Diario de Sesiones 124/2022, de fecha 24/5/2022
Punto 30

10L/C/P-1013 COMPARECENCIA DEL SEÑOR CONSEJERO DE SANIDAD, SOBRE LA OPERACIÓN FALLIDA POR PARTE DEL SERVICIO CANARIO DE LA SALUD DE COMPRA DE MASCARILLAS POR VALOR DE 4 MILLONES DE EUROS, A PETICIÓN DEL GRUPO PARLAMENTARIO NACIONALISTA CANARIO (CC-PNC-AHI).

El señor PRESIDENTE: Reanudamos, señorías, la sesión plenaria con la comparecencia del señor consejero de Sanidad, sobre la operación fallida por parte del Servicio Canario de la Salud de compra de mascarillas por valor de 4 millones de euros, a propuesta del Grupo Parlamentario Nacionalista Canario.

Tiene la palabra, Grupo Nacionalista, señor Díaz-Estébanez.

Ruego silencio, señorías. Gracias.

Adelante.

El señor DÍAZ-ESTÉBANEZ LEÓN: Gracias, señor presidente.

Señor consejero, buenas tardes.

Una vez finalizado el simulacro de explicaciones que constituyó la Comisión de Sanidad del pasado viernes, confío en que tengamos algo más de suerte hoy a la hora de conocer y de entender por lo menos algo de lo que sucedió, y a ser posible de lo que va a suceder.

Y digo simulacro porque en su precipitada comparecencia, supuestamente a petición propia pero todos sabemos que arrastrado por las circunstancias, por lo publicado y por las solicitudes de este grupo, que es el que la ha requerido, claro, usted hizo una larga exposición en la que no fue capaz de aportar ni un solo dato nuevo, cero información, y por descontado ninguna explicación -no digo ya de disculpas, que sería milagroso- sobre lo que hemos venido leyendo en información publicada desde hace semanas, nada, cero.

Bueno, no, una cosa, dijo una novedad, que habían realizado diez intentos infructuosos de recuperar el dinero vía de embargo, si usted no me corrige.

Y claro, de ser cierto esto, a mí me preocupa aún más, porque ¿cuáles podrían ser las causas de no haberlo conseguido? A, incapacidad o negligencia en el procedimiento incoado; B, falta de elementos jurídicos en la defensa del Gobierno; o C, no hay donde trincar a las personas a las que se fugan, a las empresas que hicieron la estafa, no hay donde pillarles. Y ninguna de las alternativas me parece razonable, me preocupan muchísimo, y por muchas vueltas que dé para marear la perdiz sobre las terribles circunstancias que vivimos entonces, que son ciertas, que son reales, que todos sufrimos, que no nos tiene que enseñar nadie, sobre el amparo jurídico de un procedimiento de emergencia para exceptuar mecanismos de control previo y de libre concurrencia, pero no como excusa para el despilfarro, para la falta de transparencia y mucho menos para un pelotazo.

Sobre cuál de los tres o cuatro equipos de sanidad que llevamos ya en esta legislatura es el responsable de quien lo hizo y de quien vigiló para que ocurriera después, de ese juego de quién es el culpable entre intermediarios de medio pelo, empresas de dudosa procedencia, en fin, comisionistas millonarios. Mire, después de toda la tinta de calamar lo cierto, y se lo vuelvo a recordar, son los hechos incontestables que le vuelvo a pedir hoy que me recuse si no está conforme.

Primero, sanidad pagó 4 millones de euros por un millón de mascarillas que nunca llegaron. Yo creo que esto es incuestionable.

Segundo, se usó un procedimiento de emergencia, que es legítimo, para encargar, no sabemos por qué ni con arreglo a qué criterios, a una empresa de compraventa de coches, sin aval técnico, sin experiencia en suministros sanitarios, sin acreditar que tenían o podían conseguir el material, sin aval económico, sin garantía bancaria en caso de fallido, como así ocurrió, y que tenía un capital social ridículo de 3000 euros.

Tercero, el Servicio Canario de la Salud pagó por adelantado, eso sí, en dos cómodos plazos, nada menos que la totalidad de 4 millones de euros. Yo no digo que sea ilegal, yo le pregunto si ha habido algún otro procedimiento en todo el mandato, en todo el proceso, que haya hecho lo mismo la consejería. Y como no hay otro, resulta que es muy excepcional.

Cuatro. No es hasta seis meses después, eso sí que es urgencia, cuando el 3 de diciembre primero y 8 de enero después el Servicio Canario de la Salud vuelve a hacer formalmente un requerimiento ante la tomadura de pelo de que no llegaban los suministros.

Cinco. Esa tomadura de pelo continúa, vuelve a pasar semanas y meses, hasta marzo del 2021, las circunstancias y los precios ya eran muy distintos de un año anterior, cuando llega efectivamente un cargamento de mascarillas. Llega tarde, llega incompleto, llega defectuoso. Tarde, es evidente; incompleto, faltaba el 10 %; y defectuosos, usted nos explicará, una de dos, o eran falsificadas, como dijo... (ininteligible) o eran no homologadas, y es un error de inicio de la consejería.

En fin, llegan de una potencia mundial en tecnología sanitaria, como es Etiopía. Quizás había que sospechar algo de si era un desvío de algún otro cargamento. Y son finalmente destruidas, no por Sanidad, Dios nos libre, sino por los agentes de Aduanas al ver esa falsificación.

Ya le pregunté la otra vez, ¿y si no hubieran sido incautadas y destruidas? ¿Y si no hubieran sido convertidas en humo, qué hubiera pasado? ¿Se hubieran distribuido, se hubiera consumado esa operación por la que se habían llevado un 1 350 000 de comisión los intermediarios.

Sexto. Aún después de todo ese esperpento, de la quema de mascarillas y de tener constancia de, como mínimo, haberles intentado estafar esta empresa a la consejería, no tienen mejor ocurrencia que volver a preguntarle a la misma empresa si les pueden servir el pedido. Y, claro, les dicen que sí, y les vuelven a pedir incluso más dinero, cosa curiosa. Claro, esa renegociación vuelve a fracasar, y vuelve la burra al trigo, se retoma una vez más el expediente de reintegro, que es infructuoso, por parte de la Dirección de Recursos Económicos del Servicio Canario de Salud, un procedimiento de apremio que utiliza lógicamente la Agencia Tributaria.

Si me permite un minuto más, presidente. (Corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo. La Presidencia le concede un tiempo adicional).

Otro año después la fiscalía, concretamente la delegación de Las Palmas de la Fiscalía Especial contra la Corrupción y la Criminalidad Organizada, inicia investigación a raíz de una denuncia de un particular, en ningún momento por parte de la Administración, no solo por una presunta estafa de unos particulares de unos intermediarios o de una empresa, sino de posible prevaricación y malversación de fondos públicos por parte de la consejería.

Ocho. Casualmente veinte días después es cesada la directora de Recursos Económicos, supuestamente a petición propia y por motivos de salud.

Nueve. Cuando surge el escándalo con ciertas similitudes en otros puntos de España, concretamente en Madrid, resulta... Digo similitudes, ya se lo dije el otro día, por el tema de las mascarillas, pero allí llegó algo, allí por lo menos llegaron mascarillas, aquí nada, aquí humo, aquí nada. Pues resulta que el presidente del Gobierno dice públicamente que no había habido ningún problema en Canarias, ningún caso similar, y, es más, el alcalde de Madrid tenía que dar explicaciones sobre lo ocurrido.

Y diez. De todo ello... (Corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo. La Presidencia le concede un tiempo adicional). Gracias.

De todo ello nos hemos enterado no por un ejercicio de transparencia de este Gobierno, sino por una denuncia de un particular, por una investigación de Fiscalía, y desde luego no por las explicaciones que ha dado ni usted, señor consejero, ni mucho menos el presidente, ni el director del Servicio Canario de Salud.

Tendremos un segundo turno -después de que usted, a ver si tengo suerte y algo nos explica y algo entendemos-, para explicar cuál es la posición que ha sido plenamente responsable de este grupo, de este grupo que ha colaborado tanto (señalando hacia los escaños que ocupa el Grupo Parlamentario Nacionalista Canario-CC-PNC-AHI), que ha sido ejemplar en esta etapa de la pandemia, pero no lo confunda... sí, veo que se ríen, se reirán...

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señor Díaz-Estébanez. Se ha finalizado su tiempo.

El señor DÍAZ-ESTÉBANEZ LEÓN: Gracias, señor presidente.

El señor PRESIDENTE: De nada.

El señor DÍAZ-ESTÉBANEZ LEÓN: (Sin micrófono).

El señor PRESIDENTE: Dígame.

El señor DÍAZ-ESTÉBANEZ LEÓN: (Sin micrófono).

El señor PRESIDENTE: (Sin micrófono). Tengo problemas de audición.

Señor Trujillo, tiene la palabra.

El señor CONSEJERO DE SANIDAD (Trujillo Oramas): Buenas tardes, presidente. Buenas tardes, señor Estébanez.

Tengo su intervención en la comisión del viernes pasado, hablaba usted de repetir, de no decir, que ayer no decía nada. Ha repetido usted toda la intervención, no se ha preocupado ni en añadir ni un solo elemento nuevo a todo lo que dijo por cierto y por eso me va a hacer que tenga que repetir los hechos y los hitos, e intentando ser lo más breve posible. Porque hay algunas cuestiones que usted plantea que además no se corresponden con los hechos acaecidos.

Punto primero. No voy a entrar a dar datos de lo que era esta emergencia mundial, que es el contexto en el que nos movíamos. Pero sí le voy a dar solamente uno, para que sepan. Canarias competía en ese mercado, tras incluso una notificación del propio Ministerio de Sanidad del Gobierno de España, donde, después de centralizar la compra de estos bienes, remite a las comunidades autónomas que compráramos por nuestra cuenta y como pudiéramos. Fíjense qué términos.

Y eso da lugar a que se produzcan dos hitos importantes. Un cambio normativo, que es fundamental, porque cuando se habla de actos y luego se quiere dejar cierta sombra hay que dilucidar los aspectos legales de las actuaciones de la Administración. Y no voy a extenderme mucho, pero le voy a nombrar tres casos.

A todos los contratos -reforma del real decreto ley 7/20-, a todos los contratos que hayan de celebrarse por las entidades del sector público para atender las necesidades derivadas de la protección de las personas y otras medidas adoptadas por el Consejo de Ministros para hacer frente al COVID, les resultará de aplicación la tramitación de emergencia.

2. En estos casos, si fuera necesario realizar abonos a cuenta por actuaciones preparatorias a realizar por el contratista, no será de aplicación lo dispuesto respecto a las garantías mencionadas... en la Ley 9/2017.

3. El libramiento de los fondos necesarios para hacer frente a los gastos que genere la adopción de medidas para la protección de la salud de las personas frente al COVID se realizarán a justificar.

También se adoptaron algunas medidas en ámbito técnico sanitario, y aquí para el personal que trabajaba en la red asistencial, pues lo que se establece es que usen básicamente mascarillas de eficacia FFP 2 o preferiblemente las FFP 3.

Les comenté el otro día con detalle el nivel de estocaje que tenía en aquel momento la comunidad autónoma y por lo tanto también les comuniqué que se habían hecho múltiples..., tenemos la relación entera -que ha sido facilitada a la Fiscalía, como no podía ser de otra manera-, de las empresas del ámbito sanitario que nos hicieron ofertas para cubrir el millón de mascarillas que hacía falta para tener protegido a todo el personal de la red asistencial, o bien porque no podían acceder a los mercados, que era uno solo, o bien porque podían acceder de manera insuficiente o bien porque accedía con un precio fuera de toda lógica, en cualquier caso en ese momento los precios pues los marcaba claramente una ley de oferta y demanda totalmente distorsionada, empezaron a llegar, como no podía ser de otra manera, todo tipo de ofertas no solo de suministradores sanitarios, incluso de otras instituciones, y a todas esas ofertas se les hizo una valoración donde primaba, como no podía ser de otra manera, la capacidad para poder importar ese tipo de bienes, su capacidad logística y todos los elementos que tuvieran que pudieran materializar el suministro de esa ardua necesidad, exigencia, urgente necesidad, para que nos ubiquemos nuevamente.

Y entre todos esos ofrecimientos aparece esta empresa que evidentemente no, como ocurre con muchas otras, y los tienen en los informes que hemos remitido y en los informes que hemos remitido a la propia fiscalía donde ha pedido solamente información adicional a esta, que es la única que no termina de cumplir el contrato, pero, como digo, a otras que no son del propio sector y han cumplido, nos hacen una oferta de un millón de mascarillas a cuatro euros, que era precio muy por debajo del precio del mercado, como les expliqué el otro día también, y, como consecuencia de esa oferta y tras valorar el producto que ofertaba, que también se los estuve explicando -y no voy a entrar en las características- y fueron avalados por nuestros servicios de los hospitales, los de prevención, pues se les hace ese encargo de 25 de mayo, que ustedes conocen. Y el siete de agosto se le adelanta un 50 % del dinero, como a otros contratos que se hicieron en ese periodo. Y no llegan las mascarillas. El contrato, como saben, es hasta el 31 de enero del año siguiente, del año 2021, y el 28 de octubre la Dirección de Programas Asistenciales, visto cuál es la situación del estocaje de este producto, hacen un informe pidiendo, evidentemente, la urgencia de suministro, de más suministro -este no es el único suministrador- para cubrir lo que es los planes de contingencia que teníamos en el conjunto de la red.

El día 29 pues evidentemente se hace el segundo libramiento para que la empresa pueda, a petición de la empresa, competir en el mercado donde incluso se estaba llegando, como les expliqué, a subastar los productos; teníamos hasta comportamientos tan poco explicables como que incluso habían países que cuando habían aviones que hacían escala en su territorio incautaban el material sanitario comprador por otros. Este es el mundo en el que estamos.

Y a partir de ahí se van produciendo una serie de hitos y llegamos prácticamente a diciembre, que es donde se hace un primer requerimiento a la empresa para ver qué ocurría con las mascarilla. Se hace otro el 8 de enero, todavía estamos dentro del contrato, y el 15 de enero se recibe una carta de un tercer operador que dice que va a hacer muy difícil cumplir con este asunto, y por eso, por eso, el 1 de febrero, al día siguiente del vencimiento del contrato, la Dirección General de Recursos Económicos inicia el procedimiento para resolver el mismo, procedimiento, y les ahorro determinados hitos, que termina, termina, resolviéndose el 13 de mayo con la consiguiente notificación para que se produzca el reintegro de lo abonado más los intereses. En ese ínterin ocurre un hecho, y usted antes decía "es que aquí no llega...", vamos a ver, al final sí es verdad que llegaron unas mascarillas, nosotros no sabemos cuáles. Es decir, en marzo, y es ese hito que usted comenta que luego conocimos por los propios medios... (corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo. La Presidencia le concede un tiempo adicional) de la Agencia Tributaria, a la cual le preguntamos...

El señor PRESIDENTE: Continúe, señor consejero.

El señor CONSEJERO DE SANIDAD (Trujillo Oramas): ... le preguntamos sobre el hecho, y comunicado también a la empresa, en marzo, que habían llegado las mascarillas y tenían unos problemas para poder levantar la mercancía. Al final, pues, conocemos la versión que ha dado, entre otras cosas, la propia dirección regional de aduanas, que puestos en contacto con la empresa 3M pues la empresa 3M tenía el convencimiento de que aquellos productos o estaban falsificados o podían ser objeto de falsificación, por lo tanto no los validaban. Nosotros pedimos luego una notificación, como sabe, a la Agencia Tributaria para enterarnos exactamente bien qué es lo que había sucedido y nos dijeron que las habían destruido precisamente por eso, porque la empresa 3M no las había validado y, una vez se produce, el 29 de junio, esta ya resolución definitiva donde nos ponemos en marcha a ejecutar la de mayo, la empresa se dirige, el 29 de junio... (Corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo. La Presidencia le concede un tiempo adicional).

El señor PRESIDENTE: Concluya, señor consejero.

El señor CONSEJERO DE SANIDAD (Trujillo Oramas): -sí, concluyo- manifestando su intención de cumplir -ya es deudor de la comunidad autónoma, ¿verdad?-, manifestando su intención de cumplir ese contrato porque podía acceder a otro mercado con unas mascarillas equivalentes que presentó las características técnicas y los servicios de prevención dijeron que eran unas mascarillas que cumplían primero con los requisitos; dos, teníamos el estocaje nuevamente con dificultades; y, tres, estaban en precio. Ustedes decían los precios, no, los precios de Ingesa para el año 2021, para ese tipo de mascarilla, eran cuatro euros... (Corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo).

El señor PRESIDENTE: Concluya, señor consejero.

El señor CONSEJERO DE SANIDAD (Trujillo Oramas): Y concluyo. Y ahí se queda la situación de quien no termina de suministrar ese producto, y como usted ha dicho, al final, pasado el periodo de pago voluntario de la empresa de esa deuda a la que se le han ido incorporando los intereses, podemos notificar a nuestra agencia tributaria para que, por vía ejecutiva, cobre esos recursos y, evidentemente, como usted también sabe por la comparecencia que hice el otro día, pues llevamos, lleva, varios intentos de embargo y, por lo tanto, eso forma parte de... ahora... (Corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo).

El señor PRESIDENTE: Gracias, señor consejero.

Turno para los grupos no proponentes, tiene la palabra el Grupo Mixto.

La señora ESPINO RAMÍREZ: Gracias, presidente.

Como ya he expliqué en la Comisión de Sanidad, yo creo que lo que ha ocurrido en Canarias no es excepcional y es la consecuencia directa de la dejación de funciones que hizo el Gobierno de España, que no asumió la compra centralizada del material sanitario y eso llevó al caos a las comunidades autónomas, a las diferentes entidades locales, para hacerse con este material en un mercado caótico, en un momento de gran miedo, de incluso pánico, de gran preocupación y era necesario proteger a nuestros sanitarios y nos vimos en un momento del sálvese quien pueda.

El caso que nos ocupa supuso un quebranto de más de 4 millones de euros de fondos públicos al Gobierno de Canarias por un material que no llegó en las condiciones previstas. El consejero ha dado explicaciones en la Comisión de Sanidad y también hoy ha explicado que era una situación de emergencia, claro, vemos las cosas desde la perspectiva de hoy, yo creo que hay que ponerse en lo que estábamos viviendo en aquel momento y se pudieron cometer algunos errores y yo creo que hay que ser comprensivos con algunos de los errores.

Por tanto yo hay cosas que entiendo, hay otras que no las entiendo. Yo, por ejemplo, no entiendo que usted haya librado de toda responsabilidad al equipo que realmente firmó ese contrato. Recordemos que el consejero de Sanidad en aquel momento era Julio Pérez y el director del Servicio Canario de Salud era el viceconsejero Olivera. Yo creo que son las personas que hoy tendrían que estar aquí compareciendo, porque cuando llega el nuevo equipo de la Consejería de Sanidad en el mes de septiembre empiezan a hacer esos requerimientos que usted ha explicado, pero hubo quien sí firmó un contrato con una empresa que se dedicaba a la venta de vehículos, no al suministro del material sanitario y con un capital social de solo 30 000 euros, un contrato de más de 4 millones de euros.

Por tanto, en caso de incumplimiento de contrato, como ha ocurrido, la empresa no es solvente para responder porque no tiene patrimonio, tiene apenas un capital de 3000 euros, entonces nos hemos quedado sin el material sanitario y sin los cuatro millones de euros y, por lo tanto, entiendo que los responsables, a pesar de la emergencia, la necesidad, había determinadas cuestiones de esta empresa que tenían que haber hecho saltar las alarmas de aquellos que estaban firmando el contrato. En todo caso, esto es un tema que está judicializado, la justicia dirá quiénes son los responsables, pero sí que creo que el Gobierno de Canarias, entendiendo la situación que estábamos viviendo en aquel momento, tiene que reconocer que esto fue un error, esto fue una equivocación, y ahora tendrá que hacer todo lo posible por recuperar esos 4 millones de euros que son de los canarios.

Gracias.

El señor PRESIDENTE: Turno para el Grupo Parlamentario de la Agrupación Socialista Gomera, señora Mendoza.

La señora MENDOZA RODRÍGUEZ: Gracias, presidente, buenas tardes, señorías, buenas tardes al señor...

El señor PRESIDENTE: Silencio, señorías.

La señora MENDOZA RODRÍGUEZ: Buenas tardes al señor consejero.

Señorías, de verdad que nosotros entendemos perfectamente la preocupación, sobre todo en este caso por parte de la Oposición en este asunto, en este asunto que es importante. Pero también entendemos que una vez manifestad la preocupación, que el consejero ya ha dado todas las explicaciones oportunas, ha detallado el procedimiento de manera minuciosa con total transparencia... de verdad, señorías, que nosotros, ante ese escenario, ya sí que no podemos entender que solo pasando unos días, unos escasos días, desde que se les aportan desde el Gobierno todos los datos y explicaciones, vuelvan a traer el mismo asunto a debate. Ya parece que deja de ser una preocupación y parece que está persiguiendo otro tipo de interés, y además es el interés de querer enturbiar algo que está muy claro, el interés de querer sembrar la duda donde no la hay, el interés también de poner en entredicho la honestidad y también la rigurosidad de este proceso.

Señorías, el consejero ya nos ha aclarado, el otro día en comisión y lo vuelvo a hacer otra vez, que no se trata de una investigación de la Fiscalía Anticorrupción ni nada parecido, sino que la justicia atiende a la denuncia generalizada presentada por un particular a todas las contrataciones realizadas en este periodo para la compra de material de protección sanitaria.

Señorías, en el momento en el... lo vamos a volver a recordar, lo vamos a volver a hablar, aunque lo hemos hablado hace, como he dicho, escasos días, en el momento en el que se lleva a cabo esta compra fallida existían tremendas dificultades para que Canarias pudiera competir con el resto del mundo en adquirir los EPI necesarios, que hacían falta para hacer frente a esta pandemia. Una contratación, además, que lo ha dicho ya el consejero también, se hizo al amparo del real decreto aprobado por el Estado.

Señorías, la consejería -lo ha dicho también y lo voy a reiterar- está colaborando plenamente con la justicia en el procedimiento abierto, y en ningún momento, porque parece que esa es la nube que se quiere poner, en ningún momento, nadie se ha lucrado, a excepción de la empresa que lo ha hecho con dinero público y supuestamente haciendo una estafa a la Administración, una estafa que, de demostrarse, conllevará unas condenas penales a los responsables de la empresa, un procedimiento que tendrá que llevar a cabo la justicia y no la Cámara legislativa.

Desde la Agrupación Socialista Gomera lo que sí que le pedimos, señor consejero, es que para no dar pie a intento de confusiones cualquier avance que se haga en esta investigación o en la tramitación de la devolución de estos millones pues también que nos los traslade a la brevedad posible a esta Cámara y así estar pendientes de los avances.

Y termino... (Corte del sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo. La Presidencia concede un tiempo adicional).

Y también quiero terminar pidiéndole que por parte de la Agrupación Socialista Gomera felicite a los trabajadores de la Dirección General de Recursos Económicos por el trabajo responsable y serio que han realizado por el interés general de Canarias.

Ojalá que la Administración canaria no hubiera sido víctima de esta supuesta estafa y hubiéramos recibido las mascarillas que necesitábamos por esta vía para la protección -no olvidemos- de los trabajadores sanitarios, una protección que afortunadamente, a pesar de las dificultades nunca dejó de dársela, y a pesar también de que Canarias en ese momento debía de competir con el resto del mundo para equipararse en mitad de una pandemia muy, muy dura.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias.

Turno para el Grupo Parlamentario de Sí Podemos Canarias, señora Del Río.

La señora DEL RÍO SÁNCHEZ: Buenas tardes, señor consejero.

Buenas tardes a todas y a todos.

La verdad que entre el viernes y el martes yo tengo muy poco más que decir de esto, y es un poco así como repetir la misma comparecencia, más allá de que podría leerles los distintos titulares de distintos artículos que han salido en el periódico, que yo creo que casi todos los hemos leído.

Tenemos dudas, seguimos leyendo con mucho interés por si se salta... sale alguna información que esclarezca un poco más lo que ocurrió, sabemos los hechos, que no los vamos a repetir, que en 2020, en medio del estado de alarma, se hizo el esfuerzo por comprar unas mascarillas que parecía que podían ser las adecuadas en un momento de necesidad, con las leyes que entonces estaban en vigor, que hacían en un estado de emergencia, que se hiciesen las cosas pues de la manera habitual, con el rigor, con las garantías que se hacen cuando se hace cualquier tipo de licitación o contrato.

Hasta ahí estamos todos de acuerdo.

Después, y yo lo dije el otro día pero como hoy que se trata de repetir, porque algunos tienen más ganas de hablar de esto, yo repito, unos sinvergüenzas los que nos han engañado, y esto no nos lo va a cansar de decirlo, y que queremos que se depuren responsabilidades y que vuelvan esos cuatro millones y pico, casi cinco millones de euros, a nuestras arcas. Eso es lo que no podemos consentir, y yo creo que ahí es donde que debemos de concentrar toda nuestra energía, esclarecer y, sobre todo, por supuesto, recuperar ese dinero, que es lo que nos afecta fundamentalmente a la ciudadanía.

Todos los matices que se puedan saber con detalle de quién, cuándo y cómo pues para eso tenemos esos dos procesos que están abiertos y que esperamos, tanto el de la vía administrativa del Servicio Canario de la Salud como el de la Agencia Tributaria. Esperamos que de ahí se recupere, se esclarezca y se recupere el dinero y que también la Fiscalía, por eso la denuncia que se ha hecho a Anticorrupción y de la Unidad de Delitos Económicos, pues también tiren del hilo y sepamos.

Conocer la verdad yo creo que nos interesa a todas y a todos, es una estafa, eso que quede bien claro, engañaron, en este caso, a las consejerías del Gobierno de Canarias, a la Consejería de Sanidad, pero no nos engañaron a todos los canarios y canarias. Algunas en otras comunidades lo han hecho con amigos y con historias, pero quedándose comisiones directamente en sus bolsillos. Es verdad que llegaron las mascarillas, a un precio de oro, mucho más caro de lo que estaba en el mercado, en este caso no han llegado las mascarillas. Hay quien también cuestiona, yo no lo sé, si debían de haberse quedado, si aunque no hubiesen servido para dentro de los hospitales habían servido para... a lo mejor para otro uso, mejor que quemarlas. Yo de esto no entiendo tampoco tanto, lo dejo en el aire, se sabrá quizá más adelante cuando sepamos un poco más de qué va a esto.

De momento lo que tenemos, y desde nuestro grupo lo que exigimos, es esclarecer y llegar hasta el final en las consecuencias y depurar responsabilidades, y por supuesto hacer hasta el último esfuerzo para recuperar para las arcas públicas de nuestra consejería y del Gobierno de Canarias ese dinero que nos han robado unos sinvergüenzas a toda la ciudadanía canaria.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señora Del Río.

Turno para el Grupo Parlamentario de Nueva Canarias.

La señora GONZÁLEZ GONZÁLEZ (doña María Esther) (telemáticamente, desde fuera de la sede): (Sin micrófono). Han corrido chorros de tinta, y tras la explicación que dio el viernes la conclusión a la que llegábamos es que se ha creado un revuelo que está fuera de toda lógica.

Primero, porque por mucho que les pese a algunos aquí ni primos, ni hermanos intermediando, como fue el caso de Madrid; y, segundo, porque este asunto no es del año 2022 sino de mayo del 2020, pues una declaración de alarma en vigor, con una escasez absoluta de medios de protección tanto para el personal sanitario como para la ciudadanía, en general, y eso pasó aquí y pasó en el resto del mundo. Y lo que quiero decir con esto es que estas cosas ocurren y que no se puede o, por lo menos, no se debe culpar a nadie excepto al defraudador.

Con respecto al precio de las mascarillas, los famosos 4 euros que también han sido muy criticados repito que en el libro del mercado el precio de los suministros lo fija la ley de la oferta y la demanda y en aquellos momentos en los que la demanda mundial, o sea, e todo el mundo estaba desbarrada, tanto del material necesario para afrontar la pandemia, llámese mascarilla, llámese EPI o llámese lo que se llame, y, sin embargo, en la oferta era muy muy limitada, lógicamente el precio era el que el vendedor imponía y o lo pagabas a ese precio o te quedabas sin la mercancía y la decisión que tenía que tomar era clara, o lo pagabas y te lo suministraban el material de protección o no lo pagabas, pero dejabas, en este caso, al personal sanitario desprotegido. Y nuestra opinión vuelvo y se la repito, consejero, era que la decisión que tomó el Servicio Canario de Salud fue la acertada, proveer de mascarillas a los centros sanitarios públicos canarios, o por lo menos intentar proveerlos si no se hubiera producido esta estafa.

Dicho esto, consejero, usted dijo que el expediente lo había remitido a la Agencia Tributaria canaria y que esta había realizado hasta diez intentos de embargo sin que ninguno de estos intentos hubiera fructificado. Con lo que entendemos que posiblemente ya sea el momento de utilizar la vía judicial, tanto civil como penal, para exigir responsabilidades a los presuntos estafadores.

Y yo la pregunta que le hago, consejero, es cuál es la hoja de ruta que el Servicio Canario de la Salud piensa seguir al respecto de esta estafa, bueno, o presunta estafa. Y la misma, la pregunta que le hice el otro día, ¿tiene alguna previsión o esperanza de que el dinero se puede, los 4 millones de euros se puedan recuperar? y, en su defecto, está clarísimo que los estafadores, los presuntos estafadores tienen que pagar o devolviendo el dinero o con penas de cárcel, clarísimamente.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señora González.

Turno para el Grupo Popular, señor Enseñat.

El señor ENSEÑAT BUENO: Gracias, señor presidente. Buenas tardes, señor consejero.

Señor Trujillo, en febrero para otras comunidades autónomas su presidente, Ángel Víctor Torres, decía y exigía que se explique con luz y taquígrafos la supuesta irregularidad en la adjudicación de contratos y se asuman responsabilidades políticas que sean necesarias, abro comillas, "... aquí hay una situación que es preocupante, se tiene que aclarar el buen uso de los recursos públicos porque estamos ante un supuesto de corrupción". Señor Trujillo, esto es lo que decía, lo que exigía el señor Torres en febrero para otros, pero ahora en mayo aquí para sí mismo guarda silencio, guarda silencio y eso que ya sabemos que el Gobierno de Canarias ha pagado 4 millones de dinero público por unas mascarillas que no existen, que se dio un contrato a dedo a una empresa de venta de coches y que ni se les exigió ni garantías ni solvencias ni capacidad para cumplir el contrato, que después de un año y medio ni sabemos del dinero ni sabemos de las mascarillas, que el 33 % de los 4 millones, 1,3 millones, fue a pagar comisiones, ¿eso es cierto, señor Trujillo?, fue a pagar comisiones, ¿usted lo sabía? Que, además, la Fiscalía Anticorrupción está investigando al Servicio Canario de la Salud, es decir, al Gobierno de Canarias por prevaricar y por malversar. Y, además, ojo, la Audiencia de Cuentas de Canarias también ve cosas raras. Y ante todo esto el señor Torres ya no pide responsabilidades, ya no pide luz y taquígrafos, ahora guarda silencio.

Por cierto, es curioso oír las excusas del PSOE y de Podemos para justificarse, lo que en otras comunidades autónomas es corrupción aquí nos han engañado, son tiempos difíciles, tenemos pandemia, la doble moral de la izquierda de siempre.

Señor Trujillo, el Gobierno de Canarias y usted hoy aquí en este atril tiene que explicar por qué la Fiscalía está investigando al Servicio Canario de la Salud, por qué y quién eligió una empresa de venta de coches y qué controles se hicieron, por qué se pagó el total de los 4 millones de euros cuando eso no es lo habitual, sin garantías, sin controles, sin solvencia, por qué cuando les quisieron colar las mascarillas falsas ustedes no fueron al juzgado a denunciarlo, por qué se paró los procedimientos de reintegro del dinero y se le dio una segunda oportunidad de negocio a la empresa, por qué un año y medio después no sabemos nada ni del dinero ni de las mascarillas

Señor consejero, le vuelvo a pregunta, ¿hay más cosas escondidas debajo de alfombras del Gobierno de Canarias?, ¿hay algún otro contrato más que esté investigando la Fiscalía? También eso lo tiene que decir hoy usted en este atril.

Y ya termino con otra frase del señor Torres, miren, Torres exige, Torres (mostrando un documento a la Cámara), exige que se expliquen los contratos de Madrid y que se asuman responsabilidades. Pues bien, señor Trujillo, si hay que asumir responsabilidades en otras comunidades autónomas donde sí hay mascarillas ¿aquí en Canarias no hay que asumir responsabilidades de donde no hay ni dinero?... (corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo. La Presidencia le concede un tiempo adicional), como ha dicho su presidente, no hay que asumir responsabilidades en Canarias, donde no hay ni dinero ni mascarillas.

Gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señor Enseñat.

Turno para el Grupo Parlamentario Socialista. Señor Hernández Guillén tiene la palabra. Señorías, silencio.

Adelante.

El señor HERNÁNDEZ GUILLÉN: Gracias, presidente. Buenas tardes, señorías.

Es la segunda vez que usted en cinco días da explicaciones, por eso no entiendo lo de guardar silencio, como ha dicho el señor Enseñat, sino que en cinco días, tanto en la Comisión de Sanidad como hoy en este pleno ordinario, el señor consejero ha dado explicaciones.

Al señor Estébanez, yo no sé si es un simulacro venir por segunda vez, lo que sí es cierto es que lo de usted es una pantomima continua, continua. Porque, de verdad, no ha sido capaz de aportar absolutamente nada nuevo con respecto a la comisión del otro día. Estoy impaciente por saber su segunda intervención con respecto a esta compra de suministros.

Pero, dicho eso, no voy a entrar en el contexto complicado del mercado mencionado, con la escasez de recursos,... vamos, en fin... un stock insuficiente de material... Eso lo sabemos.

Pero esto no es cuestión de opiniones. Voy a intentar establecer qué nos dice la normativa que expresa claramente, a través del Real Decreto Ley 7/2020, de 12 de marzo, donde se adoptan las medidas urgentes para responder al impacto económico de la COVID, y señala que además resultaba de aplicación la tramitación de emergencia. Ya la ley de contratos del sector público contiene los supuestos que justifican la tramitación emergencia.

La estrategia de atención precoz, vigilancia y control establece, además, la necesidad de ajustar y apostar las reservas de material, en este caso nos obligaba a tener reservas para ocho semanas, y no siempre en esta comunidad autónoma se contó con esa cantidad de material, repito, por lo que decía anteriormente, por un mercado muy tensionado.

Importante destacar que se requirieron ofertas de multitud de empresas del ámbito sanitario que no pudieron asegurar, en este caso los suministros, esos bienes en definitiva, o bien porque los precios desorbitados o bien porque no tenían la intendencia oportuna para hacerse con esos bienes y con esos suministros.

En este contexto, otras empresas que sí creyeron tener esa capacidad para poder operar con garantías en el mercado extranjero se ofrecieron y además ofertaron a un precio por debajo de la media, eso es importante, para no mezclar con otras realidades que no quiero mencionar ni voy a mencionar en esta intervención.

Decía, y quiero recordar que además este material de adquisición, como bien decía la señora Mendoza, iba para, en este caso, para nuestros sanitarios. Es importante también resaltar cuál era el fin último.

Lo que más me tranquiliza a mí y al Grupo Parlamentario Socialista, señor consejero, es que la Administración desde el principio ha dado todos los pasos para hacer un seguimiento continuo de la, en este caso, de la mercancía y, por supuesto, poniendo los medios la Administración para resolver un contrato que no ha cumplido con las expectativas, lógicamente no ha cumplido con las expectativas pero ahí está la Administración haciendo su trabajo. Cosa bien distinta es hacer oídos sordos, como alguien quiso interpretar, y, por tanto, pensar que esto, pues bueno, pues no incumbe a la Administración, claro que incumbe a la Administración.

Señor presidente, solo... (corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo. La Presidencia le concede un tiempo adicional) eso ha habido operatividad administrativa para recuperar los recursos públicos y desde el Grupo Parlamentario Socialista no albergamos -y lo decía el otro día en la comisión y lo repito hoy y termino con esto-, no albergamos ni la mínima duda ni la mínima duda que por parte del Servicio Canario de Salud se actuó conforme a la ley, y tampoco albergamos ningún tipo de duda de la honorabilidad de las personas que estuvieron trabajando y luchando con esta pandemia en los momentos más complicados de la misma.

Muchas gracias por el trabajo señor consejero, a usted y al resto del equipo.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señor diputado.

Turno para el Grupo Nacionalista, grupo proponente, señor Díaz-Estébanez.

Silencio, señorías.

El señor DÍAZ-ESTÉBANEZ LEÓN: Gracias señor consejero, gracias señor presidente.

Gracias, gracias por nada. Gracias por no haber dicho nada, pero nada de nada.

Y me extraña ya que alguno de sus, en fin, iba a decir palmeros pero no de La Palma sino que aplauden, le aplaudan su... ha dicho, cómo era el término, extrema transparencia... Mire, se estado quince días callado como un tuso, usted y su presidente. Y cuando ha venido a dar explicaciones y dice "no es que llega y usted pide una comparecencia tres días después...". No. Todos ustedes saben que la comparecencia la pedimos antes y fueron ustedes quienes colaron por vía de urgencia en la comisión una comparecencia a petición propia gracias a que también la presiden y, si no, pregúntele al presidente de la comisión. O sea que aquí trampitas al solitario pocas, pocas, pocas, de verdad.

Y son ustedes los que hablan de estafa y de que han sido estafados y los presuntos estafadores, oiga, con un estafador no se renegocia. Cuando a uno le engañan se va a la justicia y cuando la Agencia Tributaria viene y le dicen que han quemado sus mascarillas porque son una falsificación lo pone en conocimiento de la justicia y no se le pone en contacto de nuevo con la empresa para que te vuelvan a engañar, que es lo que le hicieron, a usted. Sí.

Gracias por nada, señor consejero, porque le iba a decir por lo menos por el tono, pero es que usted esta vez también ha perdido el tono y no es habitual, lo confieso.

Mire, lo que no puede es intentar hacer medias verdades y excusas de mal pagador. Medias verdades como decir, "no, es que es habitual pagar el 50 %", ¡yo no le he preguntado eso, le he preguntado cuántas veces ha pagado la totalidad por anticipado! ¿Cuántas? ¡Cero! ¡Cero!, ¡hombre! (rumores en la sala).

Sigan, sigan provocando, pero mire, usted quiere intentar dar la apariencia de normalidad, no ha pasado nada, todo está bien. Han desaparecido cuatro millones de euros, no pasa nada, todo está bien. Milagro canario. Mire, lo cierto es que todo esto es de todo menos normal. No es normal la designación de una empresa que ni tiene ni acredita que puede conseguir las mascarillas. No es normal el pago por adelantado y por completo de una cantidad semejante. No es normal que para un suministro de emergencia se de de margen siete meses hasta final de año y que hayan pasado dos años y todavía estén intentando recuperar el dinero. No es normal que se vuelva a renegociar con la misma empresa que te ha intentado estafar, porque son falsificaciones, a menos que dude usted de la agencia de aduanas.

No es normal que pase otro año para enterarnos por la prensa de lo sucedido. Y no es normal, es una absoluta anomalía democrática, que el Gobierno haya tardado quince días en dar alguna explicación, que en realidad tampoco lo es.

Es un escándalo de grandes dimensiones. La emergencia, siendo cierta, ni es, ni puede ser, excusa para el descontrol, para el despilfarro y mucho menos para un pelotazo de cuatro millones de euros. Y esa falta de transparencia es la que alimenta la sospecha en este caso, y en otros, porque sí, hay otros bajo sospecha.

Mire, yo mismo vengo solicitando desde enero, hace más de cuatro meses, información sobre una compra de test, de más de 40 000 test por 720 000 euros, sí, ya sé que la tiene apuntada, porque se la he pedido varias veces. Mire, yo no voy a poner en duda ni siquiera la compra. Lo que pongo en duda es por qué demonios después de cuatro meses no me han dado el expediente. (Corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo. La Presidencia le concede un tiempo adicional).

Hay más casos. He pedido, por cierto, vale, por poner ejemplos pequeños, he pedido a dónde fueron unas cien mil mascarillas que solicitó, que anunció, la consejera de Derechos Sociales que iba a dar al tercer sector después de una PNL que aprobamos en este Parlamento, ¿y sabe cuál es la respuesta? Pues si no la sabe usted yo tampoco, porque no responden. ¿No se da cuenta que el problema es que no responden, es que no dicen nada, es que se creen tan impunes y tan poderosos con el rodillo parlamentario y su potencia mediática que ni siquiera se molestan en dar una sola explicación? Es que es tremendo, nada.

Y ni siquiera voy a hablar de otras muchas denuncias que, efectivamente, ha hecho un particular, porque no me corresponde a mí hacerlo, pero es evidente que ha habido, al menos, despilfarro, al menos, descontrol, y posible corrupción después, si ha habido consentimiento. Eso, eso es lo que pone de manifiesto también el informe de la Audiencia de Cuentas, no de la malvada Oposición, hoy ha salido publicado, diciendo que esa falta de control es el caldo de cultivo que hace posibles los casos de corrupción.

Este grupo nacionalista ha sido más que prudente y razonable y, sobre todo, paciente. Nuestra colaboración y aportaciones durante toda la crisis sanitaria ha sido mayúscula, prácticamente modélica, reconocida por el presidente y el vicepresidente del Gobierno en este mismo salón de plenos. Pero, mire, todo tiene un límite. No hay comparación ni en el Estado ni en otras comunidades autónomas a esta Oposición que han tenido ustedes, pero nuestra paciencia tiene un límite.

Y, mire, no me quiero ni imaginar, bueno, quizás, sí, con otro tipo de Oposición que había aquí hasta hace bien poco. Podría poner nombres y apellidos, incluso algún insigne senador por la comunidad autónoma que desde luego ya hubiera pedido la dimisión del presidente, del consejero, del director, del conserje, del de la puerta, del chófer, catorce ruedas de prensa, me persono en la justicia y hubiera hecho un escándalo de quema pública (palmoteos desde los escaños). No, no. Nosotros estamos pidiendo explicaciones, no me parece tan descabellado, ¿no?

No ha dado usted razón de nada, ni ha desmentido ni uno solo de los diez hechos, y habría más de los que poder hablar, de los que yo he hablado. Pues mire, no es tampoco la malvada Oposición la que ha solicitado públicamente la dimisión del presidente, del consejero y del director del Servicio Canario de la Salud, ha sido la Asociación de Defensa de la Sanidad Pública, seguro que los conoce bien, porque han estado muy pegaditos a ustedes. Fíjese si están indignados.

Mire, ya puede estar dando gracias de esta Oposición, pero no abuse de nuestra paciencia, de nuestra responsabilidad. Dé información, dé explicaciones, asuma responsabilidades, porque si no sí habrá otras acciones, tanto políticas como jurídicas, y es verdad, señor consejero, que no fue usted quien adoptó esa desafortunadísima, errónea e inexplicable decisión inicial de adjudicar ese encargo millonario de forma temeraria a quien a todas luces era incapaz de cumplirlo, como se demostró, es verdad. Estamos hablando de mayo del 2020, poco después de haber cesado a la anterior consejera de Sanidad por incapacidad en la gestión de la pandemia, y seis meses antes, perdón, tres meses después, es cuando usted asumía el cargo, y otros tres meses después el nuevo director del Servicio Canario de Salud. (Corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo. La Presidencia le concede un tiempo adicional). Señor presidente.

Es, por tanto, el señor Julio Pérez, que hoy le ha dejado solo, y el señor presidente del Gobierno, quien asumía esa competencia en ese momento y era el señor Antonio Olivera el director provisional del Servicio Canario de la Salud. Y recordemos algunas declaraciones de aquel momento, don Julio Pérez diciendo que era mentira que hubiera falta de EPI y por eso hubiera habido más contagios en el personal sanitario, cuando Canarias estaba en el 20 %, y el señor Antonio Olivera dijo, en una portada gloriosa, que las calles de Canarias estaban libres de COVID, mayo del 2020, ¡olé tus... orejas!

Mire, la responsabilidad en última instancia de la decisión, y supongo que no defenderá la decisión a la vista de los resultados, es suya, pero la de no haber dado las explicaciones convenientes, la de no haber cumplido el objetivo marcado, la de no haber dado cuenta a la justicia, la de no haber recuperado el dinero, es suya. Por lo tanto, es un fracaso, un fracaso de usted y un... (Corte del sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo).

El señor PRESIDENTE: Treinta segundos y concluya, señor Estébanez.

El señor DÍAZ-ESTÉBANEZ LEÓN: Ni todas las cortinas de humo para echarse culpas unos a otros ni todas las actuaciones jurídicas para justificar lo injustificable ni todo el culebrón periodístico para disfrazarlo de pugna entre medianeros y entre empresas de medio pelo, ninguna de esas excusas va a salvarle de un caso que les quema, 4 millones de euros, nunca mejor dicho, "más carilla", porque no hay más caro que lo que no existe, y pagaron ese dinero por algo que no tenemos ni tendremos.

Gracias, señor presidente. (Aplausos y palmoteos desde los escaños).

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señor Díaz-Estébanez.

Tiene la palabra el señor consejero.

Adelante.

El señor CONSEJERO DE SANIDAD (Trujillo Oramas): Buenas tardes de nuevo.

Para quejarse de mi tono, la verdad que le ha echado pasión, lo cual me parece a mí muy bien en esta casa.

Pero fíjese, voy a empezar por el final. Usted ha calificado de fracaso las contrataciones que ha hecho el Gobierno de Canarias en esta materia, en esta materia, que son muchas, muchos contratos y muchos millones, y solo tenemos un contencioso, que lo tenemos, no ha terminado, usted lo da por finiquitado. En absoluto.

Yo le voy a contradecir con la mayor. Las compras estas en el periodo pandémico el Gobierno de Canarias las puede considerar un éxito, ¿y sabe por qué?, porque nuestro personal en toda la red asistencial ha tenido los medios de protección adecuados todo el tiempo durante la pandemia.

Ahora bien, tenemos un contrato, un solo contrato, que es este del que estamos hablando, que evidentemente vamos a recuperar el dinero, claro que sí, vamos a recuperar el dinero o en especie, en lo que fuere. Pero nosotros esa deuda, porque para eso hemos declarado deudor a la empresa y a los responsables de la empresa, la vamos a cobrar, no tenga ninguna duda.

Y una... también hay una... un mantra, bueno, por cierto, que ha permitido el lujo de decir que el culebrón periodístico que hay con respecto a esta materia probablemente sea el Gobierno el que lo hace como una cortina de humo. Dios me libre, por favor, es que eso es de 1.º, eso lo sabe usted que no es así.

Pero vamos al fondo. Transparencia, por falta de datos. Fíjese si este proceso ha sido transparente que el denunciante que denuncia todos los contratos, todos, no este, todos, coge la información del portal de la Transparencia, si no le ha costado mucho, que exactamente puede acudir cualquiera de ustedes o cualquier ciudadano.

Y la Fiscalía, que analiza todo eso y nos piden la información de todos, pues, observa que hay uno, hay uno, que no se ha cumplido, donde hay toda una serie de hitos que yo les he ido poniendo y que evidentemente se los voy a volver a explicar.

Porque aquello... hay una vieja canción que decía aquello, ¿se acuerda?, de "no te quieres enterar", no es que le tutea porque tengamos confianza. Claro, es decir, es que hay una empresa que no se dedicaba al suministro sanitario, como muchas otras que culminaron exitosamente todos los contratos. ¿Solo es esta la que se le ha pagado el dinero anticipadamente? No, no, rotundamente la frase es no. ¿Por qué se elige? Se elige, como le expliqué, por su capacidad de acudir al mercado de importación y sus capacidades logísticas y los contactos en un único mercado mundial, y por eso, por eso, se selecciona a esta empresa más su producto, con su precio adecuado a mercado, como se seleccionaron a tantas otras de unas características también de lo más dispares. Y concluyeron en un éxito. Esta no.

Vuelven a repetir, porque todo es como a ver si confundimos, es que no se le pidieron solvencias, no se le pidieron garantías, no se vio la capacidad de obrar. Pero, hombre, por Dios, si precisamente todos los mecanismos ordinarios de la ley de contratos quedaron supeditados a la nueva situación.

Hay frases tan importantes en la normativa como "se admiten abonos a cuenta sin garantía", normativa, ¿eh? "Se podrán realizar la totalidad de los pagos o parte con anterioridad a la prestación del contratista". Usted lo sabe, si usted lo sabe, si de hecho de esto podemos estar hablando en casi todas partes.

¿Y entonces, qué ocurre, qué ocurre? Otro mantra con relación a este proceso. ¿Y por qué no han ido al juzgado? Porque nosotros lo que iniciamos precisamente, como es la primera vía y es la vía que además va a intentar resarcir el bien que queremos recuperar, que es un bien que todos estamos de acuerdo que hay que recuperar el dinero, es la vía administrativa. Ya veremos, ya veremos si hay indicios de otras materias, como preguntaban algunos, o comentaban algunos de los intervinientes, y ya lo dije en la comisión del viernes, nosotros no descartamos ningún tipo de medidas y en eso estamos trabajando para ver qué es lo que está ocurriendo. ¿Puede haber un alzamiento de bienes?, no lo sé, pero si lo descubrimos evidentemente abrimos una vía muy distinta que es lo que es la vía ejecutiva de apremio en la que estamos.

No hay, se lo expliqué claramente, claramente, en la comisión del viernes, aquí no hay ninguna segunda negociación, etcétera. Cuando esta empresa ve que está en la vía de exigirles el reintegro de los dineros y los intereses pertinentes se dirige para decir, yo puedo traer una mercancía equivalente, no, la empresa, no, no, tiene la documentación toda la Fiscalía, hombre, los escritos de la empresa, no es la consejería, en absoluto. Y la consejería, la Dirección de Salud, es que estoy contando el expediente que tiene en mano la Fiscalía, señoría, no haga así (ante las manifestaciones del señor Díaz-Estébanez León), ¿usted lee un periódico y va a ser distinto de lo que decimos nosotros a la propia instancia judicial?, pues, qué documentación, qué material oferta usted, pues, mire, oferto esto, esto, a tal precio, en tal cantidad, pues, tendría que ser más y, por cierto, si lo trae en una semana podemos hablar, nos lo trae seguimos por esa vía. Y por eso estamos, entre comillas, persiguiendo a esa empresa, ¿sí o no?, por supuesto, por supuesto, claro que la estamos..., no señor, no señor, porque no se suspenden, no se eliminan, lo que faltaba.

Por lo tanto, por lo tanto, señoría, lo que le quiero decir es que todo este tipo de elementos que van produciendo, como si aquí hubiera una operación para no se sabe qué, pues, desde luego, en esta no va a encontrar lo que pueden ser otro tipo de señuelos que han pasado en otros casos.

Por cierto, además, con estos temas hay que ser bastantes prudentes, esta Cámara conoce casos de muy diversa índole, antes le escuché, incluso, hablar de la Audiencia de Cuentas. La Audiencia de Cuentas, la Audiencia de Cuentas, y usted ha sido capaz de citar despilfarro, corrupción, descontrol, en absoluto, habla de ese informe para eso..., pero, por cierto, es un proyecto de informe que, como sabe, ahora es susceptible de producirse alegaciones y no es el órgano que en cualquier caso que aquí, pues, como mucho... y, por cierto, le voy a leer la textualidad de una frase de ese informe que no... (corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo. La Presidencia le concede un tiempo adicional), alegaciones...

El señor PRESIDENTE: Continúe, señor consejero.

El señor CONSEJERO DE SANIDAD (Trujillo Oramas): ... procedimiento, que es hasta el 6 de junio, y ante la institución que corresponda, pero textual. Las actuaciones realizadas por el Servicio Canario de la Salud en relación a este expediente pudiera conllevar la existencia de hechos indiciarios de responsabilidad contable, cuestión esta que corresponderá declarar al Tribunal de Cuentas, por ser la institución competente en esto. Claro, evidentemente, y se alegará, y veremos si eso continúa y llega, claro que no, pero decir usted que ese informe habla de despilfarro, descontrol y corrupción, ¿usted mantiene eso?, no lo mantiene, pero lo dijo.

Lo que le quiero decir es que huya, huya, huya de lo que son términos que de verdad no debemos producir en un debate donde al final, al final, vuelvo al principio, aquí hay dos cuestiones muy claras: el procedimiento de dotar de protección a nuestro personal en la red asistencial podemos calificarlo de exitoso, tenemos un contrato... (Corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo).

El señor PRESIDENTE: Gracias, señor consejero.

Para que concluya.

El señor CONSEJERO DE SANIDAD (Trujillo Oramas): ... a ver cómo el Gobierno va a producir todos los actos, a gastar hasta el último átomo de energía en hacer que se devuelva y recuperemos esos recursos que son de todos los canarios, como no podía ser de otra manera, por supuesto.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señor consejero.