Diario de Sesiones 123/2022, de fecha 11/5/2022
Punto 3

10L/C/P-0963 COMPARECENCIA DEL GOBIERNO, SOBRE LA REPERCUSIÓN QUE PUEDE TENER EN LA ECONOMÍA DE LAS ISLAS LA GUERRA DE UCRANIA, A PETICIÓN DEL GRUPO PARLAMENTARIO AGRUPACIÓN SOCIALISTA GOMERA (ASG).

El señor PRESIDENTE: Y continuamos con la comparecencia del Gobierno, sobre la repercusión que puede tener en la economía de las islas la guerra de Ucrania, a petición del Grupo Parlamentario de la Agrupación Socialista Gomera.

Tiene la palabra, señor Ramos Chinea.

El señor RAMOS CHINEA: Gracias, señor presidente.

Señora consejera, mi grupo le trae hoy esta comparecencia, para saber qué repercusiones está teniendo la guerra de... entre Rusia y Ucrania, o esa invasión de Ucrania por parte de Rusia, en nuestra economía canaria.

Cada vez que hay una guerra es un hecho terrible. Y además estamos hablando de una guerra que puede extenderse. Existen amenazas hacia otros países por parte de Rusia y la verdad que la incertidumbre que existe es bastante grande. Ya llevamos más de 75 días de guerra y hemos tenido multitud de bajas civiles en la población ucraniana, más de cinco millones de desplazados, la destrucción de una cantidad innumerable de infraestructuras, y además una cantidad de militares muertos en ambos bandos también bastante elevada.

Las consecuencias obviamente para Ucrania son devastadoras. Pero nos gustaría saber qué repercusión va a tener o está teniendo en la economía canaria.

Los aspectos adversos se pueden sentir en todo el mundo cada vez que hay una guerra. Un mundo globalizado es lo más lógico y lo normal.

En nuestro país se ha articulado un plan especial para frenar esa consecuencia. Y me gustaría que saber eso precisamente, que qué consecuencias está teniendo para la economía canaria. Nos gustaría conocer el contenido de los informes que ustedes manejan, si existen, y las medidas que están poniendo en marcha para frenarlo.

Las consecuencias que vemos más claras son la inflación. Vemos el aumento de la subida del precio del crudo, el precio del gas, que, a su vez, está encareciendo la factura eléctrica, a su vez se encarecen, por supuesto, los transportes, y en un territorio fragmentado como el nuestro, e insular y alejado del continente la conectividad es esencial.

Además, tenemos que tener en cuenta también que Ucrania es una potencia, por ejemplo, en la exportación de forrajes, en los productos agrícolas, como el girasol, de donde extraen ese aceite de girasol que hemos visto cómo en los supermercados, aunque no ha habido desabastecimiento, sí que ha habido falta de número suficiente de... de elementos.

La inflación está afectando, obviamente, a los ganaderos, a los pescadores y a los agricultores, si ya pasaban por una situación difícil pues con este agravamiento de la situación se complica todo mucho más. La influencia comercial entre Ucrania y Canarias a simple vista... perdón, entre Ucrania y Rusia también con Canarias pues a simple vista no parece muy significativa, pero sí puede que haya afectado a alguna empresa que realiza alguno de esos tráficos comerciales de los que le hablaba hace un segundo.

Sí es cierto que el crecimiento económico de Canarias según analistas del BBVA va a pasar del 9 % a 2 puntos menos, me gustaría saber si usted desde la consejería maneja datos diferentes, le agradecería que nos hiciera partícipes de ellos, también vemos que si eso es así, si vemos que ese crecimiento económico disminuye o se mantiene va a haber un frenazo en la reactivación social de Canarias y, por tanto, esas expectativas que teníamos de generación de empleo. Veíamos cómo los datos turísticos cada vez van subiendo más pero si tenemos, como ya le digo, ese problema de la inflación, puede que afecte también a esa generación de empleo.

Lo que está claro es que hay una gran cantidad de variables y me gustaría saber, debido a esa gran cantidad de variables, qué consecuencias puede tener para nuestra economía. Sabemos las medidas que está articulando el Estado, las conocemos, pero nos gustaría que nos hiciera, que nos detallara, esas medidas complementarias que se hacen desde el ejecutivo canario precisamente para complementar esas que vienen del Estado.

En mi segunda intervención ya le haré algunas más apreciaciones de esas medidas también y debatiremos con el resto de grupos sobre esas medidas y cuál es la mejor situación, los mejores efectos que puede tener para nuestra economía y, por supuesto, quedo a expensas de su intervención también.

Muchísimas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señor diputado.

Turno para el Gobierno.

La señora CONSEJERA DE ECONOMÍA, CONOCIMIENTO Y EMPLEO (Máñez Rodríguez): Muchísimas gracias, presidente.

Efectivamente, señoría, usted hacía alguna apreciación sobre el efecto de la guerra de Ucrania, estábamos en un momento en el que se aprecia, y todos los indicadores y datos que tenemos apuntan a esa progresiva pero recuperación de la economía canaria y la guerra de Ucrania nos vuelve a situar en una situación de incertidumbre.

Con toda la prudencia, porque siempre que hablamos de previsiones no estamos hablando de una foto finish, sino a partir de un momento qué puede pasar, y teniendo en cuenta, también, los datos positivos que conocemos a día de hoy, la AIReF, hace poco, hacía la previsión de un crecimiento del... en el primer trimestre de la economía canaria de un 11% del PIB, hemos visto los datos de paro del mes de abril, que estamos por primera vez debajo de las 200 000 personas desempleadas, que... en cifras que no veíamos desde la anterior crisis económica, pero, con todo, tenemos que tener la prudencia y hacer un seguimiento de las distintas consecuencias de la guerra de Ucrania.

La Viceconsejería de Economía ha hecho un informe, ha hecho dos informes, están disponibles en la página web, siempre hacemos accesible esa información, y en ese informe, en el que, bueno, pues se ha analizado los distintos aspectos de nuestra relación con Rusia y Ucrania, es evidente que la exposición directa, como consecuencia de la guerra, es muy baja, porque nuestra relación comercial con Rusia y Ucrania, en el caso de las importaciones es un 0,2 % y en el caso de las exportaciones un 0,5 %, es verdad que la inflación ya venía subiendo con anterioridad a la guerra de Ucrania, como consecuencia, precisamente, de la propia reactivación de la actividad económica, después de una parálisis total la actividad económica se recupera, hay problemas en la oferta, hay problemas con los contenedores, se producen esos famosos cuellos de botella, empieza a subir el precio de la energía y esta va subiendo la inflación, pero lo que lo ha, absolutamente, disparado de forma exponencial ha sido la guerra de Ucrania, y por eso una de las principales medidas, porque aquí se trata de controlar esa subida de la inflación por la subida de la energía, que es lo que está arrastrando al resto de componentes, la principal medida es el desacople del gas, del precio de la luz, que ha sido preautorizado ya por Europa para España y para Portugal, una conquista del Gobierno de España, y que una vez que se empiece a operar empezará a producir sus efectos a lo largo de este trimestre.

Pero, efectivamente, aunque no tengamos una exposición directa la ciudadanía, las empresas, están notando esa subida de los precios.

Con respecto al turismo, si en la anterior crisis la falta de movilidad hizo que Canarias cayera un 18,1 % nuestro PIB, la peor crisis que hemos vivido, esa recuperación de la movilidad, parece que hay un efecto psicológico postpandemia, la gente quiere viajar, y Canarias, como dice siempre la consejera de Turismo, es un destino seguro, es un destino seguro por la lejanía al conflicto pero también por las cuestiones sanitarias. Por lo tanto, estamos en condiciones de ser ese destino refugio en estos momentos y así lo están demostrando las cifras, a pesar del incremento del precio del carburante, Canarias ha sido en el mes de marzo pasado el segundo con mayores ingresos en el sector turístico con registros históricos, 1680 millones de euros, y el segundo mes en el que se supera el millón de turistas. Los riesgos, evidentes, ¿no?, que ese incremento del precio del combustible se acabe trasladando a los billetes, que la inflación en los países emisores afecte a las rentas de los turistas y que eso retraiga la demanda, pero a día de hoy, a día de hoy, las previsiones que maneja la Consejería de Turismo, hoy salían datos de conectividad en la prensa, desde luego, con toda la prudencia, pero nos dan un horizonte, desde luego, yo creo que debe ser una alegría para todos los que estamos en la Cámara después de la caída que tuvimos pues en nuestro motor económico que ahora sea el turismo el que esté soportando el efecto de la inflación, de la guerra, y esté dando dinamismo a nuestra economía.

Se ha dicho ya, sector primario, es el principal afectado junto con el sector industrial, porque les afecta el coste de la energía, les afecta también los insumos, el tema de los fertilizantes, y ahí también es una de las áreas donde el Gobierno ha desplegado con intensidad las ayudas, también lo ha hecho la consejera de Agricultura, también se reunía esta semana... la semana pasada el presidente para, bueno, tratar de resolver el precio de la leche, ¿no?, y que se tuviera un menor impacto en los productores y, en el caso de la industria, ahí también los riesgos es que el incremento energético que soportan al final también se vean obligados a trasladarlo a los precios, eso puede retraer la demanda y, bueno, efectivamente el factor energético es clave para la competitividad del sector industrial, y por eso la medida de desacoplar el gas, que podamos controlar esa inflación como consecuencia de los costes energéticos, permita, como además señalan... no es que lo diga esta viceconsejería, que lo dice la Viceconsejería de Economía, lo decimos desde la Consejería de Economía, pero todos los informes externos de expertos en la materia señalan que a partir del segundo semestre del año esa inflación puede empezar a bajar como consecuencia de las medidas que se están adoptando, que a nivel nacional puede situarse en un 4,4 %, nuestra previsión es que la inflación en Canarias pueda situarse por debajo del 4 %.

En la previsión que hicimos del PIB ya tuvimos en cuenta el impacto posible de la guerra de Ucrania, donde calculamos que el impacto podría ser un 1,4 puntos porcentuales del PIB, y eso ya lo hemos incorporado en la previsión que hicimos en el mes de marzo, las hacemos trimestrales, habrá que ver en junio la siguiente previsión, pero incluso fuimos más prudentes que el... (corte del sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo. La Presidencia concede un tiempo adicional) 8,3 la previsión de crecimiento de la economía canaria para este año.

Por lo tanto, con prudencia, en estos momentos los datos son positivos, no tenemos que bajar la guardia, hay que adoptar medidas muy sectorializadas, a diferencia de la anterior crisis, ayudando a aquellos sectores más vulnerables y más afectados y a las personas vulnerables como consecuencia de las subidas, sobre todo el impacto energético, y a partir de ahí valorar como se está haciendo ya por parte del Gobierno de España, caso de la medida de los 20 céntimos de la gasolina, si hay que revisar, readaptar o modificar alguna de las medidas adoptadas si no tienen el impacto que se persigue que es que ser esa rebaja llegue al bolsillo de la ciudadanía.

El señor PRESIDENTE: Gracias, señora consejera.

Turno para los grupos parlamentarios no proponentes. Grupo Mixto.

El señor FDEZ. DE LA PUENTE ARMAS: Gracias, señor presidente.

Señora consejera.

El último indicador de confianza empresarial, correspondiente al segundo trimestre de 2022, realizado por la Cámara de Comercio de Santa Cruz de Tenerife, pone de manifiesto los buenos resultados obtenidos durante los primeros meses del año y las expectativas, tengo que decir, positivas de cara al próximo verano, las cuales consiguen que la confianza empresarial recupere la positividad perdida en el comienzo del año y que crezca un 1,4 %.

La recuperación de la actividad turística ha sido clave en la evolución positiva de la confianza de los empresarios en el ámbito de nuestro archipiélago gracias al efecto arrastre que esto genera en el conjunto de las economías.

Pero no nos confiemos, los negros nubarrones siguen estando presentes. Las perspectivas de crecimiento económico en nuestro archipiélago siguen siendo y se siguen viendo afectadas por factores externos de largo recorrido, como pueden ser la inflación existente en la actualidad o las consecuencias derivadas del conflicto bélico de Ucrania; hechos al que hay que sumar también el reciente bloqueo del puerto de Shanghái, con la trascendencia que eso tiene para el movimiento de mercancías a nivel internacional.

Aun valorando positivamente estos datos que evidencian que pese al repunte de contagios por coronavirus al comienzo del año se obtuvieron resultados positivos en la campaña de invierno, incluida también la Semana Santa, y que anticipan que el verano puede ser positivo, desde el punto de vista turístico, el Gobierno de Canarias no debe cejar en sus esfuerzos y recursos posibles para volver a recuperar la normalidad y dejando atrás, en la medida de lo posible, la prolongada situación de incertidumbre que nuestra maltrecha economía lleva arrastrando debida a la COVID-19.

No podemos olvidar ni obviar la subidas realizadas en los precios que hemos sufrido durante los últimos meses y que desde la declaración del conflicto bélico ha repuntado con intensidad, notándose especialmente en la energía, un insumo imprescindible para el desarrollo de cualquier actividad económica y con especial afección a algunos sectores como la industria o muchas empresas de servicios intensivos en el uso energético. A esto se le suma la incertidumbre de las consecuencias que pueda tener la limitación en el precio de la electricidad, acordado por la Comisión Europea y que usted ha mencionado, y si verdaderamente se traduce en un descenso en el precio para que las empresas puedan operar con normalidad. Además del encarecimiento de la energía hay otros factores a tener en cuenta y que dificultan el desarrollo positivo de la economía, como es el aumento en el precio del coste de especial relevancia en el caso de Canarias, usted me dirá que, efectivamente, ese incremento del precio del transporte afecta a todos por igual, nosotros estamos más lejos que destinos competidores como pueden ser Baleares, Turquía o Egipto.

Por lo tanto, señora consejera, y voy terminando, tenemos que ser prudentes ante esta situación que se nos ha sobrevenido, desde luego, nuestro ámbito de maniobra es limitado, hay que ser también conscientes de esto, pero sí le pido que el Gobierno de Canarias, en las medidas de sus posibilidades, ponga todos los esfuerzos para estas consecuencias exógenas que nos vienen encima puedan ser minimizadas y ayudar a nuestra economía a su recuperación.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Turno para el Grupo Parlamentario de Sí Podemos Canarias, señor Déniz.

El señor DÉNIZ RAMÍREZ: Gracias, señor presidente.

Bueno, en primer lugar, nosotros lo que sí desearíamos es que terminara la guerra, que callen las armas y que, efectivamente, la política se imponga como un método para resolver la guerra por medios pacíficos que es básicamente el cometido de la política y no sabemos tampoco por qué, en fin, se llega a este tipo de situaciones.

Como se ha dicho, efectivamente, la balanza comercial que nosotros podemos tener con estos países en conflicto no llega apenas al 1 %, pero sí es verdad que tenemos afecciones indirectas que sí están condicionando, de alguna manera, a que, efectivamente, como dice la consejera, ya los precios venían subiendo, me refiero a la inflación que comentaba el señor De la Puente, los precios venían subiendo, y también hay que decir que muchas multinacionales y muchos empresarios también han aprovechado como excusa para subir los precios también de manera injustificada en muchos productos. Por lo tanto, estamos sometidos a un mercado desregulado totalmente que a veces también condiciona, es capaz de condicionar al subir los precios también a su antojo.

Por lo tanto, nosotros sí creemos que puede haber afecciones de tipo indirecto, ya no por el volumen, por ejemplo, en el caso del turismo, del tipo de turistas, el perfil del turista que llega a las islas, pero sí es verdad que en algunos países de Centroeuropa, también en los países de Escandinavia se pueden tomar decisiones, como decía el presidente de Ashotel hace tiempo, con miedo en función de determinadas repercusiones o cómo evolucione la guerra, que esperemos se termine esta tarde, sin ir más lejos, ¿no? Pero, efectivamente, el turismo toma decisiones en estas circunstancias de esos países limítrofes con el conflicto con miedo. Esperemos, por lo tanto, habría que estar al tanto. Es verdad que el turismo ruso apenas llega al 0,7 % en las islas y que está, además, concentrado básicamente alrededor de unas, en fin, noventa mil personas en Tenerife, en grosso modo el noventa y pico por ciento, y, bueno, esperemos que se solución. O sea, que la repercusión en este caso va a ser también indirecta. Lo que sí está teniendo una repercusión considerable es el aumento de la energía, ¿no?, a nivel mundial hay un incremento de los precios y nos está también llevando a situaciones un poquito dantescas, mucha incertidumbre al respecto de la cuestión energética y lo que sí es verdad es que en el sector primario está afectando muchísimo.

Nosotros hemos dicho que Canarias la mejor manera de prevenir este tipo de fluctuaciones en el entorno nuestro, que nos puede afectar es garantizar cuotas de autoabastecimiento, reducir la cuota enorme de dependencia, caminar hacia una mayor independencia, en términos económicos también, y políticos, si fuera necesario, pero nos parece que se están tomando medidas, como ya se señalaron, en el sentido de controlar un poco el asunto de algunos precios como la leche. Pero, indudablemente, nosotros tenemos que sacar elecciones, el autoabastecimiento y el camino hacia mayores cuotas de independencia es el camino.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señor Déniz.

Turno para el Grupo Parlamentario de Nueva Canarias.

Señor Campos, tiene la palabra.

El señor CAMPOS JIMÉNEZ: Gracias, señor presidente.

Dejando a un lado la dimensión humanitaria de esta crisis, de esta guerra y esta invasión por parte de Rusia en Ucrania, dimensión humanitaria que también tiene sus consecuencias en Canarias desde el punto de vista de aquellas personas que han llegado a nuestra tierra huyendo de aquella realidad, que se encuentran en este instante entre nosotros y que ojalá, si así es su voluntad, cuando todo se solucione puedan regresar a ella. Pero hablamos fundamentalmente de las consecuencias de carácter económico.

Usted decía algo muy importante. Cuando hablamos de la inflación, que es una repercusión directa en algunos casos e indirecta en otros en función del sector del que estemos hablando de esta guerra, no podemos olvidar nunca que ya venía de atrás, es decir era un elemento de la inflación y va creciendo. Evidentemente, todo esto lo que ha hecho es acelerar, sobre todo en algún sector, por dos vías, una por la falta, digamos, de poder seguir importando o exportando estos países determinados productos, y otra porque en los mercados hay un elemento que siempre, siempre, es muy sensible y al final es esa falta de estabilidad, es, digamos, el que haya una coyuntura que no está normalizada y genera desasosiegos y a partir de ahí se empiecen a producir ciertas cuestiones.

Pero hay cuestiones que también tenemos que analizar y creo que es uno de los elementos por ejemplo para que desde el desarrollo de nuestro Estatuto de Autonomía, por ejemplo a través de una de las competencias claras, como es la de, digamos, tener la competencia precisamente delegada a la hora de controlar los mercados, a la hora de tener ese mecanismo, porque si bien es cierto que pudiera ser entendible que se incrementara el precio del aceite de girasol, por poner un ejemplo claro, donde Ucrania era un claro exportador a nivel mundial, lo que no es razonables es que un país como España el aceite de oliva, que hablado con algunos expertos y productores resultan que tiene cantidades ingentes no solamente para abastecer España sino a una parte importante de los mercados que exportaba este productos ha tenido también un incremento notable. Es cierto que al incrementarse el producto del aceite de girasol, por poner un ejemplo, la gente toma la decisión de trasladarse al aceite de oliva y ahí se produce un incremento del precio artificioso y, por tanto, los mecanismos de la Comisión Nacional de Mercados y la Competencia y, en este caso, si tuviéramos bien desarrollado ese mecanismo también de nuestro Estatuto de Autonomía, podríamos intentar intervenir ahí.

Pero yo me quiero quedar también con una parte muy importante. Esta crisis nos ha enseñado, y a Canarias de manera muy especial, lo vulnerables que somos en muchos apartados y, por tanto, dos aspectos que desde Nueva Canarias hemos defendido siempre, la soberanía alimentaria y la soberanía energética, siempre lo explico, no hablamos de la desconexión total de los mercados pero sí que nuestros porcentajes de producción sobre lo que consumimos en ambos casos sea muy superior al que actualmente tenemos... (corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo. La Presidencia le concede un tiempo adicional) muy superior a lo que actualmente tenemos creo que nos hace reflexionar de que esos procesos, que se han iniciado desde algún tiempo, tenemos que acelerarlos a través de apoyos, a través de medidas, a través de concienciación, y sobre todo a estos sectores concretos. El desarrollo de las renovables es un clarísimo ejemplo. Y me preocupa, dentro del ámbito de esa soberanía alimentaria, un sector muy, muy, específico que sí que está teniendo un impacto directo, es el sector primario y de manera muy específica el sector ganadero, sé que no es una comparecencia de agricultura, pero, bueno, conocer un poco qué medidas se están planteando también para estos sectores.

El señor PRESIDENTE: Gracias, señor Campos.

Turno para el Grupo Parlamentario Popular, señora Navarro.

La señora NAVARRO DE PAZ: ... presidente.

A ver señora consejera, lo que está claro es que el conflicto bélico en Ucrania no puede convertirse en una nueva coartada de este Gobierno para justificar su incompetencia. Y se lo voy a decir y me explico.

Vamos a ver, éramos y somos la comunidad que más cayó en el 2020 y además la que más va a tardar en recuperarse; éramos y somos la comunidad en la que más familias han perdido más renta y en las que más ha aumentado la desigualdad y la pobreza; éramos y somos la comunidad con mayor tasa de desempleo y además la inflación -ya se ha dicho aquí- en este archipiélago viene desde lejos, desde mucho antes de la guerra, de hecho ha sido la más elevada en los últimos treinta años.

Algunos datos: es que antes de la guerra la energía se había encarecido un 72 %, el aceite un 28 %, las papas un 10 %, el azúcar un 8,4 % y la leche un 7,3 %... Por lo tanto, creo que todos coincidimos, y he escuchado a los que me han precedido en el uso de la palabra, nuestros males de hecho no empezaron, y ha quedado constatado incluso en el día de hoy, con Ucrania.

Es verdad que el conflicto en Ucrania va a agravar aún más estos desequilibrios, va a aumentar todavía más la cuesta abajo por la que ya se deslizaba nuestra economía, y lo que va a hacer es añadir más penurias a los hogares canarios.

Y, claro, y la pregunta que nos hacemos todos: ¿qué es lo que está haciendo el Gobierno de Canarias?, ¿qué es lo que ha hecho el Gobierno de Canarias? Hombre, pues tengo que se honesta, siguen sin hacer los deberes, siguen mano sobre mano parcheando y esperando a que los fondos de la Unión Europea y la vuelta de los turistas solucionen la papeleta. Y usted debe saber y todos lo sabemos que a pesar de los buenos datos, que yo se los reconozco, de Semana Santa, la guerra y la inflación están empañando las previsiones de recuperación del turismo y sembrando incertidumbre en el sector, y no lo digo yo, hay que escuchar al propio sector, con la prolongación, como se espera, del conflicto armado se nos presenta un escenario que puede complicar mucho la situación. El incremento de los costes operacionales, de la energía, el efecto de la inflación, pueden reducir el poder de compra de los turistas, y van a poner en riesgo la recuperación del sector, la viabilidad de las empresas y del empleo.

Y aunque ustedes no quieren verlo, ustedes tienen mucha responsabilidad en lo que está pasando y en lo que puede pasar. De hecho, señora consejera, la luz, la gasolina, la cesta de la compra, llevan un año entero subiendo sin parar. Pero ustedes no lo quieren atajar, y no lo quieren atajar porque les sirve para aumentar la recaudación, aunque sea a costa del bienestar de los canarios.

Señora consejera, yo lo que le pido es que rectifique. Necesitamos soluciones de fondo y planes de contingencia para hacer frente a la inflación, a las consecuencias de la guerra... (corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo. La Presidencia le concede un tiempo adicional) y a la normalización monetaria que se avecina.

Nosotros volvemos a insistir, baje los impuestos, elimine el gasto superfluo, reoriente los presupuestos para adelantarse a la subida de los costes de financiación y de los tipos de interés, ¿para qué?, para afrontar con garantías la carestía de la vida y la creciente incertidumbre a la que nos enfrentamos.

No sigan negando la gravedad del problema que arrastramos con la inflación y no hagan que los canarios paguemos, y lo tengo que decir también muy claro, la incompetencia de este Gobierno en el supermercado, en la gasolinera o en el recibo de la luz. Pero sobre todo no nos justifiquemos con el conflicto de Ucrania para no hacer nada, para seguir esperando que las cosas se solucionen por el azar.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Grupo Nacionalista, señora Dávila. Adelante.

Sí, un momento, señora Dávila, perdón.

Gracias. Adelante.

La señora DÁVILA MAMELY: Gracias, presidente. Señora consejera.

Como han dicho quienes me han antecedido en la palabra, es dramática la situación humanitaria, de personas desplazadas, de muerte, por este conflicto bélico, que todo parece que va a ser más largo y más duro de lo que se preveía.

Lo cierto es que en el debate del estado de la nacionalidad se le preguntó al presidente del Gobierno cuáles eran las medidas que iba a adoptar el Gobierno de Canarias para paliar para que no hubiera ese impacto tan fuerte sobre la economía de Canarias dependiente de la conectividad. Y lo cierto es que nos remitía a un acuerdo del Consejo de Ministros, a un acuerdo de la Comisión Europea, y lo cierto es que cuando llegó ese acuerdo ese real decreto en el que se traducían los acuerdos del Consejo de Ministros, nos encontramos en que era ridículo para Canarias.

Todo ese compromiso con Canarias se quedó en una disminución, una bonificación de las tasas marítimas solamente en los puertos canarios y además con las conexiones con la península, ni siquiera en el interinsular.

Realmente debido a la dependencia que tiene Canarias de todo el tráfico marítimo y del tráfico aéreo y de la factura de la luz, de la energía y del impacto sobre los distintos sectores económicos, pues es tremendo, y aquí ni el Gobierno de España, ni el Gobierno de Canarias, tiene un plan para abordar esta situación. Y ya se hace insoportable que ustedes no tengan ni política económica, ni política fiscal. No tienen nada que... (ininteligible) hacer un diagnóstico que nos ponen sobre la mesa para ver qué ocurre y si..., bueno, lo van paliando las circunstancias. Y, mire, no podemos quedarnos solo con las circunstancias.

Creo que es negativo que ustedes no tengan una estrategia con el sector agrario, con el sector primario, que lo está pasando francamente mal. Hablamos de soberanía alimentaria, hablamos de soberanía energética, pero lo cierto es que dentro del producto interior bruto, que tengo que recordar que cayó más del doble que el resto de España, que la media de España, pues van perdiendo peso estos sectores. Si se sienta con el sector agrario y se sienta con el sector ganadero le dirán que están agonizando, que el alza de los precios del combustible y el alza de los precios de la factura de la luz, pero sobre todo de los precios de los contenedores, hace que sea inviable tener una cabaña ganadera. Entonces, ¿de qué estamos hablando? ¿Soberanía alimentaria?, ¿soberanía energética? Lo único que ha hecho el Gobierno de España es decir que va a poner regasificadoras, sin ninguna autorización de ninguna administración que parece que... (Corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo).

El señor PRESIDENTE: Continúe, señora Dávila.

La señora DÁVILA MAMELY: Que fue para eso para lo que aprovechó el decreto el Gobierno de Pedro Sánchez.

Mire, nosotros le vamos a lanzar un reto, y es que, por favor, traslade a sus diputados en el Congreso de los Diputados, de todos los partidos canarios que tienen su representación, que nosotros presentaremos enmiendas a ese decreto ley que se está tramitando como ley para que realmente haya una reducción de las tasas portuarias, reducción de las tasas aeroportuarias, que realmente haya una compensación a los costes de la energía, que haya una compensación a los costes del transporte real para Canarias.

El señor PRESIDENTE: Gracias, señora Dávila.

Turno para el Grupo Parlamentario Socialista, señora Alemán.

La señora ALEMÁN OJEDA: Muchas gracias, señor presidente. Bueno, buenas tardes, buenos días.

Bueno, a pesar de la incertidumbre y el miedo que en un principio suponía la guerra de Ucrania, parece ser que las consecuencias han sido, afortunadamente, menos de las temidas en un principio. Así que ni lo vamos a utilizar ni lo hemos utilizado de parapeto, y eso es lo que ha explicado aquí en su primer turno la consejera, ni se está mano sobre mano ni se está parcheando, porque además las dos cosas no pueden ser, o se está mano sobre mano o se está parcheando, y según la Oposición no hay estrategia, no hay política económica, no hay política fiscal, y si fuera así, que no lo es, que nos expliquen los buenos datos en el empleo y en el turismo, a no ser que la explicación sea por lo sembrado durante tantos años por Coalición Canaria, que seguramente será esa.

Nuestro principal temor era el incremento desproporcionado de los precios y que la guerra nos afectara como destino turístico por el encarecimiento de los precios de los pasajes derivado de la carestía del combustible. La guerra de Ucrania nos volvió a colocar en un escenario de incertidumbre, en un momento además en el que estábamos empezando a tener buenos datos económicos tras el terrible impacto que supuso la pandemia, con la caída del PIB del 18,1 % en 2020, como ya señaló la consejera.

Y la incertidumbre sigue existiendo, y todos los escenarios que planteamos, lógicamente, dependen de lo que dure la guerra y de lo intensa que sea. El impacto de las sanciones y el efecto de las medidas adoptadas en aquellos sectores más afectados por la subida de los costes energéticos y la inflación también tienen mucho que ver.

Con anterioridad a la guerra ya se venía produciendo un incremento de la inflación como consecuencia de la reactivación económica tras la paralización por la pandemia, con los consiguientes problemas en la cadena de suministro a nivel global, la falta de contenedores, etcétera, que tal vez haya que recordarlo.

La guerra de Ucrania ha disparado la inflación por el mayor impacto en el coste de la energía y su traslado al resto de componentes. El informe de los efectos de la guerra de Ucrania de este Gobierno que está mano sobre mano fue en marzo, recuerdo que en una reunión del plan Canarias, ha sido actualizado, como ha dicho la consejera, y será continuamente actualizado por las circunstancias que van variando.

Tanto los datos de conectividad en las islas como la ocupación desde principios de año nos hacen ser más optimistas de lo que pensamos en un principio derivado de esta guerra. Y claro que no nos debemos confiar, claro que no, la experiencia anterior nos ha hecho entender que jamás debemos bajar la guardia, ni con la guerra ni con cualquier otra circunstancia, como pueden ser las renovables o la soberanía alimentaria, como han señalado otros portavoces. Esto no quiere decir que no nos vayamos a enfrentar a nuevas dificultades, pero existe un compromiso claro del Gobierno de examinar lo que va sucediendo y actualizar la hoja de ruta conforme van suscitándose las circunstancias para responder con medidas específicas para solucionar cada dificultad en cada sector.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señora Alemán.

Turno para el grupo proponente, señor Ramos Chinea.

Adelante.

El señor RAMOS CHINEA: Gracias, señor presidente.

Bueno, creo que todos hemos llegado a la conclusión, incluso usted, señora consejera, que esta inflación ya venía antes de esta guerra entre Rusia y Ucrania, la inflación lleva, para ser concretos, incrementándose desde mediados del año pasado en toda Europa por los sobrecostes de los combustibles, el aumento del coste del gas en la generación energética, el colapso de los circuitos logísticos de transporte, que no dan abasto y que hace que se encarezcan esos costes de producción de las empresas e industrias que tienen dificultades para obtener las materias primas y materiales que necesitan.

Y tenemos que acentuar aquí la situación en la que se encuentran las islas no capitalinas, donde todo es mucho más complicado por esa doble insularidad. Yo creo que es fundamental también que abordemos este debate desde la perspectiva también de las islas no capitalinas porque, como ya dije, al sufrir esa doble insularidad todavía se acentúan mucho más esos daños. Tenemos que tener en cuenta el precio del combustible, es mucho mayor, el precio de la cesta de la compra también es muchísimo mayor, también si tenemos en cuenta que los datos del aumento de consumo que se produjo en el pasado ejercicio sirvieron precisamente para de alguna manera recuperar esa sangría a nuestro PIB que supuso la pandemia, pero hay que tener en cuenta que también, a la vez, tensionaron más esos circuitos logísticos y la demanda energética, y creo que ahora estamos pagando esas consecuencias.

La tasa de variación anual del IPC registrada por el INE indica que Canarias, desde mayo del año pasado, tenía una evolución del IPC del 6,8 %. Es cierto que somos los penúltimos después de Ceuta en ese incremento, teniendo en cuenta que hay comunidades autónomas con una subida incluso del 9,7 %, pero esta inflación supone un lastre considerable para el poder adquisitivo de las familias y sobre todo de las personas más vulnerables, que yo creo que es otro aspecto u otro colectivo que tenemos que poner en el debate.

Por ejemplo, la revalorización de las pensiones fue del 2,5 % para este ejercicio. Esta situación hace inviable el que los pensionistas, sobre todo las pensiones no contributivas, puedan mantenerse, porque la inflación ha seguido creciendo y no para. Me gustaría preguntarle que si van a plantearle desde Canarias al Estado que revalorice las pensiones de forma urgente o que se activen nuevas medidas para el apoyo de las familias más vulnerables.

Yo creo que esta situación de pérdida de la economía familiar está restringiendo también el consumo, y el alto coste también de los transportes para pasajeros puede complicar mucho más la recuperación de la actividad turística, que es motor de nuestra economía, ya que esta situación inflacionista se produce en todos los países en mayor y menor medida y eso influye a los países también emisores de turistas.

Tenemos visos de esperanza, porque en mitad de esta crisis hemos tenido unos magníficos datos turísticos en Semana Santa, y las previsiones, como usted decía también, señora consejera, que son muy halagüeñas para este verano, en gran parte gracias al trabajo que se realiza desde la Consejería de Turismo, Industria y Comercio y, por supuesto, desde este Gobierno de Canarias.

Se han tomado muchas medidas desde el Estado que refuerzan el escudo social que caracteriza a las políticas sociales en las que creemos y compartimos desde el propio Gobierno de Canarias, en líneas generales están funcionando, pero es necesario reflexionar sobre algunos aspectos. Porque si hablamos de las medidas para paliar la guerra de Ucrania aprobadas por el Estado hay que decir que el precio del combustible ya está muy encima del precio que marcaban las estaciones de servicio cuando empezaron a bonificarse los 20 céntimos por litro por parte del Estado, habiendo absorbido esta bonificación y llegado nuevamente a máximos históricos.

Esto ha sido así hasta tal punto que hace unos pocos días la ministra Calviño llegó a indicar que si... si vemos que alguna medida hace que se mantengan los precios, porque los operadores están absorbiendo la ayuda, no seguiremos con esa ayuda. Esta medida está suponiendo un alivio para los bolsillos de los canarios, lo que es de agradecer, pero lo cierto es que la inflación no cesa y que es probable que debamos mantenerla por encima del límite temporal que se había fijado por el Estado.

Esperemos que cuando se termine de aprobar la asignación de un tope máximo al gas para tener como referencia para la generación de energía pues consigamos de alguna forma abaratar ese coste.

Y mientras esto supone una sangría constante al poder adquisitivo de las familias canarias y una pérdida de competitividad de nuestros sectores económicos porque el excesivo coste de los combustibles y la energía en Canarias hace un efecto muy perjudicial al incrementar el coste de los transportes de viajeros y mercancías, con unos efectos nefastos para las islas no capitalinas, donde ya de por sí tenemos unos sobrecostes adicionales en el precio de los carburantes por unas técnicas monopolísticas a las que no terminamos de ponerles coto ni conseguimos activar medidas que aseguren el tener unos precios de venta razonables.

Es por ello que desde nuestro grupo le solicitamos una vez más al Gobierno de Canarias que active soluciones normativas que ayuden a resolver este problema de una vez por todas, porque ni siquiera el expediente de sanciones tramitado por la Comisión Nacional de los Mercados y Competencia se ha resuelto.

Por otro lado, la devolución del impuesto especial de los combustibles que ha puesto en marcha Canarias es cierto que alivia a transportistas y a agricultores pero, por otro lado, no hay una solución normativa similar que dé cobertura a los pescadores y ganaderos. Al final, si queremos ayudar a los sectores económicos afectados y a las familias más vulnerables necesitamos recursos públicos.

Y hay muchas formas de ayudar, por ejemplo, lo que se ha conseguido que los ganaderos y la cadena de distribución y comercialización firmen un pacto de rentas de forma que puedan seguir sosteniendo su actividad, porque son los afectados con diferencia por la... los más afectados con diferencia por la fuerte dependencia del mercado forrajero de la producción ucraniana.

Y si esto deja algo a las claras también es nuestra dependencia del exterior, creo que tenemos que ganar en resiliencia, hacernos mucho más fuertes y disminuir también esa dependencia que tenemos externa, y sobre todo que se acentúa a la hora de existir coyunturas internacionales que nos afectan cada vez. Y para eso está claro que, como ya dije, tenemos que crecer y diversificarnos.

Hay muchas dificultades pero también mucha seriedad y responsabilidad en el trabajo de este Gobierno, y creo que para afrontar una crisis se necesita un gobierno fuerte y yo creo que este Gobierno es bastante fuerte.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Gracias, señor Ramos Chinea.

Turno de cierre para la señora consejera.

La señora CONSEJERA DE ECONOMÍA, CONOCIMIENTO Y EMPLEO (Máñez Rodríguez): Gracias, presidente.

Bueno, yo quiero recordar un poco cómo empecé mi análisis, ¿no? Y utilicé la palabra prudencia.

Creo que, a día de hoy, a día de hoy, porque tampoco podemos obviar y negar los datos positivos, y no datos que diga yo sino que si la AIReF dice que la previsión es que Canarias en el primer trimestre crece un 11 %, bueno, pues lo dice la AIReF. Será más, será menos al final de año, pero es un dato positivo, y no será fruto absoluto de la casualidad, claro que nuestra economía fue la más afectada con la pandemia porque afectó a la movilidad, nos confinamos, cayó un 18 % el PIB, por lo tanto, pues, tenemos más margen para irnos recuperando después de esa caída, si caímos por el turismo es normal que si el turismo, de lo cual nos tenemos que alegrar, de que el turismo se reactive porque sabemos que es el que tiene, el que tira a día de hoy de nuestra economía, el que tiene un efecto arrastre en todos los sectores, es una buena noticia para Canarias. Yo creo que lo que deseamos todos y todas es que esa tendencia se mantenga y que podamos cerrar el año con datos positivos.

Nuestras previsiones, incluso con esa rebaja del PIB como consecuencia de la guerra de Ucrania, que son prudentes podemos crecer un 6,3 %, pero es que el BBVA rebajando sus previsiones es un 8,6 % lo que plantea de subida para este año. Todos los informes externos, no de este Gobierno, no de la consejería, dicen que Canarias va a ser la comunidad menos afectada como consecuencia de la guerra de Ucrania. Y yo creo que es que nos lo merecemos después de lo mal que lo pasamos por la pandemia que Canarias no sea también esta vez la más afectada. ¿Qué nos dice el Fondo Monetario Internacional y los organismos internaciones?, que hay que adoptar medidas focalizadas en el sector que lo necesita, si ahora mismo la previsión de la actividad turística, ahora mismo, y yo he hablado de los dos riesgos posibles para el turismo, crecimiento de los costes de la energía que se trasladen al coste de los billetes, que retraiga la demanda y el impacto en la renta de las personas de los países emisores de turismo, esos son los riesgos, pero a día de hoy el dato y la previsión de la Consejería de Turismo es positiva para Canarias, lo cual nos debe alegrar en cualquier circunstancia. Por lo tanto, y ese es el compromiso, si fuera necesario adoptar alguna medida sectorial más allá del sector primario, que es la más afectada en estos momentos, desde luego, como lo hicimos en la anterior crisis defendiendo que Canarias tuviera 1144 millones de euros, algo habrá ayudado también esa gestión a que lleguemos a 2022 con un 11 % de crecimiento del PIB en 2021, algo habrá hecho esa ayuda porque si no sirvió de nada, pues, para qué pedimos medidas específicas para Canarias.

El índice de producción industrial de marzo de 2022 sitúa 98,4 %, 7 puntos más que en el mes previo a la crisis. Es la cuarta comunidad autónoma en la que más crece el índice de producción industrial. Insisto, yo creo que deben ser noticias que nos alegren porque a pesar de las dificultades lógicas por el crecimiento del coste energético, que es lo que está afectando a la inflación y es lo que afecta de forma más directa a los distintos sectores, estamos en una senda razonable a la hora de dar respuesta.

No bajada de impuestos, y lo dice el Fondo Monetario Internacional, no a la bajada de impuestos generalizado, además, me encanta la contradicción de no haber apoyado una bajada de impuestos del 21 al 10 % del IVA de la electricidad en julio y decir que no se hace nada y seguir insistiendo, además, en esa bajada de impuestos. No ha... (ininteligible) una que hubo y las recomendaciones de todos los organismos insisten en que no es la solución, lo estamos viendo con los 20 céntimos, ¿no?, que parece que no está dando, según los datos y lo está analizando la Comisión Nacional del Mercado de la Competencia, ver si efectivamente está siendo absorbido por las operadoras o está llegando al bolsillo de quienes vamos a poner gasolina o gasóleo a nuestro coche, además de los productores.

Y un gobierno inactivo, pues, gracias a la actividad del consejero de Obras Públicas y Transportes, que se encuentra presente en el pleno, no tuvimos en Canarias las imágenes del transporte que vimos en la península con tanta intensidad, con tanta dureza que nos afectó porque dificultaba la llegada de mercancías, y fue gracias a una gestión de este Gobierno, de ese consejero, el llegar a un acuerdo, a un acuerdo con un sector a la hora de buscar una solución y ya están recibiendo, además, el 99,9 % de la devolución del impuesto. Se han dado ayudas específicas para el sector agrícola, se va a ayudar, como señalan todos los mecanismos, medidas sectoriales puntuales en el tiempo a aquellos sectores más afectados y si esta es una crisis ocasionada por el elevado coste de la energía, que es lo que está disparando la inflación, y el resto de componentes desde luego que la medida que puede ayudar a que bajemos esa inflación es el desacoplar el precio del gas, de la electricidad, que esperemos que vaya dando resultado.

Y ya tenemos en el índice de precios adelantados del mes de abril un primer dato que puede apuntar también a una ligera esperanza, España ya está 1,5 puntos por debajo del mes anterior. Canarias ha sido la comunidad menos inflacionista durante todo este tiempo, el día 13 conoceremos el dato de las comunidades autónomas, esperemos que también se refleje en Canarias, que hasta ahora ha estado por debajo y, como decía, nuestra previsión es que podamos cerrar el año por debajo del 4 %.

No hay que bajar la guardia, prudencia porque la intensidad de la guerra y, por supuesto, la parte humanitaria ojalá, sobre todo por la pérdida de vidas... (corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo. La Presidencia le concede un tiempo adicional) se acabe hoy mismo y seguir en la líneas adoptada hasta ahora con las distintas medidas que se han dado para colectivos vulnerables, el 15 % del ingreso mínimo vital que se incrementa, las limitaciones al precio del alquiler, las ayudas al sector de autónomos -taxistas, transportistas-, 4100 autónomos de Canarias beneficiados con estas ayudas, y en la medida del impacto objetivo en los distintos sectores, seguir adoptando medidas sectoriales, como ya están haciendo, trabajando de la mano con la consejera de Industria, con el sector industrial, la consejera de Agricultura con los distintos sectores, el consejero de Transportes con el sector del transporte, en Obras Públicas aprobando un decreto también, que hay que actualizar ahora el coste de la obra pública consecuencia del encarecimiento de los materiales y confiar que las previsiones de los organismos... (corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo. La Presidencia le concede un tiempo adicional) -un segundo- se mantengan y estemos en ese entorno, a pesar de la guerra, de crecimiento de un 6,3 %, que es la previsión que hacemos, otros hablan de un 8,3, pero, a día de hoy, en este trimestre el crecimiento, según la AIReF, ha sido de un 11 %.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señora consejera.

Damos por concluida esta comparecencia.

(El señor secretario segundo, González Cabrera, ocupa un escaño en la sala).