parlamentario Sí Podemos Canarias, señora Del Río.

La señora DEL RÍO SÁNCHEZ: Gracias, señor presidente.

Buenas tardes, señor consejero, le damos la bienvenida en este nuevo periodo que estamos que tenemos que enfrentar, con un panorama muy diferente cuando hablábamos de dos casos en diciembre de ómicron y lo que tenemos ahora. Pero bueno voy a dar algunos datos también, porque creo que es interesante para situarnos en Canarias en... (ininteligible).

Yo soy muy crítica, usted lo sabe, creo que la vacuna tenía que haber llegado a más poblaciones, y voy a insistir con ese mantra hasta el final de mis días, porque creo que estamos teniendo mucha suerte con ómicron, que a pesar de ser tan contagiosa nos ha pillado ya con casi tres vacunas a una gran parte de la población, que somos las menos contagiadas las que tenemos las tres pautas, y otras con dos, bueno, con dos pues se ha llevado de otra manera, la enfermedad está teniendo menor incidencia.

Pero también por valorar las cosas positivas, y estaba viendo las cifras de estos días, preocupantes, de la cantidad de fallecimientos que estamos teniendo, y quería hacer un análisis comparativo. Claro, en Canarias si los datos que tengo son verídicos, que esa cosa cambia de un día para otro, tendríamos 1417 personas fallecidas a lo largo de toda la pandemia. Comunidades autónomas con poblaciones similares, País Vasco, tiene cinco millones seiscientas ochenta mil personas fallecidas; Castilla y León, ocho millones... perdón, 8000, perdón, ocho millones, ese mil, perdone que le estoy poniendo un cero más, 8015, quiero decir de 1500 a 5680 en el País Vasco; Castilla y León 8015; y Castilla-La Mancha, por poner comunidades con poblaciones parecidas, 6908. Estamos hablando de una diferencia de personas y de vidas muy importantes y también creo que eso que hay que ponerlo en la balanza. Estamos en una situación difícil, en este momento Canarias vamos con cierto retraso con respecto al nivel de recuperación de otras comunidades, como puede ser Andalucía, que parece que el proceso va más rápido, está bajando a mayor velocidad, pero no obstante en nuestro balance, sin ser triunfalista, y no lo soy, ya lo saben, y somos críticas, es que dentro de lo que cabe en Canarias estamos escapando de manera bastante airosa, nos está perjudicando más en otros aspectos, como es el turismo, porque esa es una comunidad que vive prácticamente del turismo y haberlo tenido tanto tiempo cerrado nos perjudica mucho en el aspecto económico y en el aspecto laboral, pero en el aspecto sanitario vamos escapando.

Bien. Eso desde el punto de vista de los fallecidos, y desde aquí mis condolencias a todas las familias que han perdido algún familiar o que han perdido algún amigo en este tiempo.

Pero hay otros daños que son colaterales a la COVID, que de esos también queríamos hablar.

Gracias a las vacunas desde luego esto ha sido menos dramático, pero tenemos algo que sí que nos preocupa, que está provocando de una manera que se empieza a ver ya, que es el agotamiento del personal sanitario. La fatiga pandémica y la COVID persistente, que también la han nombrado antes.

Esto hay unas cosas que son visibles, después están las cosas que esconde la COVID, como son el abandono y la falta de atención de otras patologías, de las cuales también tenemos que hablar. El retraso en pruebas diagnósticas, que llegan demasiado tarde o a veces ni llegan. Tratamientos que no empiezan. Alargamiento aún mayor de las ya largas listas de espera que teníamos. Y la desesperación de quienes no ven el día en que puedan ser atendidos con cierta normalidad.

Esto es lo que nos está preocupando ahora y tiene mucho que ver con la atención primaria, también con la saturación y con la hospitalaria.

No puede ser que no pongamos soluciones a cosas tan importantes como diagnóstico, pues por ejemplo hacer los cribados o la... ahora se me ha ido el nombre, de la prevención de cáncer de útero. Es decir... He olvidado el nombre de la prueba. Son cosas superimportantes que si no se hacen a tiempo pueden llegar demasiado tarde en un momento determinado. Ahí estamos muy preocupadas, es decir, la COVID no lo es todo, la COVID hay que trabajarla y se está trabajando creo que bastante bien, consideramos, pero entendemos que, paralelamente, tenemos que atender esas otras necesidades, los pacientes oncológicos, desde luego, se han quejado de los retrasos y otras muchas cosas más, porque de esta situación, aquí, quienes único están ganando un poco son las aseguradoras privadas, que la gente, en la desesperación, quien puede, quien tiene algo de recursos económicos, dice me hago un seguro privado para que me atiendan rápido, pero ahí tenemos una gran parte de nuestro pueblo que no tiene esos recursos y que se está quedando a la cola.

Y queríamos hablar, porque está, creo que parte de la población que más nos preocupa, que son quienes nos cuidan, y en estos días que tenemos a Satse amenazando que empiezan un periodo de movilizaciones a partir del 10 de febrero, la verdad que les queremos dar, desde aquí, nuestro apoyo, porque entendemos que no solo bastan las palmas, que hacen reivindicaciones que son justas y certeras, que merecen nuestra comprensión y nuestra escucha, que están haciendo unas reivindicaciones muy concretas, que se están quejando de cosas de sobrecarga y que a ellos les afecta, por supuesto, y que tienen un problema de deterioro de salud física y psíquica, que hay un nivel grande de depresiones y de problemas ya de salud mental por parte de la población... (corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo. La Presidencia concede un tiempo adicional) pero sus consecuencias, sus problemas, son también nuestros problemas, son los problemas de la población, porque si tenemos a mucho personal sanitario de baja en situaciones de dificultad para podernos atender también eso después redunda negativamente para la población.

Entendemos que esa sobrecarga y esa situación que sufren los centros de salud hay que trabajarla y hay que atenderla de manera razonable. Ellos piden y critican el deterioro de la relación asistencial, de la precaria situación de los profesionales y nos preguntan qué pasa con la ley de la seguridad del paciente, que es una de sus grandes reivindicaciones. Me gustaría que usted nos contestara al respecto, sobre eso, porque creo que es algo que están esperando y que parece importante, si sabe algo.

Gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señora Del Río.

Turno para el Grupo Parlamentario de Nueva Canarias, señora González.

La señora GONZÁLEZ GONZÁLEZ (doña María Esther): Gracias, presidente.

Consejero, se lo voy a decir sin tapujos. Creo que es preocupante el nivel de banalización de la pandemia que ha impreso el Ministerio de Sanidad. Banalización que comenzó tratando el ómicron como una variante en la que los primeros afectados en nuestro país estaban bien, solamente con síntomas leves, y esas primeras declaraciones de la ministra al respecto fueron las que marcaron un camino que hemos seguido a pesar de la mortalidad que, desgraciadamente, ómicron ha demostrado. Sin ir más lejos, el pasado mes de enero Canarias registró el mayor número de fallecidos, 278 personas, de toda la pandemia. Repito, el mayor número de fallecidos de cualquier mes a lo largo de toda la pandemia. Esa entiendo que fue la primera banalización.

La segunda ha venido con el asunto del quita y pon de las mascarillas en exteriores. No se ha tardado ni mes y medio en revertir la obligatoriedad. Se banalizó también la vacunación, nuestra herramienta fundamental es la vacunación, afirmaba la ministra, y si bien, efectivamente, las vacunas funcionan y de ello no hay ninguna duda, la protección frente al ómicron de la vacuna no ha impedido un masivo confinamiento de ciudadanos durante el último mes y medio para recuperarse de esa supuesta gripe que causa el ómicron. Las bajas médicas se dispararon en España un 632% en el mes de diciembre, un 632%, perdón, en el mes de enero, y ese dato teniendo en cuenta que muchas personas no pudieron siquiera comunicar su baja, porque no había nadie al otro lado del teléfono, y se lo digo porque lo he tenido que vivir directamente, seis horas seguidas llamando al teléfono COVID y no hubo manera que contestaran, y cuando lo hicieron, y dados los síntomas de la contagiada, decidieron remitir a enfermería y horas y horas al teléfono sin que nadie se pusiera en el auricular y harta, eso sí, de oír la locución "todos nuestros enfermeros están ocupados, manténgase a la espera o inténtelo más tarde". Y si optabas por pedir una cita con el médico de familia, con el médico de cabecera, la obtenías entre quince y dieciocho días después. Eso en enero, pero ayer ocurría lo mismo. En definitiva, el servicio telefónico del 012 saturado, el sistema de atención primaria saturado, los médicos de atención primaria saturados y la ciudadanía con la inmensa sensación de desprotección frente a esta sexta ola.

Sí, se banalizó, en efecto, ómicron en el sistema sanitario y también sobre sus trabajadores. A la saturación de la atención primaria se le fue sumando, lenta pero segura, el número de contagios, la ocupación de las UCI, y a lo que terminó sumándose, cómo no, las bajas de los propios sanitarios afectados también por el virus. Y no entro, por la más falta... por falta obvia de tiempo en la banalización de los tiempos de cuarentena, un juego de sillitas donde ahora me siento en siete días, luego cambio a diez, después vuelvo a sentarme en la silla número siete. En las cuarentenas escolares, en la falta de medidas de conciliación familiar, porque, ¿qué hace una familia con un niño en cuarentena? ¿Quién se queda con él en la casa? En definitiva, consejero, insisto, estamos lejos de estar en la fase de gripalización del virus, por mucho que pensemos que el virus ómicron haya decidido gripalizarse, y desde el Ministerio de Sanidad no debe seguir tomándose tan poco en serio esta sexta ola ni mucho menos pensar que esto se debe dejar pasar hasta la siguiente, y no solo lo pienso yo, no solo lo pensamos nosotros, de hecho el director del Servicio Canario de Salud dijo hace escasos días que los datos nos dicen que estamos lejos de hablar de una endemia o gripalización en Canarias, indicó que la vacunación masiva contribuye a que la gravedad de la enfermedad sea mucho menor, pero recuerda que sigue siendo una causa de mortalidad y de hospitalización relevante, y que si el objetivo es convivir con el virus sin adoptar las medidas precisas habrá que asumir un número de muertes y hospitalizaciones, y se pregunta ¿existe una cifra razonable?, y yo le añado, ¿o es que a los fallecido se les va a catalogar como daños colaterales?, porque, consejero, que Canarias sea una de las comunidades autónomas en la que menor letalidad hay, según ha dicho, creo que eso a pocos consuela.

En definitiva, consejero, entendemos que estamos en un punto en el que hay que mantener un exquisito equilibrio entre la garantía de salud y... de la ciudadanía, de los canarios y canarias... (corte del sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo. La Presidencia concede un tiempo adicional), entre la garantía de salud de la ciudadanía y la salud de la economía, pero determinadas medidas de las que se están tomando, y más aún cómo se están tomando, no benefician ni a una cosa ni a la otra.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señora González.

Turno para el Grupo Parlamentario Nacionalista.

Señor Díaz-Estébanez, tiene la palabra. Adelante.

El señor DÍAZ-ESTÉBANEZ LEÓN: Gracias, señor presidente.

Miren, me parece no solo oportuno sino imprescindible que haya venido usted a dar cuenta en este Parlamento, aunque como siempre quizás un poco tarde, a toro pasado, lo que inevitablemente nos lleva más al diagnóstico que al tratamiento, más a cómo está la cosa que a cómo deberíamos afrontarla.

Y es que es cierto, incluso de agradecer, la comparecencia a petición propia del consejero. Pero es igualmente cierto esta llamémosla habilidad política que tiene para hacerlo siempre no en la subida sino en la bajada de esa maldita montaña rusa de la incidencia del COVID. Y no nos engañemos con cifras globales, como algunos han pretendido hacer esta noche, las cifras son malas, terribles en esta sexta ola para Canarias, y si no decimos esto no estamos diciendo la verdad, no deja de ser curioso que sea ahora y no antes cuando el presidente del Gobierno habla de incoherencias estadísticas, creo que ha utilizado ese término, pero mire, yo no voy a jugar al "por con", al por COVID o con COVID. A los 278 fallecidos de esta tierra en el mes de enero, el doble de enero del año pasado, que ya fue terrible, el triple de diciembre, que ya fue terrible, no les da ningún consuelo que sea por COVID o con COVID, y me parece que cuando las cosas van bien todo es sacar pecho, todo es hablar del milagro canario, ponerse medallas de este Gobierno, pero cuando van mal, y esta vez han ido mal, parece que hay que esquivar las responsabilidades, y van mal, hemos ido mal porque vamos a la cola en la tercera dosis de la vacunación, ha ido mal en cuanto a mortandad, ha ido mal en cuanto al colapso reconocido por todos los colectivos sanitarios. Esta mañana escuchábamos el grito desesperado de los sanitarios del hospital Insular de Gran Canaria; pero podemos haber escuchado perfectamente estas semanas el grito de atención primaria diciendo que no pueden más; o a los inspectores de Salud Pública, que se han puesto incluso en huelga ante la inoperancia de la consejería; a los presidentes de los colegios de médicos de ambas provincias; a los colegios de farmacéuticos, que han tenido que venir dos veces a este Parlamento a pedir auxilio y mostrar su compromiso sin caso de la consejería, en fin; al Sindicato de Enfermería, que lo hemos visto hace dos días que también hablan, y cito textualmente, del abandono y descalabro del sistema sanitario, que solo puede achacarse a aquellos que mandan pero que no cuidan ni atienden a las personas; y esta tarde mismo ha habido un pronunciamiento de los profesionales de ginecología y obstetricia del Insular de Gran Canaria en el mismo sentido.

Y es que el problema es que quien viene cargado de varitas mágicas y recetas simplistas es su exceso de demagogia, y choca con la realidad y tiene como daños colaterales a profesionales sanitarios y al conjunto de la ciudadanía. Y los que venían a salvar la sanidad pública han conseguido sumirla en el caos y en el desconcierto, en el derrotismo, sobre todo porque no se sienten escuchados, y yo les entiendo, porque este portavoz del grupo parlamentario de la oposición tampoco se siente escuchado, ni siquiera hay comunicación con él a la hora de tomar medidas.

Por cierto, también el presidente esta mañana echaba en falta, a preguntas de mi compañero Pablo, las propuestas. Mire, le voy a decir, lo primero, se olvida deliberadamente que el mecanismo de control al Gobierno, de preguntas, está para dar cuenta, el Gobierno, ojo, no para ese ejercicio un poco obsceno y democráticamente deplorable de que los partidos del Gobierno le preguntan al consejero del Gobierno lo bueno, lo listo, lo guapo, lo alto, lo estupendo que va todo y aprovechan para poner a caer de un burro a la oposición, sin derecho a réplica. No, no. Y para dar propuestas hay otros mecanismos, y yo lo lamento, pero si tienen algún problema de lectura o de oído respecto a las más de quinientas medidas que ha propuesto este grupo político, le voy a recordar las diez últimas que hemos propuesto, a ver si tenemos éxito y por lo menos no dicen que no proponemos:

Uno, constitución de la mesa de trabajo, Gobierno, grupos políticos, colegios profesionales, agentes sociales y económicos, para elaborar un plan de acción en el que participemos todos y todos nos sintamos, además, corresponsables generando procesos participativos reglados de profesionales y usuarios, hacer un análisis de situación para áreas de mejora. Dos, reforzar los servicios de salud pública diferenciando las tareas de planificación, protocolización y encuestas epidemiológicas, como piden los profesionales. Tres, diseñar y protocolizar circuitos diferenciados para pacientes sintomáticos y asintomáticos. Cuatro, la automatización al máximo de los procesos que no precisan personal sanitario. Cinco, garantizar los sistemas de renovación automática a medicamentos, todos sabemos que no se está cumpliendo y conocemos casos que no se les ha renovado en la farmacia. Seis, garantizar el acceso de la población al sistema sanitario porque tienen una percepción generalizada de abandono, pacientes COVID y pacientes no COVID. Siete, mejorar la atención telefónica, hay cientos de personas que han pasado su aislamiento sin haber visto ni una sola vez a su médico. Ocho, equipos de rastreadores estables, yo lo siento y agradezco el esfuerzo del Ministerio de Defensa, después de dos años en... (Corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo. La Presidencia le concede un tiempo adicional).

Señor presidente, se lo agradezco.

Nueve, impulsar y reforzar el equipo de salud mental, del que todos hablamos, pero no se ponen en marcha y es una pandemia dentro de la pandemia. Diez, los sistemas de control de aire, de saturación, de calidad, porque el problema está en interiores y hay que saberlo.

Espero, de verdad, que sirva este puñado solo como un aperitivo y si tenemos más tiempo yo le estoy dispuesto a darle otras veinte más, pero tanto el triunfalismo de antes como el derrotismo que parece aparentar ahora son dos lujos que Canarias no se puede permitir. En esta terrible guerra contra el COVID ustedes no aprovecharon la tregua que dio la enfermedad para mejorar las líneas de defensa, lo tomaron como un armisticio, como una rendición de la enfermedad y, claro, nos pasó por encima con terribles consecuencias en una sociedad cansada y desconcertada, llena de contradicciones que rozan el esperpento. Miren, hoy es martes, ¿las mascarillas en la calle son imprescindibles para evitar los contagios o son absolutamente decorativas y podemos acabar con ellas?, ¿los certificados COVID son los salvadores de la economía o ya son...? (Corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo).

El señor PRESIDENTE: Un minuto de más, señor Díaz-Estébanez, concluya, por favor.

El señor DÍAZ-ESTÉBANEZ LEÓN: ¿La tercera dosis en cuatro semanas, como decían hace un mes, o en cinco meses como dicen ahora?, el certificado COVID. En fin, ya nadie sabe qué medidas corresponden a qué fase de la enfermedad y eso sí que ha alimentado a los negacionistas y ha alimentado el desánimo en la población.

Señor consejero, de corazón se lo digo, yo le deseo todo el éxito, hable, pero, sobre todo, escuche, escuche a todos y atienda, no baje los brazos y si los va a bajar deje paso a otro que no esté dispuesto a rendirse.

Gracias, señor presidente.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señor Díaz-Estébanez.

Turno para el Grupo Parlamentario Socialista.

Adelante.

El señor HERNÁNDEZ GUILLÉN: Gracias, presidente.

Recuerdo, hace un tiempo, que la máxima era intentar coordinar los esfuerzos, trabajar en pro de la salud pública, pero cuando uno ve estos arrebatos de oportunismo político de verdad que uno, es para hacerse mirar.

Señor Ponce, yo no sé de dónde saca usted el término autocomplacencia, yo, y mi grupo seguro, la inmensa mayoría, yo creo que he escuchado datos, el consejero ha venido aquí a petición propia a dar una serie de explicación, por cierto, en el primer pleno después de este inicio de sesión, y yo no veo esa autocomplacencia por ningún lado, a no ser que eso tenga mucho que ver con traer ya el discurso preparado y no modificarlo ni alterarlo en función de lo que se escucha, suele ocurrir, suele ocurrir y por eso se comete estos errores.

Habla de mensajes contradictorios, yo creo, y voy a recordarlo de nuevo, lo digo de nuevo... (ante las manifestaciones del señor Díaz-Estébanez León, desde su escaño) ¿Ya puedo? Habla usted de mensajes contradictorios cuando yo creo que a estas alturas ya deberíamos saber todos que la inmensa mayoría de las medidas se adopta en un consejo que se llama el Consejo Interterritorial de Salud donde está representado no solo la parte política, que alguien podría pensar que esa parte puede errar continuamente y seguramente se podrá errar atendiendo, digamos, a las dificultades de esta pandemia, a la incertidumbre que ha generado y cómo hemos ido adaptándonos, pero, hombre, discutir que en ese contexto el Consejo Interterritorial está avalado por los técnicos y científicos, que son los que apoyan las decisiones, hombre, yo creo que le puede preguntar a algún consejero de Sanidad de alguna comunidad autónoma de las que gobiernan para que vean cómo se establecen esas medidas o cómo personas como el señor Amós García, que es vecino de esta tierra, participa activamente también de esos consejos, o en este caso como experto. Hombre, no hablemos de mensajes contradictorios cuando podemos hablar, eso sí, de la incertidumbre que genera una pandemia, desde luego, que no estamos preparados o, por lo menos, no la esperábamos y, por tanto, tenemos que afrontarlo como lo tenemos que afrontar.

Porque a veces, claro, es que incluso habla del negacionismo, que estas medidas y estas contradicciones ayudan al negacionismo, pues mira, yo creo, yo creo, que lo que ayuda al negacionismo es la estrategia de intentar buscar cualquier tipo de arista, cualquier tipo de circunstancia, para desde luego, porque si cree que solamente es un ataque frontal hacia los responsables políticos yo creo que estamos equivocándonos también, yo creo que es un ataque frontal hacia el propio sistema porque yo creo que estamos intentando aportar lo máximo, repito, con las dificultades, con los procesos de adaptabilidad en cada una de las circunstancias, en cada una de las olas, nada tiene que ver la ómicron con el delta y con las primeras olas.

Por tanto, me parece que esto deberíamos corregirlo porque sí es verdad que podamos estar alentando algún tipo de elemento.

Mire, señor Ponce, que usted me diga que la ley de pandemia es lo que va a resolver, que ha propuesto el Partido Popular, permítame que lo diga, ¿usted sabe cuántos, o los señores diputados y diputadas, sabe cuántos artículos tiene la ley de pandemia que presenta el Partido Popular en el Congreso de los Diputados?, dos artículos: uno de definición genérica y el segundo, el segundo modifica el artículo tercero de la ley sanitaria del año 1986 pero que dice exactamente lo que dice la propia ley sanitaria.

Y es más, solamente para finalizar, en ese artículo, que es de un párrafo así, dice "todas las medidas se tomarán conforme a los principios de necesidad y de unidad y proporcionalidad", ¿sabe qué significa eso?, que tiene que estar velado por los tribunales de justicia como ha ocurrido ahora, es que no modifica absolutamente nada. Dejémonos de historias. De verdad sean valientes y digan a toda la ciudadanía que con dos artículos quieren cambiar una ley sanitaria. ¡Por favor, seamos sensatos a estas alturas, seamos sensatos!

Es más, yo diría que la inmensa mayoría, yo no dudo que usted se la haya leído porque además, repito, la lectura no lleva sino veintidós segundos, ¡veintidós segundos!, la lectura de un proyecto de ley. Es que es arrogante que esto es un proyecto de ley, pero, bueno, tiempo tendremos de analizarlo.

Quería comentar, quería comentar señor Estébanez, que, bueno, que ha llegado tarde la comparecencia, una comparecencia que llega tarde a petición propia de este... del señor consejero o de este grupo parlamentario al que represento, al Grupo Parlamentario Socialista, o el Grupo Parlamentario Popular. En fin, llega tarde... Es que no presenta absolutamente nada. ¿Dónde está su grupo? ¿Qué ha presentado usted a su grupo para que en el primer pleno de este periodo de sesiones ha dado constancia el consejero? ¿Quién ha llegado tarde? ¿Llega tarde el consejero? No seamos, de verdad... Yo no he visto nada registrado de su grupo con respecto a esta situación de la pandemia en este momento, no he visto nada registrado. Igual estoy equivocado y tendré que volver a mirar el registro. Sí. Bueno, pues, igual sí (ante manifestaciones del señor Díaz-Estébanez León, desde su escaño). Tuvo una inmensa oportunidad de... Tuvo usted una inmensa oportunidad de explicitar aquí esa cuestión.

Las medidas... Yo le decía antes que las medidas que tomaba el Gobierno, decía que están tomatadas en ese consejo interterritorial que debe ser una figura clave para seguir abordando los asuntos. Es que aquí no se adoptan las formas o las medidas de forma espontánea porque a alguien se le ocurre una mañana adoptarlas, de verdad. Yo creo que el único criterio que se ha seguido aquí es el de la responsabilidad para salvaguardar la salud pública, además porque es competencia de las comunidades autónomas, está así recogido en nuestro marco competencial, está recogido en nuestras leyes sanitarias. No estamos haciendo otra cosa. Y yo desde luego... Yo no soy el consejero, pero si fuese el consejero no vengo aquí a pedir la complacencia de todos sino a explicitar lo que hemos hecho, y lógicamente que tendremos muchas más necesidades de cubrir, faltaría más que no tuviésemos necesidades que cubrir y que se hubiesen afectados los servicios de urgencia de alguna forma, seguramente, pero eso lo dirá él ahora; o que la atención primaria, que yo creo que ha dado una respuesta muy satisfactoria, y yo creo que los que hemos pasado y nos hemos puesto la vacuna hemos estado en esos servicios de atención primaria con un trato exquisito, una pulcritud a la hora de derivar, de llevar todos los asuntos... Hombre, claro que puede ser mejorable pero desde luego yo creo que esas actitudes seguramente están más cerca de los postulados negacionistas... (corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo. La Presidencia le concede un tiempo adicional) estas características y, bueno, pues si algunos... -sí- si algunos consideran que, bueno, esa chanza y esa burla a quien habla genera algún tipo de confianza pues yo creo que genera todo lo contrario, desconfianza y muy poca seriedad a la hora de un tema tan responsable como este.

Señor consejero, finalizo con una cuestión, señor consejero. Ahora me ratifico cada vez más, después de escucharle algunas palabras, me ratifico en la voluntad y en el buen trabajo y en la idoneidad de su equipo a la hora de desarrollar la tarea tan importante que tiene. Y no está solo, se lo aseguro.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señor Hernández.

Tiene la palabra, Grupo Popular, señor Ponce.

El señor PONCE GONZÁLEZ: Pues nada, todo fenomenal, ¿eh?

¿Qué le parece señor, señor Marcos?, todo bien, ¿no? No hay ningún problema. Exacto.

La oposición aquí lo que ustedes digan: todo magnífico, todo maravilloso...

Mire, no le admito que me hable de negacionismo, ¡no se lo admito!

¿Vale? No. A mí no, ni a mi partido político tampoco. No.

Usted ha hablado de que lo que hacemos aquí fomenta el negacionismo. No se lo admito. ¡Basta ya!

Somos la oposición, hacemos propuestas constructivas. Se las voy a decir, como ha hecho mi compañero.

Campaña de mascarillas gratuitas. ¿La han hecho? Aprobada en este Parlamento. No.

Campaña de test de farmacia. ¿Lo han hecho? No.

Campaña de realización de test en aeropuertos. ¿Lo han hecho? No.

Puesta en marcha de enfermería escolar para vacunación infantil. ¿Leo han hecho? No.

Instar al Gobierno la ley... Se ríe de la ley de pandemia. ¿Y qué hacemos? ¿Nada? ¿Lo dejamos todo igual? Y ya está, y listo, ¿no?, se acabó, no pasa nada. Un decreto autonómico, que puede ser que puede ser impugnado por el Tribunal Constitucional. ¿Le parece mal también eso? No hacemos nada.

Le invitamos al consenso, hemos traído propuestas constantemente, llevamos dos años, no hemos parado de traer propuestas. Y les parece mal. No podemos hacer crítica. Yo antes no levanté el tono como mi compañero, pero reconozco que es que de verdad si sus propios socios de gobierno, la señora Esther, mire las cosas que ha dicho.

Señor consejero, como le prometí, le voy a dar una serie de propuestas del Partido Popular, mal que le pese a su Gobierno.

Mire, el presidente de mi partido, señor Manolo Domínguez, va a anunciar le vamos a proponer que se cree un comité de expertos, al mismo modo que se ha creado para el COVID, para rescatar nuestra sanidad, para definir un plan para rescatar nuestra sanidad.

Le explico. Rescatar nuestra sanidad, señor consejero, en el sentido de que nuestra sanidad si estaba en la planta ya de hospitalización por lo mal que estaba, las listas de espera, etcétera, ahora mismo estamos en la UCI. Esta pandemia no ha terminado, pero tenemos que ponernos a trabajar con un comité de expertos que nos defina un plan para ir mejorando, actualizando, definiendo estrategias de futuro, planificando y rescatando, como pasó con la economía, nuestra sanidad, señor consejero. Un comité de expertos con nombres y apellidos, no como el del Gobierno nacional, como... me dice no, apela a un comité de expertos que no sabemos ni los nombres. Ese comité, que no sé ni quiénes son, un día dijo que la vacuna del COVID era un mes después de tener la infección. Toda la comunidad científica dijo que era un disparate, toda la comunidad científica. Y luego cambiaron a las dos semanas y ya dijeron no, ahora de un mes no, ahora son cinco. Eso no lo han dicho las comunidades del Partido Popular. Me extrañó que no me hablaran de Ayuso, yo estaba esperándolo ya, porque claro ya entrando en este debate. Hablo del comité de expertos, el de aquí sí que tiene nombre y apellidos, y son personas efectivamente que son conocidas y con mucha experiencia. Yo le hablo, señor consejero, de un comité de expertos ya pensando que combine un plan, porque nuestra sanidad, y lo hemos hablado y usted lo sabe, está herida y tenemos que buscar...

Es decir, hay la... usted lo ha hablado aquí y eso lo tengo que reconocer, usted ha hablado de la patología no COVID, de los pacientes oncológicos. Mire, entre esas propuestas por supuesto reforzar los servicios de sanidad pública. Mire, hay que hacer una auditoría. Mire, el Partido Popular hizo una auditoría de listas de espera en el 2018 que no sirve ya. Hay que hacer una auditoría, no sabemos ya ni muy bien lo que tenemos delante. La situación es caótica, pero no lo estoy diciendo yo, ¿eh?, lo dicen los profesionales, los compañeros, los colegios de médicos, las asociaciones, lo dice todo el mundo. Para que no me critique de que yo vengo aquí a... Lo dicen las autoridades científicas independientes.

Hay que actualizar el plan canario de urgencias, señor consejero, el Pluscan famoso, ha quedado también obsoleto. Fíjese todo el trabajo que nos queda por delante. Porque mire lo que está pasando, en hospitales, concretamente el Hospital Insular es uno de los peores y mire lo que ha pasado hoy los propios ginecólogos han hecho un comunicado diciendo que no garantizan la seguridad de los pacientes. Es que es muy grave, es muy grave, de verdad. Y lo dicen, señor consejero, mire, de verdad, no es crítica política, lo dice por responsabilidad, porque lo sienten así, de verdad, se lo digo de corazón.

Tenemos que impulsar un plan de choque de atención para la atención primaria. Mire, el sistema sanitario no debe de estar orientado hacia los hospitales, sino hacia la atención primaria y hacia los domicilios. Tenemos que estar cerca de los pacientes. Más que nunca ahora con el COVID ha quedado claro. Los sistemas de información, el teléfono COVID, ha sido un completo desastre. Lo ha comentado la compañera. Todo lo que sea implantar telemonitorización y mejorar todo eso y acercar toda la asistencia a la primaria y a los domicilios tenemos que trabajarlo también.

Por supuesto la política sociosanitaria. Siguen viviendo cientos de pacientes en los hospitales de Canarias. Este es un tema fundamental.

El plan de choque, lo han hablado aquí, de salud mental.

El COVID persistente.

Fíjese, por eso ahora me entiende la propuesta que le hacemos desde el Partido Popular. Necesitamos rescatar nuestra sanidad canaria (aplausos). Señor consejero, la mano tendida del Partido Popular, por más que nos hagan críticas desde su Gobierno. La mano tendida. Usted lo sabe, lo sabe bien, además. Cuando quiera nos llama. Ya nos hubiera gustado tener reuniones con el Gobierno a lo largo de estas oleadas para poder trabajar, para poder hablar, para poder aportarle medidas desde nuestros partidos, y con las sociedades científicas, todos juntos de la mano. Pongámonos a trabajar, y si esto no ocurre... treinta segundos, señor presidente, nada más (la Presidencia le concede un tiempo adicional). Pues no va a quedar más remedio que esperar al año 2023, y ojalá los canarios nos den su confianza, y lo haremos nosotros desde el Partido Popular.

Muchas gracias. (Palmoteos desde los escaños).

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señor Ponce.

Turno de cierre para el señor consejero.

El señor CONSEJERO DE SANIDAD (Trujillo Oramas): Bueno...

El señor PRESIDENTE: Gracias, señorías, silencio, por favor.

El señor CONSEJERO DE SANIDAD (Trujillo Oramas): Sí, gracias, presidente, gracias, señorías.

Voy a intentar pues hacer un resumen y darle la información sobre los principales aspectos que han señalado. Hay alguna afirmación general, y tenemos unas cifras terribles, hay un grito de atención primaria, la hospitalaria, y el resto del sistema, aquí y en el mundo entero. Esto no lo digo para mal de muchos consuelo de tontos, sino es que estamos en una pandemia, por lo tanto, debemos un poquito tener esos elementos claros, exactamente igual que ustedes no han escuchado, de mi boca al menos, que esto no es una gripe, es evidente. Si gastamos un tiempo más en esto pues no... No parece que sea razonable. Exactamente igual que cuando hablamos de, y conocemos todos muchos casos, de personas que han pretendido interactuar con el sistema y el sistema no ha respondido de manera adecuada, se ha retrasado, ha tenido determinados defectos... les he contado un montón de medidas que hemos ido adicionando, adicionando, adicionando... y es que es verdad, estamos ante una situación donde en dos meses hemos tenido 145 000 casos, es que no hay sistema, de ningún tipo, ni Telefónica atendiéndonos a nosotros, que pueda responder en tiempo y forma con respecto a estos temas. Y también tenemos que tener en cuenta, lo digo para que no nos olvidemos, que jamás la Sanidad pública ha tenido tantos recursos como los que le hemos ido insuflando en estos últimos años.

Por lo tanto, esta es la situación y hay medidas que propone alguno de los grupos donde, cuando uno las escucha, pues probablemente, a lo mejor, por no conocerlos en la práctica de fondo, pues muchas de todas esas cosas son las que hacemos de manera cotidiana, las actualizamos, las adaptamos, las evaluamos, las mejoramos y, por lo tanto, bien, en cualquier caso, abierto, por supuesto, a escuchar todas estas... estas cosas. De todas formas hay un elemento que también quiero disipar, afortunadamente y gracias a la vacunación y por muchos casos que hemos tenido, un 45 % más, hemos tenido 336 fallecidos frente a 1036. No voy a estar... (ininteligible) datos, luego en letalidad o mortalidad, estas, digamos, ligas que nos marcamos, pero ponían algunos ejemplos de las comunidades autónomas que tienen la misma población que nosotros. En cualquier caso, el número que sea, el número que sea, es terrible, por eso no estamos ni ante una gripe ni ante ninguna circunstancia de ese tipo.

La vacunación, que les preocupa a la gran mayoría de ustedes. Es evidente que la vacunación en todos los grupos de edad funciona, y eso no vamos a repetirlo, pero bueno, en cualquier caso quedó... (ininteligible). Lo... lo traslademos a la población, y sobre todo a los mayores de 70 años, donde hay unos porcentajes de no entrar en UCI, no ser hospitalizados y sobre todo no fallecer, que son centenares de veces sobre alguien que no está vacunado. En estos momentos el dato, lo daba alguna de sus señorías, tenemos el 82 % de la población diana inmunizada, pero, y evidentemente hemos puesto unos recursos para que cualquier canario, en estos momentos, esté donde esté, y además con un horario de lunes a domingo y lo más amplio posible, tenga 30 puntos de vacunación que están en centros de salud, en centros móviles, en lo que son puntos de vacunación masiva... por lo tanto, todos los canarios que están en condiciones de vacunarse pueden vacunarse en cualquier momento, y tenemos que entre todos también hacer una llamada a que eso se produzca.

En cualquier caso, y por seguir con este tema, hemos incorporado, además, más de 1500 enfermeras, sobre todo son enfermeras, a todo este dispositivo, y en este momento cerca del 50 % de los chicos que están entre 5 y 11 años pues ya comenzaron a vacunarse el 15 de diciembre, como ustedes recuerdan, están en este momento con al menos la primera dosis y justo la semana que viene empezamos a administrar la segunda dosis.

En total, 82 % de la población y 893 900 dosis de refuerzo administradas.

Quiero decirles, les preocupaba, qué pasa con las dosis de refuerzo, pero el perfil de las personas que en estos momentos tenemos 150 000 personas que están pendientes de dosis de refuerzo como consecuencia del plazo para inocularlas o por haber sufrido la enfermedad.

En cualquier caso, como les digo, esta es la situación y vamos avanzando y tenemos los recursos puestos a disposición del total de la ciudadanía.

Reflexiones políticas. Ustedes no me han escuchado cuando le he hecho una primera intervención prácticamente descriptiva de los datos de la pandemia, que son terribles. No me han escuchado ninguna frase ni triunfalista ni en absoluto, es que todo lo contrario, quien haga eso es que de verdad está fuera del mundo, no hay triunfalismo absoluto en esta materia.

Y luego hay análisis que no son correctos, esto del ómicron importado. Nosotros, fíjense, activamos el cribado de los pasajeros nacionales, ya estaba el de los foráneos, el 1 de diciembre, ¿saben cuál era la incidencia acumulada a 14 días en España el 1 de diciembre? 217 casos. O sea, por lo tanto, cuando también nos dicen "pierden una gran oportunidad", ¿pero qué oportunidad vamos a poner si hemos puesto hasta una medida que algunos decían "se están pasando de prudentes"? O, por ejemplo, otras comunidades autónomas que prácticamente no renovaban a la mayoría de los contratos que tenían. Nosotros los renovamos, y hemos además contratado en los dos últimos meses 2000 personas más.

Es decir, ese no es el flanco de nosotros, el flanco y el problema es en el que estamos evidentemente inmersos en este momento con relación a toda esta situación. Efectivamente, pasan algunos casos de cambios de criterio -que no son, evidentemente, autonómicos- con relación a cuarentenas, dosis, segundas dosis, plazos de semanas, etcétera, que evidentemente, como alguno de sus señorías comentaban, van conllevando a cierta perplejidad, dudas, etcétera, que no contribuyen, por supuesto, ese tipo de cambios, pero eso evidentemente vamos de la mano de lo que es la comisión y la ponencia de Salud Pública del Estado, que va cambiando y adaptando los criterios en función de la curva de aprendizaje que tiene esta pandemia.

Por lo tanto, estos elementos que ustedes ponen encima de la mesa yo quiero quedarme... (corte del sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo. La Presidencia concede un tiempo adicional) es la situación actual, y esta mañana lo comentábamos y usted ha dicho algo.

Con independencia de que a mí no me gusta los términos por ejemplo "rescate", pero no vamos a quedarnos en un asunto que tenga que ver con el lenguaje, evidentemente ayer veían ustedes, y es lo que le quiero transmitir, dos ideas fuerza, ayer veían ustedes en unos rotativos de Canarias que decían que la justicia tendría que tardar dos años sin casos para recuperar su estado administrativo que tenía antes de la pandemia. Si eso la pasa a la justicia, imagínense qué le pasa a sanidad.

Por lo tanto, no es ya ni siquiera una discusión de que vaya a haber fondos COVID para este año en España, el tema es que vamos a tener que hacer un gran acuerdo nacional para que esta política, si quiere llegar a los niveles asistenciales que había antes del COVID, con una población más envejecida, con un escenario económico que va a ir siendo...

El señor PRESIDENTE: Sí. Un minuto más, señor consejero.

El señor CONSEJERO DE SANIDAD (Trujillo Oramas): Sí, termino, termino, presidente.

Vamos a tener que hacer un gran esfuerzo por acordar mucho más allá de lo que son los meros elementos de... y no es solo en Canarias, se los digo de verdad.

Por lo tanto, termino. Diálogo planteaban todos, y yo creo que tenemos que tener esa mano tendida, triunfalismo cero, diálogo y colaboración y compromiso lo tenemos que tener entre todos, porque en cualquier caso, sea quien sea quien tome las riendas de esta política en los últimos años la tarea o la apuntalamos entre todos o difícilmente vamos a dar una respuesta efectiva al conjunto de nuestros ciudadanos.

Gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señor consejero.

Señorías, hemos finalizado esta comparecencia, y suspendemos la sesión plenaria hasta mañana a las nueve de la mañana.

Muchas gracias.

(Se suspende la sesión a las veinte horas y veinte minutos).