Reunión de la delegación parlamentaria con el Ministro de Cultura y el Ministro delegado de Transportes de Marruecos

La representación del Parlamento de Canarias que se encuentra en Rabat recibió por parte del gobierno marroquí su deseo de potenciar las comunicaciones marítimas y aéreas entre la Comunidad Autónoma y el reino magrebí, así como de iniciar una relación de intercambios culturales.

21/6/2014 Prensa

La delegación canaria integrada por el presidente del Parlamento, Antonio Castro, el vicepresidente primero, Julio Cruz y la secretaria segunda, Águeda Montelongo, se entrevistó con el ministro delegado de Transportes de Marruecos. Najib Boulif mostró su interés en incrementar las comunicaciones aéreas entre Marruecos y Canarias, aumentando el número de vuelos de los cuatro semanales que existen ahora a uno diario.

El gobierno marroquí también expresó a la delegación parlamentaria su interés en potenciar las comunicaciones marítimas, una oferta que las empresas navieras canarias ya están estudiando. Está previsto que el proyecto del puerto de Tarfaya se finalice en 2015 y el gobierno marroquí está interesado en desarrollar líneas de comunicación marítimas hacia las Canarias desde Tarfaya, Agadir y El Aaiún.

“Ha sido una reunión muy productiva. Los avances en los próximos cinco años pueden ser espectaculares si se consolidan estos proyectos”, señaló el presidente del Parlamento, Antonio Castro.

Cultura

El máximo responsable parlamentario trasladará al gobierno canario, a petición del Ministro de Cultura, Mohamed El Amine Sbihi, el deseo de Marruecos de empezar a desarrollar intercambios culturales con el Archipiélago, un ámbito que hasta ahora no se ha trabajado y que "beneficiará el conocimiento mutuo”, aseguró Castro.

El ejecutivo marroquí, a través de su presidente de gobierno, Abdelilah Benkirane, ha querido destacar la importancia de primer orden que tienen para Marruecos las relaciones con España primero y, en particular, con Canarias, y ha se ha ofrecido para facilitar las inversiones españolas y canarias en el reino magrebí, canalizando medidas administrativas que simplifiquen esas inversiones.