Diario de Sesiones 92/2013, de fecha 25/9/2013 - Punto 4

· 8L/PL-0011 Dictamen de comisión. De la Comisión de Presupuestos, Economía y Hacienda, sobre el proyecto de Ley de concesión de crédito extraordinario, por importe de cincuenta y dos millones ciento veintidós mil quinientos ochenta y siete euros y setenta y siete céntimos (52.122.587,77), y suplemento de crédito, por importe de ciento cincuenta y cuatro millones trescientos diecisiete mil cuatrocientos doce euros y veintitrés céntimos (154.317.412,23), a los Presupuestos Generales de la Comunidad Autónoma de Canarias para 2013.

El señor presidente: Entonces ahora vamos a ver el dictamen de la Comisión de Presupuestos, Economía y Hacienda, sobre el proyecto de Ley de concesión de crédito extraordinario a los Presupuestos Generales de la Comunidad Autónoma para 2013.

En primer lugar tienen la palabra los grupos que han presentado enmiendas.

Grupo Parlamentario Mixto, don Román Rodríguez.

Discúlpeme un momento, hay unas enmiendas que las deben tener todas sus señorías, que son enmiendas técnicas de corrección de errores que presentó el Gobierno. Supongo que todos las tienen y están admitidas. La Mesa las ha visto, los portavoces... (El señor Barragán Cabrera solicita la palabra.)

Sí, don José Miguel Barragán. Discúlpeme, don Román.

El señor Barragán Cabrera (Desde su escaño): Sí, señor presidente, con un matiz que es importante. La enmienda técnica que propone el Gobierno sobre el cambio de servicio para los hospitales Negrín y Universitario es, no como lo dice el Gobierno, donde dice el código de servicio 54 cambia de hospital, porque eso obligaría a cambiar la ficha financiera, que no es lo que se pretende, y lo que nosotros proponemos es simplemente que cambie el código de servicio; es decir, que se le ponga a cada uno de los hospitales dentro de la ficha financiera que tiene cada uno el cambio del código de servicio. Hacerlo de la otra manera podría inducir al error de que se cambia un millón de euros de provincia a provincia en función del hospital.

Gracias.

El señor presidente: ¿De acuerdo todos? (Asentimiento.)

Entonces esas enmiendas técnicas quedan aprobadas por asentimiento.

Don Román Rodríguez.

El señor Rodríguez Rodríguez: Señor presidente, señorías.

Somos plenamente conscientes de que estamos ante una ley especial, extraordinaria, porque extraordinario ha sido el hecho de la ampliación de los objetivos de déficit autorizado por la Comisión Europea al Estado español y también esperamos que sea extraordinaria la manera de distribuir los objetivos del déficit por parte del Gobierno de España.

Ya dijimos aquí en la toma en consideración de este proyecto de ley que nos parecía que llegaba tarde y era imputable el retraso al Gobierno de España, que teniendo información de la ampliación del déficit en el primer cuatrimestre del año no tramitó las autorizaciones, las decisiones políticas, hasta el mes de agosto. Y además consideramos que, además de tarde, el crédito autorizado para Canarias es claramente insuficiente, porque la distribución entre la Administración del Estado y las comunidades autónomas se ha vuelto hacer de forma injusta y, si cabe, más injusta ahora que hasta el momento, porque la distribución ha sido asimétrica y se ha primado, se ha favorecido a los que han incumplido los planes de estabilidad y se ha penalizado a los que han seguido el tema a rajatabla, como es el caso de la comunidad canaria, que no solamente cumplió con el déficit del año 12 sino que le sobraron más de 2 décimas, 84 millones de euros.

Por lo tanto, llega tarde, es poco lo que se autoriza y, además, nosotros -y esta es la razón sustancial de la enmienda a la totalidad de aquel momento y de las enmiendas parciales que hemos estado tramitando a lo largo de estas últimas semanas- estamos en contra de la distribución de los 206 millones de crédito extraordinario, de crédito complementario, que permite esta ampliación de los objetivos de déficit. Y lo estamos porque, primero, no responde a lo que nosotros entendemos que debiera responder y, hasta hace muy poco, a lo que decía el propio Gobierno. Debían ser estos recursos adicionales una salida a los problemas sociales graves que tiene un sector de la población que ha perdido una situación económica hasta hace muy pocos años, debiera servir para ayudar a las familias que lo han perdido todo, a la gente que necesita una ayuda para alimentarse, para pagar el agua o la luz. Decíamos también nosotros -y hasta ahora parecía que el Gobierno decía lo mismo-, debiera servir para revertir, para paliar, para cambiar, para mejorar la atención sanitaria de los canarios, que se deteriora de forma evidente, porque lo dicen los datos propios, que no son los mejores, pero lo dicen las investigaciones sociológicas y, lo más importante de todo, lo dicen los usuarios y los profesionales.

Y creemos que en estas dos acciones importantes, relevantes, determinantes, simbólicas, que expresan como nada o mejor que nadie la crisis, esta Ley de Crédito Extraordinario hace un exiguo esfuerzo. 4,3 millones para la pobreza, menos de lo que decía la estrategia del Gobierno, la raquítica estrategia del Gobierno que aquí vimos a final de julio. Menos, 4,3 millones, no llega al 2% del crédito extraordinario. Y lo propio con las listas de espera. Lo que es identificable, no lo que es imaginable, son 3 millones, si se cumplen, para la concertación privada, según dijo aquí el responsable de Hacienda del Gobierno de Canarias, y 1,5 millones en el capítulo I, que es determinante para cualquier programa adicional de actividad sanitaria.

Por lo tanto, 8,5 millones de 206 para los dos problemas yo creo que más inquietan, que más aprietan las condiciones de vida de la gente, y es la exclusión, la pobreza, la falta de medios para sobrevivir, y esas interminables listas de espera, que no solo son las quirúrgicas, que no solo son para ver a un especialista, que también son las de las pruebas diagnósticas, las de las pruebas complementarias y que, yo insisto, que son tan importantes como las anteriores, porque no hay nada peor que tener indicios de un problema de salud, nada peor que esperar la confirmación diagnóstica de una resonancia, de una mamografía y que esta te tarde ocho, doce, catorce, dieciocho meses. Por lo tanto, apunto -y lo he dicho aquí-, hay que incorporar en los registros de listas de espera los retrasos en las pruebas complementarias, porque las pruebas complementarias, las pruebas diagnósticas, estaban en los registros, desaparecieron, pero tienen que estar porque son determinantes en la calidad asistencial y son actividad asistencial vital, sentida y además relevante para el diagnóstico, como hemos podido comprobar siempre.

Por lo tanto, nos parecía que aquí sobre la pobreza y sobre las listas de espera se debía hacer un esfuerzo y la ley no lo hace. Y no nos valen, nos gustaría, pero no nos valen los discursos grandilocuentes, las promesas en abstracto, los planes de choque en abstracto. Solo aceptaríamos un plan de choque si viene aquí. Un plan de choque no puede ser un enunciado, no puede ser un titular de prensa, no puede ser una aseveración en abstracto, tiene que ser un compromiso, con objetivos medibles, con recursos concretos y que pretenda hacer un número de intervenciones, un número de pruebas complementarias, un número de consultas, en un tiempo determinado para que sea evaluable. ¿Cómo vamos a evaluar un plan de choque si no conocemos sino el enunciado? Es imposible.

Por eso nosotros aquí decimos, en dos de los grupos de enmiendas más relevantes, que en relación a la pobreza hay que crear lo que nosotros entendemos -y creemos recoger la inquietud de la ciudadanía, de los ayuntamientos y de las ONG- un fondo de emergencia social municipal importante. Los ayuntamientos son quienes mejores conocen los problemas de los ciudadanos, son los que mejor penetran en la ciudadanía, los tienen identificados, son los que pueden intervenir sin estigmatizar a los beneficiarios. Y pedimos 10 millones de euros. Aquí, al principio de la crisis, en nuestra tierra, en esta comunidad, el Gobierno de Canarias, el año 9 y 10, creó un fondo de emergencia municipal y la crisis era menos relevante que ahora, y hubo un año en que hubo hasta 7,5 millones, porque se mezcló con las obras sociales de las cajas. Y estamos pidiendo 10 millones para nuestros ayuntamientos, que no pueden soportar la presión de la ciudadanía -perdonen por el ejemplo-, que tienen que soportar, porque es su deber, la presión de la ciudadanía, que necesita un cheque para buscar alimentos en el supermercado. 10 millones de euros es lo menos que se podía despachar en esta ley para ayudar a los 88 ayuntamientos a soportar, a dar respuesta, a una demanda inaplazable de necesidades básicas.

Proponemos ahí 3 millones para la PCI, porque en el proyecto de ley, que lo han rectificado y han cometido un error que no reconocieron aquí en la toma en consideración, pusieron 2,3 millones en ayuda a la gestión, a transferencias a municipios. Y han presentado una enmienda, que nosotros entendemos pero que no compartimos, y han cogido los 2,3 millones que iban a ayuda de la gestión de la PCI y en una enmienda en ponencia ustedes los colocan en el gasto de la PCI, en el programa de la PCI. Nosotros, con ese error del Gobierno -que aquí lo dije-, pensamos que los 2 millones restantes iban para la PCI y van para la emergencia social.

Pero, en cualquier caso, ustedes no cumplen ni lo que dicen en el programa o en la estrategia, porque faltan los 3 millones de ayuda domiciliaria, y no nos van a contar que los 5 millones de ayudas económicas de la ley de dependencia tienen algo que ver con la ayuda domiciliaria, porque son cosas distintas. Ustedes no cumplen con los 4,3 millones que dedican a la pobreza ni con la raquítica ficha financiera que aquí presentaron del raquítico plan o estrategia contra la pobreza. Y nosotros creemos que estos 16 millones que proponemos ayudarían de forma significada en este trimestre a la población.

Sobre las listas de espera, pues, lo dicho. He tenido la oportunidad de repasar las jubilaciones por centros, de la información disponible a solicitud del Partido Popular. Mire, es im-po-si-ble establecer programas significativos de producción de servicios sanitarios cubriendo el cien por cien de las vacantes de las jubilaciones por las tardes en la red de hospitales públicos. No hay masa crítica, no hay profesionales en las áreas de conocimiento correspondientes para generar equipos capaces de generar esta actividad. Puede haber en algún hospital alguna consulta externa que se pueda intensificar porque el especialista se contrata por la tarde. Si ustedes confían en la actividad adicional que se va a hacer por cubrir las jubilaciones, se equivocan no, va a ser un fracaso se-gu-ro, porque en el primer cuatrimestre en Gran Canaria había 17 médicos de Atención Primaria y 3 en el Doctor Negrín, y además de especialidades que no son las que tú quieres, son las especialidades que tocan: si se jubila un endocrino, tú no contratas a un digestólogo, contratas un endocrino. Así no se da una respuesta adicional de actividad al sistema sanitario, y lo que hemos puesto en nuestras enmiendas es lo elemental.

El sistema ordinario de funcionamiento de la sanidad se lleva más de la mitad del gasto en el capítulo I. Cuando hay programas asistenciales puros y duros, más, y lo que hemos hecho es poner 7,2 millones en el capítulo I; 2 millones, en cada gran complejo hospitalario, y luego en los hospitales comarcales de las islas menores, pues, la cantidad adicional. Si no hay capítulo I, no se podrá poner en marcha la única acción identificada, reglada, del Servicio Canario de Salud, que son jornadas adicionales de cinco horas para hacer esta actividad, que está en una instrucción del Servicio Canario de Salud, muy mal redactada, el 28 de julio. De manera que los 7,2 millones, con el supuesto dimensionamiento del capítulo II, que ya tiene la Ley de Crédito Extraordinario, pudieran, si se ponen a la labor y si se comprometen de verdad, generar actividad complementaria significada, porque has puesto en marcha recursos adicionales para hacerlo posible.

Y si no fuera así, pues, nos vamos a enterar. Aquí esto es imposible de ocultar, porque le vamos a pedir la actividad quirófano por quirófano, hospital por hospital, y como además algunos tenemos alguna relación con el sistema sanitario y tenemos edad para tener unas cuantas generaciones trabajando en los hospitales sabemos lo que está pasando. Así no se combaten las listas de espera. Pongan ustedes 7,2 millones en el capítulo I y habrá una oportunidad para que esas peonadas, que es como se llaman popularmente, contribuyan a paliar este tema, junto con los 3 millones supuestos para conciertos en esta materia, que no sean para pagar deuda, que no lo sé. Aquí se ha dicho una cosa pero por allí me dicen otras.

Y el resto de las enmiendas de nuestro grupo están referidas a la parte económica. Nosotros hoy presentamos una comparecencia al consejero de Agricultura sobre los recursos adicionales que necesita el sector primario. Esta ley pone 4 millones, nos parecen bien pero insuficientes, proponemos 8. Creemos que el sector primario, fundamentalmente el sector del vino, el sector ganadero y el sector del tomate, precisa que se cumplan los compromisos que este Gobierno y el Gobierno español han incumplido y planteamos una duplicación.

Hacemos una enmienda para mejorar los recursos para las infraestructuras turísticas. Hacemos una enmienda, simbólica si ustedes quieren, para la I+D+i, que es un auténtico fracaso en la ejecución presupuestaria del Gobierno en los últimos años. ¡Un fracaso total! Tengo los datos de presupuestación y ejecución y son terroríficos.

Y planteamos dos temas en carreteras. Uno muy simbólico, que es la de La Aldea, porque aquí todos los grupos propusimos que esa era una carretera estratégica, y proponemos duplicar la cantidad de 4 a 8 millones y generar el compromiso en los presupuestos del 14 y 15, que ya empezaremos a ver pronto en la Ley de Presupuestos del año 14.

Y habíamos presentado una enmienda en relación a una carretera en Lanzarote, porque a Lanzarote la pasa siempre lo mismo, bueno, casi siempre, casi siempre, y es, cuando aparece el proyecto de ley de presupuestos de turno, Lanzarote es olvidada, casi sistemáticamente. Los de Lanzarote se enfadan, con razón, y para callarles aparecen enmiendas sobrevenidas. Por cierto, siempre hay alguien que se aprovecha de las enmiendas de Lanzarote y se cuela por el lateral. Seguro que me están entendiendo. Y luego ocurre que no siempre lo que se presupuesta a destiempo, precipitado, bajo la presión, se ejecuta. Nosotros presentamos una enmienda, que ha sido superada por los grupos del Gobierno, y la hemos retirado.

En definitiva, señorías, nosotros hacemos enmiendas para mejorar esa ley, hacemos enmiendas por 35 millones de euros, y las situamos donde entendemos que está lo que se puede hacer con este marco.

Decían algunos que la ley debe ser buena porque solo enmendamos el 20% de los créditos. Oiga, este es un argumento realmente sesudo, ¿no? Es decir, cuando venga la ley de presupuestos del Estado a las Cortes Generales, como la Oposición no les demos la vuelta a 37.000, a 60.000 millones, habremos hecho, pues, enmiendas insuficientes. No, mire usted, nosotros procuramos enfatizar sobre lo que consideramos más relevante. Y fíjense si lo consideraríamos tan relevante que si ustedes aceptan nuestras enmiendas el Grupo Mixto vota la Ley de Crédito Extraordinario hoy aquí, por estos 34 millones, donde 16 irían a la pobreza, 7,2 a las listas de espera, 4 a la agricultura, 5 a las carreteras, a la I+D+i, etcétera, y a las becas, que no me da tiempo y luego las tocaré.

En definitiva, señorías, esta ley no responde a lo que ustedes dijeron, esta ley no responde a las necesidades sociales y económicas del archipiélago y nuestras enmiendas tratan de mejorarlo.

Si se acepta, bien, y si no, ya se lo adelanto, votaremos en contra.

El señor presidente: Muchas gracias, don Román Rodríguez.

Para la intervención del turno del Grupo Parlamentario Popular, también... No. Se habló de que ahora son los turnos de defensa (Dirigiéndose al señor Rodríguez Pérez).

No, vamos a ver, esto se agrupó, esto se agrupó, unos tiempos a favor y unos tiempos en contra, que en el fondo no son tiempos tampoco exactamente a favor o en contra, sino que se mezcla todo, la defensa de las enmiendas con una posición política y luego intervienen los grupos, y al final usted tendrá otra oportunidad de fijar posiciones, don Jorge. Si no, no tiene sentido que los hubiéramos llamado aquí.

La señora Navarro de Paz (Desde su escaño): ...(Sin micrófono.)

El señor presidente: Sí, no lo tiene claro pero aquí quedó muy claro. Si no, el debate no lo podíamos haber empezado de esa manera. Tenían que haber empezado ustedes. ¿Me explico? Tenían que haber empezado ustedes, porque las enmiendas de ustedes son las más antiguas.

Es que el debate se pactó por los portavoces que tenía otro formato, para agilizar, para agrupar los debates. Yo les agradezco que a estas alturas no me lo cambien, por favor.

Ahora están los dos turnos de los dos grupos que tienen enmiendas, que se pueden mirar ahí, y lo dije bien clarito aquí por el micrófono, y luego los dos turnos, los turnos de los dos grupos que no tienen enmiendas, y al final los grupos fijan, una intervención, que la pueden mezclar con defensa de las enmiendas y con fijación de posiciones (Comentarios desde los escaños). De acuerdo.

El señor Rodríguez Pérez: Señor presidente. Señorías.

Bueno, es una tarea ingrata defender las enmiendas conociendo cuál será el inexorable resultado, puesto que ya se nos ha manifestado con anterioridad que no existirá ninguna posibilidad, ninguna receptividad, al contenido de nuestras enmiendas, de nuestras propuestas, siendo como son materias que afectan a las personas y en concreto a las personas que más necesitan de estos recursos extraordinarios que estamos en estos momentos debatiendo.

Señorías, mantenemos nuestras enmiendas a este proyecto de ley porque nos parece que esta cantidad de 206 millones de euros de nuevo endeudamiento, tanto para crédito extraordinario como para suplemento de crédito, para cubrir deficiencias o insuficiencias presupuestarias, con seguridad por defectos de presupuestación, está mal repartida y se comprueba un alto grado de discrecionalidad, y se atisba una suerte, si me permiten decirlo, de favores políticos que se pagan a través de muchas de las propuestas que se contienen en este proyecto de ley.

A nuestro juicio este proyecto de ley y su distribución demuestran el fracaso y la mentira que el Gobierno de Canarias y, en particular, de su presidente tienen como credencial cada vez que vienen a esta Cámara a escenificar que se preocupan por quienes más necesitan o que necesitan a gritos una ayuda y que les demos una solución a sus problemas.

En resumen, que el reparto elegido por el Gobierno de Canarias lo rechazamos, y lo rechazamos porque no es precisamente beligerante con las mayores necesidades que tienen los canarios.

Las enmiendas presentadas por el Grupo Parlamentario Popular les aseguro que surgen de nuestras convicciones profundas, de nuestras convicciones fundamentales, de nuestras convicciones que no se ponen en almoneda en función de los avatares de los intereses partidistas. Les aseguro que se basan en la seriedad de satisfacer las necesidades reales de los canarios y de no acariciar sus oídos como vacuidad, como demagogia, como han hecho los grupos que apoyan al Gobierno.

Miren, la elección política que el Gobierno ha hecho del reparto de los 206 millones de euros no es más que una elección atenta no a los problemas reales de los canarios, no aporta soluciones a los problemas que los canarios vienen demandando. Porque, vamos a ver, ¿cuál era la obligación del Gobierno de Canarias y de los grupos parlamentarios que lo apoyan después de los acuerdos que se adoptaron en el pleno de finales de julio? Sin duda alguna atender las recomendaciones de esta Cámara en primer lugar, fruto del debate de la comunicación sobre la pobreza, la exclusión social y el desarrollo humano. Pues bien, comprobamos con este proyecto de ley, con el contenido de las elecciones de distribución de los recursos económicos que contempla este proyecto de ley, que el Gobierno de Canarias no ha sabido interpretar de manera clara, de manera concreta y de manera rotunda lo que yacía en el fondo de aquella pretensión contenida en el debate sobre la comunicación de la pobreza.

Demuestran ustedes, demuestra el Gobierno y demuestran los grupos parlamentarios que apoyan al Gobierno la falsedad de aquella comunicación, toda una escenificación de la falsa sensibilidad social que querían ustedes demostrar. Desconocen ustedes, señorías, el grado y sobre todo la intensidad de los problemas que más padecen muchos canarios y, como los desconocen, son ustedes incapaces de atender a sus necesidades. No hay más que ver, repito, el reparto y el destino de los 206 millones de euros. Ustedes no están con los canarios; ustedes están contra los canarios que nos necesitan. Mínima sensibilidad social es la que se deduce de la elección política del reparto de este crédito extraordinario y de estos suplementos de crédito.

Señorías, las enmiendas del Grupo Parlamentario Popular pretenden corregir esa deriva y están inspiradas por las mismas preocupaciones de los canarios: las listas de espera, el abandono escolar, la adquisición de aceleradores para el tratamiento oncológico en el Hospital Doctor Negrín, la Prestación Canaria de Inserción, ayudar a aquellas organizaciones no gubernamentales cuyo trabajo invisible y silencioso a favor de los demás es extraordinario, etcétera. Esas son nuestras prioridades y eso es vocación de ayudar.

Ustedes demuestran ignorar que de los 295.824 desempleados registrados en las oficinas del Servicio Canario de Empleo 147.910 llevan más de dos años buscando un puesto de trabajo, casi el 50% de nuestros parados lo son de larga duración, Canarias es, además, la segunda comunidad autónoma con mayor tasa de pobreza y de exclusión social, el 38% de la población canaria y el 30% de nuestros niños se encuentran en estos momentos en riesgo de exclusión social, 120.000 hogares tienen a todos sus miembros en paro, 38.400 canarios no perciben ningún tipo de ayuda. Canarias, a través de Cáritas, atendió, Cáritas atendió durante 2012 a 46.477 canarios; Cruz Roja, a 24.446; el Banco de Alimentos de Las Palmas a 43.700 personas y el de Tenerife a 25.000.

Pero nuestro proyecto estrella, con las enmiendas que hemos presentado, alternativa a la tímida y burocrática propuesta del Gobierno de Canarias, es el referido a combatir las listas de espera quirúrgica y de pruebas diagnósticas que afectan a miles de canarios. Unas listas de espera que, por cierto, siguen creciendo a pesar del maquillaje y el oscurantismo de la Consejería de Sanidad a la hora de ofrecerlas; unas listas de espera, por cierto, que el presidente Rivero está a punto de convertir -y hay que decirlo- en una verdadera epidemia de las islas. ¿Y por qué decimos que las listas de espera pueden convertirse en una epidemia? Pues porque son demasiados los enfermos canarios que necesitan atención y demasiado el tiempo que llevan esperando para recibirla de forma adecuada. El Partido Popular de Canarias está preocupado por esta cuestión, está preocupado por este grave deterioro de un servicio público fundamental y porque los ciudadanos deben saber que no permaneceremos quietos ni callados mientras el Gobierno de Canarias nos dirige hacia una situación de emergencia sanitaria inasumible.

Miren, casi 30.000 canarios esperan hoy ser operados y más de 21.000 pacientes esperan que los atienda un médico especialista. La demora media para acceder a un quirófano es de 191 días, ha pasado en dos años de 100 a 191 días, nada menos. El récord, por cierto, lo registra el Hospital Insular de Gran Canaria con 272 días de espera media quirúrgica. Igual deterioro ha sufrido el tiempo de demora para acceder a una primera consulta con el especialista y para la realización de pruebas diagnósticas. Los casos más extraordinarios, donde la espera media para una endoscopia está en el HUC de Tenerife, con casi dos años de espera, 23 meses en particular. También en los servicios de Traumatología de Fuerteventura y de Lanzarote, donde la espera media para una primera consulta supera nada menos que los nueve meses. Son ejemplos, algunos, pero desde luego muy ilustrativos.

Pero, miren, la verdadera dimensión de esta tragedia de las listas de espera no está en las cifras; no, la verdadera tragedia de las listas de espera está en cada uno de los pacientes que esperan ser atendidos, está en las familias con quienes comparten el sufrimiento y está en los profesionales sanitarios, que están desesperados de impotencia. Resulta desde luego una verdadera inmoralidad celebrar las cifras, como ha hecho el Gobierno de Canarias al presentar los datos del primer semestre de este año. Hasta en tres ocasiones, que recordemos, en este Parlamento, el presidente Rivero ha prometido un plan de choque para reducir las listas de espera, pero somos nosotros quienes traemos ese plan de choque a través de las enmiendas, señorías.

Señorías, Canarias no se puede gobernar desde un blog, los problemas reales no pueden resolverse con soluciones virtuales.

Y, yendo a lo concreto, les diré, señorías, que a todos esos problemas, a todas esas preocupaciones, se dirigen nuestras enmiendas y que ustedes prefieren -en fin, parece que así lo quieren- despreciarlas.

Junto a las enmiendas a las que acabo de referirme de forma genérica, también hemos formulado otras enmiendas para contribuir a fomentar la dinamización económica, fomentar la actividad económica, porque -no se olviden, señorías- el déficit social se corrige con crecimiento económico (Abandona su lugar en la Mesa el señor presidente. Ocupa la Presidencia el señor vicepresidente primero, Cruz Hernández). Recursos económicos y cantidades les aseguro bien pensadas para el destino que proponemos y que sus señorías han podido ya conocer, y que pueden ser y deben ser ejecutadas en lo que queda de este año. Por eso se trata de cantidades extraordinarias a las que les damos un proyecto y una medida extraordinaria que ejecutar. Y si no movemos o desplazamos más cantidades es porque queremos respetar escrupulosamente los compromisos que existen con los cabildos insulares y con las universidades.

Créanme si les digo que es arduo, muy arduo, establecer un debate cuando ante la seriedad de las cifras que proponemos se contrapone la alegría de los favores políticos o de las ensoñaciones ideológicas. Alegrías verbales que cuando se trasladan a la realidad ocasionan más paro, menor crecimiento económico y desde luego la desmoralización de la sociedad tal y como ya han tenido ocasión de comprobar en su carne todos los canarios.

Las enmiendas, señorías, de una forma muy global se las voy a resumir. De la parte de crédito extraordinario escogemos 12.712.000 euros, que el Gobierno ha preferido destinar a Gesplan, a la lucha contra el cambio climático y para pagar la sentencia de la reclamación de Trasmediterránea, para dedicarlos a un fondo de emergencia social contra la pobreza, a un plan urgente de segunda oportunidad para los afectados por abandono escolar, medidas extraordinarias para fomentar la emprendeduría, un plan urgente para reducir el paro entre las personas afectadas con desocupación con más de dos años y desde luego también, como antes comenté, para dedicar cuatro millones y algo a la adquisición de aceleradores, que permita un tratamiento de pacientes que necesitan de los mismos para tratar su sufrimiento.

En el caso del suplemento de crédito, globalmente se trata de 23.766.000 euros, que no aceptaríamos el destino que el Gobierno les da en relación con menores inmigrantes, a Proexca, a actuaciones para implementar la administración electrónica, infraestructuras en tecnologías, promoción y fomento de suelo, distintos programas del Servicio Canario de Salud. Bien, esos 23.766.000 los aplicaríamos, en concreto, a apoyar la ley canaria de inserción, a ayudar a la integración social, al Plan concertado de servicios sociales, a ayudar al fomento de actividades empresariales y creación de empresas, un plan de consolidación y competitividad de las pymes, listas de espera. Este es el plan de choque extraordinario que les proponemos a sus señorías. Ahí se van los 23.766.000.

Señorías, estas son las enmiendas que con carácter genérico el Partido Popular, el Grupo Parlamentario Popular, ha presentado. Queda a la consideración de todas sus señorías contemplar los problemas que están detrás de estas propuestas y, por consiguiente, votarlas afirmativamente.

Nada más, señor presidente.

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señor diputado.

Ahora para fijar la posición en relación a estas enmiendas, por el Grupo Parlamentario Socialista, don Emilio Mayoral, por tiempo de quince minutos tiene usted la palabra.

El señor Mayoral Fernández: Gracias, señor presidente. Señorías.

Hace quince días tuvimos la ocasión de debatir en esta Cámara las enmiendas a la totalidad presentadas por los dos grupos de la Oposición. Ambos grupos solicitaron en sus enmiendas la devolución del texto al Gobierno. Ya entonces el Grupo Socialista se manifestó en este pleno en contra de esas enmiendas a la totalidad, entre otras cosas porque ya dijimos que, a pesar de que el endeudamiento es consecuencia de los recortes de la Administración del Estado, el cumplimiento y el rigor presupuestario es lo que nos ha permitido y nos está permitiendo debatir aquí una ley específica para incrementar los gastos de aquí al 31 de diciembre por 206 millones de euros.

El Gobierno, en su propuesta, realizó una priorización y ha procurado atender las necesidades sociales más perentorias y adoptar una serie de medidas que fomenten el crecimiento y el empleo, además de cubrir unas necesidades de unas deudas y dotar partidas insuficientemente dotadas.

El Grupo Popular argumentaba en su enmienda a la totalidad dos motivos básicamente. Primero, que el proyecto de ley desatendía la situación de emergencia social que vivía Canarias al dedicar menos del 11% de los nuevos recursos disponibles a las políticas sociales; segundo, que la financiación extraordinaria iba destinada a liquidar gastos previamente comprometidos. Esos eran los dos motivos de su enmienda a la totalidad. Pues bien, el PP en sus enmiendas parciales y sobre el primer motivo que argumentaba en sus enmiendas solo incrementa en 5 millones netos las cantidades asignadas a las políticas sociales; o sea, sobre los 206 millones un 2,4% más de lo que tenía previsto el Gobierno. Mientras que del segundo motivo, que las cantidades iban destinadas al pago de gasto previamente comprometido, el PP parece que está de acuerdo, puesto que con estas enmiendas solo enmiendan los 10 millones de la sentencia de Trasmediterránea.

En definitiva, como ya dijimos en aquel pleno, ustedes pusieron la enmienda a la totalidad argumentando cosas que, como se ha visto en sus enmiendas parciales, no han podido sustentar, entre otras cosas porque es difícil sacar dinero de donde no hay.

No voy a entrar a analizar las enmiendas del PP, cosa que hará el señor Barragán en su turno en contra, puesto que en este turno me voy a centrar y a referir a las enmiendas presentadas por el Grupo Mixto. El Grupo Mixto en su enmienda a la totalidad ya nos anunciaba sus intenciones. Efectivamente, hay que reconocerles que una parte de lo que en aquel debate dijo su portavoz se ha visto sustanciado en estas enmiendas parciales, si bien en aquel momento no se atrevió a decirnos de dónde sacaría los fondos para atender el incremento de los gastos que proponía. En total plantean ustedes enmiendas por unos 34 millones de euros al proyecto de ley.

Señorías, el Grupo Socialista en aquel debate ya les dijo que le parecía muy bien las propuestas que ustedes realizaban si hubiese más dinero, también lo manifestó así el consejero de Hacienda, pero que lo difícil era decidir qué cosas hacer y qué cosas dejar de hacer con los 206 millones que tenemos autorizados. En la enmienda a la totalidad usted no lo dijo, sin embargo, hoy en las enmiendas parciales, como no podía ser de otra forma, sí lo hace, dice de dónde va a sacar el dinero.

Bien. Vamos a analizar las enmiendas parciales presentadas por su grupo. Siguiendo su metodología, vamos a ir analizando los tres grupos en que se pueden agrupar sus 18 enmiendas. Así, en el primer grupo, que usted titula "enmiendas para luchar contra la pobreza", que recoge las enmiendas 42, 43 y 44 al proyecto de ley, propone un incremento de 16 millones de euros. Señorías, hemos de recordar que el pasado 29 de julio tuvimos ocasión de debatir en esta Cámara una estrategia de lucha contra la pobreza 2013-20125 por un importe de 190 millones de euros para los tres años, en la que se establecía una serie de actuaciones en la línea de las que ustedes proponen, fijando la correspondiente ficha financiera. No obstante, evidentemente y dada la crisis que padecemos, cualquiera podría suscribir el incremento del gasto en estas partidas, como las que usted mismo propone. El problema es que usted pretende dotar estos créditos mediante la baja de las cantidades asignadas a dotar la insuficiente dotación presupuestaria para el pago de las recetas farmacéuticas a las farmacias. Insuficiencia presupuestaria que, como usted sabe, se viene arrastrando desde el año 2011, año en que se redujeron en 200 millones. Este tema ha sido objeto de debates y proposiciones en este Parlamento y de numerosas preguntas. Usted mismo, señor Rodríguez, en una pregunta parlamentaria dirigida a la consejera de Sanidad, decía: "nosotros advertimos que el presupuesto vigente, dado que trasladaba facturas del año anterior, iba a ser insuficiente para pagar los gastos del año 2012"; y preguntaba: "¿cómo se van a arreglar para pagar septiembre, octubre, noviembre y diciembre? No parece que pueda garantizarse el pago de este año. Y, si es así, díganos de dónde va a sacar los cuartos, señor consejero, porque no está nada claro"; y continuó: "¿tienen ustedes perras o no tienen ustedes perras?, ¿van ustedes a pagar o no van ustedes a pagar? Lo digo porque la inquietud cunde entre los profesionales y, por extensión, entre los usuarios". Fin de la cita. Pues bien, señor Rodríguez, precisamente estas preguntas que usted hacía el año pasado tendrían una difícil respuesta si se aceptase la enmienda que usted nos propone. Precisamente la propuesta contenida en el proyecto de ley remitido por el Gobierno trata de solventar lo que tanto a usted le preocupaba en ese momento: que se les pagase a los farmacéuticos y que cesara la inquietud de estos y, por extensión, la de los usuarios. ¿O es que ya no le preocupa esa inquietud?

Por tanto, señor Rodríguez, no podemos aceptar estas enmiendas, no solo porque ya existe un programa a tres años, la Estrategia de lucha contra la pobreza, sino -y es lo principal- porque el modo que pretende financiar estas enmiendas es causando un importante perjuicio al sector farmacéutico.

El segundo grupo de enmiendas lo constituyen las ocho enmiendas que van desde la 45 a la 52 inclusive y que usted titula "enmiendas para reducir las listas de espera sanitarias". Se propone un incremento en partidas de gasto de personal de 7,2 millones de euros. Resulta también muy loable por su parte su intención de plantear la reducción de las listas de espera, un problema que estoy seguro preocupa a todos los diputados de esta Cámara; sin embargo, señor Rodríguez, y presuponiendo su buena intención, no se justifica qué es lo que se va a hacer con esas enmiendas y qué efectos se producirían en la disminución de las listas de espera. En otras palabras: ¿podría usted cuantificar de aquí a diciembre, que es el límite temporal de esta actuación, qué disminución se produciría en las listas de espera?, ¿a cuántos pacientes afectaría? Le recuerdo que en el año 2009 se invirtieron en esta materia 25 millones de euros en hospitales públicos -capítulo I, de personal- y se disminuyó de las listas de espera a 432 enfermos, pasando de 20.495 a 31 de diciembre de 2008 a 20.063 a 31 de diciembre de 2009.

La disminución en las listas de espera es algo más complejo que poner unas cantidades en capítulo I, si bien creo que todos estamos de acuerdo y el Grupo Socialista considera que es necesario, y así se lo hace saber al Gobierno, que insista en un programa de disminución de las mismas.

En cualquier caso, don Román, vuelve usted a resolver la financiación de sus enmiendas dando de baja otros 7,4 millones de euros de los gastos de recetas farmacéuticas, con lo que si ya había sido grave disminuir los 16 millones de las tres primeras enmiendas imagine lo que es sumar 7,2 millones más. En total le ha restado usted a las recetas farmacéuticas ya 23,2 millones.

El tercer grupo de enmiendas son las que van de la 53 a la 56 inclusive. Las presenta usted como enmiendas destinadas a la inversión y la reactivación económica. Así, la número 53, "fomento de la renovación turística", propone un incremento de 1,7 millones de euros y como baja en esta ocasión nos propone una reducción de las partidas destinadas a la empresa pública Gesplan. Lo cual no es posible aceptar ya que estas cantidades van destinadas al pago de indemnizaciones derivadas de la reestructuración de personal llevada a cabo en la citada empresa como consecuencia de la disminución de actividad y como consecuencia del plan de viabilidad que se está llevando a cabo. ¿O es que no son personas a las que tenemos que atender y pagarles la indemnización y los derechos que les corresponde?

La enmienda número 54 al proyecto de ley propone un incremento de 4 millones de euros para la carretera de La Aldea. Como bien sabe, el Gobierno está haciendo juegos malabares con el Convenio de Carreteras y ha distribuido entre todas las islas para obras en carreteras 20 millones de euros. Dentro de esos 20 está incluida esta carretera por un importe de 4 millones, que, junto con la IV fase de la circunvalación de Las Palmas de Gran Canaria, 3 millones de euros, suponen 7 millones, la misma cantidad que tiene fijada la isla de Tenerife y, porcentualmente, en relación al resto de las islas.

El Gobierno ha manifestado en múltiples ocasiones la precariedad presupuestaria para atender las necesidades de las obras en marcha, pero en su propuesta ha planteado un exquisito equilibrio a la hora de repartir estos fondos adicionales entre las islas. ¿Qué cree que dirían los ciudadanos del resto de las islas si se aceptase su enmienda y Gran Canaria dispusiese del doble de la cantidad asignada a las demás, porcentualmente hablando?

Pero además, señor Rodríguez, insiste usted en dejar a los farmacéuticos sin un duro, endosando a esta partida, que ya ha reducido en más de 23 millones, otros 4 más, con lo que ya la ha reducido en 27 millones. Menos mal que aquí se para y ha dejado al menos 13 millones para atender esos gastos.

La enmienda 55, en la que proponía 0,5 millones de carreteras en Lanzarote, la ha retirado, sumándose a la presentada por el Grupo Socialista y Coalición Canaria, que era superior. Aunque inicialmente hay que decirle que el portavoz de su grupo manifestó públicamente la disconformidad hacia estos grupos, Socialista y Coalición Canaria, al entender que no se había defendido el desequilibrio que suponían para Lanzarote las inversiones en comparación con otras islas.

La enmienda 56 propone el incremento de 4 millones a ayudas del Posei. En su propuesta el Gobierno incluía ya una cantidad de 4 millones estimada a reforzar esta ayuda, que se suma a los 6 millones adicionales que se han destinado este año derivados de la reprogramación de las cantidades destinadas al REA. Usted además nos propone en esta ocasión financiar esta cantidad adicional disminuyendo las cantidades dirigidas a los cabildos insulares para liquidación de los convenios sectoriales de cultura y patrimonio. No sé si usted ha preguntado a los cabildos qué les parece su enmienda y, en concreto, al Cabildo de Gran Canaria, del que usted es consejero, y del que pretende rebajar un 40% de lo previsto en el proyecto de ley, casi 500.000 euros; o qué ocurriría en el Cabido de Tenerife, al que pretende rebajarle 3 millones; o los 500.000 euros del Cabildo de La Palma.

Por lo que respecta a la enmienda 57, nos propone un alta para incorporar personal innovador al tejido productivo por 700.000 euros. En esta ocasión no ha tirado de las cantidades destinadas al gasto de la receta farmacéutica sino de cantidades previstas para atender gastos de informática. Señor Rodríguez, lamento decirle que tampoco podemos en este caso atender su sugerencia, ya que consideramos que la cantidad consignada en el proyecto de ley es la necesaria para hacer frente en este ejercicio a la incorporación al tejido productivo del personal investigador.

Por último, la enmienda número 58, por 250.000 euros, para becas universitarias, decirle que con la cantidad destinada en el proyecto de ley se consigue que ningún estudiante que cumpla con los requisitos se quede sin beca.

En definitiva, señor Rodríguez, los Grupos Socialista y Nacionalista, por las razones que le hemos explicado, no podemos aceptar ninguna de sus enmiendas y consideramos que el proyecto de ley presentado por el Gobierno, con las modificaciones presentadas por nuestros grupos, es el más adecuado para atender las necesidades sociales más perentorias, para adoptar medidas que fomenten el crecimiento y el empleo y, en tercer lugar, para satisfacer determinadas deudas por la insuficiente dotación presupuestaria.

Muchas gracias.

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señor diputado.

Por parte del Grupo Nacionalista Canario, don José Miguel Barragán, por tiempo de quince minutos tiene usted la palabra.

El señor Barragán Cabrera: Gracias, señor presidente. Buenos días, señorías.

Estamos ante una posibilidad que, ante una relajación de los cumplimientos del déficit hacia España, cuando llega esa relajación a España, el Estado se queda con la mayoría de la capacidad del déficit. Como ustedes saben, hasta el día de hoy no sabemos en qué se va a emplear ese déficit, si se va a emplear en los ciudadanos -como estamos discutiendo aquí hoy, donde el Gobierno tiene una propuesta y donde la Oposición nos hace alternativas a un dinero- o dónde se va a emplear esa capacidad de déficit que se les ha dado a otras comunidades autónomas, si están discutiendo un crédito extraordinario para emplear esa nueva capacidad de déficit en los ciudadanos o está para enjugar lo que son las deudas, en este caso del Estado o de esas comunidades autónomas.

Tenemos la tremenda fortuna de estar discutiendo aquí hoy cómo repartimos 206 millones de euros en Canarias y nos encontramos y no estamos de acuerdo en cómo ha llevado el Estado esta discusión. La ha llevado hasta el 31 de julio, que es cuando nos enteramos de la capacidad que tenemos. El Gobierno ha trabajado durante el mes de agosto para que a principios de septiembre, cuando esta Cámara abre sus puertas, en el inicio del curso escolar tengamos un proyecto de ley en la Cámara.

¿Y qué nos encontramos ante esa posibilidad y sabiendo todas sus señorías que este es un dinero que tenemos que gastar antes del 31 de diciembre? Pues nos encontramos con la responsabilidad de los grupos de la Oposición, que por si era ya tarde el tiempo que teníamos para ejecutar ese presupuesto, lo que le proponen al Gobierno es una enmienda a la totalidad porque dicen no estar de acuerdo con el fondo del reparto del dinero. Si esto hubiera ocurrido, el Gobierno, estaríamos todavía en octubre discutiendo un dinero que tendríamos que gastarnos, primero ingresarlo de la banca y, segundo, gastarlo antes del 31 de diciembre. Eso es lo que nos proponían en esa enmienda a la totalidad, bajo la aureola, bajo el discurso de que estaban tan preocupados por la situación de la ciudadanía que lo que pretendían con la enmienda a la totalidad es precisamente que no se gastara ni un duro, porque, si no, no tendría otra explicación.

Pero, bueno, pasado el tiempo de la enmienda a la totalidad, decíamos, "bueno, pues, ahora nos encontraremos con esas enmiendas al articulado, la enjundia, ¿no?, el discurso político que ha sustentado la enmienda a la totalidad". En el caso del Partido Popular, que dice que está plagado de favores políticos el tema del presupuesto, resulta que no van a ninguno de esos favores políticos, sus enmiendas, sino que las enmiendas van al pago de la farmacia y a una sentencia de Trasmediterránea. Y precisamente don Jorge Rodríguez, que aquí nos ha dado lecciones de que lo que tiene que hacer el Gobierno es pagar a los proveedores, resulta que ahora farmacia no es un proveedor. En esta legislatura, cuando se han aprobado las proposiciones no de ley, las mociones sobre el gasto de farmacia, sí son proveedores. Es un dinero que va destinado a los ciudadanos, es decir, son farmacias que consumen los ciudadanos, pero ahora hete aquí que cuando llegamos a la época de las enmiendas farmacia no son proveedores, "eso déjelo usted, mantenga usted el gasto ante la previsión que tiene el Gobierno de pagar ese gasto de farmacia". Eso es lo que nos propone don Jorge Rodríguez.

Pero, frente al gasto de farmacia, que es un gasto a proveedores de unos farmacéuticos, vemos las enmiendas también en el apartado de sanidad. Empecemos con el acelerador. Resulta que el Partido Popular, cuando gobernaba la Consejería de Sanidad -y admito la corresponsabilidad de esa gestión, no me echo fuera, como ellos hacen ahora cuando hablan de otras áreas del Gobierno-, resulta que compramos un acelerador en el año 2009. Lo meten en un almacén y sacan pecho diciendo que han comprado un acelerador, y resulta que, 2010-2011, esa consejería que tan eficaz era gestionando... ¿dónde está el búnker? El búnker lo ha tenido que sacar este Gobierno deprisa y corriendo, con una licitación que ya está hecha, para que se construya en doce meses para poder poner en marcha un acelerador. Resulta que en sanidad, cuando nosotros hacemos la reivindicación del dinero ante el Estado, dicen: "lo que hace falta no es dinero, lo que hace falta es eficacia en la gestión del gasto público". Muchas gracias por demostrarnos que, efectivamente, en el tema del búnker la eficacia fue eficacísima. Pero es que además el Gobierno también, el 2 de septiembre, acuerda un gasto de 10.800.000 euros para precisamente dotar del siguiente acelerador en la provincia de Las Palmas o, mejor dicho, para las islas de Lanzarote, Fuerteventura y Gran Canaria. Y todo eso está en marcha y ya lo ha acordado el Gobierno. No son entelequias, no son cuestiones de futuro, está acordado para que se pueda licitar.

Y en el tema de las listas de espera, en el tema de las listas de espera hay varias soluciones. Efectivamente, el Gobierno de Canarias optó en estos presupuestos por que en las jubilaciones, las nuevas personas que se estaban contratando pudieran ser contratadas por la tarde para tener personal por la tarde también para hacer las operaciones. Pero para hacer una operación hacen falta muchas cosas: la infraestructura, el personal y los suministros para hacer la operación. Y entonces lo que ha hecho este Gobierno con esa cuestión, y hablando de la eficacia... ¡Y ustedes resulta que ahora, que llevan con el discurso de la eficacia durante todo el tiempo, ahora resulta que el problema de sanidad se resolvía con más dinero! ¡Ah! ¡Ya no es la eficacia, señora consejera, ahora, cuando se toca la verdad, ahora resulta que lo que hay que poner es más dinero para las listas de espera!

Pero lo cierto es que estamos ante una situación de contención de las listas de espera. Por lo menos tenemos ese dato, dato que evidentemente la Oposición no comparte pero ese es el dato oficial que manejamos, y ya veremos si efectivamente las medidas que está poniendo el Gobierno en marcha, de hacer más eficaces los quirófanos por la mañana y con este nuevo personal intentar operar también por las tardes, los porcentajes que se están planteando, más los 17 millones de euros que se ponen para personal, para suministros, en este caso suministros hospitalarios para esas operaciones que se van a poner en marcha, vamos a ver si con esos recursos y una parte de esto de que estoy hablando también va a la privada para reforzar las necesidades de las listas de espera, vamos a ver si efectivamente estamos ante una política que puede dar resultados y puede empezar a aminorar las listas de espera.

Pero fíjese que la propuesta que nos hace el Partido Popular en listas de espera es destinar, quitarle el gasto farmacéutico del HUC, un millón de euros, para ir a las entidades privadas; quitarle el gasto farmacéutico del Doctor Negrín, un millón, para dárselo a las privadas. El gasto farmacéutico en general para las entidades privadas, también para que hagan las operaciones en los hospitales. Y la Atención Especializada en Tenerife, también el gasto corriente para las entidades privadas en los hospitales. Es decir, yo sé que ustedes están por la privatización de la sanidad, lo sabemos, estamos viendo que cada día lo que no era copago, cada día hay más decisiones de la ministra de Sanidad en cuanto al copago, también lo sabemos, pero, hombre, que ya intenten presentándonos unas enmiendas sacando dinero de los hospitales públicos para dárselo a los privados, aquí por supuesto que no se lo vamos a permitir.

Estamos completamente de acuerdo, señorías, y siempre lo hemos defendido, en que para defender la sanidad y para atender la atención a las personas es necesario compatibilizar lo público y lo privado. Estamos completamente de acuerdo. Ahora, yo veo más un favor político, señor Jorge Rodríguez, lo que usted hace aquí, beneficiar a los privados en la sanidad que defender lo público. No, no, no se me altere, es usted el que usa las palabras "favores políticos", es usted el que las usa (Ante los comentarios que se efectúan desde los escaños).

Señorías, y ahora vamos a hablar del tema de la pobreza. Les dije a los dos portavoces que esperaba que, aparte del discurso, grandilocuente, que se pegaron en la Comisión de Presupuestos, les decía, "oiga, tienen ustedes tiempo, tienen ustedes tiempo de llegar al pleno y demostrarnos la falsedad que están diciendo sobre lo que aprobó este Parlamento y la ficha financiera que hay, en este caso, en el crédito y en el suplemento de crédito extraordinario". La ficha financiera aprobada para este año, y respeto que ustedes digan, "es insuficiente y yo pido más", y eso es correcto, pero decir que no se ha cumplido la ficha financiera que aprobó este Parlamento es completamente falso, y lo voy a demostrar con los datos. Presupuesto aprobado para suplementar los créditos del año 2013 en la estrategia contra la pobreza, emergencia social, 2 millones, 2 millones en dos partidas de un millón, que están en el crédito; la PCI, un millón y medio, hay 2.382.000; los comedores escolares, 2,5 millones, hay puestos 2.700.000; en empleo social, 5 millones, hay puestos 5.300.000; y queda la partida de la que ustedes hablaban, creo que se llamaba... la de 3 millones, la ayuda a domicilio. ¿Perfecto, no? Bien. Si leen tanto, ustedes deben saber, porque llega a este Parlamento, todos los créditos y los cambios de crédito que hace el Gobierno y el Gobierno, cuando se estaba discutiendo aquí la estrategia, ustedes saben que existía un fondo de prestaciones económicas para cuidar a los dependientes en casa, que teníamos presupuestado, que el Gobierno cambia los criterios y dice que ya ese dinero no puede ir ahí. ¿Qué hace el Gobierno? El Gobierno, al no poder gastarse ese dinero en esa partida, saca 3 millones y hace un cambio de ese recurso, porque ya no se lo puede gastar en eso porque el Estado nos ha puesto una condición y, por lo tanto, no se puede gastar. Y se reorientan 3 millones de euros, se reorientan 3 millones de euros, a la ayuda a domicilio, inmediata, para gastarla antes del 31 de diciembre. Por lo tanto, señorías, la ficha desde ese punto de vista también se ha cubierto.

Y después tenemos el otro bloque de partidas que supuestamente van a la innovación, a la emprendeduría y demás. Que nosotros coincidimos, tiene que haber también, es decir, todo no va a ser los problemas graves que tenemos en la parte social sino que también tenemos que preocuparnos y ocuparnos de la dinamización local. Y entonces el señor Jorge Rodríguez nos lanza y nos dice la gravedad de los datos, que es verdad, del empleo en Canarias. Y nosotros estamos de acuerdo, la situación es grave, es complicada y tenemos que darle solución.

Y con el tema empresarial ya le expliqué el otro día en la comisión que hay una serie de bloques de actuaciones que están poniéndose en marcha, como son los instrumentos financieros, siguiendo la imagen, la corriente que hoy impera en Europa y también que está imperando en el Estado español de ir más a estos instrumentos financieros que a la subvención pura y dura. Y en ese sentido el Gobierno tiene un paquete de acciones, hay algunas que incluso pude ver en el boletín en estos días que están publicándose para que puedan acceder los empresarios, como la contratación de trabajadores.

Pero me gustaría preocuparme de su preocupación por el empleo. Señorías, el otro día oí al presidente de su grupo decir: "es que van ustedes a la ejecución del presupuesto y hay 54 millones sin ejecutar", del 2012 decía, ¿no? ¡Ah!, pues, mire, cuando vea la del 2013 se echará a temblar, porque todavía, a fecha de hoy, que vamos a entrar en octubre, que se va a aprobar dentro de una semana el Presupuesto General del Estado, el Estado no ha transferido los recursos de empleo para Canarias. ¡Ah, no tiene nada que ver!, adelántenlos, ¿no?, adelántelos (Ante comentarios que se efectúan desde los escaños). Bueno, reconocido el gasto... -sí, vale, vale, si no se lo discuto-. ¿Está reconocido el gasto? No está reconocido. Sabe usted perfectamente, sabe usted perfectamente... -cálmese, cálmese, hombre, cálmese, tranquilo, tranquilidad, si tiene cinco minutos de intervención ahora-, sabe usted perfectamente que el acuerdo alcanzado en la comisión, hay un escrito de Hacienda que dice "hasta que no lo tenga aprobado Hacienda eso no es nada". Y debe ser así cuando la ministra en dos ocasiones, en el Congreso y en el Senado, no se ha atrevido a certificar que esos dineros vienen para Canarias. Lo único que ha dicho, dice: "llegarán antes del 31 de diciembre". Eso es lo que ha dicho por ahora.

Pero usted dice: "no, es que eso está aprobado". Mire, aprobado teníamos en el convenio de aguas, que volvimos a renegociar con el Partido Popular, 36 millones de euros. ¿Sabe lo que estamos haciendo aprisa y corriendo ahora, precisamente por estar firmado con ustedes, veinte y pico millones que nos lo han recortado o, mejor dicho, nos los dejan en 23? Hablando con todos los empresarios, con las obras adjudicadas, pidiéndoles, por favor, que no certifiquen antes del 31 de diciembre, porque es que nos acaban de recortar otros 10 millones o 14 millones, para ser más exactos, del convenio de aguas. ¿No lo sabía? Pues ya lo sabe.

Señorías, en definitiva, no podemos aprobar estas enmiendas, y porque en el discurso del propio Partido Popular 40 millones de 206 millones y cargándose además la partida de Trasmediterránea, que nos daría la obligación de pagar más intereses durante el año que viene por no liquidarla; o liquidar el gasto de farmacia, para encontrarnos al día siguiente una comparecencia o una proposición o una moción en este Parlamento de que por qué no pagamos el gasto de farmacia, como lo hemos oído en más de una ocasión, no, la demagogia la van a hacer a otra parte. En este Parlamento seguimos jugando en serio.

Gracias.

El señor vicepresidente primero (Cruz Hernández): Gracias, señor diputado.

Para fijar posición en relación a este proyecto de ley y la posición de las enmiendas, por el Grupo Parlamentario Mixto, por tiempo de cinco minutos, don Román Rodríguez tiene usted la palabra.

El señor Rodríguez Rodríguez: Señor presidente. Señorías.

Yo cuando escucho a algún portavoz me pregunto que dónde queda la política, dónde quedan las prioridades, porque con esa lógica cualquier gobierno que haga cualquier ley sería inmodificable porque, desde su perspectiva, las prioridades son las que pone. Cuando ahora el señor Rajoy presente la Ley de Presupuestos del Estado aplicaría los mismos argumentos que el señor Mayoral y no cabría modificar un euro. Pero es que en política los recursos son siempre menos que las necesidades, en tiempos de crisis y en tiempos de bonanza. Hay que decidir y ustedes deciden hacer un crédito preventivo por si hay desviación presupuestaria de 40 millones, ¿eh?, y dejan en la estacada a la gente que no tiene que comer, a la gente que tiene una dolencia para operarse. Esa es su prioridad, hacer un crédito preventivo para las farmacias y la nuestra es más dinero para la pobreza y más dinero para las listas de espera, y eso lo saben los ciudadanos y al que no lo sepa se lo haremos llegar. De manera que elijan.

Porque vienen ustedes con la cantinela de los 40 millones de subpresupuestación en el año 2010. ¿Saben quién era el presidente en el año 2010?: el señor Rivero. Y ahora vienen, cuatro años después, con que si hubo poca presupuestación. Oiga, ¿y el año 12 quién hizo la Ley de Presupuestos?, ¿por qué no presupuestaron bien? Porque yo lo dije en la comisión, ¿por qué no presupuestaron bien este año? Ustedes me dijeron que lo que presupuestaban en farmacia era suficiente y ahora vienen con el rollo de que no es suficiente y que es más importante gastarse las perras en una previsible desviación presupuestaria. Pero, oiga, es que nosotros somos mayores, prioricen, y si no priorizan, aténganse a las consecuencias, que este Gobierno en esta ley no ha hecho lo que dijo, ha tapado agujeros, ha tapado agujeros. Porque lo de los cabildos... vamos a hablar de los cabildos. Ahora resulta que deudas pendientes -y algunas averiguaremos qué sustento tienen, escuchen lo que les digo- del 2006 son más prioritarias que la pobreza. ¿Por qué?, porque lo han decidido ustedes, porque lo han decidido ustedes, porque les interesa a ustedes políticamente, pero eso no es lo que interesa a la ciudadanía. ¿Por qué no ponen la mitad este año y la mitad el próximo año?, ¿y por qué no lo han hecho el año pasado y el anterior? Ahora resulta que el crédito extraordinario que ustedes han anunciado que era para los pobres, que era para las listas de espera, que era para la economía, lo han dedicado a tapar agujeros. Díganlo, sean consecuentes, digan: hemos dedicado las perras a pagar lo que debemos. Oiga, una decisión política, pero no digan una cosa y hagan la contraria.

Y sobre las listas de espera dicen: "tráigannos un plan". Mire, yo me siento bien pagado aquí como diputado -no sé si todo el mundo piensa lo mismo-: estoy dispuesto a colaborar con el departamento de Sanidad para que haga las cosas bien, gratis, y hacemos un plan contra las listas de espera aquí, que algunos tenemos experiencias, algunos tenemos experiencias. Pero ahora no hay plan de lista de espera, hay un rollo, habladurías, palabrerío. La situación es de deterioro flagrante, el deterioro de las listas de espera es... Lo que han hecho es depurar las listas de espera, que aquí hay gente que hemos nacido en el mundo de la sanidad y no están poniendo recursos adicionales de forma significada. Y como no concretan nada es imposible de evaluar. Es que el plan de la pobreza es evaluable porque por lo menos se concretó. Nosotros no estamos de acuerdo, no estamos d e acuerdo, pero se concreta. Pues traigan aquí un plan contra las listas de espera, tráiganlo aquí, escritito. Lo discutimos y el Gobierno hace luego lo que quiere, pero lo discutimos, con objetivos, con medios, con tiempo, con resultados previsibles.

Por eso nosotros no entendemos esta lógica del Gobierno. ¡Oiga!, asuman ustedes la responsabilidad de que han decidido colocar las perras para pagar deuda, oiga, pero no vengan aquí a decir: "¡frente a las otras comunidades que utilizan el crédito para tapar agujeros, nosotros hacemos una ley, que se va a destinar a las políticas sociales, a reactivar la economía...!" ¡Eso no es verdad, hombre, eso no es verdad en esta ley! Y, por lo tanto, no lo podemos aceptar.

Si ustedes cambiaran estos 34 millones, que a ustedes les parece poco porque dicen que si las enmiendas no alcanzan un volumen del total del presupuesto las enmiendas están desvaloradas, pues, esperaremos al próximo presupuesto... Si nos aceptan estas enmiendas, nosotros votamos la ley, si nos aceptan estas enmiendas nosotros votamos la ley, porque nos parecería que con estas enmiendas se reconduce parte de los objetivos que ustedes dijeron y que nosotros seguimos pretendiendo (Se reincorpora a su lugar en la Mesa el señor presidente).

En definitiva, señorías, no son convincentes los argumentos. Son legítimos, son legítimos, son sus prioridades, no son las nuestras. Aquí no se ha trabajado para reactivar la economía, aquí no se ha trabajado para resolver los problemas de fondo.

Y acabo, señor presidente, si me lo permite... Existen recursos limitados, de eso somos plenamente conscientes, y han puesto ustedes 40... El consejero de Hacienda dijo aquí el otro día que no había deuda con farmacia y yo tengo una respuesta parlamentaria de agosto, que no hay deuda con farmacias. Es previsible que se produzca porque ustedes presupuestaron mal, no hace diecisiete años, hace ocho meses, ocho meses, y, por cierto, en ese momento dijeron que estaba bien presupuestado. Bueno, pues, a lo mejor hay que reservar 20 millones y los otros 20 dedicarlos a las listas de espera y a la pobreza, porque yo creo que es más prioritario. Es decir, nosotros, de estar allí, hubiéramos dedicado la mitad de ese crédito como mínimo a la pobreza y a las listas de espera, porque nos parecen más importantes que pagar el cien por cien de las farmacias este año a todo el mundo; nos parece más importante, más prioritario. Preferimos alguna atención ahí que la atención de los pobres o de los enfermos, la preferimos, y eso se llama prioridad política, gobernar para la mayoría, y es lo que esta ley no hace y nosotros, si no se aceptan las enmiendas, no la votamos.

El señor presidente: Muchas gracias, don Román Rodríguez.

Don Jorge Rodríguez, por el Grupo Parlamentario Popular.

El señor Rodríguez Pérez: Señor presidente. Señorías.

Señor Barragán, puedo comprender que usted suba a esta tribuna a hacer un discurso para los suyos, pero no puedo admitirlo. No podemos admitirlo porque, ¿sabe por qué?, porque aquí de lo que estamos hablando es del bienestar de la gente, de los problemas de la sociedad canaria. Por eso no se lo puedo permitir.

A juzgar de verdad por la distribución que ustedes hacen de los 206 millones de euros y de que se acuerden ahora de resolver una insuficiencia presupuestaria en el caso de las farmacias, tengo que llegar a la conclusión de que ustedes pretenden combatir las listas de espera con aspirinas y nosotros pretendemos combatirlas con un verdadero choque, con un verdadero plan de choque, que el presidente del Gobierno de Canarias se ha comprometido varias veces en esta Cámara a hacerlo y estamos todavía sin verlo. Nosotros lo traemos con estas enmiendas que hemos aportado a este proyecto de ley.

Por otra parte, señor Barragán, procure tomar lecciones de economía y de derecho para poder saber la diferencia que existe entre privatizar un servicio público y hacerlo mediante la gestión indirecta con una empresa colaboradora sin que la Administración pierda la titularidad pública de ese servicio. ¡Déjense de demagogias cuando hablan de que el Partido Popular pretende privatizar servicios públicos! ¡Falso, falso de falso!

Ustedes, señorías, van a apoyar una propuesta del Gobierno que solo sirve para un discurso político, pero no para resolver los problemas de los canarios. El camino que el Gobierno de Canarias ha elegido, con este proyecto de ley, con este reparto, no lleva a ninguna parte, pero a ninguna parte. Es el camino que solo persigue que nada cambie para que todo siga igual, ¡y seguirá igual! Tenían ustedes la oportunidad con este proyecto de ley de plantar cara al paro, plantar cara a las listas de espera, plantar cara al abandono escolar. El Gobierno de Canarias está perdiendo una gran oportunidad. El Gobierno de Canarias ha dispuesto de una herramienta muy poderosa, nada menos que 206 millones de euros, para combatir el paro, 206 millones de euros para resolver las listas de espera, 206 millones de euros para empezar a reactivar nuestra economía y con ella la esperanza de los canarios en su futuro, 206 millones de euros para amortiguar, por ejemplo, la angustia de las familias que están en peligro de desahucio y poner en marcha soluciones como las que les hemos propuesto con nuestras enmiendas. Desgraciadamente, desgraciadamente, lo único que hacen ustedes es trasladar desaliento a los canarios. Con nuestras enmiendas hemos pretendido, pretendemos todavía, vencer las dificultades que aquejan a los canarios.

Señorías, el partido que sabe que de la esperanza de los canarios va a salir y nacerá un futuro mejor es el Partido Popular.

Y, finalmente, como creo, señorías, que cada uno que me escucha tiene formado su criterio, a su criterio y a su conciencia dejo el que estimen o desestimen nuestras enmiendas.

Señor presidente, muchas gracias.

El señor presidente: Muchas gracias, don Jorge Rodríguez.

Por el Grupo Socialista Canario, don Emilio Mayoral.

El señor Mayoral Fernández: Señor presidente. Señorías.

Don Román, sabe que le aprecio, lo sabe porque llevamos muchos años que nos conocemos, pero, mire, le voy a decir una cosa: yo creo que la gente a la que usted se dirige no es ni a los ciudadanos ni a los que están aquí, es a los que están ahí arriba. ¿Verdad? Y le voy a decir que las poses, las poses, las formas, las sobreactuaciones, el gritar más en la tribuna, no le da más razón, no le da más razón.

Mire, usted ha mezclado, y por eso le digo que hay que actuar y decir las cosas con cierto rigor, porque usted ha mezclado -y sabe esto porque se lo he dicho en privado-, no tiene nada que ver una ley presupuestaria con una ley de crédito extraordinario y suplemento de crédito, y están mezclando. Las técnicas que están utilizando para destinar fondos presupuestarios, presupuestarios, en este caso, en una ley de presupuestos es una política donde usted tiene distintas alternativas y a través de las enmiendas plantea sus alternativas en partidas presupuestarias distintas. La ley de crédito extraordinario y suplemento de crédito no es para eso, no es para eso. La ley de crédito extraordinario, si lo sabe, un crédito extraordinario significa que existe una insuficiencia de crédito o bien una falta de crédito en el caso del crédito extraordinario o insuficiente en un suplemento de crédito para hacer frente a gastos en estos momentos que son inaplazables y no se pueden hacer en el ejercicio siguiente. Luego, por lo tanto, por lo tanto, no son alternativas distintas. Si usted viene con una ley de crédito extraordinario a decir "no tengo suficiente partida presupuestaria en farmacia, porque falta, porque está demostrado que de aquí al 31 de diciembre va a haber un gasto". Y, por lo tanto, si falta y trae una ley de crédito extraordinario o un suplemento de crédito para dotarla, es para eso. No puede usted decir, "no, la alternativa es...". ¿Porque la alternativa qué es?: ¿dejar de pagar los medicamentos?, ¿que los usuarios no tengan medicamentos? No. Es que usted confunde -por eso hablo del rigor- deuda con consignación presupuestaria. Mire, puede haber consignación presupuestaria y tener deuda, porque se tarda en pagar. Pero en este caso estamos hablando de insuficiencia de crédito, no de deuda, sino insuficiencia de crédito para luego poder tener deuda. Se puede pagar más tarde, sí, pero se tiene que tener una partida presupuestaria, ¿vale? ¡Sí señor!, tenemos que tener las partidas presupuestarias dotadas para hacer frente a las consignaciones, y eso es lo que se pretende. Que por razones históricas, no sé qué historia, desde el año 2011 se viene presupuestando mal, pero se viene presupuestando mal, ese es un hecho, el que sea culpable, pero ese es un hecho, y hay que decirlo con rigor.

Y le digo una cosa: ¿a los cabildos se les debe. Oiga, si se les debe, se les debe, pero si usted y yo estábamos en el Cabildo de Gran Canaria y nos partíamos la cara para que el Gobierno nos pagase deudas de atrás. ¿No se acuerda?, ¿no se acuerda? Y ahora usted sigue estando y yo no. ¿Qué pasa, se la deja de partir porque está en la Oposición? No, no, no, no, no; rigor, rigor y rigor. No se puede venir aquí, cuando nos interesa hacer un debate y cuando no, otro. No se puede, como decía el señor Barragán, traer aquí en un momento determinado una moción para los gastos farmacéuticos y para que se paguen, y hacer preguntas. No, no, no, yo le he leído antes las preguntas que usted hizo y textual. Y es verdad que la moción y la interpelación fueron del Grupo Popular, pero usted hizo una pregunta concreta e interpeló al consejero de Hacienda y a la consejera de Sanidad en ese sentido. ¡Hombre!

Yo creo que hay que ser y hay que actuar con rigor. Yo también sé hacer un discurso de ese tipo, lo que pasa es que como voy cumpliendo edad pienso que ya no sirve para nada, ¿entiende?, que es lo que muchos ciudadanos están pensando de nosotros habiendo este tipo de discursos.

Vamos a actuar con rigor, demos datos, debatamos y lleguemos a conclusiones, pero no con estas poses. Usted creerá que tiene razón, y es verdad que igual puede tener razón, pero si nadie niega que esas partidas presupuestarias que usted plantea en sus enmiendas queramos todos incluirlas y aumentarlas. Lo dijo el consejero de Hacienda: si me hubieran dado, en vez de 206 millones, 400, pues, tendríamos doscientos... Ojo, con sus enmiendas todavía nos daba para aumentar mucho más. Cumpliríamos todavía mucho más.

Por lo tanto, don Román, no se enfade por mi intervención, porque la respuesta que ha dado, me ha gritado tanto que yo decía, "hombre, tampoco es para tanto".

Yo creo que, con rigor, en las políticas presupuestarias sí, hay alternativas. Usted puede destinar unas partidas a una cosa y usted dice, "no, mi ideología dice que tengo que ir por este otro lado". Muy bien. En los créditos extraordinarios, repito, está mal. O se vota "sí" o se vota "no", pero no caben enmiendas.

Gracias.

El señor presidente: Muchas gracias, don Emilio Mayoral.

Para concluir el turno de los grupos parlamentarios, don José Miguel Barragán Cabrera, por el Grupo Nacionalista Canario.

El señor Barragán Cabrera: Gracias, señor presidente.

Empezaba el señor Jorge Rodríguez diciendo que yo hablaba para los míos, cuando es vox pópuli en esta Cámara que cuando usted habla nunca ha hecho un discurso para las personas, sino siempre para conseguir el aplauso de su grupo. Pero, en fin, a mí no me importa hablar para los míos, para los que están fuera, hablar para todo el mundo. Pero usted, en el discurso que estaba haciendo, resulta que al final se contradice, porque termina, intentando dar un discurso diciendo que habla para todo el mundo y termina el discurso diciendo: "y si alguien les da esperanza a los ciudadanos de Canarias, ese será el Partido Popular". No, hombre, no estaba usted en el mitin del Partido Popular, está aquí, aquí, en la sede parlamentaria, donde tiene una mayoría que no es del Partido Popular.

Señorías, quería empezar también por decir alguna cuestión. El otro día vi algunas declaraciones de algunos diputados del Partido Popular de Lanzarote cuando se presentaban las enmiendas diciendo que "cómo castigaban a Lanzarote, que eso lo iban a corregir ellos, que hasta dónde estaban, mira 3 millones para el hospital de Fuerteventura, que aquí no había nada...". Todas esas cosas están recogidas en los medios de comunicación de Lanzarote. Bueno, esperábamos una horda de enmiendas del Partido Popular e incluso del PIL para enmendar la plana. Bueno, la enmienda del PIL la retiró porque la nuestra era mayor. ¿Y las del PP cuáles son, esas enmiendas para mejorar y enmendar la plana de los presupuestos? ¡Sí, sí, 3 millones por Baleares, por Baleares, en el mismo tema del petróleo vienen los 3 millones! (Ante un comentario que se efectúa en la sala.) Es verdad, de Baleares está llegando el dinero del petróleo a Lanzarote, pero no a todos, no a todos.

Señorías, dicho esto, que me faltó en la intervención de antes -veo que provoco pasiones dentro de mis compañeros del Partido Popular-, dicho esto, vamos a entrar en algunos de los detalles que decían ustedes antes. 206 millones de euros, y hacen un discurso sobre los 206 millones de euros, pero en realidad lo que enmienda el Partido Popular no son más de 40 millones de euros.

Y además, vuelvo a insistir, se ha dicho también por parte de don Román Rodríguez, dice, "oiga, y ¿por qué no cogió y les paga la mitad a los cabildos ahora y la otra mitad la deja para tal?". Hombre, ¿y por qué no quitó usted la enmienda de la carretera de La Aldea y pone los 4 millones, tan preocupado que está por los temas de la sanidad y demás? ¿O hubiera usted enmendado a los cabildos con los 20 millones y les hubiera dicho, "mire, les quito 20 millones a los cabildos y lo pongo allí". ¿Por qué no lo hace si tan seguro está de que hay que deslizar las deudas pa'delante? Pero en ese discurso los cogeremos un poquito más adelante cuando volvamos a tener problemas con farmacia o cuando aquí, en la Comisión de Cabildos, los cabildos nos reivindiquen el pago de las transferencias pendientes. Pero además, el pagarles el dinero a los cabildos, frente a lo que ustedes están planteando, es darles también una capacidad nueva de recursos a esas instituciones. Otra cosa es que usted vigile dónde va el dinero que ahora ha ingresado el Cabildo de Gran Canaria, a ver si va destinado a la pobreza o a la sanidad, o el de Fuerteventura o el de Lanzarote o el de cualquier otra isla. Porque esos dineros ya están gastados y, por lo tanto, es un dinero que ahora los cabildos pueden destinar a otras funciones si lo creen conveniente. Porque no es que tengan una deuda en el banco que les esté creando intereses y que ahora vaya a abonar esa deuda con intereses al banco. Por lo tanto, también estamos facilitando que hay una parte del dinero para esas corporaciones locales que también tienen que hacerles frente a los mismos problemas o, mejor dicho, a uno de los problemas que estamos planteando aquí, me refiero a las corporaciones locales y en este caso a los cabildos. También contribuyen, también colaboran a paliar los efectos que tiene la pobreza sobre la ciudadanía de Canarias.

En definitiva, nos vienen ustedes con una palabra grandilocuente también diciendo: "si aprueban las enmiendas, el Gobierno está salvado, si el Gobierno sigue con su política, el Gobierno está en los infiernos". Pero no es así, nosotros somos los que estamos gobernando y estamos convencidos de que hemos cumplido la estrategia que aprobó este Parlamento sobre la estrategia de la pobreza. Estamos convencidos de que, dentro de las disponibilidades presupuestarias y de las cosas que se están haciendo, y también de los compromisos del pago de farmacia de este propio Parlamento de Canarias, estamos convencidos de que estamos haciendo las cosas correctamente, y aceptamos y respetamos la diferencia de criterios.

Y termino con una observación al señor Jorge Rodríguez, que me quiere dar clases, lección en economía y derecho: las acepto todas, pero seguramente estaba usted tan ofuscado cuando yo estaba haciendo la diferencia entre privatización y lo que era lo que ustedes pretendían, que era prestar servicios a través de la privada aquí, que no me oyó. No se ofusque tanto cuando yo hablo, me atiende y a lo mejor me ahorro yo alguna de sus clases de economía y derecho, que viéndolo aquí hablar no sé yo si las cogería de usted o del compañero que tiene al lado.

Muchas gracias.

El señor presidente: Muchas gracias, don José Miguel Barragán.

Vamos a proceder entonces a la votación.

(El señor presidente hace sonar el timbre de llamada a votación.) (Pausa.)

Señorías, vamos a votar el dictamen de la Comisión de Presupuestos, Economía y Hacienda, sobre el proyecto de Ley de concesión de crédito extraordinario. Reitero que quedan admitidas, por asentimiento, las enmiendas técnicas que planteó el Gobierno, con la matización que hizo el portavoz del Grupo Nacionalista Canario, y se mantienen vivas para la votación, para el debate que ya fue, 30 enmiendas del Grupo Popular y 14 enmiendas del Grupo Mixto. Entonces lo que yo les pido a los dos grupos es cómo quieren que se voten.

En primer lugar, en primer lugar -perdone, don Román-, en primer lugar -se votan por orden de presentación-, el Grupo Parlamentario Popular, ¿cómo quiere...? Todas en bloque, perfecto. Muchas gracias.

¿Don Román Rodríguez?

El señor Rodríguez Rodríguez (Desde su escaño): ...(Sin micrófono.) no las va a votar nadie que no seamos nosotros. Pero estamos interesados en votar a favor de las siguientes del Partido Popular, para que tome nota, señor presidente: la número 2, la número 3, la número 5, la número 8 y la número 15.

El señor presidente: La 8 no, la 8 no existe.

El señor Rodríguez Rodríguez (Desde su escaño): ¡Ah, es verdad!, es verdad. Perdón, perdón, es verdad, es que tengo el papel de la comisión. Es verdad.

El señor presidente: La 5... Siga.

El señor Rodríguez Rodríguez (Desde su escaño): La 5 y la 15.

El señor presidente: La 15. Perfecto.

El señor Rodríguez Rodríguez (Desde su escaño): En el resto nos abstendremos.

El señor presidente: La 15, vale.

¿Entonces ustedes estas enmiendas aceptan votarlas por separado? Claro, porque lo ha pedido. Y las suyas, las del Grupo Mixto, en bloque.

Muy bien, yo creo que todos hemos entendido la votación. Entonces, para no complicarla, vamos a votar en primer lugar las enmiendas del Grupo Parlamentario Popular que el Grupo Parlamentario Mixto ha pedido votar por separado. ¿Les parece bien?, porque ya a partir de ahí son todas en bloque.

Son, al preámbulo, la 2 y la 3, que yo sepa; al anexo II, la 5 y al anexo IV, la 15. Comienza la votación (Pausa).

Resultado: 55 presentes; 23 a favor, 32 en contra y ninguna abstención.

Quedan rechazadas.

Votamos ahora todas las enmiendas restantes del Grupo Parlamentario Popular al preámbulo, a la disposición final tercera, al anexo II, que es el crédito extraordinario, y al anexo III, que es el suplemento de crédito, y al anexo IV, que es la modificación del presupuesto del Servicio Canario de Salud, todas las enmiendas restantes del grupo parlamentarios a esas secciones. Comienza la votación (Pausa).

Resultado: 56 presentes; 21 a favor, 33 en contra y 2 abstenciones.

Quedan rechazadas.

Votamos ahora, señorías, todas las enmiendas del Grupo Parlamentario Mixto, que creo que no haya que explicarlas porque las tienen ustedes. Comienza la votación (Pausa).

Resultado: 56 presentes; 2 a favor, 33 en contra y 21 abstenciones.

Quedan rechazadas.

Votamos ahora, señorías, por lo tanto, la ley y vamos a votarla toda en conjunto: el título, el preámbulo, las disposiciones finales, primera, segunda y tercera, cuarta, quinta y sexta y los anexos I, II, III, IV, V y VI. Todo el conjunto de la ley. Comienza la votación (Pausa).

Resultado: 56 presentes, 33 a favor, 23 en contra, ninguna abstención.

Queda aprobado el proyecto de ley.

El señor consejero de Economía, Hacienda y Seguridad, don Javier González Ortiz, ha pedido la palabra para una intervención.

Sí, sí, desde ahí.

El señor consejero de Economía, Hacienda y Seguridad (González Ortiz) (Desde su escaño): Gracias, presidente.

Tenía previsto hacer alguna intervención con el detalle de la ley, pero, después de oír las intervenciones de algunos de los portavoces, para no introducir nuevos elementos sobre el debate, creo que ha quedado suficientemente demostrado cuál es la posición de unos y de otros grupos y cuál es el objetivo de esta ley, y que esta ley es posible gracias a que el Gobierno de Canarias ha mantenido el control presupuestario, simplemente termino por agradecerles a los diputados y diputadas y a los servicios de la Cámara la agilidad en la tramitación de esta ley. Que, dado el retraso que se produjo en la aprobación de los objetivos de estabilidad nos permitirá poder afrontar, no sin dificultades, pero sí nos permite afrontar estos gastos extraordinarios de aquí a final de año.

Somos capaces, por tanto, de aprobar una ley en veinte y pico días; en este caso, era más necesaria que nunca.

Muchas gracias a todos.

El señor presidente: Muchas gracias, señor consejero, don Javier González Ortiz.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 8L/PL-0011 Sobre De concesión de crédito extraordinario, por importe de cincuenta y dos millones ciento veintidós mil quinientos ochenta y siete euros y setenta y siete céntimos (52.122.587,77), y suplemento de crédito, por importe de ciento cincuenta y cuatro millones trescientos diecisiete mil cuatrocientos doce euros y veintitrés céntimos (154.317.412,23), a los Presupuestos Generales de la Comunidad Autónoma de Canarias para 2013.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico