Diario de Sesiones 142/2018, de fecha 12/12/2018
Punto 6

9L/PPL-0029 DEBATE DE TOMA EN CONSIDERACIÓN. PROPOSICIÓN DE LEY DE LOS GRUPOS PARLAMENTARIOS NACIONALISTA CANARIO (CC-PNC), POPULAR Y MIXTO, POR LA QUE SE FIJA EL TIPO CERO APLICABLE A LA ENTREGA, IMPORTACIÓN, ARRENDAMIENTO O EJECUCIÓN DE OBRA DE DETERMINADOS VEHÍCULOS EN EL IMPUESTO GENERAL INDIRECTO CANARIO, Y SE ESTABLECE EL RÉGIMEN DE DEVOLUCIÓN DEL COMBUSTIBLE PROFESIONAL EN EL IMPUESTO ESPECIAL DE LA COMUNIDAD AUTÓNOMA DE CANARIAS SOBRE COMBUSTIBLES DERIVADOS DEL PETRÓLEO.

La señora PRESIDENTA: Vamos ahora con la iniciativa 7.1, la proposición de ley de los grupos parlamentarios Nacionalista Canario, Popular y Mixto, por el que se fija el tipo cero aplicable a la entrega de importación para el IGIC a determinados... ¿Perdón? Devolución del IGIC.

Tiene la palabra el secretario primero para leer el criterio del Gobierno.

El señor SECRETARIO PRIMERO (Cabrera González): Rosa Dávila Mamely, secretaria del Gobierno de Canarias para que conste y surta a efectos procedentes, en Canarias, certifica que en el acta de la reunión celebrada en consejo... por el Gobierno, el día 15 de octubre del 2018, figura, entre otros, el siguiente acuerdo, cuyo tenor literal se transcribe.

"El Gobierno, tras deliberar y, a propuesta conjunta de Presidencia, de la Consejería de Economía, Industria, Comercio y Conocimiento, de la Consejería de Hacienda, y de la Consejería de Política Territorial, Sostenibilidad y Seguridad, acuerda manifestar su conformidad a la tramitación de la proposición de ley de los grupos parlamentarios Nacionalista Canario, Popular y Mixto, por la que se fija el tipo cero aplicable a la entrega, importación, arrendamiento o ejecución de obra de determinados vehículos en el impuesto general indirecto canario, y se establece el régimen de devolución del combustible profesional en el impuesto especial de la Comunidad Autónoma de Canarias sobre los combustibles derivados del petróleo".

La señora PRESIDENTA: Gracias, secretario.

Empiezo a dar la palabra a los grupos de menor a mayor, por tiempo de siete minutos.

Grupo Mixto, señor Ramos Chinea. Siete máximo, lo que consideren los grupos. Gracias.

El señor RAMOS CHINEA: Gracias, señora presidenta. Buenos días, señorías.

Bueno, si nos situamos históricamente, en el siglo XIX, cuando apareció el primer automóvil, creado por Robert Anderson, allá entre 1832 y 1839, la lógica nos diría que hoy estaríamos ante una situación diferente, porque precisamente el primer coche que se creó fue un coche eléctrico. Pero luego, por diferentes circunstancias, como es el boom del petróleo y el desarrollo del motor de combustión, todo eso unido a la Primera Guerra Mundial, donde se necesitaban en el campo de batalla vehículos eficientes, vehículos que tuviesen una mayor autonomía, pues, hizo que se dejara a un lado el desarrollo del coche eléctrico y se apostase por el motor de combustión.

De hecho, fíjense ustedes que en 1900, en Estados Unidos, el 28 % de los vehículos que existían eran vehículos eléctricos.

Por tanto, hoy, situados ya en pleno siglo XXI, tenemos que tomar un rumbo nuevo, y viendo cómo ha sucedido todo, la situación actual que tenemos, con los problemas que se nos vienen del cambio climático, el calentamiento global, etcétera, pues tenemos que dar un paso decisivo hacia al descarbonización de nuestra sociedad. Y ese es el objetivo de esta ley, que convertirá en hechos muchos de los discursos que se han dicho en esta Cámara sobre sostenibilidad y la difusión de los vehículos eléctricos.

Porque lo que se busca con esta ley es rebajar fiscalmente y hacer más asequibles aquellos vehículos menos contaminantes, como son los vehículos completamente eléctricos, a través de establecer un tipo cero de IGIC y también a través de otra medida, la de proceder a la devolución del impuesto especial de los carburantes cuando hablamos de vehículos híbridos, que son también menos contaminantes.

Esta ley servirá, por tanto, como medida impulsora para la compra de este tipo de vehículos, y apostará por la revisión del sistema de movilidad interior para que pase de la quema de combustibles fósiles a un sistema de movilidad mucho más sostenible y respetuoso con el medio ambiente en el que las instituciones y la población de nuestras islas tienen que estar totalmente implicadas para conseguir la meta del 100 % de los vehículos eléctricos antes del año 2030. Porque si no ponemos desde ya nuestro granito de arena para la consecución de este fin, para que todos los vehículos de Canarias sean eléctricos y para conseguir que la gente empiece a invertir en este tipo de vehículos, entonces no conseguiremos llegar a esta fecha y haber hecho el cambio de todo el parque móvil de vehículos hacia los vehículos eléctricos, que permitan invertir en menos contaminación y entonces en más en sostenibilidad de nuestra tierra a través de dichos vehículos.

Por supuesto, no solo tenemos que fomentar la compra de estos vehículos con rebajas fiscales, también tenemos que trabajar desde las administraciones públicas para poner puntos de recarga y hacer más atractivo el uso de este tipo de vehículos en todas las islas. Y aquí es fundamental la coordinación con los cabildos insulares para conseguir situar esos puntos de recarga en los lugares más estratégicos de cada una de las islas.

Y este debe ser el camino en el que tenemos que implicarnos todos, por eso estamos de acuerdo los tres grupos que hemos presentado esta ley ante esta Cámara, porque entendemos que es un paso importante para conseguir la descarbonización y la eliminación de vehículos contaminantes de nuestras carreteras, con lo cual, esperamos que sumen el resto de grupos con sus posibles propuestas de mejoras del texto.

Y, por supuesto, entre las mejoras a proponer hemos de hacernos eco de las recomendaciones del informe del Gobierno de Canarias sobre los cambios a acometer en la proposición de ley. Y las tendremos en cuenta a la hora de tramitarlas, para afinar lo más posible y hacer una ley que tenga la máxima utilidad, porque ahora no solo se trata de vehículos eléctricos, sino, como dice la nueva normativa europea, establecer estos beneficios fiscales según la etiqueta que tengan estos vehículos, para que vayan destinados a aquellos que son menos contaminantes. Y debemos trabajar desde esta nueva posición y cambiar simplemente las propuestas para que cumplan con la nueva nomenclatura.

Por lo tanto, tenemos que darnos prisa en aprobarla y que se ponga en marcha lo antes posible, de forma que empiece a desplegar sus efectos, y entre ellos ayude a aquellos colectivos que han invertido en estos dos tipos de vehículos.

Yo creo que será una medida que puede ser muy beneficiosa a transportistas y taxistas, por ponerles un ejemplo, que pueden invertir en vehículos híbridos con ventajas; también puede ser una vía muy beneficiosa a todos aquellos que quieran vender estos vehículos, pues favorecerá un aumento de las ventas de los mismos; y, por supuesto, beneficiará a los canarios y a las canarias, porque tendrán un ahorro considerable por la compra de este tipo de vehículos. Con lo cual, todo son ventajas.

Con todo lo dicho, está claro que es una rebaja fiscal responsable y meditada, que busca un fin social, en este caso avanzar en nuestra sostenibilidad y en la protección de nuestro medio ambiente y eliminar la contaminación atmosférica como parte de nuestra apuesta para revertir el cambio climático que está produciendo la acción del hombre.

Por lo tanto, tenemos argumentos de peso y más que suficientes para que hoy todos apoyen la aprobación de la toma en consideración de esta proposición de ley. Con lo cual, lo único que me resta es pedirles que voten a favor de esta toma en consideración y, por supuesto, pedirles que entre todos hagamos la mejor ley posible, tanto con la propuesta de enmiendas, pues, como en el trabajo que tendremos en las sucesivas ponencias.

Muchísimas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchísimas gracias, señor Ramos Chinea.

Turno ahora para el otro grupo proponente, Grupo Popular, señor Estalella.

El señor ESTALELLA LIMIÑANA: Gracias, presidenta.

Buenos días, señorías.

El efecto que las actividades humanas tienen sobre el medio natural es una evidencia. El cambio climático es una de las grandes amenazas a las que se enfrenta la humanidad.

Todo esto comenzó en la mitad del siglo XIX con la Revolución Industrial en Inglaterra, como sabemos, y en este momento se marcó un punto de inflexión en la historia de la humanidad y, por ende, en la salud del planeta, modificando e influenciando todos los aspectos de la vida cotidiana de una u otra manera. La producción tanto agrícola como la de la naciente industria se multiplicó a la vez que disminuía el tiempo de producción.

Las investigaciones evidencian inequívocamente que la razón principal del aumento de temperatura del planeta es debido al proceso de industrialización iniciado hace siglo y medio y, en particular, la combustión de cantidades cada vez mayores de petróleo, gasolina y carbón, tala de árboles y algunos métodos de explotación agrícola. Estas actividades aumentan el volumen de gases de efecto invernadero en la atmósfera, principalmente dióxido de carbono, metano y óxido nitroso. Lo anterior ha provocado que los rayos del sol queden atrapados en la atmósfera del planeta Tierra, provocando así un aumento de temperatura.

Corregir los efectos de décadas de industrialización es un desafío mayúsculo y no puede tratarse de lo individual y atañe esta tarea a todos los gobiernos y a todos los ciudadanos. Solo con acciones conjuntas y confluyentes será posible alcanzar el objetivo, revertir la tendencia actual sobre el calentamiento global que supone cambios graves en el planeta como el aumento del nivel del mar, fenómenos atmosféricos extremos, desforestación, desaparición de especies, etcétera.

Desde nuestro ámbito hacemos lo posible para participar en las políticas que disminuyan las actividades contaminantes y que aceleren los procesos que provocan los efectos del cambio climático. Ya estamos en la senda de tener un porcentaje considerable de producción de energías procedentes de fuentes limpias de generación. Están abiertos programas y ayudas para poner en marcha este tipo de instalaciones y existe una conciencia, tanto en las instituciones públicas como a los ciudadanos, sobre la necesidad, diría incluso obligación, de cambiar nuestra manera de producir y consumir energía. Decía que desde nuestro ámbito de actuación, desde nuestra capacidad normativa que es limitada tomamos decisiones encaminadas a promover el cambio, entre estas posibilidades a nuestro alcance está la de modificar algunas figuras normativas e impositivas. De ahí la iniciativa de modificación de la Ley 4/2012, de 25 de junio, de medidas administraciones y fiscales, y la Ley 5/1986, sobre el Impuesto Especial de la Comunidad Autónoma de Canarias sobre combustibles derivados del petróleo.

Para no alargar innecesariamente esta intervención entrando al detalle simplemente haré mención a la intención de la proposición de ley que es bajar hasta el tipo cero del IGIC la compra de vehículos eléctricos e híbridos y también a las bicicletas y bicicletas con pedaleo asistido, y modificar la parte que se devuelve a los profesionales del impuesto que afecta al combustible profesional. Estas son las... contemplando la modificación que ya ha advertido el Gobierno en su escrito y que esperamos también mejoren algunas enmiendas que seguro sus señorías presentarán ante esto.

Estas son las dos modificaciones que pretende la norma y creemos que puede tener un efecto en la composición con el tiempo del parque móvil de Canarias, girando hacia vehículos motorizados con tecnología más respetuosa con el medio ambiente que los actuales motores de combustión tradicional.

Muchísimas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Estalella.

Turno ahora para el Grupo Nacionalista, señor Ruano.

El señor RUANO LEÓN: Señora presidenta. Señorías, buenos días.

Como quiera que esta es una iniciativa conjunta de tres grupos parlamentarios, los diputados que me han precedido en el uso de la palabra ya han hecho una exposición suficientemente clara. Nosotros podíamos, estamos realmente hablando de una ley de política fiscal acerca de determinados tipos de vehículos, ¿por qué no hacemos, no tomamos esa decisión a través de la Ley de Presupuestos? Era una vía. Nosotros introdujimos en su momento esta proposición de ley en septiembre y el propósito era identificar la medida, por esta misma razón también podíamos haber decidido el que pudiéramos simplemente haber hecho enmiendas a la Ley de Presupuestos y con ello producir el efecto de su entrada en vigor el día 1 de enero del próximo año o seguir adelante con esta proposición de ley. Y la razón fundamento de la decisión ha estado en que queremos que la ciudadanía de Canarias identifique la política concreta en materia de las pequeñas cosas que están a nuestro alcance, como señalaba el diputado Estalella, en relación con el cambio climático, y una de ellas, una de ellas, solo una de ellas, es justamente el parque móvil y la contribución que podamos hacer al fomento de determinado tipo de vehículos que son, por propia definición, menos contaminantes, emiten menos partículas NOx a la atmósfera, y, por tanto, eso contribuye a que tengamos más limpio nuestro medio y, con ello, a prevenir, incluso, enfermedades respiratorias, cardiovasculares, en fin, todo lo que se asocia a la contaminación atmosférica.

Con relación a esto no estamos tampoco haciendo una innovación absoluta porque realmente vamos a sustituir una ley de 2010 que ya tenía un tipo reducido sobre este tipo de vehículos; consecuentemente, esto es muy importante.

Sí es verdad que la segunda medida que puntualizaban tanto don Jesús Chinea como don José Estalella, la segunda, la relativa a la devolución del impuesto de combustible de los vehículos híbridos, sí que es novedosa en tanto que en este momento se devuelve parte de ese impuesto a los vehículos profesionales, de los profesionales del transporte, porque la mayor parte de ellos utilizan gasóleo. Este es un combustible que, como se sabe, por prescripción europea va a ir aumentando su coste, se van a ir introduciendo políticas fiscales que gravan la utilización de ese tipo de combustible, y lo que hacemos aquí en esta proposición de ley respecto de los vehículos híbridos -que utilizan gasolina- es que la gasolina sea, para esos profesionales se les devuelva parte de ese impuesto.

Es cierto que la ley es en algunos aspectos, la proposición de ley, en algunos aspectos bastante reglamentista, y en ese sentido supongo que tendremos que hacer algún ajuste cuando recibamos el dictamen del Consejo Consultivo, si el pleno toma en consideración la propuesta, como parece previsible. Pero también es cierto que la ley del 2012 lo es, la Ley del 2012, de medidas fiscales, administrativas y orden social, que contiene, entre otras, la regulación del IGIC, producto de la capacidad normativa que nos dio la ley de financiación del año 2009. Esa ley, como digo, es reglamentista, y eso hace que la propuesta que hacemos también lo sea.

Posiblemente también tendremos que hacer ajustes, como señalaba don Jesús Chinea, con relación a cuestiones que están hoy más actualizadas, a partir del reglamento de la Comisión Europea del año 2017. Ya hay una adaptación en la normativa española, aunque sea solo ahora a nivel de resolución de la Dirección General de Tráfico, sobre las pegatinas, etiquetas, de los vehículos en función de su grado de contaminación -la contaminación cero tiene determinada etiqueta, la contaminación ECO tiene otra, y así hasta dos categorías más-. Por tanto, supongo que será posible que en el ámbito de las enmiendas podamos corregir esto.

Saben todas sus señorías que todos los portavoces estamos emplazados a hacer un calendario de fin de legislatura, que esta Cámara se disolverá previsiblemente a principios de abril, y tenemos un denso escenario legislativo.

Nuestro propósito, el propósito de los tres grupos proponentes, es que esta sí sea una ley futura, una ley que sea aprobada por este Parlamento. Creemos que es bueno que esté identificada por la ciudadanía como una ley singular y que no esté la política fiscal que se contiene en la misma a través de la Ley de Presupuestos, que es una ley general con muchas otras medidas. Naturalmente, las referencias que se hacen al tipo general del 7 % habrá que adecuarlas al tipo general que se prevé en la Ley de Presupuestos del 6,5 %, y las demás son, obviamente, la promoción, digamos, de la compra de ese tipo de vehículos. Y se hace, en general, para propiciar una concienciación ambiental y, obviamente, en un periodo determinado que en cuanto se vaya renovando el parque móvil los ciudadanos o ciudadanas puedan ir adquiriendo a precios razonables este tipo de vehículos, que todavía no tienen los precios adecuados para que sean generalizadamente demandados, y, por otra parte, también, sobre todo en los vehículos eléctricos, la autonomía desde el punto de vista de su carga es todavía escasa, y, por tanto, temas que tecnológicamente con toda seguridad se van a ir resolviendo y van a ir propiciando que renovemos el parque móvil con este tipo de vehículos, ahora apoyados por esta política fiscal que proponemos a través de esta iniciativa legislativa.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Ruano.

Turno ahora para los grupos restantes. Nueva Canarias, señor Rodríguez.

El señor RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ: Señorías, muy buenos días.

Nosotros estamos de acuerdo con las medidas que propone la ley, pero no nos parecen sino una medida más oportunista, maquillaje, puro maquillaje.

La política fiscal es lo más serio que deben hacer las administraciones públicas, sin política fiscal, sin ingresos fiscales no hay Guardia Civil ni seguridad ni sanidad ni educación ni carreteras ni agricultura ni nada; es decir, la política fiscal es la clave de que luego los ingresos que aporta la ciudadanía en función de su capacidad de aporte -que debe ser progresiva y justa- desempeñen las funciones. Y, por lo tanto, no se puede estar tocando la política fiscal a salto de mata, un día sí y otro también, y eso lo hacen ustedes con demasiada frecuencia. Y es mejor ejemplo es la ley del 2017, de presupuestos, y la del 2018, que en base a las presiones, a los intereses, a los efectos propagandísticos, tocan los recursos fiscales de esta comunidad, comprometiendo el gasto y comprometiendo los derechos de la gente.

De la misma manera que también hay que tener una política contra el cambio climático, y este Gobierno no tiene política contra el cambio climático. Esto es propaganda, es para conseguir titulares, para dar la sensación de que ustedes están preocupados por el cambio climático, pero la acción gubernamental en esta materia brilla por su ausencia. Aquí no hay una política de lucha contra el cambio climático, no es una preocupación. Hay 2 200 000 euros en el presupuesto, este año aumenta hasta dos coma dos millones setecientos cincuenta mil euros porque toca hacerlo. Hay cabildos de Canarias que dedican más recursos a la lucha contra el cambio climático que el Gobierno de Canarias. Y hay ejemplos de esta legislatura de gente que ha estado al servicio del Gobierno, concretamente el que fue coordinador el Observatorio Canario de Cambio Climático, que después de dos años y medio se marcha con las siguientes afirmaciones: tras dos años y medio involucrado en tratar de impulsar políticas climáticas en el Gobierno de Canarias puede afirmar, sin ningún género de dudas, que no existe ninguna voluntad política para trabajar sobre este asunto. Y añade: Canarias está desprotegida frente a la emergencia social del cambio climático por la inacción del Gobierno de Canarias. Y concluye en ese informe, después de dos años y medio intentando impregnar al Gobierno de Canarias de políticas de lucha contra el cambio climático, añade: el Ejecutivo debe dar un giro de 180º de manera urgente para que tenga realmente una concepción de sostenibilidad ambiental y trabajar de forma independiente y comprometida en la defensa de los intereses de Canarias, amenazados por el fenómeno del cambio climático, y también promoviendo acciones para reducir sin paliativos las ingentes emisiones de gases efecto invernadero. Y nada de esto está en la agenda del Gobierno, nada. Han hecho esto -y estamos de acuerdo en esta medida, ojo-, han hecho esto para conseguir titulares, para trasladar la sensación de que están preocupados.

Mire, el mundo cambia lentamente, pero cuando cambia, cambia de forma irremediable. Está ya conquistada ante la opinión pública mundial, y la industria es la primera interesada, en que los coches eléctricos se van a imponer. En la próxima década dominarán los mercados porque hay una decisión ya tomada por las grandes multinacionales en la materia. También está tomado por las grandes ciudades en los países más consolidados, más desarrollados, que el tráfico en los ámbitos urbanos tienen que ser esencialmente públicos y que hay que penalizar el tráfico privado. Es cierto que nosotros en estos debates estamos a la cola o al menos la mayoría están a la cola. De manera que está bien bajar del 3 al 0 % el IGIC la compra de vehículos híbridos y eléctricos, nosotros estamos de acuerdo. Pero seamos serios, ¿no?

El año 2016, con el 3 % del IGIC -no con el 7 ni con el 13 ni con el 21, con el 3 %-, se vendieron entre híbridos y eléctricos 690 vehículos sobre 78 000. En el año 2017, entre híbridos y eléctricos -al 3 % del IGIC, que es un IGIC moderado-, se vendieron 1100 sobre 79 000. De los 1,8 millones de vehículos a motor que tenemos en Canarias hay escasamente cuatro mil y pico vehículos híbridos o eléctricos. Su capacidad de impacto en el control de las emisiones es casi ridículo, aunque la intención es buena, pero la intención ha estado impregnado por esto. Y le pongo el mejor ejemplo: fíjense ustedes si son contradictorios ustedes en las políticas estratégicas y la fiscalidad con la política estratégica y la del cambio climático también, entre otras, que en la Ley de Presupuestos que se está tramitando en esta Cámara, ustedes rebajan, primero por exención y luego al 0 %, al consumo de energía eléctrica sin discriminar a los consumidores, que es una medida contraria a la lucha mundial contra el cambio climático, porque hay una de las claves que es la internalización de los costes ambientales a los que la producen y la consumen. Ustedes ponen al 0 % el consumo energético del Siam Park o del Corte Inglés, no importa lo que gaste, y lo equiparan al consumidor de 30 euros. Ustedes con la medida fiscal de eliminar al consumo eléctrico 92 % de fuentes contaminantes lo ponen al 0 % en una medida fiscal oportunista y absolutamente contradictoria en la lucha contra el cambio climático, totalmente contradictoria. Lo que pone en evidencia que no tienen políticas, ni política fiscal ni política contra el cambio climático. Y la Ley de Presupuestos y esta iniciativa lo ponen en evidencia. Y esta iniciativa, que tenía sentido en la lógica del Gobierno meterla en la Ley de Presupuestos, la hicieron aparte para hacerse propaganda, para trasladar la sensación de que están ocupados y preocupados por el cambio climático cuando no hacen nada, no hacen nada, siguen la corriente de lo que hay para intentar quedar bien, y el ejemplo del excoordinador, después de dos años y medio, con su informe absolutamente demoledor de la falta de compromiso del Gobierno en la materia lo pone en evidencia, y lo pone en evidencia también el esfuerzo presupuestario, y de manera, lo pone en evidencia que ahora aquí se incentiva el consumo energético porque se le pone la misma fiscalidad a quien gasta mucho y de forma ineficiente que a quien gasta poco por necesidad. Y eso no puede ser. Hasta el Partido Popular puso en el año 2013 un impuesto a la producción eléctrica justamente por esta razón, porque no hay país en el mundo que no haya incorporado, no hay país en el mundo que no haya incorporado presión fiscal.

Esto hubiese sido más creíble si bajando los impuestos a los coches de estas características... ¿Me permite, presidenta? Bajando los impuestos... (corte del sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo).

... conciliación de la iniciativa porque estamos de acuerdo en esta política fiscal, pero también estamos de acuerdo que a los que contaminan debieran pagar más y ustedes no hacen eso. Ustedes bajan los impuestos a estos y los vamos a apoyar de forma oportunista, de forma contradictoria con las otras políticas fiscales, con las políticas en relación al cambio climático, pero no tocan la fiscalidad de los coches de 90 000 euros, sean de gasolina o de gasoil.

Solo sería creíble una política estricta de defensa de un modelo de combate del cambio climático en materia de contaminación, si tuviéramos una fiscalidad que, como dice todo el mundo ya, quien contamina paga, y ustedes eso no lo hacen. Esto es maquillaje, un golpe de efecto, que está bien, va en la línea correcta, porque hay otros golpes de efecto de ustedes que lo que nos hacen es retroceder. Este avanzaremos poco, pero supongo que algo.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Gracias, señor Rodríguez, turno ahora para el Grupo Parlamentario Podemos, señor Déniz.

El señor DÉNIZ RAMÍREZ: Gracias, señora presidenta, señorías.

Bueno, la situación del clima, esto que se ha llamado el cambio climático, está tan mal que nosotros aceptamos incluso políticas de maquillaje, señor Rodríguez; es decir, está francamente mal. Nosotros hubiéramos querido que al inicio de esta legislatura se presentara una serie de medidas, y además se desarrollaran y se concretaran estas medidas más concretas respecto a eliminar, ¿no?, el deterioro de la atmósfera. Estas medidas, efectivamente, nosotros no las vamos a apoyar.

Por ejemplo, el señor Ruano dice que también la habían... la podían haber planteado ustedes vía presupuestaria. Nosotros hubiéramos apoyado también esa vía presupuestaria, es decir, no sé por qué tenemos que estar ahora tomado en consideración esta ley cuando también, vía presupuestos, se tenía que haber adoptado. Yo creo que hace falta. Esto es una cuestión de valentía política, esto y adoptar también otro tipo de medidas complementarias.

Ahora, si bien el señor Rodríguez dice que es una política de maquillaje, a mí también lo que me parece una contradicción con el discurso de Nueva Canarias es que ayer ustedes hablaron en contra de la regasificadora en Tenerife, y en cambio en los presupuestos, en contra del gas en la comparecencia que hubo sobre el tema del mercado de valores, y resulta que hay una enmienda a los presupuestos, la enmienda 554, donde se apoya con 3 millones de euros a los vehículos de gas, impulsados por gas. Entonces, a mí me parece que es una contradicción flagrante lo que está planteando Nueva Canarias, es decir, que maquillaje es pa' un lado y pa' otro. No nos parece congruente. Una enmienda que, por cierto, nosotros vamos a votar en contra.

Es decir, que si aquí hay, tenemos que adoptar algunas políticas de cambio climático, contra el cambio climático, seamos coherentes todos, ¿no? Y no vengamos tampoco aquí a decir... en fin. Yo creo que hace falta valentía política aunque tomemos medidas que en principio puedan resultar impopulares. Por ejemplo, en el asunto del atasco de la TF-5, que lo sufrimos muchos, estos muchos días, yo creo que no hay una respuesta mágica, por más que alguno de aquí se le caliente el pico a veces diciendo cómo se tienen que solucionar las cosas. El problema es que tenemos ochocientos vehículos privados por mil habitantes, y eso es un problema tremendo, y tenemos también una población y una carga poblacional. Pero es verdad que hace falta asumir con valentía determinadas cuestiones.

Yo creo que es necesario hacer todo lo posible por introducir el vehículo eléctrico, porque ello además va a generar un cambio de mentalidad, todo eso nos va a hacer reflexionar más. Yo creo que la sociedad ahora está preparada, preparadísima, para afrontar determinados cambios desde el punto de vista ecológico. Por ejemplo, a nosotros nos llama la atención por qué el Gobierno de Canarias no adopta ya la prohibición inmediata, tajante, de las bolsas de plástico, por ejemplo. Yo creo que la población actualmente está preparada, preparada para iniciar un proceso de cambio en este sentido, y eso tendríamos nosotros que afrontarlo, aunque tengamos un par de meses de debates profundos sobre esta cuestión, pero también se afrontó el cambio en la legislación sobre fumar en los sitios públicos, aquello resultó problemático, pero ahora me parece que incluso los fumadores están de acuerdo con ese tipo de medidas.

Por lo tanto, necesitamos medidas políticas y valientes. Por ejemplo, nosotros tenemos que empezar a iniciar ya este camino, porque sustituir, por ejemplo, el bien que significa el coche, el parque móvil privado, nos va a costar lo menos a nosotros dos décadas. Es decir, que si nosotros estamos hablando ahora de medidas, estamos pensando que dentro de dos décadas, dentro de veinte años, podríamos estar en una situación mejor que ahora. Por lo tanto, todas las medidas que tomemos son fundamentales. Es decir, nosotros necesitamos tomar medidas y esta política de rebaja fiscal a nosotros también nos parece muy interesante, pero tiene que significar también la ruptura de mercado. Es decir, no puede ser que en aquella comparecencia que el señor Ortega dijo, a principio de legislatura, decía que para el 2030 íbamos a tener cuatrocientos vehículos eléctricos y que tengamos las cifras que se acaban de decir. Y que necesitáramos para el 2030 treinta y ocho mil estaciones de recarga. Es decir, a mí me parece que hoy una medida importante sería, por ejemplo, que haya un acuerdo con las grandes compañías eléctricas del Gobierno de Canarias para implementar un desarrollo de puestos de recarga. Me parece que esto está disuadiendo bastante el mercado, la gente no se arriesga a comprar un vehículo eléctrico, entre otras cosas, porque no sabe dónde lo va a recargar. Porque, además, el sistema de recarga, todo el mundo no tiene un garaje para dejar su coche enchufado, ¿me explico? Entonces, eso, por ejemplo, sería una medida política muchísimo más potente, quizás, que esta medida fiscal, que a nosotros, insisto, nos parece bien.

Porque tenemos datos, en Canarias, pues, por ejemplo, el sector del transporte se consume el 40 % de la energía en Canarias, el 40 % se lo consume el sector del transporte; el transporte privado por carretera estamos en el 88 %. Entonces, son cifras que si ustedes me dicen que en una realidad insular, como la nuestra, no es para tomar medidas drásticas... yo creo que es necesario irlas tomando ya. Porque el vehículo eléctrico, efectivamente tiene ventajas tecnológicas desde el punto de vista de contaminación acústica, desde el punto de vista de menores pérdidas mecánicas, de menor coste de mantenimiento, y lo he comprobado, algunos compañeros tienen un coche eléctrico, y la verdad que cuando se enciende uno no sabe si está encendido o está apagado, es una cosa sorprendente, que, además, incluso va a suponer hasta un cambio cultural a la hora de cruzar las calles, porque uno siempre pone la oreja y resulta que los coches eléctricos no se ven. Pero, en fin, son retos, esto, vamos, tecnológicos y también retos culturales.

La disminución del precio es importante, la reducción de los tiempos de recarga también es importante; hay un reto también tecnológico: mejorar el sistema de las baterías para tener más aguante. Pero a mí me parece que lo más importante en estos momentos, señorías, y es lo que el Gobierno debería acometer, y lo vamos a hacer en una próxima Comisión de Industria, es el desarrollo de las infraestructuras de los puntos de recarga; eso incentivaría muchísimo más a los consumidores a comprar este tipo de vehículos.

La adecuación, evidentemente, del marco normativo también, pero fundamentalmente la creación de una masa crítica, ¿no?, crítica que reflexione sobre a dónde estamos yendo. Porque hay una cuestión evidente, y es que como se decía en pacto de los alcaldes: la lucha contra el cambio climático se va a ganar básicamente en las zonas urbanas, en las zonas urbanas que es donde, además, en macrociudades, como tenemos en Las Palmas de Gran Canaria o el área metropolitana de Santa Cruz de Tenerife y otras que están creciendo, pues ahí tenemos que hacer una política importante de subvenciones. Por ejemplo, el Gobierno debería de estar también fomentando proyectos piloto con flotas de... públicas y privadas.

En definitiva, a nosotros nos parece que esta propuesta es bastante interesante, ¿no? Y nosotros decimos, y las dudas que tenemos, es sobre la primera cuestión del vehículo híbrido eléctrico. Nosotros tenemos un problema y presentaremos enmiendas, nosotros creemos que tampoco es la cuestión de bonificar al cero a los vehículos híbridos, hay transición energética. Por eso nosotros no nos vamos a aceptar que también bonifiquemos a híbridos con combustible fósil.

Gracias.

La señora PRESIDENTA: Gracias, señor Déniz.

Turno ahora del Grupo Socialista, señor Álvaro Lavandera.

El señor ÁLVARO LAVANDERA: Gracias, presidenta.

Bueno, primero quiero empezar por felicitar al señor Rodríguez, su intervención la compartimos por completo. Felicitar también al señor Déniz, gran parte de su intervención también la compartimos. Felicitar al señor Estalella, porque haya abandonado las tesis del primo de Rajoy, que negaba el cambio climático. Y felicitar también al señor Ruano, porque ha sido honesto y ha dicho que esto es una ley singular, porque le quería dar cierta propaganda.

Es verdad que esta ley está improvisada, tiene muchos defectos, ustedes mismos han reconocido que tienen que enmendarla, ¿no? La mala clasificación de los vehículos según la contaminación, el tema de que aparece el 7 % cuando ustedes apuestan por el 6,5 %, y yo creo que de algunos aspectos más, como por ejemplo decir que un vehículo pueda acceder a beneficios fiscales en biocombustible por tener dos depósitos, sin especificar que uno de esos depósitos debe de tener uso de biocombustible.

Nosotros a esta ley, como ya se ha dicho, tiene dos partes. Una parte, el reconocimiento a la devolución, al derecho a la devolución de la gasolina para aquellos vehículos híbridos de uso profesional, ese es un aspecto que mi compañero Gabriel Corujo ya lo dijo a finales del año 2016, y cuando no ha sido hasta ahora que se va a hacer la modificación, pero es lógico que no se puede penalizar al que apuesta por un vehículo híbrido frente al vehículo de gasóleo, en eso estamos totalmente de acuerdo.

Y me gustaría hacer un repaso a las ventajas fiscales que tiene el coche eléctrico y las ayudas que tiene el coche eléctrico hoy por hoy. El programa VEA, del Estado, de ayudas a la compra de vehículos eléctricos y a la instalación de puntos de recarga; el impuesto de matriculación, donde también tiene... está bonificado; el impuesto sobre vehículos de tracción mecánica, que los ayuntamientos tienen la potestad de bonificar hasta el 75 %; incluso el IRPF, el pago en especie de los vehículos que hacen algunas empresas, si es de reducción de emisiones, si está en la clasificación Euro6 tienen un 15 % de reducción, si son híbridos un 20 %, si es un 30 % eléctricos, ¿no?, y si es eléctrico un 30 %. Bueno, tienen muchas ayudas y muchas subvenciones, pero no se venden coches eléctricos.

Estamos en una comunidad autónoma con altos índices de pobreza, ¿ustedes creen realmente que por bajarle el IGIC a un Tesla o a un Audi e-tron se van a comprar coches eléctricos los canarios y las canarias? ¡Aunque tuviesen puntos de recarga! Esta es una medida para ricos, y como medida para ricos nosotros la vamos a enmendar. Porque estamos de acuerdo: va a ser difícil. Antes el tipo del IGIC estaba incrementado en función de la potencia, del caballaje de los vehículos, claro, ahora no podemos ir en función de la capacidad de la batería, porque sería un contrasentido, pero yo les animo a que entre todos busquemos una innovación legislativa para que alguien que se quiera comprar un vehículo eléctrico de 100 000 euros no tenga un beneficio fiscal, si les parece razonable. Porque, desde luego, poner este énfasis e ímpetu en medidas para ricos, bajo el mantra de la sostenibilidad, a nosotros nos parece que no es positivo, no es positivo, porque el vehículo, como mínimo, te cuesta treinta o cuarenta mil euros, mira, está bien, pero vehículos de 100 000 euros... El que se quiera comprar un Tesla que lo pague, no tiene por qué tener ningún beneficio fiscal, por muy ecológico que sea.

También quiero hacer una referencia a la enmienda de la que antes hablaba el señor Déniz con respecto al gas. Los grupos que apoyan al Gobierno, el tripartito más Nueva Canarias, se hacen eco de una demanda industrial, que es una subvención de dos millones y medio de euros para modificar o adquirir vehículos industriales que pasen de gasoil a gas. Yo conozco empresas en Canarias que sin ningún tipo de ayuda han hecho la conversión de gasoil a gas, porque el ahorro en combustible es de un 30 %, ¡es que se paga solo! Cuando hablamos de que los sectores liberales critican el intervencionismo y que debe ser todo regulado por el mercado y después con una ligereza tremenda le damos dos millones y medio de euros para algo que se amortiza solo, y, sin embargo, cuando presentamos enmiendas que tienen que ver con la pobreza, con la sanidad y con la educación son sistemáticamente rechazadas, nos preguntamos cuáles son las prioridades de la política en esta Cámara.

Dicho esto, decirles que es una medida transitoria, que será el avance tecnológico el que haga que los vehículos sean asequibles o no a la ciudadanía en general, que esto, desde luego, es potenciar una vez más la movilidad individual, no la movilidad colectiva, de hecho los..., pensé que iban a poner guaguas, ¿no?, pero pone: autobuses y autocares tributan el 7 %; claro, difícil que sean eléctricos hoy por hoy. Pero, como les digo, esta ley pasará a la historia, porque cuando la evaluemos dentro de un año veremos que quien realmente se ha beneficiado será aquel que se compre un Tesla y en vez de pagar 107 000 euros pagará 100 000 euros.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Álvaro Lavandera.

Señorías, llamo a votación para la toma en consideración.

(La señora presidenta hace sonar el timbre de llamada a votación). (Pausa).

Señorías, ocupen sus escaños.

Comienza la votación. (Pausa).

Señorías, 48 votos emitidos: 48 sí, ningún no y ninguna abstención.

Más información
Otros formatos
  • Formato PDF Formato PDF
Iniciativas tratadas
  • 9L/PPL-0029 Sobre Por la que se fija el tipo cero aplicable a la entrega, importación, arrendamiento o ejecución de obra de determinados vehículos en el Impuesto General Indirecto Canario, y se establece el régimen de devolución del combustible profesional en el Impuesto especial de la Comunidad Autónoma de Canarias sobre combustibles derivados del petróleo.