Diario de Sesiones 124/2022, de fecha 24/5/2022
Punto 10

10L/PO/P-2489 PREGUNTA DEL SEÑOR DIPUTADO DON RICARDO FDEZ. DE LA PUENTE ARMAS, DEL GRUPO PARLAMENTARIO MIXTO, SOBRE SITUACIÓN DE LOS AFECTADOS POR EMBARGOS O SANCIONES TRIBUTARIAS SOBRE PROPIEDADES SEPULTADAS POR LA ERUPCIÓN VOLCÁNICA DE LA PALMA, DIRIGIDA AL SEÑOR CONSEJERO DE HACIENDA, PRESUPUESTOS Y ASUNTOS EUROPEOS.

El señor PRESIDENTE: Continuamos, señorías.

Pregunta que formula el diputado don Ricardo Fdez. de la Puente Armas, del Grupo Parlamentario Mixto, sobre situación de los afectados por embargos o sanciones tributarias sobre propiedades sepultadas por la erupción volcánica de La Palma, dirigida al señor consejero de Hacienda, Presupuestos y Asuntos Europeos.

Tiene la palabra don Ricardo Fdez. de la Puente. Señoría, adelante.

El señor FDEZ. DE LA PUENTE ARMAS (desde su escaño): Gracias, señor presidente. Señor vicepresidente.

La erupción volcánica de La Palma ha traído consigo la modificación de la topografía de la isla como consecuencia de la lava pero también es verdad que ha arrasado viviendas, propiedades, barrios y núcleos poblacionales completos, una situación en la que ha causado, además de los problemas sentimentales para mucha gente, ha arrasado también y ha contado con perjuicios a nivel legal y a nivel financiero para los afectados.

Una de las mayores preocupaciones de muchas de estas familias afectadas es la situación en la que quedan las hipotecas, las cargas, los embargos o sanciones tributarias sobre las viviendas y propiedades que directamente han desaparecido.

El boletín del Estado, el 3 de marzo, prorrogaba por seis meses más la subvención para el pago de los intereses, los préstamos, los créditos para los afectados de la isla de La Palma. En su artículo 21, recogía las moratorias para todos los préstamos y créditos objeto de esta y que cuenten con garantía hipotecaria o no, de esta manera quienes hubiesen solicitado esta moratoria podrían disponer de seis meses más hasta un máximo de doce meses.

Pero existe también otra realidad, y es la que afecta a muchas personas con propiedades afectadas por la erupción volcánica en la isla de La Palma, tenían y contaban con cargas en forma de embargo o que contaban con sanciones tributarias sobre las mismas y, permítanme insistirle, unas propiedades que tras la erupción han desaparecido a día de hoy. En su día se dispuso una moratoria para el pago de ducha deuda y que en breve dejará de tener efecto y se comenzará a cobrar de nuevo sobre las propiedades que no solo se han perdido, insisto, sino que han causado también un perjuicio económico y sentimental y emocional.

Los afectados se han reunido con responsables de su consejería, estoy convencido de que usted los ha atendido, seguro, y les han trasmitido la preocupación y lo surrealista de esta situación. La respuesta que se les ha dado en el pasado mes de enero es que esto depende del Gobierno de España y a partir de ahí los afectados han iniciados los contactos con el Ministerio de Hacienda.

Señor vicepresidente, en este punto, ¿cuál es la situación a día de hoy de los afectados por embargos y sanciones tributarias sobre las propiedades sepultadas por la erupción volcánica de la isla de La Palma, y qué ayudas específicas y concretas, o qué ayuda van a tener por parte del Gobierno de Canarias todos estos damnificados?

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señor diputado.

Tiene la palabra, señor vicepresidente.

El señor VICEPRESIDENTE DEL GOBIERNO Y CONSEJERO DE HACIENDA, PRESUPUESTOS Y ASUNTOS EUROPEOS (Rodríguez Rodríguez) (desde su escaño): Señor presidente, señorías.

Sabe usted, porque lo hemos discutido mucho en este Parlamento y lo seguiremos discutiendo, que el impacto sobre la vida, sobre el futuro de la gente impactada por el volcán nos obliga a ir respondiendo a los distintos retos. En materia tributaria hay que diferenciar, señorías, las competencias del Estado con las nuestras, de manera que, afortunadamente, existen cauces, al Comisión Mixta, donde se sienta el Gobierno de España, el Gobierno de Canarias, sin duda ninguna ayuntamientos y cabildos, es el foro adecuado para reclamar a cada administración, en el ámbito de su competencia, las respuesta que La Palma necesita, y me consta que en ese foro, en el que participo, hay reclamaciones por parte de ayuntamientos, cabildos, y el propio Gobierno de Canarias, en relación a los problemas tributarios de titularidad estatal. No compete a esta comunidad la regulación del IRPF, aunque tenemos nuestro margen, y ahora me referiré a él, tampoco el impuesto de sociedades, ni siquiera el impuesto de bienes inmuebles que, como saben, es de titularidad municipal.

Por lo tanto, sobre lo nuestro, sobre lo que depende de nosotros, tengo que decir, señorías, que desde el minuto uno la primera acción del Gobierno, a los ocho días de que el volcán erupciona, sacamos nuestro primer decreto ley poniendo IGIC 0 en todas las operaciones para los afectados, rebajando el IRPF, llevando a una bonificación del 100 % del impuesto de transmisiones patrimoniales, de actos jurídicos documentados, del impuesto de donaciones y sucesiones, pero no, además, por un periodo corto, dependiendo del impuesto por periodos que alcanzan hasta el año 2026.

Sin duda ninguna hemos tomado decisiones desde el minuto 1 para facilitar las obligaciones tributarias y facilitar la liquidez de las entidades empresariales y hemos hecho también modificaciones en la regulación del IGIC simplificado, que es el que afecta a la inmensa mayoría de la ciudadanía, a los empresarios, pymes y autónomos y estamos negociando con ellos, hemos tenido una reunión hace un mes con todas las entidades empresariales y tengo una orden casi pertrechada, tendremos otra reunión con los empresarios para seguir dando facilidades.

Incluso con la recaudación ejecutiva, en lo que a nosotros compete, porque hay reglas que no se pueden saltar, hemos hecho un paréntesis hasta el pasado mes de febrero y estamos dispuestos a las personas afectadas a... (Corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo).

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señor vicepresidente.