Diario de Sesiones 130/2022, de fecha 12/7/2022
Punto 34

10L/C/P-0922 COMPARECENCIA DEL SEÑOR CONSEJERO DE SANIDAD, SOBRE EL ABORDAJE DE LA OBESIDAD EN CANARIAS, A PETICIÓN DEL GRUPO PARLAMENTARIO NUEVA CANARIAS (NC).

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Dávila Mamely): Comparecencia del señor consejero de Sanidad, sobre el abordaje de la obesidad en Canarias, a cargo del grupo proponente de Nueva Canarias.

Tiene la palabra la señora González. Adelante.

La señora GONZÁLEZ GONZÁLEZ (doña María Esther) (telemáticamente, desde fuera de la sede): Gracias, presidenta. Señorías. Consejero. Buenas tardes, a todas, a todos.

Creo que en estos momentos podemos afirman que aunque poco algo hemos avanzado respecto a las primeras comparecencias que solicitamos sobre este problema, cuando menos creo que a estas alturas es público y notorio que este es un tema que preocupa y mucho al grupo parlamentario al que represento, al Grupo Parlamentario de Nueva Canarias, porque, como tantas veces he repetido en mis diversas intervenciones a este respecto, este es no solo un problema de salud pública de primer orden, no solo condiciona y afecta de forma importante a las personas que lo sufren y a sus familias, sino que, además, es una vía de gasto sanitario ahora mismo destacable, pero que de seguir incrementándose esta patología a la misma velocidad que lo hace en estos momentos en no mucho tiempo significará, económicamente hablando, un tsunami imparable y de impredecibles consecuencias.

Por lo pronto sabemos que el tridente de enfermedades directamente relacionadas con la obesidad, llámese la diabetes, la hipertensión o las patologías cardiovasculares hay que sumar al menos 13 tipos de cánceres relacionados con el sobrepeso y con la obesidad.

De ahí la importancia a destacar que hemos avanzado, porque, efectivamente, así lo hemos hecho en esta Cámara, que de forma unánime y tras la propuesta que presenté en nombre de mi grupo parlamentario instamos a que la obesidad fuera reconocida como enfermedad y como tal se incluyera en la cartera de servicios comunes del Sistema Nacional de Salud.

Y también podemos afirmar que hemos avanzado en tanto en cuanto la estrategia nacional contra la obesidad infantil del programa Nereu fue presentado en Canarias reconociéndose así la gravedad del problema en la obesidad infantil en nuestras islas. Y no es cuestión baladí que la elegida para la presentación fuera nuestra comunidad porque para seleccionar un problema, señorías, lo primero es reconocer que se tiene. Y abro aquí un pequeño paréntesis, consejero, señorías, simplemente para recordarles que algunos de los que ahora vienen a presentar iniciativas contra la obesidad fueron los que en su momento, o fueron en esos momentos, los adalides de los videojuegos y de las vidas sedentarias de nuestros niños con lo que muy lejos de reconocer el problema solo pretendieron agravarlo, y ya con esto cierro paréntesis.

Respecto al programa Nereu, un proyecto de promoción de la salud física y mental mediante la educación y la prescripción de ejercicio físico, la alimentación saludable y la gestión de las emociones para niños y niñas entre los 6 y los 12 años y sus entornos familiares poco que decir porque se trata de un programa que lleva en marcha desde el año 2006, principalmente en Cataluña, y hasta que se inició la pandemia ya había ayudado a más de doscientas mil familias luchando activamente contra, y voy a citar las palabras del presidente del proyecto Nereu, la play, el televisor, los refrescos y las comidas superfluas.

La ministra Darias ha asumido este programa a nivel nacional, sin embargo, consejero, yo le reconozco que nos preocupan los plazos de implantación y aunque la ministra también ha insistido en que se va a trabajar en dos nuevos planes que refuerzan la capacidad preventiva del sistema, un plan de salud y alimentación y un nuevo plan de salud y deporte, creemos firmemente que debemos establecer una estrategia más ambiciosa que aproveche estos programas de reconocida eficacia, pero que no se limite solo a este.

Debemos aumentar la capacidad preventiva de nuestra comunidad frente a la obesidad y sus consecuencias, así como trabajar para reducir los niveles de obesidad que ya existen en las islas.

No le pregunto por programas anteriores, consejero, porque hablar de ellos es hablar de un reconocido caso de fracaso si tenemos en cuenta que en los últimos años los datos de la obesidad en nuestras islas no han hecho otra cosa que aumentar, no fusionaron ni el programa Alipa ni el proyecto Delta. Insisto, los datos del incremento de la obesidad son rotundamente groseros.

Y es por lo que, por todo lo expuesto, consejero, por lo que desde el Grupo canario de Nueva Canarias le hemos solicitado esta comparecencia para saber en qué líneas está trabajando actualmente, conocer cuán ambiciosas son las mismas, así como plantearle algunas líneas de trabajo, tal y como le expondré en mi segunda intervención.

Muchas gracias.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Dávila Mamely): Gracias, señora diputada.

Turno para el Gobierno, señor consejero.

El señor CONSEJERO DE SANIDAD (Trujillo Oramas): Buenas tardes, presidenta. Buenas tardes, señorías.

Efectivamente, estamos hablando de uno de los problemas más importantes en cuanto a afectación a la salud y decir, con respecto a la intervención que ha tenido la señora González, que desgraciadamente este no es un tema de más que nos afecta a nosotros, la perspectiva de la Organización Mundial de la Salud es que prácticamente este fenómeno se puede duplicar claramente para el año 2030, incluso países que tienen una situación actualmente mejor que prácticamente la mayoría, como Holanda, pues, se está previendo que duplique su tasa de obesidad en los próximos quince años. Por lo tanto. Pero lo cual no quita que tengamos que esforzarnos claramente con relación a la que se denomina ya la pandemia del siglo XXI, precisamente calificada así por la Organización Mundial de la Salud.

Como explicaba la señora González, este además es un fenómeno que conlleva la interacción con la cronicidad de múltiples patologías, cardiovasculares, cancerígenas, se cree que alrededor del 6 % de los cánceres que se detectan vienen influidos precisamente por el hecho de la obesidad, la diabetes, etcétera.

Por lo tanto estamos hablando de un elemento al que tenemos necesariamente que abordar de una manera y además lo decían ustedes en una PNL de una manera precoz es clave coger a la población en las edades más tempranas para precisamente hacer las políticas preventivas en estas materias.

Por poner un par de datos, no voy a hablar de muchos datos, porque hace dos semanas estuvimos hablando de ello, pero cuatro de cada diez niños y niñas tienen exceso de peso en nuestro país, y la obesidad se ha duplicado en las niñas y las adolescentes en los últimos 20 años. Estamos además hablando de un fenómeno que es multicausal y complejo. Aquí estamos hablando de factores genéticos, biológicos, psicosociales, de estilo de vida, sociodemográficos, ambientales, y por lo tanto de ahí la complejidad de abordar lo que es la solución a esta materia.

Por dar un par de datos más, el 55 % de los niños y niñas con obesidad serán adolescentes con obesidad, y el 80 % de los adolescentes con obesidad serán adultos con obesidad.

Por lo tanto hay un sinfín de razones para intervenir desde el punto de vista político. Evidentemente haciendo uso de ese primer deber que tenemos por la Constitución de proteger la salud de nuestros ciudadanos. Y no nos olvidemos además que entre las enfermedades, vuelvo a repetir, que vienen derivadas a causa de una interacción con la obesidad tenemos los temas que más están causando mortalidad y morbilidad, la diabetes, la EPOC, las cardiovasculares y el cáncer.

Pero también comentaba, cómo no, que tiene unos efectos socioeconómicos devastadores en el conjunto del sistema.

Por darles también solo un par de datos. El coste económico de la obesidad se ha calculado que en nuestro país supone una reducción del 2,9 % del PIB si la pudiéramos atajar, es decir en torno al 3. Y por cada euro invertido en prevención de la obesidad en España se recuperan seis.

Algún dato más, se estima que el 70 % del gasto sanitario está ligado a la cronicidad y que, según la Asociación Europea para el Estudio de la Obesidad, ya supone esta materia el 7 % del gasto adicional sanitario. En definitiva, alrededor de 2500 millones de euros.

En estos días se ha aprobado, y es un tema además que enlaza con la PNL esta que ustedes discutieron en febrero, el ministerio el Gobierno de España, y a través del Alto Comisionado contra la Pobreza Infantil, ha aprobado el plan estratégico nacional para la reducción de la obesidad infantil. Su objetivo es reducir en un 25 % durante la próxima década este... las consecuencias del sobrepeso y de la obesidad. En esa misma línea el Ministerio de Sanidad ha anunciado que va a elaborar dos planes, uno sobre salud y deporte, y otro de salud y alimentación. Y comentaba también la interviniente que han impulsado el programa Nereu, que ya lo comentamos en mayo, y que evidentemente ha comenzado en España por la isla de Gran Canaria, y estamos ahora mismo a punto de incorporar a diez nuevos centros educativos.

Pero qué estamos haciendo nosotros en relación a este asunto. Grosso modo y en la segunda intervención entraremos más al detalle. Nosotros estamos haciendo todo un conjunto de actuaciones, que unas tienen un carácter interdepartamental, sobre todo con la Consejería de Educación pero también con la Consejería de Agricultura, con la Consejería de Derechos Sociales y con la Consejería de Transición Ecológica. También estamos haciendo otro conjunto de programas que tienen que ver con cooperación interinstitucional, fundamentalmente con la Fecam, con la Fecai y con el Ministerio de Sanidad, un buen ejemplo es este programa que acabo de nombrar. Y luego tenemos todo un conjunto de actuaciones que ya tienen que ver más con la propia organización del sistema sanitario, tanto en atención primaria como en atención hospitalaria. Y además y ligado además a un compromiso contraído a través de tanto la ley de presupuestos del 21 a través de una enmienda que se presentó en su momento y una resolución del debate del estado de la nacionalidad, recuerdan que estamos elaborando el plan de lucha contra la obesidad infantil. Pues bien, ese plan ahora mismo de entrada además en su actualización de las actuaciones se está finalizando, como les comenté, la encuesta de salud de Canarias, ya estamos prácticamente tenemos todos los datos, y ese plan que luego también entraré más al detalle de cómo está en estos momentos, ha conllevado el que hagamos también otro estudio, que es la valoración del impacto del COVID en la población de 6 a 9 años, estudio también que les detallaré en qué circunstancias están, pero evidentemente estamos en condiciones de prácticamente anunciar que los estamos culminando.

Gracias.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Dávila Mamely): Gracias, señor consejero.

Turno para el Grupo Mixto, señora Espino.

Adelante.

La señora ESPINO RAMÍREZ: Gracias, gracias, presidenta.

Señorías, en menos de dos meses volvemos a hablar en el Parlamento sobre la obesidad. Yo creo que todos estamos de acuerdo en que este problema es grave, que hay que atajarlo, y lo que yo... me gustaría de una vez es pasar de, bueno, de hablar del problema a tomar acción para intentar solucionar este problema. Y siento decirle que yo en absoluto comparto que... bueno, ejemplos como ese programa Nereu que se sacó la ministra de la manga para venir a hacerse una foto a un colegio de Las Palmas de Gran Canaria porque va a ser la candidata a la alcaldía vaya a ser la solución a la obesidad infantil, cuando usted sabe perfectamente que en este Parlamento esa enmienda a la que usted se refiere, esas resoluciones a las que usted se refiere, esas resoluciones a las que usted se refiere para poner en marcha un plan contra la obesidad infantil en Canarias sabe que han salido del Grupo Mixto y de esta diputada, que lleva año y medio, señor consejero, esperando por ese plan, así que no me puedo contentar, ni mucho menos, con un programa piloto en un solo colegio de España, casualmente en Las Palmas de Gran Canaria.

En el caso de Canarias, ese plan, que estaba en la ley de presupuestos del 2021, en la del 2022, en resoluciones... lo que se pide es una actuación conjunta, con objetivos, con presupuestos, por parte de las consejerías de Sanidad, de Educación, de Derechos Sociales, de Transición Ecológica, si también lo consideran ustedes. Pero lo que hay que tener es un plan y pasar a la acción, porque tenemos al 43 % de los niños canarios en situación de obesidad o sobrepeso y esto lo dice un estudio reciente del mes de noviembre de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria junto con la Sociedad Española de Cardiología.

Por tanto, me gustaría que de una vez el Parlamento... parlamentar, debatir está muy bien, pero me gustaría que de una vez pasemos a la acción en un asunto en el que todos estamos de acuerdo, y que no se va a resolver con un programa piloto, se resuelve con un plan, con una estrategia que me gustaría que usted se comprometiera a que en el mes de septiembre-octubre ya el Gobierno la va a presentar en el Parlamento.

Gracias.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Dávila Mamely): Gracias, señora diputada.

Turno para la Agrupación Socialista Gomera, señora Mendoza.

Adelante.

La señora MENDOZA RODRÍGUEZ: Gracias, presidente... presidenta. Buenas tardes, consejero.

Señorías, la obesidad es un problema médico que ha sido, como se ha dicho ya en repetidas ocasiones en esta Cámara, ha sido declarada epidemia mundial por la Organización Mundial de la Salud. Esto lo que significa, a grandes rasgos, es que debe ser un asunto prioritario dentro de la agenda pública de todos los gobiernos.

Pues bien, nosotros creemos que cuando algo tiene la entidad suficiente para ser prioritario en un Gobierno pues entonces hay que hacer los esfuerzos necesarios para poder cambiar la realidad que actualmente tenemos en nuestras islas. Tenemos en Canarias casi un 20 % de personas adultas con obesidad y si lo centramos en nuestros niños y niñas más del 18 % tienen y padecen obesidad y, entre otras causas, se debe al estilo de vida de las últimas décadas y también a las opciones de alimentos.

Estamos hablando de un porcentaje de la población que tiene muchísimas probabilidades de desencadenar distintas enfermedades y, entre ellas, varios tipos de cáncer. Recordar también que la obesidad está estrechamente relacionada con la capacidad económica de las familias. En Canarias, ya todos lo sabemos, tenemos un alto porcentaje de familias en situación de pobreza, una pobreza, además, que se ha convertido en estructural y que está siendo muy difícil, muy complicada, combatirla ahora que atravesamos una pandemia y también que estamos sufriendo una crisis inflacionista.

Pero aún así, aunque tengamos este escenario que parece pesimista, esto no debe de impedir que el ejecutivo canario, junto con el Estado, continúe implementando y se promuevan planes y medidas que nos ayuden a disminuir este porcentaje de personas enfermas, de personas con obesidad, y para ello es importante también que los planes de acción contra la obesidad no se planteen de forma aislada, se realice un mayor esfuerzo en los sectores más pobres, también no perder de vista que los hábitos alimenticios y de actividad física dependen en gran medida de las normas sociales y también de las costumbres de la sociedad. Importante también que en las escuelas se expliquen las ventajas que tiene el tener una buena alimentación, los beneficios que conlleva la actividad física, el aporte calórico de los alimentos, que mucha gente lo desconoce, enseñarles también a detectar información engañosa en los distintos productos alimenticios y, por supuesto, enseñarles a que no se dejen llevar por modas alimenticias que son altamente perjudiciales para la salud.

Importante también conseguir que las familias se involucren, porque muchos, pues muchas veces las familias alimentan mal, de cierta forma, a sus hijos no solo por una cuestión económica sino también por desconocimiento. De hecho, el porcentaje es que el 70 % de los progenitores que tienen a sus hijos en edad escolar ya tienen y padecen exceso de peso, por tanto las conductas, los patrones, se van a repetir.

Consejero... (Corte del sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo. La Presidencia concede un tiempo adicional). Termino, termino, presidenta.

Simplemente decir que hay que trabajar, porque evidentemente esto es un problema a nivel mundial, pero en este caso tenemos que trabajar conjuntamente con el Estado, hay que intensificar los esfuerzos, están bien las campañas de concienciación, pero tenemos que avanzar un poco más, aparte de los programas también piloto, este es un problema que necesita un gran esfuerzo por parte de ambos ejecutivos, en este caso, repito, del Gobierno de Canarias y del Estado por necesidad, necesitamos bajar el alto porcentaje que azota ahora mismo a las ocho islas de nuestro archipiélago. Hay que bajar el porcentaje de personas enfermas que tenemos en nuestra comunidad autónoma y sobre todo esto también va a repercutir en un ahorro en el gasto sanitario, que no hay mal que por bien no venga.

Muchas gracias.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Dávila Mamely): Gracias, señora diputada.

Turno para el Grupo Sí Podemos Canarias.

Adelante.

La señora DEL RÍO SÁNCHEZ: Buenas tardes, señor consejero.

Sí, volvemos a hablar de la obesidad en Canarias, y es verdad que volvemos a hablar de un problema que también está siendo estructural y que hay que darle soluciones de una vez definitivas para que se cambie el modelo.

Usted estaba hablando antes del estudio Aladino, yo quería hablar también de un estudio que ha hecho Eroski hace no mucho tiempo, y que plantea la relación de... bueno, además habla del fenómeno de la pobresidad, que es la mezcla de la pobreza y de la obesidad, y cómo está relacionado perfectamente en según qué comunidades autónomas, pues, por ejemplo, Navarra, con la renta más alta, es la que tiene el menor índice de obesidad. Es un dato a tener muy en cuenta para... para hablar.

Pero no solamente se trata de los hábitos saludables, del ejercicio físico, que también, y que son súper importantes. Hace poco además... hay que liberar mucho prejuicio, hubo unas jornadas muy interesantes aquí en Canarias sobre la gordofobia, y eran, bueno, muchas mujeres hablando del tema de la gordura, y después... (ininteligible) y estaba muy bien el subtítulo, porque dice "y sin embargo se mueven", es decir, cómo a veces la cultura hace también, se condena a personas que por naturaleza nacen, son... no por malos hábitos alimenticios, pero se las condena, se las excluye de los gimnasios, de los clubes deportivos y de un montón de sitios porque tenemos unos conceptos de estética y de quién debe de estar y quién debe de ocupar los sitios que excluyen a muchas personas. Ese también es un factor importante.

Y cuando hablamos de estas cuestiones estamos hablando de abordar las cosas desde la raíz. La parte cultural, la parte socioeconómica, que es fundamental y después la de los hábitos, evidentemente, en Canarias también es cierto que hay... en los últimos años ha habido un cambio de la gastronomía tradicional hacia eso que llamamos la comida basura, a los productos prefabricados que venden en las tiendas de comida rápida, y que tienen muchísimas más grasas, muchas más calorías, más azúcar encubierto, y que son evidentemente mucho menos sanos.

Hay que buscar todas las herramientas posibles para combatirlo, sabiendo cuáles son los factores de riesgo y cómo están determinando en cada uno de los sitios.

Hay otra parte que usted ha nombrado también, que tiene que ver con la dotación económica que tenemos, con los presupuestos, es decir, no es lo mismo en las comunidades donde se invierte en prevención, que después además se recupera la inversión que hay en este dinero, como en las que no, o en las que nos faltan, como en este caso, pues, dietistas, nos faltan pediatras, sabemos que nos faltan pediatras en Canarias especialmente, y que son importantísimos. Un mayor gasto sanitario, una mejor atención pediátrica, es algo que va a solucionar y que va a servir para erradicar de una vez la obesidad o disminuir la obesidad en Canarias, que en estos últimos años ha ido creciendo.

Además, los problemas derivados de la obesidad también recaen sobre todo en la atención primaria, que es nuestra hermanita pobre a la cual hay que dotar de más recursos también para que pueda hacer bien su trabajo, porque es la puerta de entrada también de las personas que puedan tener algún problema.

Es decir, no nos vamos a extender más, medidas que apoyaremos... (corte del sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo. La Presidencia concede un tiempo adicional). Sí, solamente eso. Tenemos esa proposición no de ley que aprobamos entre toda la Cámara por unanimidad, hay que cumplirla y hay que ver, y yo creo que aquí, entre todos los grupos políticos, qué medidas concretas podemos poner en marcha en los distintos ámbitos, sanitario, educativo -que nos parece fundamental también- y social, y a través de medios de comunicación para erradicar este problema.

Gracias.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Dávila Mamely): Gracias, señora Del Río.

Turno para el Grupo Popular. Señor Ponce.

Adelante.

El señor PONCE GONZÁLEZ: Muchas gracias, presidenta.

Bueno, efectivamente yo me sumo a, bueno, a lo que hemos hablado sobre... los diferentes grupos con respecto a la obesidad, esto es un problema de primer orden.

Además, es causa, lo comentaba en consejero, del denominado síndrome metabólico, que es la unión de diferentes enfermedades, como puede ser la dislipemia, como puede ser la hipertensión, la cardiopatía isquémica, y efectivamente es un problema de salud de primer orden.

Es una comparecencia que ya, pues, efectivamente, ya se ha hablado aquí en el Parlamento, además se ha aprobado una PNL a propuesta de la oposición, de la señora Vidina Espino y, bueno, efectivamente, coincide con una visita reciente de la ministra aquí a Canarias.

Yo creo que, efectivamente, yo creo que esto está claro, hay que ponerse a trabajar, es un problema de salud pública. Según un estudio de la Sociedad Española de la Cardiología el 23,1 % de la población canaria tiene obesidad y el 35 % sobrepeso y, además, lo más preocupante son los datos de obesidad infantil.

Yo quería insistir especialmente en la obesidad infantil. Hay estudios hechos, tanto por la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria que habla que superamos la media nacional en niños mayores de 5 años hasta alcanzar el 43 %, es un auténtico disparate.

También hay otro estudio publicado en el País Vasco donde, efectivamente, la segunda comunidad más castigada por obesidad infantil es Canarias, y me sumo, a lo que lo comentaba la señora Del Río, al concepto de pobresidad, efectivamente, las comunidades que tienen una peor renta, unas rentas más bajas y que invierten menos en sanidad tienen, efectivamente, un nivel de obesidad más alto y esto es un dato a tener muy en cuenta, a diferencia de Navarra, como bien ha explicado ella. También en este estudio, por ejemplo, se habla de los pediatras, incluso, como el tener más pediatras también se relaciona con esto.

Aquí en Canarias en agosto del 2021, aquí en Santa Cruz de Tenerife se hizo un estudio en donde 9 de cada 10 colegios vendían en los patios comida rápida y poco saludable, bollería fundamentalmente.

Yo creo que para atajar la obesidad, señor consejero, hay que ir a por la obesidad infantil y por la dieta, efectivamente, los niños empezar por el principio del proceso y en este sentido, evidentemente, en este estudio que les comentaba del País Vasco, por eso se los traigo para aportar un poco al debate, también se veía como en los dos archipiélagos, Canarias, Baleares y Cataluña, aparecen como las regiones que menos fruta consumían los niños. Es un tema realmente curioso y que lo ponemos sobre la mesa.

Por otro lado, también la actividad física. Comentaba lo del tema de la pandemia, efectivamente, eso ha producido un impacto -treinta segundos, presidente- un impacto claro en... (corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo. La Presidencia le concede un tiempo adicional) y en este sentido estamos viendo niños, hablamos con los pediatras que padecen diabetes y que padecen hipertensión, con 12 años. Son datos realmente preocupantes. Esto son personas obesas que van a seguir así si no se pone remedio y aparte del sedentarismo.

Trabajar la prevención desde el principio, la prevención primaria, trabajar las dietas en los colegios, trabajar todo lo que es el ejercicio físico es el camino. Y, efectivamente, lo de siempre, ¿no?, aquí hemos aprobado una PNL, que no quede todo esto en una declaración de buenas intenciones y hay que ponerse a trabajar porque, evidentemente, es otra pandemia, como bien se ha comentado.

Muchas gracias.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Dávila Mamely): Gracias, señor diputado.

Turno para el Grupo Nacionalista Canario.

La señora BAYARRI MARTÍN: Gracias, presidenta.

Según datos del...

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Dávila Mamely): Adelante, señora Bayarri.

La señora BAYARRI MARTÍN: Gracias, presidenta.

Según datos del estudio de alimentación, actividad física, desarrollo infantil y obesidad en España, 4 de cada 10 menores presentan exceso de peso en Canarias, pero pese a lo elevado de la cifra en muchos entornos todavía no se reconoce la obesidad como una enfermedad crónica muy grave lo que impide su correcto abordaje y prevención desde una perspectiva multidisciplinar.

Estudios más recientes colocan a Canarias como la segunda comunidad autónoma más castigada por la obesidad infantil, por detrás de Murcia. Precisamente, en ese ranking de obesidad están a la cabeza de las comunidades con mayor tasa de pobreza. Por tanto, no se puede atajar este problema sanitario de primer orden sin atacar al mismo tiempo la pobreza. Y justo en este punto tan importante es donde más flaquea este Gobierno. Y me pregunto, ¿y ahora? ¿Con una escalada sin precedentes de los precios y una crisis económica mundial a las puertas se está teniendo en cuenta este factor a la hora de planificar estrategias contra la obesidad? ¿Lo ha tenido en cuenta el Gobierno de España que ha presentado recientemente el tan esperado y necesario plan estratégico nacional para la reducción de la obesidad infantil 2022-2030? ¿Será esta solución transversal e integral contra la obesidad infantil, ligada a la pobreza, que prometió no hace mucho la ministra de Sanidad?, habrá que verlo. Habrá que ver cómo se traslada a las comunidades autónomas. Habrá que ver si la financiación será la prometida y se si mantendrá a lo largo de todos los años que se necesitan para asentar un cambio tan profundo como el que necesitamos. Este plan se presenta en la última etapa de la legislatura y en un momento muy complicado, con una crisis económica en camino nace, y ojalá me equivoque, con las peores perspectivas posibles.

No se nos escapa que han sido años complicados para la sanidad, nunca antes nos habíamos enfrentado a una pandemia que ha acaparado y consumido mucho tiempo y recursos, pero no podemos dejar de lado a la pandemia silenciosa de la obesidad de la que se derivan una serie de patologías, como la diabetes, enfermedades coronarias, hipertensión, enfermedades del hígado y la vesícula, entre otras.

Dice Antonio Pérez, presidente de la Sociedad Española de Diabetes, que sin obesidad el 70 u 80 % de los diabetes no existiría.

En 2012 se elabora el programa de intervención para la prevención de la obesidad infantil, conocido con el nombre de programa PIPO, subvencionada por la Dirección General de Salud Pública y elaborado con la colaboración de las sociedades canarias de pediatría. Se hizo un buen trabajo y así lo valoró el Ministerio de Sanidad, que le otorgó en 2017 el reconocimiento de buenas prácticas del Sistema Nacional de Salud. Ahora, el programa PIPO solo es una pestaña más en la web de Canarias saludable... (corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo. La Presidencia le concede un tiempo adicional) faltan campañas de divulgación y las iniciativas de estos últimos años se quedan en acciones muy puntuales de repercusión muy limitada.

No quiero acabar sin recordar que la obesidad es una enfermedad y no una opción de vida, y como tal requiere tratamiento, que incluye los fármacos más adecuados, incluso la cirugía dado el caso.

Digo esto porque existe una tendencia social a culpabilizar a las personas obesas mucho más aguda que en cualquier otra patología, creando además un estigma social.

Muchas gracias.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Dávila Mamely): Gracias, señora diputada.

Turno para el Grupo Socialista.

Adelante.

El señor HERNÁNDEZ GUILLÉN: Gracias, presidenta. Buenas tardes, señorías.

Sin ánimo de reiterar alguna de las cifras, intentaré ir más concretamente y efectivamente en algo que hemos quedado todos de acuerdo, que es la obesidad es una enfermedad de la sociedad actual. Ya en el año 1997 ya la Organización de la Salud ya la contemplaba como tal.

Al margen de los riesgos de desarrollo de enfermedades crónicas, como bien ha apuntado el consejero, hay que añadir la pérdida de calidad de vida, los trastornos mentales, y además todo esto agravado por un estigma social que está presente, desafortunadamente.

Un asunto como este que abordamos hoy aquí, también lo hemos traído a colación en varias ocasiones, incluida una proposición no de ley como se ha comentado, y hay que traerlo al debate público y al debate parlamentario, porque las cifras hablan por sí mismas, en el caso de Canarias un 7 % de la población adulta en Canarias tenga obesidad o un 40 % sobrepeso nos obliga a seguir profundizando, sin duda, en la búsqueda de respuesta. Y también precisa de respuesta la obesidad en la población infantil, que también se daban algún dato anteriormente, un 10 % entre la población entre 2 y 7 años.

Quiero en este punto resaltar el trabajo que tanto por parte del Ministerio de Sanidad como la propia Consejería de Sanidad... (ininteligible) poniendo en marcha. Y es que esta enfermedad no podemos tomarla de forma baladí. El trabajo que se está poniendo en marcha en este caso sobre la base de las modificaciones dietéticas, mayor práctica deportiva, cambios de hábito y estilo de vida, evitar hábitos sedentaristas o la disminución del consumo de alcohol son algunas de las propuestas que en este caso Salud Pública debe seguir empeñado en reforzar. Porque es una obligación de los poderes públicos proteger la salud, también lo decía el propio consejero, porque la obesidad aumenta el riesgo de desarrollo de otras enfermedades crónicas, y, como bien decía el consejero, enfermedades como la EPOC, las enfermedades cardiovasculares, el cáncer, la diabetes, pues van muy ligadas o íntimamente ligadas a esta cuestión de la enfermedad de la obesidad. Y por supuesto que tenemos que ser proactivos. Eso es lo que hace Salud Pública, ser proactivo ante la obesidad. Porque, al margen del aumento del gasto sanitario, lo más preocupante es la disminución de la esperanza y calidad de vida que se cierne sobre estas personas.

El programa Nereu, de promoción de la salud, prevención del sedentarismo, de hábito saludable la alimentación y prescripción de ejercicio físico, es una apuesta decidida, aunque la señora Espino la ha llevado simplemente a decir que es una apuesta de la ministra porque quiere ser candidata a la ciudad de Las Palmas. Es que ese proyecto no solo está para la ciudad de Las Palmas, está para diez ciudades más en el conjunto del archipiélago... del Estado. Y aunque entiendo que no le haya gustado haya sido escogido un centro escolar, es decir yo si elije un centro escolar de Canarias cualquiera que sea yo me sentiría muy orgulloso, ¿no? Pero bueno, en fin, esas son las cosas de la patria. Entenderá la ironía con la que digo lo de la patria.

Y en todo caso lo importante, señor consejero, y termino señora... (corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo. La Presidencia le concede un tiempo adicional) no son este tipo de comentarios, que no tienen nada que ver con el propósito de esclarecer la situación de la obesidad en Canarias. Lo importante, señor consejero, es que usted, que tiene una oportunidad magnífica esta tarde en su segunda intervención, profundice en las distintas acciones que me consta que el Servicio Canario de la Salud está llevando a efecto y que a mí me parece importante que sus señorías conozcan. Me parece que ese es el camino a andar, aparte de que no solo es un ámbito que compete al ámbito sanitario, como bien se ha dicho, sino que también está muy íntimamente ligado con el ámbito educativo y con el ámbito de las políticas sociales. Todas ellas confluirán en generar una sociedad mucho más sana, mucho más equilibrada y, por tanto, menos proclive a este tipo de enfermedades.

Muchas gracias.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Dávila Mamely): Gracias, señor diputado.

Turno para el grupo proponente. Señora González.

La señora GONZÁLEZ GONZÁLEZ (doña María Esther) (telemáticamente, desde fuera de la sede): Gracias, presidenta. Consejero.

Como bien han dicho varias de sus señorías en sus intervenciones, hemos hablado mucho en esta Cámara sobre la obesidad, y de hecho Nueva Canarias ha sido una de ellas, donde ha pedido comparecencias, preguntas e incluso proposiciones no de ley. Pero lo que sí les anuncio que desde Nueva Canarias vamos a seguir insistiendo en este tema, por lo menos hasta que empecemos a ver los resultados.

Tal como dije en mi anterior comparecencia la desidia ahora no puede ser una opción, nunca lo fue, pero la pandemia de la obesidad y las terribles consecuencias para la salud de nuestra población nos obligan a actuar con urgencia, con toda la urgencia que este caso requiere, y el toro nos pilló en la curva de la Estafeta. Cierto es, consejero, que no era usted responsable de Sanidad cuando aquello sucedió, pero sí que es ahora su responsabilidad no demorar ni un segundo más el abordaje de la epidemia o, mejor dicho, de la pandemia de la obesidad, un abordaje transversal, como ya se ha dicho, que requiere de la colaboración de varias consejerías y de un trabajo multidisciplinar. Y es que... en el que nuestro grupo parlamentario, sí le digo, ofrece todo su apoyo, colaboración, trabajo, e invita a todos los grupos de esta Cámara a la misma predisposición de trabajo y de colaboración.

Insisto, el coste de la obesidad no es una cuestión baladí, yo sé que tengo deformación profesional, también en eso creo que coincido con el consejero, profesionalmente, pero voy a dejar a un lado el sufrimiento y el padecimiento de las personas y de sus familias que sufren las consecuencias de la obesidad y las limitaciones en el desarrollo de una vida plena para los niños y los adultos, de la discriminación y de la vergüenza, todo ese sufrimiento está ahí y ni lo olvido ni lo minimizo, las personas con sobrepeso y con obesidad y sus familias sufren y nosotros contamos con herramientas para aliviar ese sufrimiento.

Por eso mismo me voy a centrar en la parte más pragmática de este problema, que es la parte que sí es, insisto, mi deformación profesional, que es la parte económica. Se estima que el sobrepeso, como ya han dicho, representa el 9,7 % del gasto sanitario en nuestro país, y dado que la media de sobrepeso y de la obesidad en las islas es mayor que en el resto del país, no es descabellado, sino más bien razonable, suponer que este porcentaje es aún mayor en nuestra comunidad y que, además, será aún mayor porque contamos con los índices más altos de obesidad infantil del país, con lo que esos niños son futuras personas con sobrepeso y obesidad que, si no somos capaces de ponerle remedio ya poco podremos hacer.

En el estudio del Atlas mundial de la obesidad del año 2022, el coste del sobrepeso ascendía a 25 136 millones de euros en España, un 2,1 % del PIB español y lo más grave es que se estima, además, esta organización que las cifras que se dan en un 211 % hasta el 2060. Repito, un 211 %. También la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición estima un aumento del gasto sanitario anual en 3081 millones de euros para 2030, más del 3 % del presupuesto anual de salud. Así que las cosas están claras, salvo que le pongamos remedio tenemos un problema grave de salud pública que además supondrá un incremento exponencial en el gasto sanitario.

Las herramientas presentadas por el ministerio son las adecuadas, pero también lo que son insuficientes, sobre todo si tenemos en cuenta que en nuestras islas son peores y además más urgentes. Las propuestas que se están demostrando eficientes en otros países al menos, tal y como dije anteriormente, requieren de una colaboración transversal del Gobierno de Canarias, del trabajo conjunto de varias consejerías, porque van desde la promoción y el desarrollo de un urbanismo en el diseño de nuestras ciudades que promuevan la actividad física regular, como reclama la propia Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición, la implantación de buenos hábitos en los centros escolares o las ayudas a las familias con menos recursos para el acceso a la alimentación saludable y todo esto pasa, necesariamente, por la prescripción de la práctica deportiva a todos los grupos de edad.

Sobre este trabajo conjunto se habló, sin ir más lejos, la semana pasada en las jornadas sobre obesidad organizadas por el Consejo Social de la Universidad de La Laguna en las que participaron profesionales de distinto ámbito, exponiendo programas y áreas de trabajo, proyectos y alguna otra frustración al respecto, alguna de las conclusiones expuestas era que, a pesar de que se considerara la escuela como un entorno seguro, saludable, inclusivo y sostenible donde trabajar, aprender y convivir a través de medidas de prevención y promoción de la salud dirigidas a toda la comunidad educativa, otro de los ponentes expuso la necesidad de regular el consumo de azúcares y procesados en las cafeterías escolares y de la mejora de los recursos e infraestructuras para la realización, precisamente, de actividad física y esto lo dicen desde un centro educativo y, a pesar de que legalmente está limitado el consumo de bebidas azucaradas en los centros escolares, e incido en lo de la mejora de los recursos en las infraestructuras para la realización de actividad física, porque se trata de un instituto. Se insistió también en la necesidad de incluir una hora diaria más de actividad física a la semana en Educación Infantil y Primaria, de abrir las instalaciones de los centros escolares para actividades deportivas durante los fines de semana, de fomentar la práctica del recreo activo, de mejorar la gestión y la calidad de la oferta alimentaria en los comedores escolares, de sustituir las máquinas vending por otras con alimentos saludables, con agua, con fruta o con lácteos, sí, se pusieron los actuales proyectos Delta para la promoción de alimentación saludable o del programa Pipo. Y, sin embargo, tal y como ya le comenté en la primera parte de mi comparecencia, los datos sobre los incrementos de obesidad durante la implantación de estos proyectos hablan de cambiar la necesidad de la línea de trabajo.

Se puso un ejemplo muy claro, Noruega ha reducido el consumo de azúcar per cápita en 43 kilos/año, de 43 kilos/año a 23 kilos/año en solamente quince años. ¿Y cómo lo consiguieron? Pues aumentando un 87 % los impuestos a las chucherías un 42 % a los refrescos azucarados, legislando en la publicidad de alimentos poco saludables, sobre todo dirigido a niños, rediseñando todos los menús escolares, asesorados por nutricionistas, facilitando las revisiones anuales gratuitas por nutricionistas y dietistas a la población, reduciendo la bollería, los refrescos, las chocolatinas en las máquinas de edificios públicos, como los colegios, los hospitales, las oficinas públicas, impartiendo...

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Dávila Mamely): Vaya concluyendo, señora González.

Un minuto más.

La señora GONZÁLEZ GONZÁLEZ (doña María Esther) (telemáticamente, desde fuera de la sede): Vale, gracias.

Impartiendo cursos sobre nutrición, salud y cocina, ayudando a aquellas empresas que producen alimentos saludables o que introducen cambios que los hagan más saludables, y sorpresa, estableciendo la gratuidad en el acceso a las instalaciones deportivas públicas.

Y todo este relato, consejero, lo hago exclusivamente para instarle, en la medida en que las medidas del ministerio están bien, son las correctas, pero para Canarias son insuficientes. Y nuestro problema es grave y debemos actuar ya, y que podemos hacerlo, que las herramientas ya existen, y que lo que toca es ponernos manos a la obra para que la prescripción de la práctica deportiva sea imperativo para todos los grupos de edad y que nuestros escolares obligatoriamente practiquen más deporte en el colegio.

No dude que tiene nuestra mano tendida para apoyarlo, para trabajar codo a codo en las líneas de trabajo que asuman la urgencia de luchar contra la pandemia de la obesidad, que estamos dispuestos a trabajar y a presentar todas aquellas iniciativas que sirvan para ello.

Muchas gracias.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Dávila Mamely): Gracias, señora diputada.

Turno de cierre para el Gobierno, señor consejero.

Adelante.

El señor CONSEJERO DE SANIDAD (Trujillo Oramas): Gracias, gracias presidenta, gracias señoría.

Le agradezco, señora Bayarri, que haya usted recordado... es que hace tres semanas se ha aprobado el plan estratégico nacional contra la reducción de la obesidad infantil, un plan que tiene seis líneas estratégicas y tiene más de doscientas acciones. Por lo tanto, no es el programa Nereu, ese piloto del que estamos hablando, el soporte sobre el que se va a establecer la estrategia del Gobierno de España en esta materia ni mucho menos.

Y por cierto, entronca con una de las peticiones de la PNL del 22 de febrero, instar al Gobierno de España a hacer un plan en esta materia. Pues ya está hecho.

Exactamente igual que hay otro elemento en la proposición no de ley que hace referencia, y lo han nombrado, y con acierto, alguna de sus señorías, cual es el mejorar lo que es la normativa con relación a la seguridad alimentaria y la nutrición en materia de publicidad de los alimentos y bebidas dirigida al público infantil. Pues en este momento se está tramitando el desarrollo de la Ley 17/2011, pues un real decreto, precisamente, de regulación de la publicidad de alimentos y bebidas dirigida al público infantil, que era otra de las peticiones de esa PNL que acordaron todos ustedes por unanimidad.

Y me quedo en esta palabra, el elemento más importante con relación a este debate que nos trae hoy aquí es el consenso y la toma de conciencia de la sociedad canaria a través de sus representantes para que este tema nos lo tomemos en la dimensión en la que nos lo tenemos que tomar, que es la máxima dimensión, la máxima de todos los temas. Y, por lo tanto, pues conllevará, esté quien esté en los próximos tiempos, porque además es que no se resuelve de una manera rápida, pues, ese consenso, ese esfuerzo y sobre todo ese esfuerzo presupuestario, que va a conllevar el abordar de manera adecuada la solución que como digo en un problema multifactorial.

Yo también quizás por esta deformación, como la señora González, cuando hablamos del dinero no solo hablamos del tema del gasto sanitario, también hablamos de la pérdida de productividad que se produce y también el aumento de la morbimortalidad prematura en personas que padecen todas estas cosas, cuyos efectos económicos son terribles en la economía.

Pero para que no nos vayamos con la sensación de que estamos por hacer cosas les voy a contar qué hacemos, y que evidentemente tenemos que hacer mucho más.

En estos momentos en los programas que tenemos que tenemos departamentales tenemos el programa de Comedores escolares y difusión de la primera guía de comedores escolares de la comunidad autónoma; el programa específico para comprar... control de la oferta alimentaria en centros educativos, denominado menús escolares, máquinas expendedoras y cafeterías de los centros escolares. Incluyo a todos los centros docentes del segundo ciclo de Educación Infantil y Primaria, Educación Especial y ESO, Bachillerato y Formación Profesional Básica, centros públicos, concertados y privados; el programa Alimentos a la palestra, Alipa, en coordinación con la Consejería de Educación; el programa de estrategias de alimentación y deporte, precisamente en la promoción que comentaban ustedes con la Dirección General de Deportes; el programa con la Consejería de Agricultura y Educación con los ecocomedores, que no solo están destinados a los comedores escolares sino también a todos los centros de restauración; el programa con Agricultura y con la Fecam de fomento de la alimentación saludable, y además dirigido con la Consejería de Derechos Sociales a otro tema que han comentado ustedes, a las familias que tienen riesgo de exclusión; el programa con Agricultura de frutas y verduras en el ámbito educativo, les comentaba el programa de estrategias de las islas y municipios promotores de la salud y luego tenemos todo un conjunto de programas que tienen que ver con el área asistencial.

En primaria, y lo comentaban ahí, tienen todos los protocolos para que los profesionales, enfermería, pediatras, médicos de familia, puedan abordar el programa de salud infantil, la Guía para el abordaje de la obesidad infantil y juvenil de Canarias, los programas de actividades preventivas y de promoción de la salud, la estrategia de diabetes, el programa de prevención y control de la enfermedad vascular ateroesclerótica y las aulas de salud. Y, evidentemente, también tenemos especializada, y como comentaban ustedes, algunos de los elementos que tienen que ver incluso con la cirugía bariátrica.

Y en la reciente estrategia de atención primaria que acabamos de presentar tenemos varios programas también relacionados con esto. Pero lo más importante, aparte de todas estas actuaciones y entendiendo que tenemos que hacer un esfuerzo mayor y un compendio de acción transversal que implique mucho más allá de lo que son programas puntuales y muy bien orientados y necesarios, como estos que les acabo de comentar, estamos realizando el plan de lucha contra la obesidad infantil que aquí, que aquí aprobaron. Este plan tiene distintas líneas estratégicas: alimentación saludable, actividad física, horas de sueño, ocio y entretenimiento sedentario y tiempo dedicado a pantallas, salud mental y condiciones socioeconómicas.

El plan está culminado y vamos a comenzar la fase de tramitación administrativa exactamente igual que los instrumentos de diagnóstico, las dos encuestas que sirven de soporte para ordenar el plan también se han culminado. Y este plan contiene, para que entiendan lo que es el esquema básico de este plan que es muy similar al que se acaba de aprobar a nivel del Estado que pretende ser el plan que articule, coordine los distintos planes que cada comunidad autónoma hará atendiendo a las circunstancias especiales que pueda haber en su territorio.

En definitiva, las ideas que subyacen son, además, sencillas, es decir, ¿para crecer sano, niñas, niños, adolescentes, qué necesitan?, actividad física y deporte, alimentación saludable, bienestar emocional y sueño. Y ese ecosistema tenemos que construirlo, ¿con qué?, reforzando los sistemas públicos, garantizan la protección a la salud y, obviamente, creando un cambio cultural muy importante. ¿Y en qué entornos tenemos que producir eso?, y lo comentaban ustedes sin sistematizarlo, en el familiar, en el educativo, en el sanitario, en el ocio y el deporte, en el urbano, en pueblos y ciudades, en el digital... (corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo. La Presidencia le concede un tiempo adicional) social.

En definitiva, este es un tema que nos va a involucrar al conjunto de la sociedad, sistema público, privado, personas individuales, familias, entes comunitarios, tercer sector, a las personas, evidentemente, niños, niñas, adolescentes. Y este es el gran reto que tenemos.

Estamos en una encrucijada y, si me permiten, que ahora abordaremos otra de las que nos ha tocado vivir, pero esta la vamos a tener que abordar y si partimos de este consenso que tenemos, desde luego, empezamos por el mejor de todos los caminos.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Dávila Mamely): Gracias, consejero.