Diario de Sesiones 127/2022, de fecha 8/6/2022
Punto 8

10L/PPL-0008 DEBATE DE TOMA EN CONSIDERACIÓN. PROPOSICIÓN DE LEY DE LOS GRUPOS PARLAMENTARIOS SOCIALISTA CANARIO, NACIONALISTA CANARIO (CC-PNC-AHI), POPULAR, NUEVA CANARIAS (NC), SÍ PODEMOS CANARIAS, AGRUPACIÓN SOCIALISTA GOMERA (ASG) Y MIXTO, DEL SISTEMA PÚBLICO DE CULTURA DE CANARIAS.

El señor PRESIDENTE: Vamos, señorías, con el punto número 6 del orden del día, correspondiente al debate de toma en consideración, en este caso de la proposición de ley de los grupos parlamentarios Socialista Canario, Popular, Nueva Canarias, Sí Podemos Canarias, Agrupación Socialista Gomera y Mixto, del sistema público de cultura de Canarias.

En primer lugar, señorías, y tal y como establecen los artículo 139.3, 4 y 5 y 128 del Reglamento de la Cámara, procedemos en primer lugar a dar conocimiento del criterio del Gobierno.

A este respecto, y antes de iniciar el correspondiente debate, le doy la palabra al secretario de la Mesa a efectos de dar lectura del mismo.

Adelante.

El señor SECRETARIO PRIMERO (González Cabrera): ... que en el acta de la reunión celebrada por el Gobierno el día 26 de mayo de 2022 figura, entre otros, el siguiente acuerdo cuyo tenor literal se transcribe:

"El Gobierno, tras deliberar y a propuesta conjunta del presidente, de los consejeros de Hacienda, Presupuestos y Asuntos Europeos y de Administraciones Publicas, Justicia y Seguridad, y de la consejera de Educación, Universidades, Cultura y Deportes, acuerda manifestar el criterio favorable a la toma en consideración de la proposición de ley de los grupos parlamentarios Socialista Canario, Nacionalista Canario, Popular, Nueva Canarias, Sí Podemos Canarias, Agrupación Socialista Gomera y Mixto, del sistema público de cultura de Canarias (PPL-0008)".

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias.

Señorías, vamos por tanto, ahora sí, una vez leído el criterio del Gobierno, con el turno de intervención de los grupos parlamentarios.

Empezamos con el Grupo Mixto.

El señor FDEZ. DE LA PUENTE ARMAS: Gracias, señor presidente, señorías, señor viceconsejero.

Elsa López, flamante Premio Canarias de Literatura 2022, decía el pasado 30 de mayo lo siguiente en su discurso en nombre de todos los premiados, "en estos tiempos en que parece existir un pacto de silencio sobre aquello que representa lo mejor de la humanidad -sus virtudes, su historia y su memoria-, cuando se considera que lo principal es callar para no tener miedo y dejar que las cosas sucedan y no removerlas para no despertar la fiera que algunos suponen existe a nuestro alrededor, un acto como este viene a demostrarnos que todavía existe la esperanza". La ley del sistema público de cultura de Canarias no es sino el comienzo de un largo camino y debe ser la respuesta que necesitamos para que la investigación, la música, la cultura, el deporte y todo lo que encierra el arte, la belleza y los demás caminos posibles de la cultura sigan en pie por el bien de la sociedad canaria.

Hoy se inicia en este Parlamento la tramitación de la proposición no de ley del sistema público de cultura de Canarias, una ley que nace, afortunadamente, con el apoyo de todos los partidos políticos representados en este Parlamento y que aspira a estar a la altura de tal hecho. Creo que este dato es digno de resaltar pues la cultura, con mayúsculas, no pertenece a ninguna ideología ni debemos consentir ni permitir que nadie se apropie de ella.

La cultura es un bien demanial que debemos proteger y preservar desde todas las instituciones públicas, bien sea mediante una autoridad pública, sometido al uso general o público y para disfrute colectivo los bienes demaniales estar sometidos y regulados dentro del patrimonio de la Administración pública. Y esto es un principio en lo que hace el presente texto que tomamos hoy en consideración, siguiendo iniciativas similares desarrolladas en otras comunidades autónomas, tal y como recoge la propuesta, que se trata de ordenar, de sumar, de desarrollar un sistema colaborativo, interadministrativo, cooperando y colaborando.

La ley no es meramente... no hay derechos culturales sino que lo es de las garantías que aseguran su ejercicio y la efectividad de las normas que lo permiten.

Esta ley, también, encomendada tiene una función social. La función social es la cultura asumida como principio jurídico, la función social implica reconocer la trascendencia de la cultura en la construcción de las personas y de la sociedad en la que vivimos.

No podemos dejar de mencionar uno de los aspectos sobre los que llevo incidiendo en esta legislatura y que está recogido en la exposición de motivos, y cito, "esta ley pretende simplificar los trámites y procedimientos ante la Administración pública", y este, señorías, es el camino que a mi juicio y el de mi formación política debemos seguir.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias.

Señora Espino.

La señora ESPINO RAMÍREZ (telemáticamente, desde fuera de la sede): Gracias, presidente.

En primer lugar, quería dar la bienvenida al Parlamento al viceconsejero de Cultura, Juan Márquez, y a todo su equipo y reconocer que la ley parte, precisamente, de su trabajo y de su equipo y que hemos recibido todos los grupos parlamentarios y que hay que reconocer este trabajo cuando se hace bien y se hace de forma intentando buscar el consenso.

Y cómo no vamos a estar de acuerdo con una ley que lo que hace es poner en valor la función social de la cultura y la responsabilidad que tienen los poderes públicos para su desarrollo y difusión; que reconoce la cultura, además, como un bien básico y de primera necesidad; que es fundamental para el desarrollo de las personas para el progreso de una sociedad; que defiende, protege y pone en valor nuestra identidad cultural como canarios, defensa y protección de nuestra singularidad canaria, pero reconociendo también la diversidad cultural de esta tierra presente en Canarias como lugar de cruce de caminos de tantas personas y de tantos pueblos durante muchísimos años.

Esta ley tiene por objeto la coordinación de las diferentes administraciones públicas que tienen competencia en materia de cultura. Para ello se crea una comisión de coordinación del sistema público de cultura que tendrá que aprobar un marco de acción estratégica, es decir, un plan, una hoja de ruta, saber a dónde queremos ir y cuáles son los objetivos. Para cumplir ese plan es necesario contar con una red de equipamientos culturales en todo el archipiélago para que todos los canarios, vivan donde vivan, tengan la misma oportunidad de acceso a la cultura.

Hacen faltan también recursos humanos y, por tanto, esta ley también establece un compromiso de financiación, un compromiso presupuestario para invertir el 2 % del presupuesto de la comunidad autónoma cada año en cultura. Es cierto que el objetivo se marca en un horizonte un tanto lejano, de aquí al año 2030, que debería cumplirse. Y espero que ese compromiso sí que se cumpla y que no ocurra como hemos visto con la ley de educación, que ya deberíamos estar invirtiendo el 5 % de nuestro PIB en educación y todavía no se ha conseguido.

En el proceso de tramitación de esta ley que hoy tomamos en consideración estoy segura que todos los grupos también aportarán mejoras para hacer posible que la cultura sea un vehículo de cambio, de cohesión social y de progreso en esta tierra.

Gracias.

El señor PRESIDENTE: Turno para el Grupo Parlamentario Popular.

Perdón, perdón, perdón, me salté bien.

Turno para el..., sí, sí, señora Mendoza, perdone.

La señora MENDOZA RODRÍGUEZ: Gracias, presidente. Ya buenas tardes, señorías.

Saludar también, desde esta tribuna, y aprovechar y darles la bienvenida a este pleno a los distintos consejeros y consejeras de Cultura de las distintas islas que están hoy aquí y que nos acompañan, en especial yo voy a saludar a la consejera compañera del Cabildo Insular de La Gomera, responsable del área de Cultura.

Y también tengo que saludar y aprovechar también para darles las gracias al viceconsejero de Cultura porque es una realidad que el que hoy estemos hablando de esta PPL tiene mucho mérito por su parte.

Esta es una PPL que pretende articular el funcionamiento de un conjunto de actividades, de prestaciones y servicios culturales que realizan las administraciones en régimen de colaboración, de cooperación y también de coordinación.

Tal y como indica la exposición de motivos no es una ley de derechos culturales, pero sí de las garantías que aseguran su ejercicio y su efectividad con el objetivo puesto también en ejercer una función social que implica reconocer la trascendencia de la cultura en la construcción de las personas.

Decir que en el título II se establece algo muy importante que es la regulación de la comisión de coordinación del sistema público de cultura de Canarias. Esta comisión de coordinación, señorías...

El señor PRESIDENTE: Silencio, señorías.

La señora MENDOZA RODRÍGUEZ: ... señorías, se entiende como un órgano de coordinación permanente para la articulación de las relaciones de las administraciones públicas y también de más organismos y entes del sector público en el que se recoge su composición, previendo que haya una representación de los distintos ámbitos culturales, así como sus atribuciones y también su funcionamiento.

También se indican los recursos importantes humanos y económicos con los que cuenta el sistema público de cultura de Canarias en el que se hace especial referencia a la elaboración periódica de planes de formación, cursos, encuentros profesionales y también actividades a desarrollar.

En este sentido, también se prevé la creación en el seno de la Administración pública de Canarias de los cuerpos y/o escalas, así como las especialidades que correspondan para poder desempeñar las funciones referidas a la gestión y a la administración cultural.

También en la presente ley se va a regular las obligaciones, los deberes y también las garantías del sistema público de cultura de Canarias, así también como el servicio de investigación y análisis de la cultura que ejerce el centro... las funciones de centro de información, documentación, análisis e investigación en materia cultural con independencia metodológica y también técnica.

Respecto a los plazos, importante, se indica que el Gobierno de Canarias, en el plazo de dos años, debe, desde la entrada en vigor de la norma, por supuesto, procederá a transformar la empresa pública adscrita al área de cultura, el actual Instituto Canario de Desarrollo Cultural, en un organismo autónomo cuyas funciones, además, están equivalentes a las que figuran en la actualidad, cuestión que la Consejería de Hacienda, Presupuestos y Asuntos Europeos nos solicita, nos pide concretar para que solo se genere inseguridad jurídica a la hora de transformar este organismo.

Por último, tampoco quiero terminar sin hacer alusión también a otras consideraciones que también realiza la Consejería de Hacienda, Presupuestos y Asuntos Europeos, pues dada la dificultad que ellos ven o comprende para su cumplimiento en el artículo 23 y también en la disposición transitoria única. Y con esto me refiero a los recursos presupuestarios destinados a las actividades y servicios culturales, para que estos no sean inferiores al 2 % del presupuesto general de la comunidad autónoma, así como a que en los primeros presupuestos tras la entrada en vigor de la presente ley estos no pueden ser inferiores al 1 %, aparte de indicarse que los recursos presupuestarios deberán aumentare de forma progresiva en los siguientes tres ejercicios hasta alcanzar al menos el 1,5 % del presupuesto general de la comunidad autónoma.

Por todo lo anterior, por todo lo expuesto, ahora comienza un proceso nuevo al entrar esta norma en esta Cámara, nosotros vamos a votar favor de esta toma de consideración para que continúe su tramitación e intentar, como otras normas que han salido en este Parlamento, que salgan por unanimidad, que salga por acuerdo de todas las formaciones políticas, que se mejore el texto con las aportaciones que cada uno de nosotros hagamos y también estaremos muy pendientes a las apreciaciones, como siempre, que nos haga el Consejo Consultivo respecto a esta norma... (Corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo. La Presidencia le concede un tiempo adicional).

Termino, termino, presidente. Solamente esperar que terminemos una ponencia que sea rápida, que la podamos tener pronto y que esta norma entre en vigor lo antes posible, porque Canarias lo necesita.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señora Mendoza.

Turno para el Grupo Parlamentario Sí Podemos Canarias, señor Marrero.

Aprovecho para saludar, y siempre es un placer saludarle, además, al viceconsejero de Cultura y Patrimonio Cultural del Gobierno de Canarias, don Juan Márquez Fandiño, esta es su casa, como usted sabe, le damos la bienvenida, y también a quienes le acompañan, que son los consejeros y las consejeras de Cultura de los diferentes cabildos insulares de las islas, así que bienvenidos a todas y bienvenido al Parlamento de Canarias.

Tiene la palabra, señor Marrero.

El señor MARRERO MORALES: Buenas tardes, señorías, me sumo a la bienvenida que acaba de dar el presidente del Parlamento a las autoridades presentes, consejeras y consejeros de Cultura de los cabildos insulares y también al viceconsejero de Cultura del Gobierno de Canarias. Les doy las gracias a todos y a todas por la unidad y cooperación que han demostrado a la hora de trabajar en este proceso para la construcción de esta ley.

Me gustaría comenzar recordando que los derechos culturales, en tanto en cuanto son derechos humanos, afectan al núcleo mismo de la democracia y a la calidad de vida de las personas. En el debate recurrente sobre si la cultura debe valorarse por sí misma o debe entenderse únicamente según los beneficios económicos o materiales que genera (abandona su lugar en la Mesa el señor presidente. Ocupa la Presidencia la señora vicepresidenta segunda, Dávila Mamely), el Gobierno de Canarias y el conjunto de grupos parlamentarios hemos hecho nuestra esta proposición de ley del sistema público de cultura de Canarias y siempre hay que volver a hacerse, desde la política institucional, las preguntas esenciales: ¿por qué es necesaria la cultura, qué nos aporta, qué valor tiene, para qué sirve?, y desde Sí Podemos Canarias partimos de una concepción de la cultura como valor público, como bien común, que capacita para entender, interpretar y transformar la realidad y que contribuye a que la ciudadanía sea más libre y más crítica. La cultura nos concierne, nos afecta, nos interpela, la cultura es un bien de primer orden y de primera necesidad, y así lo entendió el Gobierno de Canarias y este Parlamento.

Por tanto, hablamos de derechos de primera y no de segunda. La principal obligación de las administraciones públicas culturales canarias es garantizar el ejercicio efectivo y el derecho al acceso a los bienes, servicios culturales y a la participación cultural. Aunque este reconocimiento de los derechos culturales no es nuevo y está recogido en la Constitución española y en nuestro Estatuto de Autonomía, apenas ha podido tener traducción en la práctica de las administraciones canarias.

En primer término, debemos tener en cuenta que las políticas culturales son una competencia compartida y una política con criterios de eficiencia y eficacia pasa por superar los principales déficits restantes de la fragmentación orgánica y funcional de estas competencias y, con ello, articular un modelo sistémico tal y como está planteado en el ámbito educativo o sanitario.

Por tanto, para garantizar la provisión de este servicio público y esencial se hace necesario modernizar y adaptar la estructura de la Administración cultural pública.

Con la articulación de un sistema público de cultura en Canarias la cultura empezará a ser concebida en el rango más importante de la arquitectura jurídico-organizativa. Esto sí, es importante que se aclare que esta ley no toca en ningún momento la autonomía de cada ámbito competencial, al contrario, lo que impulsa es la coordinación, la cogobernanza y el desarrollo de una estrategia común.

Esta ley tampoco es un texto legislativo sectorizado, como el de bibliotecas o patrimonio, tampoco es una ley de cultura que atienda a las necesidades concretas de cada disciplina artística, tampoco obliga a las administraciones a desarrollar políticas concretas ni acciones detalladas para cada sector de la cultura. El objetivo de la ley del sistema público de cultura de Canarias es, por un lado, articular la estructura de funcionamiento del sistema público y de sus actividades y prestaciones, es decir, los servicios que realizan las administraciones en régimen de colaboración, cooperación y coordinación; y, por otra, ser un instrumento de reconocimiento y de garantía pública para el acceso a estas mismas actividades, prestaciones y servicios culturales.

Evidentemente, un sistema público ordenado, bien estructurado y con una estrategia definida y sostenible solo puede beneficiar a todos los sectores culturales y sus profesionales, que precisamente demandan de las administraciones mayores índices de eficacia, eficiencia y equidad.

En consecuencia, la ley del sistema público de cultura, partiendo del desarrollo y recogimiento de los derechos culturales de la ciudadanía, se estructura en dos grandes apartados.

Primero, la estructura del futuro sistema, es decir, cómo se organiza y regula en régimen de colaboración el conjunto de actividades, prestaciones y servicios realizados por las administraciones culturales canarias, regido por principios de eficacia, eficiencia, autonomía de las partes y colaboración y coordinación del conjunto; y segundo, un segundo bloque de garantías y obligaciones básicas para que estos derechos se hagan efectivos.

Además, esta ley dota de un papel destacado al Parlamento. Dos ejemplos inequívocos, el Parlamento tiene un papel decisivo en la aprobación del instrumento de planificación plurianual, el marco estratégico, y en la conformación del organismo mixto de participación y codecisión, el consejo canario de cultura.

Si me deja un minuto más, señor presidente.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Dávila Mamely): ... (Ininteligible).

El señor MARRERO MORALES: Para finalizar, quiero recordar que en octubre de 2020, en medio de una pandemia que golpeó con fuerza a las industrias creativas, aprobamos en este Parlamento y por unanimidad declarar la cultura como un bien de primera necesidad. Nos situábamos entonces a la cabeza de las comunidades que reconocían y protegían el valor social de la cultura y a sus profesionales.

Con la entrada en trámite de esta ley, y en ese reconocimiento del valor social, Canarias será la primera comunidad autónoma en blindar el presupuesto cultural, aumentándolo progresivamente hasta llegar al 2 % del presupuesto de Canarias en 2030.

Canarias con esta ley se sitúa al frente del desarrollo legislativo en materia cultural, y estamos seguros que durante la ponencia se mejorará.

La cultura abre los límites entre lo que somos y lo que deberíamos ser, es resistencia y es emancipación. La cultura debe ser parte integral y esencial de la sociedad civil, en definitiva, la cultura es un bien de primer orden y de primera necesidad, y apostamos por ella.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Dávila Mamely): Gracias, señor Marrero.

Turno para el Grupo de Nueva Canarias, señor Campos.

El señor CAMPOS JIMÉNEZ: Muchas gracias, señora presidenta.

Buenas tardes, señorías.

Y, por supuesto, dar la bienvenida también al compañero, al compañero Juan Márquez, viceconsejero de Cultura, y a cada uno de los representantes en el ámbito cultural de esas instituciones tan importantes, tan... de una manera digamos tan señaladas en Canarias como son los cabildos insulares.

Me van a permitir que comience con una anécdota, que creo que casi todo el mundo la conoce, ¿no? En mi partido cada vez que tenemos una ejecutiva o una reunión y a alguien se le ocurre algo dice aquello de "como decía Churchill", aunque sea un disparate. Curiosamente hay una anécdota que se le asigna a Churchill, aunque también los expertos dicen que es falsa, en la que en medio de la II Guerra Mundial se le cuestionaba por qué no recortaba en cultura y destinaba ese dinero precisamente a comprar más armas, más bombas. Y él decía que si recortaba en cultura que entonces para qué luchaban, ¿no?

Si precisamente la cultura es lo que querían preservar, es lo que les identificaba como pueblo, es lo que les alejaba de la barbarie, es lo que nos tiene que tomar, digamos, como una referencia clara de la importancia que la cultura tiene en los pueblos.

Pero vamos a centrarnos un poquito más incluso en Canarias. No hablemos de esa supuesta frase de Churchill. Tuvimos en la legislatura pasada a alguien como Yeray Rodríguez en la comisión de estudio de la cultura en Canarias y su aportación al ámbito económico y social, y él planteaba algo que venía a decir algo así como "peor que no conocernos es no saber que no nos conocemos", hacía alusión a aquella famosa frase, ya histórica, de Juan Manuel Trujillo de "Canarias se ignora e ignora que se ignora".

Y por eso la importancia enorme de la cultura para todos y cada uno de los que aquí viven, para los que además aspiramos y trabajamos para avanzar en la construcción nacional de nuestro pueblo la cultura es uno de los elementos más importantes, sin duda alguna, pero teniendo claro que lo que hoy vamos a admitir a trámite no es una ley de la cultura en Canarias, sino una ley del sistema público de la cultura de Canarias. Y esto tiene una relevancia porque, como bien se ha planteado y está recogido, por supuesto, en la Constitución española, pero más relevante aún en nuestro propio Estatuto de Autonomía, los derechos culturales son unos derechos absolutamente imprescindibles para cualquier ciudadano, para cualquier territorio, para cualquier pueblo y sociedad, pero para cada una de las personas que aquí viven.

Y para poder ejercer eso tenemos que ser capaces de garantizar, desde cada una de las instituciones canarias, en cada ámbito, ayuntamientos, cabildos insulares, por supuesto, el Gobierno de Canarias, en todas sus expresiones, el que la ciudadanía pueda acceder claramente a esos derechos culturales. Y ese arquetipo, esa estructura es la que viene a definir claramente la ley del sistema público de cultura en Canarias. Una ley que el elemento fundamental es la creación de ese sistema público, la colaboración, coordinación y cooperación como ejes fundamentales y que ese sistema público de la cultura garantice, como decía antes, los derechos culturales. Un sistema que aspira integrar claramente a todas las instituciones públicas canarias teniendo claro, eso sí, que no altera en ningún caso las competencias que cada una tiene ya en cada uno de sus marcos.

Se establecen la comisión, la creación de la comisión de coordinación del sistema público canario, imprescindible para ser capaces, a partir de ahí, precisamente, de articular estrategias, planes y como elemento que pueda articular todo esto ese marco de acción estratégica de la cultura en Canarias.

Se habla de esa red de equipamientos culturales de utilización pública, en la que coincido con lo que se decía antes, para que independientemente del lugar de la isla, del municipio en el que esté, puedas acceder. Pero también importantísimo, fruto de esa colaboración, de esa coordinación para a lo mejor también reflexionar que no es necesario e imprescindible estar en esa carrera alocada en ocasiones de en cada municipio un auditorio, en cada municipio replicar el mismo festival que de repente tenemos a pocos kilómetros, ser capaces a través de la coordinación, precisamente, de optimizar también las infraestructuras, los recursos, los servicios que la ciudadanía demanda.

Hay otros aspectos que son fundamentales en esta ley, sin recursos económicos y humanos en ese sistema público de calidad, obviamente, mucho de lo que estamos planteando aquí no va a funcionar. Por tanto, se articulan también mecanismos y medidas para avanzar en esa, en ese... (Corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo. La Presidencia le concede un tiempo adicional). Y, luego, aspectos mucho más concretos y pragmáticos, pero tremendamente útiles para la ciudadanía y para los que se dedican de manera clara a las distintas industrias culturales, la ventanilla, la creación de esa ventanilla única digital canaria.

Y, por último, el consejo canario de la cultura, finalmente, como espacio articulador también donde quienes participan sean capaces de evaluar, de proponer, de informar de manera continua sobre cada uno de los preceptos que establece esta futura ley del sistema público de la cultura canaria, pero también, obviamente, en cada uno de los textos normativos de las leyes culturales en Canarias en cada uno de los marcos competenciales. (El señor presidente se reincorpora a su lugar en la Mesa).

Por tanto, Nueva Canarias va a apoyar esta iniciativa, por supuesto, sin menoscabo del proceso que ahora se inicia también donde se podrán contextualizar, mejorar algunas propuestas, pero intentando respetar al máximo el trabajo que de manera coordinada en todo este proceso han llevado a cabo quienes han protagonizado este texto.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias.

Turno para el Grupo Parlamentario Popular, señora Hernández.

La señora HERNÁNDEZ LABRADOR: Muchas gracias, presidente. Señorías.

Señor viceconsejero, bienvenidos, a usted y todo su equipo, y a las diferentes consejeras y consejeros de Cultura de los diferentes cabildos, en especial a la mía, doña Jovita Monterrey. Gracias por estar aquí porque creo que hoy... esta es la imagen del sistema cultural que hemos, entre todos, diseñado para Canarias y creo que eso nos honra.

Dice Elsa López que no podemos decidir dónde nacer, pero sí donde vivir, y creo que hoy estamos decidiendo, entre todos, entre todas, vivir en una tierra mejor, dotarnos de una ley que cubra donde a veces las administraciones no somos capaces de ver el potencial que hay y lo que nos puede reportar en nuestro día a día y en nuestra vida.

Vivo en un municipio en el que afortunadamente las políticas culturales están por encima de muchas otras, donde transformamos secaderos de tabaco o parques en espacios culturales, pero no siempre todo los municipios tienen esa suerte, ni siquiera la COVID pudo parar la cultura en Los Llanos de Aridane, y espero y deseo que hoy se inicia un camino en el que todos los ayuntamientos, las instituciones, las empresas privadas de Canarias que trabajan por la cultura vean en esta ley la protección necesaria para poder seguir trabajando por la cultura nuestra tierra.

El papel de la cultura, como dice la exposición de motivos, apoyado en tres grandes hitos, una mayor legislación cultural, un estatus jurídico y, por supuesto, la institucionalización de la cultura.

La situación de la cultura radica también en los poderes públicos garantizando el progreso de la vida cultural, independientemente de que lo hagan por sí mismos, sino dotándose de los recursos necesarios para impulsarla y promoverla.

Una frase importante que dice esta exposición de motivos, que es que el simple hecho de que existan instituciones culturales no quiere decir que la gente vaya a ellas, tenemos que hacer que las instituciones entren en los ciudadanos y ciudadanas, y esa es la gran tarea cultural y educativa que tenemos por delante.

La ley del sistema público de cultura de Canarias pone el énfasis, el enfoque en la palabra "sistema" porque es verdad que será el sistema el encargado, a través de las organizaciones, de garantizar los derechos y principios de la cultura. Las administraciones públicas, las territoriales, los entes del sector público, las instituciones culturales, llevan a cabo una red de colaboración, de cooperación y de coordinación que dan sentido a esta palabra "sistema".

El papel, como decía antes, del sector privado es fundamental y herramienta creo que para este Gobierno imprescindible en la gestión cultural en cada una de nuestras islas. La creación de esa comisión de coordinación del sistema público de cultura, el marco de acción estratégica y sobre todo tener claro esa planificación: qué objetivos, qué mapa de actuación queremos, mapa de infraestructurales, los recursos, los servicios, un calendario y esa red de equipamientos.

Yo le pido, señor viceconsejero, que lo hagamos bien, que seamos capaces de esta ley en verdad llevarla a cabo. Llevamos esperando por una red de infraestructuras deportivas no sé cuántos años, llevamos hablando de llevar a cabo un calendario de trabajo deportivo en cada una de las islas no sé cuántos años, pues espero que en esto lo hagamos bien y seamos capaces de verdad de llevarlo a cabo.

Hablamos de los servicios económicos, porque es verdad que podemos tener mucho amor por la cultura pero sin dinero y sin recursos no podemos hacer absolutamente nada.

Habla la ley, por supuesto, de eficacia, de ser eficiente, de ser transparente, pero me gusta mucho eso de la buena fe y la lealtad y la confianza compartida, que entre todos seamos capaces de saber por qué el otro hace esto por el bien cultural de Canarias y confiar en que lo hace por alto; esa palabra fundamental en la cultura como es la cooperación.

Las disposiciones adicionales y transitorias usted se pone un año, es un reto muy importante para llevarlas a cabo y en este Parlamento estaremos muy pendientes de que se puedan llevar a cabo: ese consejo canario de la cultura; esa comisión de coordinación; ese servicio de investigación y análisis; la ventanilla única digital, fundamental también en esta ley; esos planes de formación... Y lleva a cinco años el crear los cuerpos y escalas especializados del sector y a dos años ese cambio de este Instituto Canario de Desarrollo Cultural a un organismo autonómico.

Yo lo que hoy desde el Grupo Popular creo que... felicito al Gobierno por esta ley, creo que es un buen día para la cultura de Canarias, un buen día para todos los que amamos la cultura y los que trabajamos de una forma o de otra para dar una mejor cultura a todos nuestros ciudadanos, y espero y deseo que hoy empiece un camino que yo creo que durante los últimos años se ha venido trabajando bien, que llegue a todos los rincones de Canarias. A nosotros nos gusta, al viceconsejero, al Gobierno de Canarias, en todos los rincones, en el más pequeño de la isla de La Palma o en el más grande como puede ser Las Palmas de Gran Canaria, y creo que ese es el trabajo que tenemos por delante.

Espero que salga bien esta ponencia, que sea corta y que podamos... (corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo. La Presidencia le concede un tiempo adicional) lo antes posible tener en aplicación esta ley, así que enhorabuena.

Gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchísimas gracias, señora Hernández.

Vamos con el Grupo Parlamentario Nacionalista.

Adelante.

El señor GARCÍA RAMOS: Gracias, presidente.

No sé si a esta hora es bueno hablar solo de cultura a secas o mejor hablar de cultura gastronómica, así que perdonen por el momento en el que estamos discutiendo de cultura.

La palabra cultura, aquí todo el mundo habla de cultura, la palabra cultura tiene, como dice un pensador muy de moda ahora, Javier Gomá, tiene por lo menos cuatros acepciones: las costumbres y tradiciones que tiene un pueblo; las creaciones que puede hacer un grupo, los creadores; las empresas e industrias culturales; y por último tiene la acepción de las políticas culturales que llevan a cabo las instituciones. Y esta ley lo que ataca es esto.

Me alegra mucho -y lo voy a decir críticamente- que el viceconsejero de Cultura esté acompañado por el resto de los responsables cabildicios, creo que cabildicios nada más, no hay de ayuntamientos, porque la crítica que me había llegado es que la ley había sido encargada a un gabinete madrileño y que no tenía el consenso de los responsables de cultura, así me queda despejada la duda desde ahora.

Luis Campos, el compañero Luis Campos, habló de la comisión de estudio de la cultura que hicimos en el bienio 2016 y 2017, y ya desde ese dictamen, que hicimos cuando terminamos las reuniones -siete meses, veintiocho comparecientes-, ya dijimos que promover el acceso a la cultura era un imperativo constitucional y estatutario; y es, tendrá que darme la razón del viceconsejero, esa es la columna vertebral de esta ley. Promover la cultural es constitucional y es estatutario.

Llevamos una buena racha, aunque la gente tiene un poco de amnesia, es natural que los que están en el poder tengan un poco de amnesia de lo que hicimos los que estuvimos antes en el poder, pero llevamos una buena racha, si esta ley sale adelante, con respecto al sector cultural. Porque sacamos en el 2019 la ley de patrimonio cultural y en el mismo 2019 la ley de lectura y de las bibliotecas de Canarias, esta sería la tercera ley. Y a mí me parece estupendo que el sector cultural se organice.

También tengo miedo de que las leyes sirvan... a mí las leyes siempre me sirven para clarificar y ordenar, y no para burocratizar, que eso es un peligro que corren también las leyes. Y en esta ley lo que ya observo y lo discutiré cuando la tramitación, es que hay quizás demasiados órganos, que hay que deslindar sus competencias.

Está la comisión de coordinación del sistema público de cultura de Canarias, con su pleno y su comisión permanente.

Está el consejo canario de cultura, con su pleno y permanente. Y, cuidado, en una de las disposiciones derogatorias se deroga el actual Consejo Canario de Cultura, que existe, y tengo que decir que no se ha reunido ni una sola vez en esta legislatura, ni una sola vez, y ya han pasado tres años, ¿eh? O sea que los órganos vamos a crearlos para que funcionen, para convocarlos y para que cumplan sus objetivos.

Y luego está un tercer órgano, que es el servicio de investigación y análisis de la cultura. A mí este es el que me parece más enigmático. No creo que sea un comisariado. Yo evitaré siempre que esto se convierta en un comisariado, a ver quién investiga y analiza lo que se hace en cultura, después de estos dos órganos que teníamos anteriormente.

Y luego también alude aquí a varios instrumentos, quizás muy necesarios para toda la labor que se plantea la ley. El marco de acción estratégica de la cultura, la red de equipamientos, el mapa de infraestructuras, la ventanilla única cultural digital y el Instituto Canario de Desarrollo Cultural que está activo y que ahora se pretende convertir en órgano autónomo.

En cualquiera de los casos nosotros vamos a darle el visto bueno a la tramitación de esta ley. Porque esta ley tiene, yo creo, que dos objetivos muy loables, muy loables.

Uno es el sistematizar la colaboración, la cooperación, la coordinación de todas las instituciones públicas y privadas. Porque esto los que hemos estado, y yo estuve hace mucho tiempo, en este asunto se hacían las transferencias y luego la gente ignoraba... (corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo. La Presidencia le concede un tiempo adicional) muchos cabildos y muchos ayuntamientos también. Yo creo que esta ley puede ordenar todo eso.

Y en el segundo objetivo que me parece muy loable también, y que felicito..., bueno, y además viene informado por el consejero de Hacienda, es que haya esa progresión de recursos para la cultura, tanto en el Gobierno autónomo, que va hasta el 2 % en el 2030, como se le exige a cabildos y a ayuntamientos que vayan hasta el 5 % de sus presupuestos.

Nada más que por esos dos objetivos vale la pena tramitar y discutir esta ley.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señor García Ramos.

Turno para el Grupo Parlamentario Socialista, señora González.

La señora GONZÁLEZ VEGA: Gracias, presidente. Buenas tardes, señorías.

Permítanme en primer lugar también dar la bienvenida a las personas que nos acompañan aquí hoy, a las consejeras y consejeros de los cabildos insulares de nuestras islas, y al viceconsejero de Cultura y a su equipo, y quiero darle la bienvenida y el agradecimiento, porque la verdad que esta foto es digna de apreciar, o sea que hoy están haciendo ustedes que este Parlamento, pues, celebre un día grande para la cultura por lo que representa y por lo que supone este trámite de esta proposición de ley que abordamos aquí hoy.

Como decía, señorías, hoy avanzamos hacia una Canarias mejor, una Canarias que garantiza el acceso a la cultura y la participación en la vida cultural en condiciones de libertad, igualdad y universalidad de toda la ciudadanía de esta tierra. Hoy, como decía, es un día grande para la cultura en nuestras islas, porque iniciamos el trámite de la ley del sistema público de cultura de Canarias.

Esta ley que nace con el objeto de crear y regular el sistema público de cultura de Canarias, en el que se integran las administraciones públicas y organismos y entes del sector público que realizan, entre otras acciones, actividades de creación, producción, protección de contenidos culturales, investigación y formación en cultura, así como gestión y promoción de actividades culturales. Y nace también con la finalidad de articular actividades, prestaciones y servicios culturales, mediante la colaboración, la cooperación y la coordinación entre el conjunto de administraciones públicas, entes del sector público y el resto de instituciones culturales de Canarias. En ella se incorporan, entre otras cuestiones que ya se han comentado aquí hoy, incrementar y blindar el presupuesto cultural de la comunidad autónoma hasta alcanzar el 2 % del presupuesto en el año 2030 y reconocer la trascendencia de la cultura en la construcción de las personas y la construcción social y comunitaria de nuestras islas.

Además, recoge que, en el ejercicio de sus competencias, cada Administración pública promoverá el desarrollo de actividades y servicios culturales con el objeto de ofrecer a todos los ciudadanos y ciudadanas el acceso a la cultura y la participación en la vida cultural en condiciones de libertad, igualdad, universalidad y transparencia.

Desde el Grupo Socialista consideramos imprescindible el apoyo de las administraciones públicas para promover el desarrollo cultural, garantizar el disfrute y el acceso a la cultura de la ciudadanía canaria y proteger a las y los grandes profesionales de nuestra industria cultural, que representan más de 5000 empresas y 27 000 puestos de trabajo.

Por ello celebramos el consenso, como decía, de todas las administraciones y los grupos parlamentarios para crear y regular el sistema público de cultura y asegurar los derechos culturales a la población canaria, del mismo modo que aplaudimos el compromiso y la sensibilidad que está demostrando el Gobierno del pacto de las flores con la cultura, con la elaboración de esta ley que, como decía, blinda el presupuesto cultural, como ya anunciaba el presidente Torres en el debate del estado de la nacionalidad y como ha demostrado durante esta legislatura con el aumento de la financiación destinada a cultura, que ha crecido casi un 30 %, llegando este año a 42 millones de euros.

Por eso, desde el Grupo Socialista consideramos que esta ley es necesaria, importante y justa, para garantizar el derecho a la cultura de los canarios y las canarias, proteger a nuestro sector cultura y favorecer el desarrollo cultural de las islas.

Por tanto, señorías, quiero terminar reconociendo y agradeciendo el compromiso y la gran labor de consenso alcanzado por la Viceconsejería de Cultura de... y por todas las administraciones y entes que han participado en la elaboración de esta ley, una ley... (corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo. La Presidencia le concede un tiempo adicional). Gracias, sí. Como decía, una ley con la que damos un gran paso para avanzar en una Canarias mejor, que garantice el derecho a la cultura de toda la ciudadanía en condiciones de igualdad y que acerque la cultura a todos los rincones de nuestras islas.

Por tanto, una vez más, gracias a todas las administraciones que están aquí hoy por el trabajo, por el consenso y por la coordinación, porque hoy, como decía, es un gran día para la cultura en Canarias.

Gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señora González.

Hemos finalizado, señorías, los turnos de intervención de los grupos parlamentarios, si no hay inconveniente entre sus señorías, teniendo en cuenta que es la toma en consideración, podemos dar el trámite por realizado simplemente por asentimiento de sus señorías, si no hay inconveniente.

Pues así lo hacemos, y pasamos, por tanto, señorías, al siguiente punto del orden del día (aplausos). Muchas gracias. Gracias, señorías.