Diario de Sesiones 122/2022, de fecha 10/5/2022
Punto 27

10L/C/P-0681 COMPARECENCIA DEL SEÑOR CONSEJERO DE SANIDAD, SOBRE LOS AVANCES PRODUCIDOS EN LA PROGRESIVA RECUPERACIÓN DE LA GESTIÓN PÚBLICA DE LOS SERVICIOS E INFRAESTRUCTURAS OBJETO DE CONCIERTOS SANITARIOS, CONSORCIOS O CONVENIOS DE COLABORACIÓN EXTERNOS, A PETICIÓN DEL GRUPO PARLAMENTARIO SÍ PODEMOS CANARIAS.

El señor PRESIDENTE: Continuamos, señorías, con la siguiente, que es la comparecencia del señor consejero de Sanidad, sobre los avances producidos por la progresiva recuperación de la gestión pública de los servicios e infraestructuras objeto de conciertos sanitarios, consorcios o convenios de colaboración externos, a petición del Grupo Parlamentario Sí Podemos Canarias.

Tiene la palabra el grupo proponente, señora Del Río.

Adelante.

La señora DEL RÍO SÁNCHEZ: Buenas tardes, señor consejero.

El título es larguísimo, de la comparecencia, por eso aproveché para venir para acá. Pero creo que de lo que podemos trabajar y podemos tratar igual no... Desgraciadamente puede tener menos recorrido del que quisiéramos pero como estamos hablando, siendo conscientes de los trabajos, siendo conscientes de los dos años de pandemia, siendo conscientes de que estamos en un proceso y que también entendemos, por mucha fama de radicales que tengamos la gente de Podemos, que hay cosas que no se cambian en un día, pero sí partimos de la base, nuestra apuesta es por una sanidad pública y de calidad y de ese fortalecimiento, y en esa línea y en ese sentido va a ir nuestra comparecencia.

Hace unos días, apenas una semana, el 4 de mayo, salió publicado en el octavo informe de la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública la privatización sanitaria de las comunidades autónomas en el 2022 y nos encontramos con que Madrid, Cataluña, Baleares y Canarias son las comunidades autónomas con un mayor grado de privatización de sus servicios sanitarios, según este octavo informe.

La Federación de Asociaciones en Defensa de la Sanidad Pública ha presentado este informe anual en el que disecciona cómo la sanidad privada va ganando terreno a los recursos públicos en cada comunidad,... (ininteligible) un proceso, Madrid y Cataluña siguen a la cabeza junto con, desgraciadamente, Baleares y Canarias, que somos las dos islas que habrá que analizar también el proceso o el fenómeno insular en qué medida nos está afectando.

Los datos de Canarias. Voy a... (ininteligible) solamente tres ítems, porque son muchos, pero unos que me parecen especialmente importantes.

El de gasto sanitario dedicado a la contratación con centros privados, que es de un 7,1 % en la comunidad canaria, según este informe; el porcentaje de camas hospitalarias privadas sobre el total de un 4,7, es la cuarta comunidad empatada con Valencia; y en la cifra que más nos preocupa, que es el porcentaje del equipamiento de alta tecnología en hospitales privados que nos supone un 54,3 % de la actividad, esto es una cifra importante, ahí nos ponemos en segundo lugar, después de Baleares, significa que hay muchos recursos que se van directamente a, bueno, pues, sabemos, a todo lo que es medicina nuclear, a la contratación de TAC, resonancia magnética, todo esto que es tan caro.

El informe señala que la pandemia ha sido aprovechada por varias comunidades autónomas, especialmente la de Madrid, para...

El señor PRESIDENTE: Señorías, silencio, por favor.

La señora DEL RÍO SÁNCHEZ: ... para profundizar la deriva privatizadora, en lugar de reforzar la sanidad pública. La sanidad privada ha admitido, por primera vez, que el incremento de sus pacientes está relacionado con las largas listas de espera para obtener una cita en el centro de salud o con los especialistas.

El informe asegura que los recortes y el deterioro de la sanidad pública ha sido y continúan siendo el principal incentivo para el crecimiento del sector privado.

No me voy a extender en la historia de las privatizaciones, que empiezan ya desde 1986, prácticamente desde que empezó el modelo, que además han sido variables según qué comunidad autónoma, que las privatizaciones se profundizan y diversifican a partir de la finalización de las transferencias sanitarias en el 2001 y del primer gobierno del Partido Popular a nivel central, y que se han acentuado en la anterior legislatura, en gran parte aprovechando la crisis de la... la escusa de la crisis económica.

Y que, por otro lado, la pandemia de la COVID ha sido aprovechada también por varias comunidades autónomas, especialmente la de Madrid, insistimos, para, en lugar de reforzar la sanidad pública, profundizar esa deriva privatizadora del sistema sanitario.

Es conocido que el gasto sanitario privado se ha incrementado notablemente en los últimos diez años, pasando del 24,6 a nivel estatal de gasto al 29, según datos de la OCDE de 2019.

Obviamente el aumento de la provisión del aseguramiento privado va unido, porque es lo que ha crecido en este tiempo, a una mayor desigualdad y a exclusiones, porque solo acceden a esta fórmula las personas con más recursos.

No obstante, merece la pena señalar que hay algunos motivos para la esperanza en este último tiempo, como han sido las reversiones de los hospitales de Alzira y Torrevieja en la red sanitaria pública, así como la recuperación para el sistema público de la Comunidad Valenciana y el compromiso de hacerlo con el hospital de Denia en el próximo año, de lo cual nos alegramos mucho.

Quería relacionar ya en esta primera parte dos cosas. Se habla siempre de listas de espera y sanidad. Y yo pregunto, ¿causa o síntoma de la enfermedad? Porque ¿el serio problema de las listas de espera -que lo es, que es un problema-, justifica todas las derivaciones y los conciertos a clínicas privadas? Y nos preguntamos, ¿qué es antes, el huevo o la gallina? ¿Los conciertos en la sanidad pública con clínicas privadas son consecuencia de las listas de espera o son las listas de espera consecuencia del debilitamiento de la sanidad pública, de los recortes en la inversión y de la infrautilización muchas veces de los espacios públicos? Sin duda es uno de los síntomas más claros del problema estructural y crónico del Sistema Nacional de Salud, diagnosticado desde hace más de 30 años. Debemos centrarnos, por tanto, en acciones con efectos y soluciones a largo plazo, y no con las soluciones... (corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo. La Presidencia le concede un tiempo adicional) hacer mirar lo que tenemos delante esto es el objetivo pero con las luces largas. Porque sabemos que con las luces cortas vamos a solucionar el problema. Tenemos un problema de salud y automáticamente todo el mundo lo que queremos es la solución y cuanto antes mejor, porque muchas veces en el tiempo nos va la vida directamente.

Yo no estoy diciendo en ningún momento, y quiero que quede muy claro, que digamos no queremos un concierto cuando hace falta, no queremos ir a una clínica privada cuando hace falta, pero sí queremos, y lo queremos con mucha fuerza y vamos a luchar por ello, una sanidad pública fuerte, que llegue a todo el mundo y para...

El señor PRESIDENTE: Gracias, señora Del Río.

Turno para el Gobierno, señor consejero.

El señor CONSEJERO DE SANIDAD (Trujillo Oramas): Buenas tardes, presidente. Buenas tardes, señorías. Gracias, señoría.

Yo lo primero que le voy a transmitir es un mensaje de tranquilidad, de tranquilidad. Si hay un objetivo que se ha marcado este Gobierno y lo reflejan los números presupuestarios, es el sostener los tres pilares del estado del bienestar, entre ellos la política sanitaria. Y en estos momentos lo que nos concentramos es en que el servicio público en este caso la protección a la salud nos vuelva a colocar claramente en lo que eran los niveles de atención asistencial antes de la pandemia.

Y nos hemos esforzado, nos hemos esforzado, en reforzar los recursos del servicio público realizados con medios propios. Para que usted se haga una idea, lo digo con respecto a este informe del que está hablando, cuya metodología podríamos aquí discutir, pero no se trata de ello, vamos a centrarnos en nuestros propios números, la partida destinada a los conciertos sanitarios se ha reducido con relación al 2014 en todo este periodo en más de un 7 %, en concreto un 7,1 %. En el año 2018 con respecto al 2020 un 2,2 y en 2019 un 1,7. Por lo tanto, a lo largo de todo este periodo desde el año 2008 por primera vez, según el análisis de la sanidad privada realizado por el Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad, señala que el dato de los conciertos en Canarias en todo este periodo creció apenas un 0,5 % y en el último tiempo ha bajado al 0,1 %. De hecho, además, en el presupuesto que ustedes aprobaron en el año 2022, la partida destinada a los conciertos baja un 3,3 % con relación al año pasado, pero eso son números y luego, ahora, entramos un poco en el fondo, porque los principios y el concepto de lo que es la prestación del servicio público también lo tenemos que dejar claro.

Como usted sabe, la ley de sanidad pública en vigor establece que forma parte también de la sanidad pública no solo los recursos propios del sistema público sino también la propia sanidad concertada, que tiene distintos mecanismos para articular la prestación con relación al sistema público puro y duro.

Y en esa línea nosotros, en el Servicio Canario de la Salud tenemos una serie de servicios contratados con medios ajenos que, como usted sabe, son la hospitalización médica, los procesos quirúrgicos, las consultas especializadas, las pruebas diagnósticas, la rehabilitación y la logopedia y las urgencias. Por cierto, todos estos contratos, como no podía ser de otra manera, colocados en la web del Servicio Canario de la Salud y en el portal de Transparencia.

Evidentemente, la declaración del estado de alarma supuso, como ya hemos discutido en distintas ocasiones aquí, pues un quebranto de toda la prestación asistencial, tanto para la realizada con medios propios como la realizada con medios ajenos, de tal manera que en el año 2020, igual que nos ocurrió con los medios propios en términos generales, todas las prestaciones asistenciales, sean los ingresos médicos, los procesos quirúrgicos, las consultas especializadas, las pruebas de resonancia, las urgencias, todos tuvieron un decremento con relación al 2019, de tal manera que el importe total que se facturó en 2020 fueron 142 millones. Sin embargo, en 2021, y como consecuencia del esfuerzo hecho para intentar volver a los niveles asistenciales que teníamos pre pandemia, todos estos indicadores también, en los medios concertados, sufrieron un incremento, eso sí, de una manera evidentemente mucho menos notoria y notable que los recursos que destinamos a hacerlo con nuestros recursos propios.

En total, además, el presupuesto de 2021 para el importe facturado a través de medios externos fue de 156 millones de euros. Pero yo por eso lanzaba el mensaje de tranquilidad, le voy a dar unos cuantos datos y luego seguiremos, además, en la segunda intervención, ahondando y abundando en esta idea.

Nosotros en estos momentos manejamos 3629 millones de euros de gasto sanitario en el último informe de gasto sanitario, que se ha publicado en marzo por parte del Ministerio de Sanidad. Somos la segunda comunidad autónoma, 9,3 % sobre el PIB, que más recursos destina a esta política, y estamos ya en un entorno de más de 1600 euros por habitante, cuando partíamos que... prácticamente al lado de la media, cuando partíamos de la cola del conjunto nacional.

Lo que le quiero decir con esta reflexión, de estos números globales, es que es evidente el esfuerzo que estamos haciendo en sanidad, y lo refleja el incremento de los dos últimos presupuestos que han aprobado ustedes aquí, significa que con medios propios hemos elevado el listón a un momento que no habíamos tenido jamás en el resto de nuestra historia desde que tenemos las competencias en materia sanitaria.

Pero también me gustaría hacer una reflexión, y fíjese que le decía que habíamos bajado durante todo este periodo el peso de la sanidad concertada y en el último año hemos incrementado de 142 millones a 156 millones de euros, precisamente, para poder ponerlos al día, porque es que es indispensable y necesitamos esa colaboración, es decir, a pesar del esfuerzo que no tiene parangón en los medios propios nosotros necesitamos que los medios ajenos, concertados, no complementen para poder hacer frente al brutal impacto que ha significado la pandemia con relación al conjunto de las listas de espera, sean quirúrgicas, consultas, diagnósticas, etcétera.

Por lo tanto lo que tenemos que buscar es el equilibrio propio de lo que es una apuesta, cómo no, por la sanidad pública, el bienestar de nuestros ciudadanos y la eficacia y la eficiencia del conjunto de los recursos.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señor consejero.

Turno para el Grupo Mixto, señora Espino.

Adelante.

La señora ESPINO RAMÍREZ: Gracias, presidente, señorías.

Lo cierto es que hemos conocido unos datos sobre nuestra sanidad muy preocupantes. El primero de ellos, que somos la segunda comunidad autónoma donde más hay que esperar para una cita con el especialista, son 100 000 personas las que están esperando en Canarias, según los datos del propio Servicio Canario de la Salud. Y por poner solo un ejemplo, tenemos a 12 000 personas en Canarias esperando por rehabilitación, personas que quizás no pueden caminar, no pueden mover un brazo, porque necesitan esa rehabilitación, y por tanto si el Servicio Canario de la Salud concierta con centros privados la rehabilitación de estas personas yo no voy a poner ninguna objeción, todo lo contrario, porque considero que va en su salud y en su calidad de vida el recibir esta atención cuanto antes.

Así que, señora Del Río, yo no sé dónde ve usted los recortes, se lo acaba de decir el propio consejero, la sanidad en Canarias en 2019 2900 millones de presupuesto, el año siguiente 2100 millones, en el 2021 3300 millones, y este año, lo acaba de decir el señor Trujillo, 3600 millones. No es un problema de recortes, no hay recortes, aumenta el presupuesto cada año. Es evidente que hay un problema de gestión, y por eso no vemos los resultados, pero recortes es evidente que no ha habido en los últimos años.

Y tenemos nada menos que a 31 000 canarios esperando también por una operación, una de las comunidades autónomas donde más hay que esperar por una operación.

Y yo creo que hay que empezar, señor consejero, usted es un hombre de talante, de diálogo, hay que empezar a resolver todos esos conflictos con el personal sanitario, no hay un sector de la sanidad pública que no esté en huelga, en protesta, en conflicto, y ustedes en lugar de dialogar pues parece que echan más leños al fuego, señor consejero. Yo creo que hay que empezar por contar con los profesionales para intentar desatascar estas listas de espera.

Y en concreto, sobre los conciertos sanitarios. Mire, tenemos que acudir también a los conciertos sanitarios porque nos faltan infraestructuras, nos faltan camas en los hospitales, es lo que nos dicen los sanitarios. Y sin embargo el Gobierno de Canarias, que contaba con 100 millones de euros el año pasado en su presupuesto para inversiones para mejorar, ampliar hospitales en el norte, sur de Tenerife, Gran Canaria, La Palma, Fuerteventura, ejecutaron solo 29 millones de euros. Y de esto ya debatimos en la Comisión de Sanidad, señor consejero, y volví a pedir los datos, que me los ha vuelto a dar su propio departamento, y vuelven a confirmar los datos del mes de febrero que la ejecución no llegó ni al 30 % del presupuesto para inversión en infraestructuras, en equipamiento sanitario, y por tanto tenemos que concertar lo que no tenemos, lo que no ejecutamos, señor Trujillo.

Así que le pido, por favor, una... más trabajo, mejor gestión, y sobre todo diálogo con esos sanitarios con los que ustedes... (Corte del sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo).

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señora Espino.

Turno para el Grupo Parlamentario de la Agrupación Socialista Gomera. Señora Mendoza.

Silencio, señorías.

La señora MENDOZA RODRÍGUEZ: Gracias, presidente.

Buenas tardes, señorías; buenas tardes, señor consejero.

Hay dos cuestiones que en esta intervención nosotros tenemos especial importancia en que queden claras.

La primera, que nosotros estamos orgullosos de tener un sistema sanitario público universal y de calidad, una sanidad pública que atiende a todas las personas sin ningún tipo de discriminación. Por tanto, es un sistema que nosotros defendemos, defendemos que se siga reforzando y defendemos también que se trabaje por llegar a los máximos niveles de calidad posibles.

Y la segunda cuestión que también quiero que quede clara es que nosotros no estamos en contra de la concertación, primero, porque los conciertos y el resto de formas de colaboración público-privada son herramientas legales; y, segundo, porque también está formada por grandes profesionales de la sanidad.

Otra cosa es la forma en la que se utiliza esta herramienta de la concertación y otro tipo de herramientas que nos permite la ley. Por primera vez después de muchos años en Canarias se registra un descenso de las partidas destinadas a conciertos sanitarios, Canarias respecto al año 2019, año en el que este Gobierno tomó posesión, ha llevado a cabo un descenso en el importe total facturado de 14,6 millones de euros, se ha presupuestado un 3,3 % menos este año que en el año 2021, me refiero a las partidas de servicios asistenciales con medios ajenos. Y esto es así porque este Gobierno entiende que debemos intentar dar todos los servicios desde la sanidad pública y recurrir a la privada exclusivamente cuando sea imprescindible. A eso me refería cuando hacía referencia a la forma en la que se utiliza la herramienta de la concertación y otro tipo de herramientas que la ley nos pone a disposición.

Y también quiero resaltar que a consecuencia del compromiso de este Gobierno con la sanidad pública actualmente en Canarias el gasto por habitante es de 1617 euros. Ya estamos muy cerca del gasto medio nacional, y eso se debe, y hay que reconocerlo, al esfuerzo económico, al esfuerzo presupuestario que se ha hecho desde este Gobierno y que se vino haciendo, cierto, años anteriores del presupuesto en sanidad, afortunadamente hay ido creciendo. (Rumores en la sala).

Y volviendo a los conciertos, ya para terminar, señor consejero...

El señor PRESIDENTE: Señorías, silencio, por favor.

La señora MENDOZA RODRÍGUEZ: ... decirle que por nuestra parte cuando el servicio lo exija se continúe llevando a cabo, porque lo que debe primar, y nosotros entendemos que debe de primar en este caso, es dar la mejor atención posible al ciudadano que la necesita, al final el ciudadano lo que quiere es que se atienda, sea desde lo público o lo privado, pero cuando tiene una enfermedad o alguna dolencia lo que quiere es que sea atendido y que sea atendido lo antes posible.

Y estamos además seguros que con el esfuerzo presupuestario que se ha hecho y, además, con la adecuada utilización de las herramientas legales: concertación, convenios, equis, pues, podemos llegar a los objetivos que esta consejería se ha marcado.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señora Mendoza.

Turno para el Grupo Parlamentario de Nueva Canarias, señora González, adelante.

La señora GONZÁLEZ GONZÁLEZ (doña María Esther) (telemáticamente, desde fuera de la sede): Gracias, gracias, presidente. Buenas tardes a todas, a todos.

Señora Del Río, tras escuchar su intervención decirle que disiento con usted o disiento, mejor dicho, con sus planteamientos y, tal como dijo el consejero, conforme a la legalidad vigente las administraciones públicas pueden gestionar los servicios que son de su competencia de forma directa, con medios propios o de forma indirecta, a través de la concertación, en este caso, con clínicas privadas.

Por tanto, hablamos de la gestión de un servicio público de forma indirecta, un servicio que está contra una forma que está contemplada en la ley sin que en ningún caso esto implique privatización del servicio público.

Y la semana pasada, como usted bien dijo, tuvimos acceso al informe realizado por la Federación de las Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública donde alertaba de que Canarias era una de las comunidades autónomas con mayor grado de privatización de sus servicios sanitarios, insisto, como usted expuso. Y, sinceramente, le digo que como titular está bien, pero solo como eso, como titular porque, además, entiendo falta a la verdad. Celebrar conciertos sanitarios no significa privatizar la sanidad, significa gestionar de forma indirecta el servicio público sanitario.

Señorías, la prestación de la asistencia sanitaria se ha llevado tradicionalmente, en su mayor parte, con medios y recursos propios del sistema sanitario público, pero debido, en estos momentos, a la insuficiencia de los mismos para hacer frente a todas las demandas existentes en la población es necesario recurrir a la asistencia sanitaria con medios ajenos con el fin, además, de mejorar la eficiencia sanitaria en aras a que el ciudadano sea atendido lo antes posible y con la garantía de que reciba una calidad asistencial óptima.

La realidad de los servicios sanitarios en Canarias es que los canarios, como bien decía alguien de los que me precedió en la palabra, los canarios esperamos más de cien días para ser vistos por un especialista cuando la media nacional está en 75. Y yo le voy a hablar en primera persona, hace dos semanas el médico de familia me solicitaba una cita urgente con un especialista y me la dieron para el 2 de noviembre, es decir, para siete meses más tarde, y eso que era una cita urgente. Y entiendo que las cosas, o sea, esto es un claro ejemplo de que..., perdón, un segundito, discúlpenme, discúlpenme, un claro ejemplo de que es necesario que el servicio público de sanidad cuente con los medios concertados para intentar que los pacientes recibamos una asistencia adecuada porque, le digo, en mi caso he de esperar siete meses por un especialista en la sanidad de gestión directa o que me digan de una concertada lo tengo claro, que me deriven a una concertada, y no le digo nada cuando se trata de una intervención quirúrgica.

Por tanto, lo importante es no desvirtuar lo que significa el concepto sanitario porque flaco favor hacemos no prestando un servicio de calidad eficiente, además, a los ciudadanos.

El actual Gobierno de Canarias ha aumentado año tras año... (Corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo).

El señor PRESIDENTE: Sí, señora, señora González, espere para añadirle unos segundos.

Continúe.

La señora GONZÁLEZ GONZÁLEZ (doña María Esther) (telemáticamente, desde fuera de la sede): Vale, gracias.

¿Ya?

El señor PRESIDENTE: Sí, adelante.

La señora GONZÁLEZ GONZÁLEZ (doña María Esther) (telemáticamente, desde fuera de la sede): El actual Gobierno de Canarias..., vale, gracias.

El actual Gobierno de Canarias ha aumentado año tras año los presupuestos para sanidad, durante el 2020 y el 2022 el presupuesto se ha incrementado en 619 millones de euros, un 10,22 % de aumento, en definitiva. La apuesta de este Gobierno por la sanidad pública es indiscutible.

Por tanto, los conciertos de asistencia en nuestra sanidad no implican una privatización del servicio, tal y como usted, por lo menos así lo he entendido, porque, señorías, debemos dejar claro que nuestra apuesta por la sanidad pública implica que...

El señor PRESIDENTE: Gracias, señora González.

Tiene que concluir.

La señora GONZÁLEZ GONZÁLEZ (doña María Esther) (telemáticamente, desde fuera de la sede): ... sin excepción.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señora González.

Turno para el Grupo Popular, señor Ponce.

El señor PONCE GONZÁLEZ: Muchas gracias.

Señora Del Río, yo lo primero que tengo que decirle es que es muy preocupante que usted venga a traer esto aquí hoy dada la situación de la sanidad canaria, es realmente lamentable.

Canarias es la quinta comunidad con peores datos, como ustedes bien saben, en lista de espera quirúrgica y la segunda peor en días de consulta hospitalaria.

Por otra parte, además, usted ha puesto el ejemplo de algunas comunidades donde habla de privatizar, es decir, hay que dejar bien claro esto, y estoy de acuerdo con la señora Esther, aquí no se trata de privatizar absolutamente nada, la Ley de salud pública del año 86, como bien ha dicho el consejero, habla de la concertación y más que nunca, ahora más que nunca que la situación es tan complicada traer este debate a este Parlamento con esta situación de verdad que nos parece lamentable. Pone usted el ejemplo de Madrid, como siempre, ¿no?, Ayuso y todo esto, bueno, pues, tiene la mitad de lista de espera quirúrgica que Canarias, pero vamos a Baleares, gobernada por el Partido Socialista, tiene la mitad de lista de espera en consulta frente a Canarias.

En segundo lugar, también, es sonrojante cómo ustedes han llegado, incluso, a criticar que se utilice la concertada para vacunar contra el COVID, ustedes lo han hecho en este Parlamento; ha sido realmente lamentable cuando la concertada se ha ofrecido a ayudar en esta vacunación y, además, le digo que Canarias está entre las comunidades autónomas a la cola de vacunación del país y en cuanto a la tercera dosis que, por cierto, hoy el señor Torres seguía hablando machaconamente del milagro canario.

Mire, nosotros presentamos hace un poco un plan de rescate, que yo sé que al señor consejero no le gusta esa palabra, señor consejero cámbiela si quiere, yo lo que quiero es que por favor lo tome, que podamos hablar de él, llámelo usted plan de superación, plan de socorrer la sanidad, plan de ayuda, plan de modificación, lo que quiera, donde hablábamos precisamente de la concertación pero sobre todo en aquellos servicios donde hay listas de espera. O, señores de Podemos, ¿ustedes se niegan a lo mejor a que un paciente oncológico que no pueda ser visto en un hospital, como está ocurriendo con las segundas visitas, pudiera ser visto pasados 30 días, por ejemplo, en una concertada? Pues, bueno, pues de esto es de lo que estamos hablando. No es el momento. La situación es realmente complicada.

Mire, ahora mismo en este sentido tenemos que tener en cuenta que sumar, sumar todos los recursos posibles, más que nunca después de esta pandemia, son necesarios.

La población lo que valora y precisa más que nunca no es aferrarse a debates estériles o bien a argumentarios de su partido político entre lo público y lo privado, lo que quiere la población es una atención ágil, pronta, eficaz, con resultados sanitarios cuanto antes, eficiente, con calidad, con seguridad y legal, porque estamos dentro de la legalidad. En ese sentido, la colaboración público-privada no solamente descarga las arcas públicas de costes medios por procesos más ajustados, sino que contribuye a aliviar las listas de espera -un minuto nada más- (Corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo. La Presidencia le concede un tiempo adicional).

La colaboración del sistema sanitario con el sector público y privado es buena...

El señor PRESIDENTE: Señor Ponce, le añado treinta segundos.

El señor PONCE GONZÁLEZ: ... es buena para ambos porque, por un lado saca de la zona de confort a la medicina pública, y a la segunda le obliga también a obtener también a ser lo más eficiente posible.

Más que nunca, y dado el deterioro de las listas de espera, estos debates estériles no tocan. Y sí quiero dejarle que desde el Partido Popular apostamos, sin fisuras, por una sanidad pública, universal, gratuita, de equidad y solidaridad pero utilizando todos los recursos que la legalidad nos tenga a nuestra disposición.

Muchísimas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señor Ponce.

Turno para el Grupo Nacionalista.

Tiene la palabra el señor Díaz-Estébanez.

El señor DÍAZ-ESTÉBANEZ LEÓN: Gracias, señor presidente.

Mire señor consejero, al ver el enunciado de esta comparecencia la verdad es que no pude evitar automáticamente ponerlo en relación con otra comparecencia, esta vez en la Comisión de Turismo, con la consejera, celebrada esta misma semana, donde se ponía en duda el modelo turístico de Canarias hablando de previa identidad, de turismo masivo, de turismo low cost, y dirá usted ¿y qué tienen en común?, pues muy fácil, el proponente, ambas son de Si Podemos Canarias, y ambos ponen en cuestión el modelo de gestión de este Gobierno, compartido en consejerías por supuesto que no son la suyas, en concreto en Sanidad y en Turismo. Y ambas responden, a mi modo de ver, a una estrategia política, es más, a una necesidad política de Podemos en este fin de legislatura de poner en marcha una campaña que le permita ganar algo de visibilidad ante el camino de la irrelevancia y la jibarización electoral a la que se va a ver sometido por parte del Partido Socialista.

Y dicho esto, también le diré, como lo hice a la señora Castilla en aquella comparecencia, que con todas nuestras discrepancias, que son muchas, le aseguro que su idea, su concepto, su modelo sanitario está mucho más cercano al nuestro que al de sus compañeros de viaje en este Gobierno.

Y a partir de aquí, y conscientes de que el papel lo aguanta todos o casi todo, en cuanto a buenas intenciones y las vueltas y los circunloquios que usted ha tenido que dar para no herir susceptibilidades de sus socios al final ha tenido que reconocer lo que es inevitable, que es que necesitamos esa concertación con la sanidad privada para atender la sanidad y ser eficientes, ¡que es de cajón de madera de pino!

Mire, efectivamente el informe de privatización de las comunidades autónomas realizado por la Federación de Asociaciones en Defensa de la Sanidad Pública afirma que las comunidades con más privatización son Madrid, Cataluña, Baleares y Canarias. Estamos en el sector rojo, no ideológicamente, como es evidente, porque lo encabeza Madrid pero, claro, estamos donde estamos, y se refiere, antes de que saquen el comodín de la herencia recibida, al año 2022, y habla concretamente de una progresiva y creciente privatización para aprovecharse de la pandemia. Eso lo dicen ellos, no lo digo yo.

Pero, mire, algunos se preocupan mucho del modelo, yo también, pero nos preocupa a nosotros mucho más los resultados. ¿Y cuáles son los resultados de tan brillante estrategia y tanto aumento presupuestario?, que nosotros aplaudimos, pues mire; un 25 % más de lista quirúrgica; un 13,4 % de lista diagnóstica; 24 239 canarios esperando una prueba; ningún proyecto nuevo en infraestructura sanitaria y pésima ejecución de los proyectados anteriormente, apenas un 30 % -antes se ha puesto de manifiesto-, y yo le puse en el anterior pleno algunos ejemplos; 256 días para hacerse un TAC en el Negrín; 173 días para una ecografía en el HUC; siete meses de media para una endoscopia -en La Palma llega a nueve meses-... Y le pondré alguno más: ocho de cada diez canarios esperan más de dos meses en una cita de especialista: dermatología y oculista tienen una media de cuatro meses y eso son dos tercios de la lista de espera... (corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo. La Presidencia le concede un tiempo adicional) -presidente- Canarias efectivamente es la segunda comunidad que más tarda en derivar a un especialista después de la primera revisión médica, 118 días, luego no es un solo... un tema de modelo, es un tema de eficacia. Y a pesar de todo ello y sin que ni siquiera se ponga colorado hemos asistido esta mañana a que el señor presidente, y lo digo porque usted no estaba presente y es mucho más moderado en sus afirmaciones, volviera a insistir con el milagro canario. Es que tócate los pies Baldomero. El milagro canario de la sanidad. ¿Asistimos a un milagro de eficacia? ¿De verdad usted me lo dice eso sin que se le caiga la cara de vergüenza? Es más... (corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo. La Presidencia le concede un tiempo adicional) conflictividad el mismo día que publican los medios de comunicación que hay tres nuevos colectivos, que se han puesto en pie de guerra, el de los inspectores sanitarios, el de hemodonación y hemoterapia, el del servicio de urgencias canario el 1-1-2.

Señor consejero, vamos a tener un poquito menos autocomplacencia y un poquito más de eficacia y de eficiencia. Es una cuestión de dar el mejor servicio de manera más eficiente. Y eso es lo que esperan los canarios de nosotros. No recetas ideológicas, sino pragmatismo para atender las...

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señor Díaz-Estébanez.

Tiene la palabra el Grupo Parlamentario Socialista, señor Hernández Guillén.

El señor HERNÁNDEZ GUILLÉN: Gracias, presidente. Buenas tardes, señoría.

Vaya por delante el apoyo incuestionable de este Gobierno a la sanidad pública. Yo creo que eso sí que queda bastante... (ininteligible). Y esto, señor consejero, no es un eslogan, esto es un compromiso de gestión que queda de manifiesto en los últimos presupuestos, y que deja a las claras cuáles son los objetivos prioritarios de este Gobierno.

Dicho esto, tampoco negamos que la concertación sanitaria juega un papel complementario y fundamental. Repito, actividad complementaria. Porque cualquier servicio público sanitario que se precie debe tender a alcanzar el en este caso el máximo de su capacidad asistencial. Y yo creo que aquí lo está, permítame la expresión, la clave del cordero.

Si nosotros como servicio sanitario somos capaces de alcanzar ese potencial, ese músculo sanitario y llegar al 100 % de nuestras capacidades, tendremos que concertar con aquella otra parte que no seamos capaces de ofrecer desde el punto de vista de la calidad asistencial. Ese debe ser el objetivo y yo creo que es el objetivo el que se ha empeñado este Gobierno, si no no se entendería que hemos aumentado el presupuesto en materia sanitaria de forma exponencial desde hace, bueno, pues el año 20 que firmamos el primer... apoyamos el primer presupuesto.

Y esto no es cuestión, por supuesto, esto no es cuestión de demonizar la sanidad privada, es cuestión de ser eficientes efectivamente con los recursos públicos. Y esto debe estar centrado en reforzar nuestra... (ininteligible) sanitaria, así como nuestra capacidad de diagnóstico e intervención médica.

En la legislatura pasada no sé los que estamos aquí se acuerdan que aprobamos una proposición no de ley, además que fue por mayoría de todo el conjunto de la Cámara, para actualizar y poner al día los conciertos sanitarios para que estos se rigieran cada vez más por criterios de calidad y de seguridad. Y yo creo que en ese momento nadie dudamos de que efectivamente ese era el camino. Me pareció entonces y también a día de hoy un paso muy importante, que los criterios con los que se desarrolla la actividad... (ininteligible) sanitario sean coincidentes con los criterios por los que se rige nuestro Servicio Canario de Salud. Por tanto, equidad, eficiencia y seguridad.

El camino, repito, se hace al andar y nada más orientativo que tener como referencia el último presupuesto antes de la entrada de este nuevo equipo de Gobierno. Y el dato significativo es el siguiente, del año 2019, antes de este Gobierno, con respecto al año 20 la disminución con respecto al concierto sanitario alcanzó el 16 % eso... (ininteligible) unos 30 millones de euros. ¿Saben dónde fueron esos 30 millones de euros? Pues lógicamente a... (ininteligible) del sector público, entre ellos la infraestructura sanitaria.

Voy a poner un ejemplo con respecto a la infraestructura que se está desarrollando en el Molina Orosa, de Lanzarote, el hospital polivalente, donde van a estar 100 camas más. 100 camas más convendrán conmigo, señorías, que va a imposibilitar o en este caso va a impedir que esas personas necesiten una cama concertada. Por tanto y si me permite y termino en diez segundos, señor... (corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo. La Presidencia le concede un tiempo adicional) eso querrá decir que si estamos poniendo los esfuerzos el sector público a través de infraestructuras necesitaremos concertar mucho menos. Cuando pongamos el Hospital Molina Orosa y que estará en marcha en este año tanto la unidad de hemodinámica, como radioterápica oncológica, significará que debemos derivar a menos personas tanto a nuestro hospital de referencia como a los servicios concertados. Y yo creo que eso es ganar en calidad asistencial. Ese debe ser el objetivo, repito, yo creo que toda la Cámara en eso coincidiremos.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Gracias, señor diputado.

Turno para el grupo proponente, señora Del Río.

La señora DEL RÍO SÁNCHEZ: Muchas gracias.

Dicen que no hay peor sordo que el que no quiere oír y hay gente que igual no se quiere enterar de cuál es el espíritu con el que hacemos esta comparecencia. No han entendido lo que hemos dicho sobre la necesidad de los conciertos cuándo son necesarios y de lo que hablamos, tampoco han entendido que si hemos tardado tres años en pedir esta comparecencia es justo porque hemos estado dos años en plena pandemia. Pero les voy a recordar a quienes no recuerdan de los grupos parlamentarios aquí presentes qué dice el pacto de las flores en materia de sanidad, nuestro acuerdo, para que lo sepan y sepan que estamos remando por lo mismo que hemos acordado los cuatro partidos que estamos en el Gobierno. Sé que no hay... con algunos no hay duda, que lo tenemos claro, pero por si acaso alguno de la Oposición pueda tener alguna duda. Hablamos del fortalecimiento del estado del bienestar, potenciando y mejorando los servicios públicos esenciales, debemos sacar a la Sanidad pública canaria de la cola del Estado español en la valoración que los ciudadanos y ciudadanas hacen del sistema sanitario canario. Tendremos como objetivo reducir los tiempos de espera para recibir atención sanitaria, quirúrgica, especialidades o pruebas diagnósticas a la media del Estado. Defendemos, esto es muy importante, el modelo de sanidad pública y universal, trabajando para reforzar y mejorar los recursos humanos e infraestructuras públicas que permitan ir reduciendo paulatinamente los servicios sanitarios actualmente privatizados.

Bien, de eso se trata, y garantizamos su adecuada financiación a través de los presupuestos. Por supuesto que yo no me estoy quejando de la subida de los presupuestos, yo cuando hablo de los recortes hablo de la crisis anterior, estábamos hablando de cómo, desde hace treinta años que empezó el modelo sanitario, se han ido recortando y cómo tuvimos una crisis en el año 2008, 2009, 2010, 2011, 2012, donde los recortes fueron en la sanidad fortísimos, donde además los fondos buitre se aprovecharon la crisis sanitaria, o sea, perdón, la crisis de la construcción y la crisis inmobiliarias, donde ya no era interesante invertir en el ladrillo para invertir en empresas sanitarias privadas, y eso lo sabemos muy bien, y sabemos también muy bien cómo...

Y si quieren les remito a que vean, no sé si fue en Informe Semanal o en Documentos TV, del domingo pasado en Televisión Española. Las declaraciones de personal sanitario de esas clínicas, compradas por los fondos buitre, que están gestionando de forma privada parte de la sanidad en Madrid, ¿y qué decían esos trabajadores?, decían "antes nos quejábamos de la carga de trabajo que teníamos, pero ahora no podemos, donde antes teníamos que atender a 30 personas ahora estamos atendiendo a 75, estamos desbordados, no podemos más". Los están estrujando, les recomiendo que lo vean, no lo digo yo, ni lo dice Podemos, ni esto forma parte de ningún argumentario, esto forma parte de la realidad.

Miren, señores, aquí, esto va de qué modelo sanitario queremos. La salud la queremos todos y lo hemos hablado muchas veces, no hay ningún problema, no tengo ninguna diferencia con el compañero del Partido Popular ni de ningún partido en que entendemos, porque faltaría más, que todos queremos la salud para todo el mundo y que si tenemos una persona con cáncer en nuestra familia queremos que la atiendan y que se utilicen los mejores recursos, pero por supuesto, por supuesto, lo he dicho y lo vuelvo a decir por si no les queda claro, y lo repito cuantas veces sea necesario. Ahora bien, insisto, el dinero que tenemos, ¿eh?, que estos aumento del presupuesto que hacemos para fortalecer la sanidad pública, si una parte de ese dinero para cubrir los gastos en sanidad se nos va en derivar a concertadas porque no llegamos, habrá que ver si esa es la mejor manera, si es la manera en la que estamos rentabilizando mejor nuestro dinero, es decir, hablábamos de la necesidad de la rehabilitación y fisioterapia, yo les voy a poner un ejemplo, porque además he sido usuaria: clínica de La Candelaria, yo dije, "yo quiero rehabilitación", tenía problemas en las manos y la prefiero, dice, "tienes lista de espera", no me importa, espero, quiero que se haga en la pública, entre otras cosas porque te lo hacen mejor, esa es la verdad, y así fue. Esperé un par de meses y me hicieron la rehabilitación, y fue estupendo, y le tengo que agradecer mucho a los profesionales que estuvieron trabajando allí, porque hicieron un buen trabajo.

Pero, ¿saben qué pasaba? Que a las tres aquella sala estupenda se quedaba vacía hasta el día siguiente a las ocho de la mañana, ¿y qué ocurría mientras tanto por las tardes en las clínicas privadas? Estaban llenas, las de rehabilitación, con dinero público que estamos pagando para que hagan fisioterapia, rehabilitadores a la gente, porque necesitamos, ¿por qué nuestros hospitales no están abiertos por la tarde, como ya en algunos casos están? Yo no lo digo como queja, sino como sugerencia.

Hace poco a un... (ininteligible) tuvieron que hacerle un TAC y se lo hicieron un domingo por la mañana en un hospital de Lanzarote, estupendo, en un hospital público, un domingo por la mañana, pues de eso se trata, doblamos turnos y hacemos y atendemos, de utilizar bien las infraestructuras que tenemos, de eso se trata, y de eso se trata cuando hablamos de invertir bien el dinero público y hacer esa reversión de lo... esa reversión un poco de los modelos.

Y vamos a hablar de un tema que nos preocupa, que también lo teníamos ahí, y se lo voy a poner como ejemplo. El Hospital Negrín, el servicio privatizado de la medicina nuclear del Hospital Negrín. Sabemos que ahí tenemos un... tocamos en callo, porque además es un... algo muy extraño que dentro de un edificio público tengamos un servicio privado.

Me voy a remitir al estudio encargado durante la etapa de doña Teresa Cruz como consejera, un estudio que se hizo sobre esto y que estimaba que la gestión directa ahorraría más un millón de euros al año a las arcas públicas frente al modelo externalizado. Un millón de euros al año no es poca cosa. Es un informe fechado en diciembre de 2019, meses antes de la erupción de la pandemia de la COVID, que recomienda al Servicio Canario de Salud devolver a manos públicas la gestión del servicio de medicina nuclear del Hospital Universitario Doctor Negrín. Esta unidad, dedicada al diagnóstico y tratamiento del cáncer a través de radiofármacos es la única de carácter asistencial en todo el país que explota una empresa privada dentro de un complejo hospitalario público. La filial Dimec, filial de las clínicas San Roque, presta este servicio desde hace años. El estudio estima que... en 2,87 millones de euros el gasto anual que tendría que asumir el complejo para recuperar la gestión directa del servicio. La reversión acarrearía, por tanto, un ahorro de un millón... de 1,22 millones de euros al año para las arcas públicas, ya que Dimec facturó 4,08 millones al Servicio Canario de Salud en 2018, 4,08 millones, por su actividad en el hospital de referencia para la ciudadanía de la zona norte de salud de Gran Canaria. Y hace un estudio comparativo, no me voy a extender porque no se trata de eso, con respecto al personal que atiende y de cuánto nos cuesta ese mismo servicio en la Candelaria, en Tenerife. Los datos son importantes y hay que tenerlos en cuenta.

Yo insisto, por más que algunos crean que esto es hacer de panfletos ideológicos, es que es en lo que nosotras queremos, creemos en la sanidad pública, queremos nuestros hospitales públicos al servicio de la gestión pública, porque creemos que el dinero... (corte del sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo. La Presidencia concede un tiempo adicional), porque sinceramente nos avergüenza mucho cuando... (ininteligible) es que las empresas privadas hacen mejor su trabajo. Perdone, yo todos mis respetos a la empresa privada, ¿pero cómo que lo hacen mejor que en la sanidad pública? A ver, si en una rehabilitación por la tarde tú tienes contratados a tres trabajadores y obligas a que atiendan a diez pacientes y en la privada cincuenta minutos para atenderte y por tanto atienden menos, ¿de qué estamos hablando, de calidad en el servicio o de cantidad, de qué estamos hablando, eh? ¿De qué salarios estamos hablando, cuánto se les paga al personal sanitario en la empresa privada y cuánto se le paga en la pública? ¿De qué estábamos hablando? Porque queremos también que quienes nos cuidan estén bien cuidados, tengan salarios dignos, buenos horarios de trabajo y dignidad en su trabajo, y de todo eso es de lo que queremos. Entonces, queremos que el dinero se invierta bien, y desde luego no... los conciertos siempre que hagan falta, pero no como manera de funcionamiento cotidiano para el enriquecimiento solamente de algunas empresas.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señora Del Río.

Turno, señor consejero.

Adelante.

El señor CONSEJERO DE SANIDAD (Trujillo Oramas): Gracias, presidente. Gracias, señorías.

Yo creo que como principio debemos establecer lo que son las bases de nuestra ley general de la sanidad. El servicio público sanitario se presta con medios públicos directamente, propios, también forma parte de la sanidad pública aquellos medios privados que se conciertan, y luego está la sanidad privada pura y dura. Ese es el modelo que tenemos en nuestra ley, y si en algún momento queremos cambiar la ley la cambiamos.

Evidentemente, piensen además que en este territorio le invito a que piensen en otro tipo de políticas sociales y vean cuál es el porcentaje de gasto en materia de concertación con relación a esta, porque la verdad que les he dado datos que evidentemente contradicen claramente ese informe que salió hace muy poco, porque si tenemos un presupuesto de tres mil cuatrocientos y pico millones y hemos contratado 156, pues desde luego parece que la deriva privatizadora, que en este caso además no es así, pues concertada, pues es poca, ¿no?

Pero además les comentaba que habíamos ido en este caso a menos. Por lo tanto desde el término, desde el punto de vista de los conciertos, debemos tenerlo claro. Además, el presupuesto lo aprueba la Cámara, el Gobierno propone, ¿no? Piensen ustedes que nosotros en el gasto directo de todo este dinero, que como digo no tiene parangón en los recursos de la historia de nuestra autonomía desde que tenemos la competencia transferida, el 96 % va directamente a la atención hospitalaria y a la atención primaria, los recursos directos puros y duros. Va quedando luego muy poquito con lo que pueda, digamos, participar cualquiera con relación a este asunto.

Aquí se ha mezclado luego algunos elementos que tienen que ver con listas de espera, gestión, los recursos están bien. Cómo no va a ser que los recursos están bien, porque el esfuerzo es sobrehumano desde el punto de vista de las arcas públicas.

Pero les quiero... ya lo tuvimos este debate, no lo quiero reproducir, pero de verdad, comparamos desempleo, desestacionalizado, cifras estadísticas homogéneas, ¿creen que son más intervenciones quirúrgicas, 94 000, sin pandemia que 91 500 en el 2021 con pandemia? ¿En serio, en serio? ¿O creen que, por ejemplo, en cirugía ambulatoria 34 900 intervenciones son más que 34 000 con pandemia? ¿En serio? ¿O creen, la misma unidad del doctor Ponce, más de 15 000 visitas a domicilio para pacientes crónicos, en sus propios domicilios, año 2021? Es que para sentirse orgulloso. Pues claro que no crece, claro que nos crecen las listas, ¿cómo no va a ser, después de que hayamos tenido una pandemia y haya estado contenida toda la demanda? Es evidente. Pero desde luego el esfuerzo que ha hecho el sistema está ahí.

Y, sinceramente, si no somos... tenemos un poquito de rigor al comparar los números de verdad que estamos haciendo no un flaco favor a este consejero, a todos los profesionales que están detrás de ese esfuerzo que es absolutamente inmenso.

Y hemos hecho, también para que quede claro, un esfuerzo notorio y notable con la sanidad concertada para que forme parte de ese ratio de ese resultado del que tenemos que estar verdaderamente satisfechos, no satisfechos desde el punto de vista de que esto ya está hecho. El otro día dije yo una frase que luego me lo reprochaban todos estos de la comunicación, nos queda muchísimo, no la voy a repetir. Queda un esfuerzo enorme, enorme, por realizar no en nuestro sistema, a todos, vieron... ven todos los informes, y el último que salió de cómo ha crecido todos los ratios en España y en el mundo entero eso no lo ha visto nadie, solo ha crecido aquí en Canarias. Bueno, no está mal, no pasa nada, pero en eso estamos, de verdad, créanme.

Y les quiero transmitir también alguna cosa más.

Con respecto al personal, hoy mismo conocíamos alguna huelga en otras comunidades autónomas, etcétera, yo, que ese es un territorio que ustedes saben que yo conozco perfectamente, además, lo entiendo, pero no estamos ante ningún conflicto, o sea, que exista la presión, la posición, la exigencia de que se resuelva una situación encasquillada desde hace decenas de años pues es norma, y más cuando hay unas elecciones y los gobiernos, pues, tienen a hacerse, digamos, más proclives a que no tengan ningún lío, si me permiten el término coloquial, pero aquí de lo que se trata es de cumplir una ley y lo que tenemos que hacer es un trabajo inmenso detectando cuáles son las plazas que cumplen los requisitos y sacando las convocatorias en los tiempos que marca la ley, un tiempo se marca ahora el 30 de mayo, como saben ustedes las ofertas a final de este año y dos años para resolverlas, fíjense que esfuerzo hay que hacer. La última OPE aquí, en mi campo, del 2007 tardó diez años en resolverse, ahora tenemos que resolver, no se sabe cuánto, en dos, no pasa nada, ese es el esfuerzo de este Gobierno o del que le suceda, pero lo que tenemos que hacer es el trabajo adecuadamente.

Y, por lo tanto, en eso estamos y, como les decía, el compromiso con la sanidad pública de este Gobierno no tiene parangón, algunos datos, no voy a repetir algún dato que ha dicho alguna portavoz como ¿dónde tenemos ya los recursos por habitante? Somos la segunda comunidad autónoma, tras Extremadura, que más recursos de su riqueza destina a la sanidad pública. Pero es que además le preocupaba a nuestra interpelante, a nuestra convocadora con relación a cuál era un poco la situación, el modelo, nosotros somos una de las cinco comunidades autónomas que más del cincuenta por ciento de los recursos lo ha destinado a los recursos humanos, directos, una de las cinco, y, además, somos de las pocas que ha mantenido los contratos una vez superado, digamos, la fase más aguda del COVID y con relación que hablaban de ejecución presupuestaria, etcétera, y preocupación también porque los avances tecnológicos pueden producir determinadas disfunciones y derivaciones a otras áreas de la sanidad que están mejor equipadas.

Nosotros tenemos 82 millones de euros aprobados, aprobados ya, en licitación por los fondos comunitarios... (corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo. La Presidencia le concede un tiempo adicional) al sistema...

El señor PRESIDENTE: Un minuto más, señor consejero.

El señor CONSEJERO DE SANIDAD (Trujillo Oramas): Un minuto.

... en un momento que no se ha hecho en ningún otro momento desde que a mitad de los 90 tenemos las competencias y que va a abarcar desde resonancias magnéticas, sabe mucho de eso sobre todo los de las islas menores, a PET-TAC, aceleradores lineales, salas de hemodinámica, es decir, lo hemos hecho, lo hemos publicitado, 82 millones de euros.

Pero también tenemos proyectadas un sinfín, un sinfín, un número importante de infraestructuras que aquí lo hemos discutido, son conocedoras, no la voy a repetir por el minuto este que tenemos, o puedo decir algunas: la ampliación del Insular, Materno Insular de Gran Canaria, la creación del área materno en el HUC de Tenerife, los dos hospitales que van a pegar un salto enorme en esta isla en el norte y en el sur, y así vamos, el nuevo, ampliación de la zona del Insular con la demolición... (Corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo. La Presidencia le concede un tiempo adicional) y que luego, pues, deberá continuar en la próxima legislatura el Gobierno que esté en ese momento y que, sin duda, los canarios nos lo van a agradecer.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señor consejero.